Publicidad

miércoles, mayo 04, 2005

Como hace 107 años.

Hoy me levanto con la enésima soberana chorrada que suelta el Ibarra. Y como suele ocurrir, sigo sin hacerle caso. Supongo que es muy dificil para alguien que vive donde vive hacerse cargo de lo que tenemos que padecer los que vivimos en Catalunya simplemente por el hecho de vivir aquí (sean catalanes o no). Peajes por todos lados- hasta para aparcar- desde hace decenios, colapsos circulatorios a todas horas, infraestructuras que no llegan, vivienda imposible... pagas una burrada por todo para no tener practicamente derecho a nada.

¿De que sirve tener un Hospital a menos de 2 kms, si para hacer estos dos kms tardas un mínimo de 20 minutos? En fin... es mas de lo mismo, pero no hay peor ciego que el que no quiere ver, que dice aquel.

De mientras, los políticos en Madrid se sacan los ojos entre si España se va a la mierda o si no se va por el hecho de dar una cierta autonomia fiscal a Catalunya, cuando curiosamente el Pais Vasco y Navarra ya la tienen. No me digan que los cuartos andan por medio, que no me lo creo... :-P

El problema estriba en que todo este discurso ya se produjo hace poco más de 100 años cuando la pérdida de Cuba, pero curiosamente los becerros que tenemos por políticos -no se escapa ninguno- no quieren saber, ni aprender, de errores pasados. Si no hubiese sido por los políticos de entonces y por su cazurrería, Cuba, Puerto Rico y Filipinas hubiesen sido territorios españoles de hecho, de derecho, y lo que es mas importante, de sentimiento.

¿Que pasó? Simplemente pasó que los cubanos, portorriqueños y filipinos, pero sobre todo los cubanos, solicitaron una cierta autonomía de Madrid y la equiparación de los derechos de los mestizos con los de los peninsulares. En el Congreso, bipartido entre los Conservadores de Cánovas y los Liberales de Sagasta, se estiraron de los pelos sobre si era un atentado a la integridad de España y tildaron de separatistas a los cubanos. Los cubanos en aquel entonces se hubiesen contentado con un cierto grado de autonomia que Madrid no quiso ni oir hablar. El descontento entre las clases bajas cubanas fue in-crescendo, siendo aprovechado por EE.UU. para meter cizaña y atraerselos a su orbita de influencia. Madrid, decidió enviar al ejercito a defender "sus intereses". La guerra estaba en marcha.

El ejército español no conseguia controlar la situación y la cosa fue a peores, y cuando los cubanos -con la ayuda inestimable de los yanquis- tenian a tocar de mano la victoria - y por ende la independencia-, desde Madrid se descolgaron con una proposición de autonomia para la isla. Demasiado tarde. La avaricia rompió el saco, y de tener el todo, se quedaron sin nada. El 10 de septiembre de 1898 se firmó el armisticio de Paris, y se perdieron los grandes mercados que representaban entonces Cuba, Puerto Rico y Filipinas. España entró en una espiral de disloque interno que acabó, años a venir, en la Guerra Civil.

Esto ocurrió una vez, Dios no quiera que estemos entrando en la repetición de la historia. Una historia que puede evitarse si hay cierta inteligencia. Inteligencia que nuestra clase política no está demostrando en absoluto.

Como hace 107 años.

6 comentarios:

oserlaj dijo...

Hola! En tu post detecto cierta insinuación sobre una posible guerra de mantenerse la situación actual. Desde luego no es comparable el desastre de territorios colonizados como Filipinas o Cuba con la situación actual. Eso sí, te apoyo y comprendo que como catalán la falta de respeto de su comentario te haya molestado.

Ya sabemos todos cómo es Ibarra, como presidente de la Comunidad Autónoma "menos rica" del Estado le concederé el derecho a la pataleta.

Ireneu, te doy la razón en lo que ocurre en Cataluña, lo de los peajes no tiene perdón, no sé cómo no protestáis hasta que se vean obligados a quitarlos. ¿Con la cantidad de impuestos que pagáis no es suficiente? ¡Fuera los peajes ya!

El inadaptado dijo...

No, no creo que ocurra lo que pasó entonces. Tengo esperanzas en que si vuelve a estallar una guerra civil, el pais se vaya a hacer puñetas para siempre. Porque mira que nos lo estamos ganando, ¿eh?

Ireneu dijo...

Oscar, yo, personalmente no creo - o digamoslo mejor- no quiero pensar que pueda existir peligro de confrontación, pero una cosa es evidente: las ollas a presión, necesitan espitas para evacuar el exceso de presión y no que les tapen todas las salidas, como se está haciendo. Los peajes? no dejan de ser una piedra mas en nuestra lapidación diaria.

Por cierto, estuve viviendo un tiempo en Cáceres y te aseguro que no viven en la indigencia exactamente. No por tener mas se vive mejor. Para tener la calidad de vida que ellos tienen con 200 euros, yo necesito 600. No se quien es mas pobre.

Ireneu dijo...

j+mc, soy del pensar que este pais se ha de reestructurar convenientemente si no queremos tener conflictos larvados al mejor estilo Balcanes. Una España federal es posible, si Espe quiere, claro.

odyseo dijo...

Concuerdo contigo en la necesidad de utilizar la inteligencia política y la visión a larga distancia e tempo, pero la compación que usas no la considero en nada adecuada (no es comparable).
Saludos

Ireneu dijo...

La historia se repite constantemente, Odyseo, y mucho me temo que estamos en un remake de una película que ya fue en su momento una auténtica aberración. Habrán cambiado los actores, pero no la obra.