Publicidad

viernes, mayo 27, 2005

La inviolabilidad de la inocencia humana.

Yo no llegaré jamás a comprender cómo el ser humano ha llegado a los extremos de degradación a los que ha llegado últimamente. Jamás llegaré a comprender los motivos que llevan a una persona en su sano juicio a grabar en video la violación de un niño de 1 año y venderlo. Jamás comprenderé qué lleva a una familia a ceder a sus hijos para estas barrabasadas por dinero. Jamás comprenderé lo que mueve a un adulto a buscar placer sexual en una criatura que aún no sabe ni andar. Jamás. Supera mi capacidad de raciocinio.

Uno se queda sin palabras, y cualquier expresión pasa obligatoriamente por expresar el asco que me producen esas inmundicias humanas, esas escorias de la sociedad que no dudan a destrozar la vida de un inocente niño por un momento de narcisista placer sexual. ¿Qué está fallando en esta sociedad que se producen estas aberraciones?

No me sirve que ahora las defensas esgriman que sus defendidos eran enfermos mentales, porque no lo eran: alguien que se gana una beca Erasmus, hace de webmaster, organiza eventos públicos y trabaja de reportero para un diario deportivo, no es un enfermo mental. Tal es el caso de uno de los acusados, de 23 años.

Uno, puede estar de acuerdo con unos u otros, ser de izquierdas o derechas,a favor o en contra de tesis más o menos enfrentadas, pero si hay algo en lo que tenemos que estar de acuerdo todos es en señalar lo que separa las personas de los animales, y estos hechos son una frontera clarísima. Frontera clarísima que diferencia el ser persona, Homo sapiens, y una vulgar bestia inmunda que no merece ni el apelativo de "persona".

Habrá algún extremista que propugne la pena de muerte de este tipo de alimañas sociales, pero, aparte de que creo que el matar o no matar (justificado o no) es otra de las fronteras claras de diferenciación del género humano de las fieras, pienso que no sirve para nada, ya que alguien así no se hace, nace.

Una buena justicia no dejaría salir en la vida ese tipo de degenerados, ni por motivo humanitario, ni por leyes, ni por nada, pero por desgracia la justicia solo funciona correctamente -e incluso con exceso de celo- si hay votos o dinero en juego, cosa totalmente lamentable ya que lo máximo que podemos aspirar es a que los dejen en libertad cuando ya nadie se acuerde del asunto. Si no les hacen declarar a los niños afectados cara a cara a estas alimañas, aún iremos bien.

Lo que más rabia me da es que hemos llegado a un punto en que la vida y dignidad humanas no tiene ningún valor. Ni siquiera la de un niño.

6 comentarios:

El inadaptado dijo...

Hace mucho que llegamos a ese punto. Parafraseando el dialogo de esa famosa anécdota de Groucho Marx (que no se si es cierta o no), lo que somos ya ha quedado claro; solo falta discutir el precio...

Miércoles Adams dijo...

Cuando aún no me he recuperado de que a las niñas agredidas por el profesor de Karate, el juez, cerrilmente (ese hombre tiene hijos/as, o por lo menos entrañas?) las haga declarar como si las delincuentes fuesen ellas, la tv me muestra la imagen de un pederasta con pinta de universitario responsable, que es un autentico monstruo. Sean esas fotos verdaderas, o producto del photsop, no cabe duda que su autor es una aberración de la raza humana, ojo, no un enfermo, sino un cancer. El y el resto de los pervertidos que difundieron esas fotos.

Ireneu dijo...

J+mc, que asco de vida entonces, ¿no? Somos importantes en tanto tengas dinero, pagues y votes. En el momento que no lo haces, eres una mierda. Bonito, bonito... y aún hay gente que quiere "conservar". ¿El que? ¿La mierda?

Miércoles, lo más penoso es que un niño tenga que demostrar en público su inocencia. Algunas veces pienso que al juez se le tenia que pegar una patada en los huevos y ,después, que demuestre si es verdad que la ha recibido. Son funcionarios de los sentimientos y dignidad humanas y que aplican las leyes "porque son unos mandados". Que asco.

Ismael dijo...

Yo lo tengo claro, los pasaba por el cuchillo.
Sin perdón.
Yo estoy en contra de la pena de muerte porque no creo que la justicia sea infalible, pero si hay pruebas gráficas, como parece que hay, enculada y cuchillo, así de simple.

Strange Angel dijo...

Suscribo hasta las comas. Y no me consuela pensar que probarán su propia medicina (en la carcel tardarán poco en ponerles el trasero como la bandera de Japón)Odio la violencia. Sin paliativos. Y más allá de lo que les suceda, sólo espero que las heridas de esas criaturas cicatricen pronto.

oserlaj dijo...

La verdad es que hasta dónde vamos a llegar...yo creo que deberían caparlos, ya que no creo que los gustos sexuales puedan cambiar.

Qué le vamos a hacer, es el lado oscuro de Internet, en el que bestias asquerosas como estas se juntan e inventan la manera de joderle la vida a unos niños. Espero al menos que al ser tan pequeños no les queden secuelas psicológicas. Saludos a todos!