Publicidad

jueves, octubre 20, 2005

El obsoleto dinosaurio de la pesca

Uno de los múltiples conflictos laborales que se están produciendo en estos días es el del sector pesquero. Ellos, en sus reclamaciones, solicitan un gasoil más barato -subvencionado si puede ser- o una exención del pago de la Seguridad Social durante un año, una bonificación del 60% del IRPF, la exención del pago del impuesto de sociedades y mejoras en las tasas portuarias. Me parece muy bien que intenten sacar lo que puedan, pero considero que mantener a la obsoleta flota pesquera más grande de Europa a base de subvenciones es tener un rostro bastante duro.

España tiene una flota pesquera absolutamente desproporcionada para el territorio que posee -18.900 barcos- y por si sola corresponde a una cuarta parte de la flota total Europea. Esta flota es superior a la de Francia y Reino Unido juntas y tan solo la de Galicia ya supera con creces la de todo Portugal. Demencial.

Si tenemos en cuenta que los países solo tienen autorización de pesca en sus propias aguas jurisdiccionales y que los que disponen de caladeros potentes dan permisos limitados de pesca a los barcos extranjeros -la justa fama de “pirañas del mar” que tenemos no ayuda mucho a conseguir permisos- , nos encontramos con que buena parte de los pescadores han de vivir de las capturas que obtienen en las aguas españolas. ¿Resultado? Unos caladeros sobreexplotados al máximo que obligan a hacer cada vez muchos más kilómetros que antes, con unos costos de gasóleo constantemente al alza y que hace que se arramble hasta con las piedras.

En esta situación, querer que se sostenga la forma de vida de unas 60.000 personas a base de talonario estatal, habiendo una cantidad ingente de industrias y comercios que se han tenido que ir al cierre y cuyos trabajadores se han tenido que buscar las algarrobas como buenamente han podido, lo encuentro de una injusticia suprema y un agravio comparativo pavoroso.

La pesca ha cambiado a peor y toda la actual flota es una simple rémora de la época del desarrollismo franquista; un gato al cual nadie ha puesto el cascabel de la modernidad. Dinamarca, con una flota que es una quinta parte de la española obtiene más capturas que España. ¿Es razonable seguir aguantando un sector en franca decadencia debido a su propia exagerada actividad? Ni es bueno medioambientalmente hablando, ni lo es para la economía del país.

Los pescadores siguen en huelga sin salir a la mar. ¡Y que dure! Será la única forma de hacer que desaparezca la mitad de las barcas y, de paso, permitir que el mar se recupere lo suficiente como para que las que queden puedan vivir decentemente.

Pan para hoy y hambre para mañana. Somos egoístas hasta para eso.

3 comentarios:

scape95 dijo...

Si se hubiera sido más prudente en la explotación de los mares, quizá muchos (o todos) de los que viven de ello mar podrían seguir haciéndolo. Técnicas de pesca destructivas de los fondos marinos, de los corales y de "especies no comerciales", etc.

chin dijo...

Eso y a ver si baja el precio de las anchoas. Hoy he comido lubina de granja. A 6 euros el kilo casi.

Chiringui (Trepanador) dijo...

Si, todo cierto. Pero se paga para recibir esas subvenciones, no lo olvides, y si lo que se quiere es eliminar parte de la flota, deben ofrecer una opción, todo el mundo tiene derecho a un trabajo.

Algo curioso ¿Sabes que se estan destruyendo 100.000 puestos de trabajo en Europa desde la vifncia del libre comercio?