Publicidad

martes, octubre 25, 2005

Nubes de cemento armado.

Ayer se estrelló una avioneta contra una grúa de un edificio en construcción de las inmediaciones del aeropuerto de Sabadell, desde el cual había despegado momentos antes. Tras el accidente, todo el mundo por aquellos barrios se ha movilizado para forzar a AENA a trasladar aquel aeródromo por su peligrosidad. Sin embargo, si somos justos, lo que se tendría que forzar es que los ayuntamientos desalojen los edificios que se encuentran en las cercanías y proceder a su derribo. ¿Radical?, sí, pero al Cesar lo que es del Cesar y a Dios lo que es de Dios.

El aeropuerto de Sabadell fue construido en 1934 en unos campos alejados de cualquier zona urbana colindante, con lo que suponía un riesgo bien bajo para ellas. Con el tiempo las poblaciones de los alrededores comenzaron a crecer, pero no fue hasta la época de los 60-70 que debido al desarrollismo franquista empezaron a crecer las poblaciones absolutamente desordenadas, sin ninguna planificación y atendiendo solamente al criterio de sacar el máximo dinero en el menor tiempo posible. Vigilar por la seguridad, tanto de los usuarios del aeropuerto como de los habitantes de los edificios colindantes, era baladí por cuanto lo que estaba en juego era una buena saca de billetes para los constructores y promotores.

Al llegar la democracia, aquello cesó, pero la construcción incesante de cada vez más inmuebles no, aumentando con ella, cada vez más los accidentes y sustos. Y todo ello debido a que en estos últimos años, gracias a la actual coyuntura de especulación urbanística, los ayuntamientos están aprovechando hasta el último palmo de terreno disponible para edificar y así procurarse unos pingües ingresos con que pagarse sus cada vez más caros caterings pre-electorales. Antes se veía alguna que otra avioneta aterrizando en la autopista que construyeron al lado, pero ahora los aviones ya están dando de comer -literalmente- a los niños en sus propias casas.

¿A que viene ahora quejarse de un aeropuerto que lleva 71 años en el mismo sitio? ¿Acaso cuando se compraron los pisos se ignoraba la existencia de dicha infraestructura? ¿No sería más lógico forzar a los ayuntamientos para que trasladasen la población que fue mal ubicada desde un primer momento? El que las soluciones sean caras, no impide dar la razón a quien realmente la tiene.

Y si pensamos mal… ¿no será que los ayuntamientos implicados están haciendo un “mobbing” urbanístico al aeropuerto de Sabadell para forzar a que dejen los terrenos en que está ubicado y de esta forma ganar espacio en los que edificar y seguir así aumentando las recaudaciones de las arcas consistoriales? Las incógnitas, con dinero por medio, suelen ser menos incógnitas.

A la postre, por mucho que tengan la razón y por más que sea injusto, los que tendrán que “volar” serán los del aeropuerto. El cemento armado es mucho más duro, resistente y ambicioso que la volátil y olvidadiza justicia y no tiene reparos en cobrarse vidas humanas si es necesario.

Y esta vez han sido cuatro.

6 comentarios:

scape95 dijo...

También habrá que ver por qué se caen tantas avionetas, porque eso tampoco es normal.

Tbo dijo...

Un suceso lamentable, siempre se protesta ante lo irreparable.

En mi opinión la grua invadia el espacio aereo.

chin dijo...

Más que probable, la operación de "mobbing"

Chiringui (Trepanador) dijo...

Mira, yo viví toda mi infancia al lado del aeropuerto y para que cuatro capullos se paseen en avioneta, no necesitan ese espacio.

Ni mobbing ni leches,son fantasmones inútiles que se estampan en pisos de gente normal, no creo que lo hagan a posta.

Es que ademas no solo van allí a despegar y aterrizar, siempre se han visto avionetas haciendo el capullo por allí. En el festival aereo cada año han pasado reactores a toda mecha, es divertidisimo sobre todo para la gente que les rompia las ventanas de sus casas.


Que lo cierren de una vez, que todas las ciudades que estan cerca lo desean

odyseo dijo...

hummmmm corrupción de altos vuelos!!!!

Anónimo dijo...

Oye chiringui... es muy fácil lanzar tantas acusaciones detrás de una máscara azul, verdad?