Publicidad

jueves, noviembre 03, 2005

El prohibido derecho a debatir

Ayer tuve la valentía de ver en directo unas cuantas horitas del debate sobre el Estatut. Un poco del principio y por la noche hasta las votaciones. Y la verdad que resultó bastante ameno. Ameno para saber del palo que va cada uno, menos los de Coalición Canaria, que yo todavía no me explico que dijeron.

El papel más patético fue, sin lugar a dudas, el del PP. Su obcecamiento tal en sus posiciones demostró una vez más que su único juego es ir a reventar el gobierno de Sosomán. Lo demás le importa mil pares de pepinos. Ellos, simplemente se oponen. A lo que sea, pero se oponen. Tanto da que el debate vaya por unos derroteros y ellos salgan por los cerros de Úbeda. Para ellos, su demonio particular y único es ZP y hay que cazarlo. La excusa ahora es el Estatut, mañana será lo que sea.

Se han quedado solos. Solos en zafiedad, en mala educación, en acritud, en un estilo de debatir barriobajero y vacío absolutamente de contenido, y, porqué no decirlo, en resentimiento electoral. La cúpula que todos conocemos se niega a cualquier cambio, negando a los demás el más democrático de los derechos, el debate. Gritar, patalear e insultar se convierten en argumentos de total validez para imponer sus ideas. Si tenían algún atisbo de razón, con sus maneras groseras lo han perdido totalmente.

Han enarbolado unas banderas que se han tomado como suyas, con un estilo prepotente y mafioso en el que o piensas como ellos o estas contra ellos. Esa es la sombra del "bigotes" que de tan alargada ha convertido un partido de derecha moderada (centro -derecha, según él) en un partido reaccionario, tradicionalista y clerical al cual solo una delgada linea roja separa de ser un partido de extrema derecha. Se han comido totalmente el centro español. Mal asunto para España.

De Catalunya hablaron todos menos ellos, ya que como no les interesaba, hicieron caso omiso hasta de los tres ponentes. Rajoy solo dijo que él defendía a todos los catalanes... que pensaban como él, claro, porque si el 90% del Parlament está a favor del nuevo estatuto y las encuestas dicen que un 71% de la Ciudadanía también lo está
ya me explicará quienes eran "todos los catalanes". Bueno, tambien se le puede perdonar, porque el bueno de Rajoy, simplemente es la "voz de su amo". Me consta que es un cachondo y si no tuviera quienes tiene detrás, su talante sería muy diferente, pero... el "conducator" y su curia tienen mucho peso. Demasiado.

Al final, como era previsto, el Estatut pasó el primer cedazo. Ahora toca pasar el turmix del debate Constitucional y ya veremos por donde van las cosas.

Ah! y lástima que sea catalán, porque me declaro Labordetista convencido.

Yo, ayer, tambien les hubiera dicho... "Hala! A la mierda!"

5 comentarios:

chin dijo...

Yo también quería verlo pero inevitablemente me dormí. He leído hoy las intervenciones en la prensa.

El PP perdió el "norte", hace tiempo y será por mi ingenuidad innata que no me preocupa.

Por lo demás estoy gratamente sorprendido por el resultado y confío en que la negociación no sea muy larga.

scape95 dijo...

Copio un comentario que acabo de hacer aquí:

Es un espectáculo, nada más (y nada menos) que un espectáculo. Todos son actores, una especie de 'reality'. Su "trabajo" es hacer que se pelean, o hacer que son amiguitos, según las épocas, según sus intereses de cada momento. Todos mienten. Todos.

[Por cierto, creo que te gustaría el blog de Diencéfalo (no sé si lo conoces). Sois dos personas inteligentes y bien informadas y, a pesar de las lógicas y sanas discrepancias políticas, creo que os caeríais bien]

laceci dijo...

Yo también coincido en el comentario sobre diencéfalo, sois de ideas distintas, pero te gustará.

Yo paso de ver esas cosas y menos por la tele...no los aguanto.

odyseo dijo...

CReo que el PP y su estrategia están haciendo un flaco favor a los que somos contrarios a los excesos del nacionalismo, porque están consiguiendo herir la sensibilidad de todos los catalanes y hacer que se unan alrededor de un proyecto que no creo que la mayoría de ellos conozca o comparta.

Miércoles Adams dijo...

Todo este tema se está volviendo un despropósito. Es normal renovar los Estatutos (pero todos, no sólo el Estatut) porque es una legislación que se está quedando corta. Lo que no es normal es todo este circo. Lo que se está consiguiendo es acrecentar el odio entre Comunidades, algo que nos perjudica a todos.