Publicidad

miércoles, enero 18, 2006

Corre,corre, que viene la OPA.

Hace unos días, alguien que sabe de que va la cosa, me comentó ¿sabes porqué Endesa se ha opuesto frontalmente a la OPA de Gas Natural? Yo, hasta entonces, pensaba que lo que realmente movía a tan exagerada reacción de oposición a una fusión eran los juegos políticos que se llevaban entre sí los dos mayores partidos del país, pero no parece ser esto, o mejor dicho, no solo es esto. El hecho de que Endesa haga ostentación del 154% de aumento de beneficio durante el 2005 respecto el 2004, confirma las tesis de mi cualificado interlocutor.

Según parece, el quid de la cuestión está en que Endesa para ahorrarse reparto de beneficios entre los accionistas rebajó de forma artificial durante años los beneficios reales, a costa de rebajar el valor nominal efectivo de la empresa. En pocas palabras, estaban estafando a los accionistas.

El asunto les funcionaba correctamente gracias a la ingeniería contable, pero como todo engaño, corrían sus riesgos. El hecho de que el valor nominal de las acciones a la venta fuera bajo, implicaba que su capital social también era bajo y dejaba la puerta abierta a que cualquier empresa intentara absorberla, sin embargo, tal como estaba el mercado, era muy difícil que ninguna empresa se le ocurriera hacerlo. Pero como siempre pasa, Murphy hizo su presencia. Bueno... Murphy y los políticos.

Los continuos apoyos económicos de los órganos directivos de Endesa al PP y la fuerza económica del grupo Gas Natural –respaldada por La Caixa y próximo al gobierno socialista- hicieron que se lanzara la OPA hostil hacia Endesa. Si la empresa estaba “tan barata”, vamos a comprarla, se dijeron. Evidentemente sabían lo que se estaba cociendo allí dentro, pero es muy posible que si no hubiesen sido tan descaradamente pro PP, la tal OPA no se hubiese producido.

Es en el momento que se destapa la caja de los truenos de la OPA de Gas Natural, cuando les entra la prisa para “arreglar” el desaguisado, ya que en caso de hacerse efectiva han de traspasar todas las cuentas a la nueva directiva, quedando entonces en evidencia y pudiendo ser denunciados si hay alguna irregularidad.¿Solución? aumentar los beneficios y empezar a repartir dividendos extraordinarios como un loco entre los accionistas a fin de igualar el Valor nominal de las acciones con el real y alcanzar el verdadero capital social de Endesa. El summum llega hoy, en que la empresa, como por arte de birli-birloque, ha tenido unos beneficios netos record en su historia: 3182 millones de euros (más de medio billón de pesetas), el 154% más que en el 2004.Ahí es nada.

Toda la polémica se ha suscitado, sencillamente, para demorar lo máximo posible la OPA, ya sea basándose en querellas, malas artes, insultos gratuitos, etc. Remover la mierda para, de mientras, ellos poder ocultar sus fraudulentos teje-manejes y poder seguir manteniendo su particular gallina de los huevos de oro. ¿Qué se juegan que si al final no se llega a hacer la OPA, vuelve a bajar la cotización de Endesa?

Lo que hace el ser rico, oiga...

2 comentarios:

TST dijo...

Ostras!!!!!

SebastianDell dijo...

Mira, de lo que se entera uno.

Aunque al final, pase lo que pase, siempre ganan los mismos. Lo que tú mismo dices, es lo que tiene eso de ser rico.

Y la verdad es que podrían hacer un turno rotativo, que yo siempre he sido probe... y honrado.