Publicidad

sábado, enero 07, 2006

La bananera imbecilidad golpista.

Si alguien pensaba que España era un país moderno, europeo y avanzado, con unas instituciones que trabajan en pro de la ciudadanía, que se lo quite definitivamente de la cabeza. La democracia no se sabe lo que es, el racismo es un arma política y el militarismo fascista está a la orden del día. Y si quieren alguna prueba irrefutable ahí tienen la arenga golpista que el teniente general José Mena Aguado hizo ayer en las celebraciones de la Pascua Militar en Sevilla, en que proclamaba que el Ejército tendría que aplicar el artículo 8 de la Constitución y defender la unidad del país si algún Estatuto de Autonomía sobrepasaba los límites de la Constitución. Ruido de sables; paradigma del estado democrático.

Si este fuera un país moderno, avanzado, donde la defensa de sus ciudadanos sea una obligación inalienable, y no una república bananera donde los altos poderes económicos y militares lo único que hacen es vigilar por sus propios beneficios y por mantener sus cuotas de poder y sus ideologías políticas obsoletas, no existiría dentro del seno del ejército una tendencia golpista tan marcada, porque, seamos francos, si hay un personaje de tan alto cargo que ha sido capaz de largar tal soflama hay doscientos que no se han atrevido pero que comparten dicha idea. Y eso, al ciudadano normal, da miedo.

Ahora toca depurar cargos para evitar veleidades golpistas de “salvadores” de patrias iluminados, cuyos referentes demócratas se reducen a Pavía, al General Sanjurjo y a Tejero. ¿Se podrá hacer? Es posible; el ministro Bono le ha metido al General, de momento, 8 días de arresto domiciliario previos a su destitución del Ejército, pero lo que no se podrá hacer es desterrar la semilla de la discordia que media docena de mediocres, ineptos, ambiciosos, resentidos e hipócritas políticos de la derecha española han sembrado -y siguen sembrando- en este país. Para ellos los réditos políticos y las poltronas son su objetivo de vida y si para ello tienen que saltarse la norma democrática con la excusa vana y electoralista de la “defensa” del país, su moral no se lo va a impedir.

Primero fueron los vascos los perseguidos por “brujería” y los crucificaron sin piedad. Ahora nos toca a los catalanes, pero con un guión diferente. Por lo visto nos tienen miedo porque utilizamos sensu strictu los canales autorizados, dejando en evidencia que los canales son autorizados siempre que a los de siempre les sirva para mantener sus cuotas de poder. De esta forma, los que se opusieron a la Constitución en el 78 son sus principales valedores en el 06. Hilarante.

Hay miedo, por uno y por otro lado, y si un país ha de sostenerse con cimientos de terror, bien difícilmente podrá avanzar en ningún sentido. Una España temerosa de Catalunya y en pie de guerra contra ella no aprovechará los beneficios que ella puede reportar -y de hecho reporta- al conjunto del Estado. Una Catalunya continuamente temerosa de España difícilmente tendrá un sentimiento de pertenencia y tenderá al separatismo tanto más radical cuanto más radical sea el ataque sobre ella, creciendo ambas absolutamente divergentes. Solo la fuerza bruta sostendría la “unidad” de España. Si la inteligencia no se sobrepone a la imbecilidad estaremos abocados a una nueva guerra civil. Que triste.


Aunque me quedo con lo que dijo Billy Joel en su canción “We don’t start the fire”:

We didn't start the fire
It was always burning
Since the world's been turning
We didn't start the fire
No we didn't light it
But we tried to fight it

10 comentarios:

Haters dijo...

Me gusta leer este blog, pero te pasas de alarmista-catastrofista muy a menudo, tío.

Ireneu dijo...

Jajaja! He de reconocer que soy muy exagerado a veces, me lo han dicho siempre desde pequeño.

Sin embargo esta misma tendencia a caricaturizar las cosas exagerandolas me ha ayudado a ver la tendencia general de las cosas. No hacemos nada con una visión "realista" o a corto plazo si no hacemos una proyección al infinito de ellas: Las paralelas que son paralelas con un palmo, pueden no serlo con dos kilómetros. Y si no son paralelas con 2 kms, no son paralelas, sino algo aproximado.

En el caso actual, es suficientemente grave la situación como para no tener en cuenta la tendencia a largo plazo. Si somos conscientes del peligro que se corre podremos actuar a tiempo. Si nos quedamos con la visión cercana -posiblemente más agradable- no podremos poner solución al problema.

Yo no deseo, ni creo que llegue a tanto, pero las paralelas españolas y catalanas, a 5 m, ya aparecen demasiado divergentes. Mejor tenerlo en seria consideración.

TST dijo...

Ese tipo no representa a nadie. Sólo es un facha que se quedó sin limpiar.

Oceanida dijo...

Joder lo que me estoy perdiendo...

Cada vez tenemos menos que envidiar a este pais...que triste.

Un abrazo Ireneu.

oserlaj dijo...

Bueno, ese pobre hombre perdió los papeles dejándose llevar por su idelogía de extrema derecha. Más o menos como cuando Carod manifestó su falta de apoyo a los JJ.OO. en Madrid.

Y no pasa nada, no creo que tanto uno como otro hayan hecho declaraciones representativas de las del conjunto de la sociedad. Al contrario, únicamente desacreditan al que las enuncia, ya que confío en la madurez de nuestro sistema, o al menos no me gustaría pensar lo contrario.

Un saludo!

imagina dijo...

“Ahora nos toca a los catalanes, pero con un guión diferente.”
Históricamente Cataluña ha sido el paño de las lágrimas de los gobiernos de Madrid. El uso de “El problema catalán”, había dado siempre los resultados apetecidos, y sigue siendo, alternativamente con “el tema vasco”, la forma de desviar la opinión pública española de los auténticos problemas.

El PP, juega con fuego, como ha hecho siempre la derecha, para defender sus prebendas, porque prefieren un páramo, a una espléndida cosecha que no puedan administrar ellos.

Pero “Aunque no inicies el fuego, sus efectos y consecuencias, las pagamos todos”.

Saludos

LUIS AMÉZAGA dijo...

Los vascos perseguidos, sí, pero no por quién tú dices. No por los que tienen armas (militares) sino por quienes las utilizan contra los ciudadanos (los terroristas).

¿España temerosa de Cataluña, y en pie de guerra? Uff, qué cosas os cuentan los nacionalsocialistas. Y tranquilo, que no habrá ninguna guerra civil, estamos discutiendo, sólo eso.

Ireneu dijo...

Luis: El PP sabe mucho de cuentos, nacionalsocialismos y nacionales e igual ellos saben porqué se mata en Euzkadi. ¿O eres tan inocente de creerte que el problema vasco SOLO es ETA?

En Catalunya llevo viviendo 37 años, y nadie me tiene que explicar lo que he vivido y lo que vivo de primera mano. Aunque posiblemente tú me puedas explicar mejor porqué la fuerza del Ejército tranquiliza a mucha gente.

montonec dijo...

A mi lo que me sorprende es que os sorprendais/alarmeis tanto.... Pero es que realmente os habiais creido que este era un estado con cultura democratica??? Alguien puede sorprenderse de que un militar diga lo que dice el Mena este? Joder, si a fin de cuentas solo esta leyendo la propia Constitución... Con todo el respeto y el cariño del mundo, me recordais al del chiste... 35 años y todavá creyendo en gnomos...

Ireneu dijo...

A mi de sorprenderme,no me sorprende, pero de alarmar, si porque hay mucha gente que va con el lirio en la mano, sin darse cuenta que lo que ellos llevan son bayonetas caladas... y no es la primera vez que las utilizan.