Publicidad

martes, marzo 07, 2006

Zen e informática. La pareja perfecta.

Yo no se si debe ser cosa mía o le debe pasar a todos los que trabajan más o menos cotidianamente con ordenadores de su propiedad, pero, de verdad, que lo mío ya empiezo a creer que es congénito.

En mi tienda trabajo con 3 ordenadores en red y cuatro impresoras, pues bien, cuando no es uno, es otro, y si no una impresora, o los monitores, de tal forma que no hay forma humana de que todo funcione correctamente y a la vez. Ahora, para postre, acabo de poner el ADSL, y me han tenido que poner un splitter porque no funcionaba, y ha sido poner el router y fastidiarse el invento ya que uno de los ordenadores -sin causa aparente- ha dicho que no se conecta a red y no se conecta. Y no es cosa del router. Para perder los nervios, vamos.

Lo que más me preocupa realmente es el tiempo que llegas a perder con el coño de los aparatejos estos, que te hace algunas veces añorar esas libretas pautadas, esos bics cristal mordisqueados y esa máquina de escribir Olivetti de primera generación. Cuando funcionan bien, funcionan de coña, pero cuando no… llegas a odiar de todo corazón la informática.

Y encima, yo tengo la santa suerte de que siempre, y digo siempre, cuando compro cualquier PC, he de volver a los pocos días porque hay algo que no funciona y que, por ejemplo, me llevó hace poco tiempo a estar sin ordenador en casa durante más de un mes por un fallo en la placa base. Más o menos el mismo problema de cuando compré el primer ordenador -un Cyrix 486 a 33 mhz-, por allá en el 94 que directamente no arrancó y le tuvieron que cambiar la placa. 12 años de informática diaria después aún seguimos en las mismas. Un gafe informático de suicidio, vamos.

Pero no se lo pierdan, que la última es que he ido a actualizar el 98 que gastaba el PC “antisistema de red” y pasarlo al XP, para ver si conseguía entrarlo en vereda cuando a media actualización, el muy jodido se ha clavado. Haciendo gala de mis conocimientos de zen y meditación trascendental he decidido no liarme a patadas con él e irme a clase de francés, que el jueves tengo examen de conversación y la cosa pinta bastos. Alguien sabe de lo que hablo.

He de reconocer que si no fuera porque tengo más paciencia que un pescador de caña en el Besós, solo Dios sabe qué barbaridad hubiera hecho ya. Pero eso sí, mi negocio está modernizado y al día…

Casi diría “por desgracia”.



Al final les daré un uso correcto.

7 comentarios:

odyseo dijo...

Joder, pero no te explicaron que si haces pinchitos con la CPU se te podía quemar la placa base???

Saludos ;-))

Stuckrom dijo...

Yo llevo 21 años con ordenadores, que me vas a contar...

Eso sí, el splitter tiene que estar puesto con el ADSL por huevos. Eso es que no te leístes las intrucciones! Despistao!

Ya te echaré un cable con el ordenador ese a medio instalar...

Anónimo dijo...

Ja Ja Ja

Espera a tener que reparar un ordenador el dia de descaso (y todos los ordenadores revientan cuando tu no estas).
La frase "me caguen Di.." se va ha quedar corta.
No veas tacos que vas ha saltar.
Ahi es cuando entiendes que murfy o como se escriba tenia mas razon que un santo.
Saludos y no te desamines

Cicindela Zida'ya dijo...

¿estaras maldito?...podria ser!!!

El inadaptado dijo...

Que me vas a contar a mi de ordenadores. Hace dos semanas de repente el ordenador se me apaga solo y se niega a volver a arrancar. Lo llevo a reparar. Me dicen que la placa base. Les digo que la cambien. Me llaman y me dicen que también es el microprocesador. Les digo que, ya puestos a gastar, que también lo cambien. Lo recojo e intento reinstalar Windows (ya que ahora no funciona). No le da la gana. Voy a preguntarles y me dicen que posiblemente es la memoria RAM. Hago un par de pruebas y decido comprar una memoria nueva (y me termino de fundir mi primer sueldo en muchos meses en tan solo tres días). El ordenador sigue sin funcionar...

O estos técnicos son unos inútiles o es una conspiración para que me compre un ordenador nuevo pieza a pieza...

Mr.Celofan dijo...

Siempre te puede quedar el consuelo de que no eres el único al que le pasa.

chin dijo...

Paciencia. Acuérdate de cuando los bolígrafos "bic", chorreaban tinta en las camisas o sobre el mismísimo papel ;)