Publicidad

miércoles, septiembre 27, 2006

Globo petado.

Resulta una “meee”, que entre el horario que llevo de trabajo, y que a los políticos, de tan patéticos, electoralistas y demagogos no me dé la gana de darles la más mínima mención durante un periodo larguito, no pueda hacer un post en condiciones. Podría dedicarme a lanzar maravillas de la escalera en que por suerte (que encima tenga que decir esto) me ha tocado vivir, pero no. Hoy me ha llamado poderosamente la atención una noticia que es representativo de lo poco que sabemos de la Tierra, y de lo muy inútiles que podemos llegar a ser.

En la isla de Java (Indonesia), a finales de mayo de 2006, una compañía petrolera, hizo una serie de prospecciones en busca de gas o petróleo. Cuando parecía que habían encontrado el yacimiento, tras un pozo de 1800 metros de profundidad, resultó que empezó a salir sin control alguno, barro caliente a temperatura de ebullición, provocando lo que los geólogos dan a llamar “volcán de barro”. La gracia no tendría mayor importancia si de este pozo no estuvieran saliendo 40.000.000 de litros de barro caliente al día, que ha llegado a inundar 4 pueblos con alturas de barro de entre 3 y 6 metros, y provocado la evacuación de toda la población.

¡Pero no se vayan todavía! ¡Aún hay más! -que diría Bugs Bunny- resulta que este barro es altamente tóxico, rico en fenoles derivados del petróleo, metales pesados (mercurio y elementos radiactivos entre ellos) y emite gases sulfurosos que están envenenando todo por donde pasa y el aire circundante. Total, que buscando petróleo se han cargado una zona mas grande que Mónaco.

Los geólogos han petado un globo de barro que ha llenado de mierda toda una región y que no tiene visos de parar en bastante tiempo. Uno parecido que provocaron a 200 kms de éste, pero de muchas menores consecuencias, se estuvo varios años expulsando barro hasta que se cansó.

Más de una petrolera necesitaría una trepanación en la cabeza de sus dirigentes.

También saldría barro.



Y el geólogo dijo... ¿he sido yo?

No hay comentarios: