Publicidad

lunes, mayo 29, 2006

Excusas cívicas.

Leo que en los nuevos trenes de cercanías no se reservarán asientos para embarazadas porque no los respeta nadie, y pienso que no hay nada más penoso que un ente público dé por perdida la batalla del civismo así, por las buenas. Ya, por esa misma regla de tres, saltémonos todos los semáforos, llenemos toda las calles de mierda, atraquemos a todo el mundo porque, total, esas reglas no las respeta nadie. No tiene sentido.

Malpienso y me da la impresión de que lo único que quieren hacer es ahorrarse cuatro perras en la señalización pertinente. La falta de civismo sería una mera, una burda excusa y eso sí que resulta humanamente indecente.

El dinero tiene derecho de pernada ante todo. Incluso antes de nacer.

sábado, mayo 27, 2006

Palos desequilibradores

Si realmente existiese intención de colaborar por parte de todos los estamentos implicados en el proceso de paz en el País Vasco, no se darían casos como el del juez Grande Marlaska, el cual, más que defender la legalidad, lo que parece que pretenda es poner todos los palos posibles en la rueda de la frágil paz que hay en estos momentos. Cualquier cosa, hasta la más nimia declaración que se hace durante estos días por el entorno batasuno supone una querella y su enjuiciamiento. ¿Qué es lo que se pretende? ¿Que dejen, simple y llanamente, de matar o hacerlos pasar por el aro judicial español a machacamartillo?

El fin de ETA -y por tanto de los asesinatos- necesita una negociación política, o lo que es lo mismo un quid-pro-quo que lleve a un equilibrio entre las partes. Equilibrio que desde ciertos miembros de la judicatura y desde ciertas bancadas parlamentarias no interesa en absoluto.

Nuestro cuerpo despanzurrado, sin embargo, les haría felices.

viernes, mayo 26, 2006

Pedaladas de corrupción.

60.000 euros en una maleta para pagar a un doctor por sus sesiones de dopaje. No está mal. Así es como se destroza un deporte duro que está basado totalmente en la fuerza física de quien lo practica: El ciclismo. Esta sociedad corrupta y mercantilista que lo único que quiere es más y ahora mismo lleva ésta misma corrupción a la esforzada gente del pedal.

El cuerpo humano tiene un límite, pero cuando la ambición pecuniaria del entorno se siente realizada solamente con llegar antes y más rápido, obliga al deportista a sobrepasar todos los límites físicos so pena de ser el peor de los fracasados. El método es lo de menos, las consecuencias tanto dan. Sólo importa el más, más y más.

El más siempre conduce al menos: los extremos se tocan. ¿Verdad, señor Saiz?.

miércoles, mayo 24, 2006

Somatenes de ineptitud

Resulta muy curioso el llamamiento que hacen las autoridades a que tras la reciente oleada de robos en casas en Catalunya, la gente no haga patrullas de autodefensa ya que es trabajo de los cuerpos de seguridad del estado. La caradura de los responsables es infinita, ya que si se ha llegado a tal situación de indefensión que la gente para sentirse medianamente seguro se ha de autoorganizar, ha sido debido justamente a la inutilidad de dichos responsables para evitar tanto robo y tanto asalto.

Evidentemente, estos movimientos privados de autodefensa al mejor estilo somatén, no hacen más que dejar el culo al aire de aquellos políticos cuya ineptitud afecta directamente a la seguridad ciudadana, ya sea por acción, o más comúnmente, por omisión de su deber. Y eso, un político no lo puede tolerar.

Si el estado no llega donde debe llegar - y en Catalunya sabemos de que estamos hablando (los pueblos dobles del Maresme vienen por esta problemática)- resulta legítima la actuación de la ciudadanía para defenderse de la delincuencia organizada.

Y tienen el valor de extrañarse por qué la gente no vota…

Vergonzante mediocridad.

La independencia de Montenegro vía referéndum ha dado alas a los independentistas de esta parte del orbe para conseguir su tan anhelado propósito. Uno puede estar a favor o puede no estarlo, pero con espectáculos tan bochornosos como el de Eurovisión, en el que como representación de todo un país llevaron a cuatro grajas vestidas de rojo a perpetrar algo que denominaron “canción”, he de comprender plenamente a quien desee enviar a hacer puñetas a semejante “cultura española”. No obstante, por si aún no se tenía suficiente ración de caspa patria, ahora resulta que el Koala ha hecho una versión del “Opá” que servirá de himno del Mundial de fútbol para la Sexta. ¡Eso es calidad de la buena, si señor!.

Yo pensaba que desde la presentación de Remedios Amaya en Eurovisión en 1983, con su descalzo cero absoluto, habríamos avanzado algo en la conciencia de la imagen que transmitíamos al resto del mundo. Acontecimientos como las Olimpiadas de Barcelona parecieron darme la razón, pero sin embargo, últimamente parece que volvemos a las andadas, y lejos de transmitir la imagen de un pueblo moderno, estamos volviendo a dar la imagen de analfabestias y tercermundistas que tanta fama nos dio durante todo el siglo XX.

La calidad se obvia por allí donde se va, y en vez de buscar la parte positiva de una sociedad, lo único que se promociona es el “caca, culo, pedo, pis” y la garrulería más equina, simplemente porque hay una amplia capa de la sociedad que lejos de impregnarse de los rasgos cualitativos de un buen hacer, están contagiando de mediocridad y barriobajerismo todas las expresiones culturales de España simplemente por el afán recaudatorio de éstas, aafectando incluso a las que significan representación en el exterior que deberían ser las más cuidadas.

Tras todo lo expuesto, no es raro que toda esta mediocridad pujante llegue a propagarse a la clase política y tengamos shows tan vergonzantes como los que protagonizan todos los días nuestros políticos y sus partidos, tanto los de la derecha como los de la izquierda, tanto los autonómicos como los estatales. No se salva ni uno.

No es de extrañar que cada vez haya más gente que quiera romper con esa imagen que no es entendida y jaleada más que por una inmensa mediocre mayoría y que fuera del “corral hispano” no haya nadie a quien le haga la menor gracia. Yo mismo, cuando contemplo todo esto, no tengo más que vergüenza de que sean representantes míos y yo no pueda hacer nada para evitarlo.

Me uno a lo que dijo Raimon: “Nosaltres no som d’eixe mon” (Nosotros no somos de ese mundo). Que me perdone quien no comprenda este apunte de calidad poética.

lunes, mayo 22, 2006

Independencias comparativas.

Ayer se celebró en Montenegro el referéndum para decidir si se convierte en estado independiente o continúa su federación con Serbia. Han ganado los independentistas que habrían obtenido el 56% de los votos, con una participación altísima del 86% del electorado. Mucha gente, sobretodo en Euskadi y en Catalunya han querido ver un paralelismo de lo que se tendría que hacer para conseguir sendas independencias de forma democrática. Sin embargo, la situación dista bastante de ser la misma.

Para empezar, el estado de Serbia-Montenegro era los restos de la antigua Yugoslavia que tras la guerra de los Balcanes y el horror humano vivido en aquellas tierras se había disgregado en una miríada de pequeños países. La Unión Europea, en el 2002, obligó a Serbia a asumir una constitución en que Montenegro tendría una fuerte autonomía (de facto era independiente) y que tras tres años de su entrada en vigor podría convocar un referéndum en que los montenegrinos se definieran sobre si seguir en la federación o independizarse de Serbia.

La composición étnica de Montenegro es un auténtico disparate: de 620.000 habitantes, 267.000 son montenegrinos, 198.000 serbios, 48.000 bosnios, 31.000 albaneses, 24.000 musulmanes, 7.000 croatas, 2.800 gitanos y el resto de otras etnias. Es decir, Montenegro es una muestra del polvorín étnico provocado por las diversas invasiones, guerras y dictaduras de los Balcanes durante los últimos siglos con el único fin de uniformizar artificialmente y hacer prevalecer unas poblaciones respecto otras. La democracia, en estas situaciones es un bien poco menos que utópico.

Considero que todo lo que ha incidido para la secesión de Montenegro, poco tiene de paralelo con nuestros casos y lejos de quererse comparar con alguien que ha sufrido una guerra de tales consecuencias, con quien se ha de comparar son con los casos de Chequia y Eslovaquia o con los del Québec canadiense debido a la soberanía ejercida por ambos pueblos.

Particularmente creo que un referéndum de autodeterminación de Euskadi o Catalunya no tendría que dar miedo a nadie, ya que si sale que si, eso quiere decir que un pueblo no se considera parte componente del estado y no es posible más que por la fuerza retenerlo en él. Si por el contrario, el resultado es no, acallaría las voces separatistas porque sería el mismo pueblo que habría decidido y quedarían totalmente desautorizados.

Sin embargo, el gobierno de España no está por la labor, y ha dado claros ejemplos durante su historia más reciente, pero eso es post de otro día.

Hoy, Montenegro, es un país europeo con la población de la ciudad de Zaragoza, que puede entrar en la Unión Europea junto con España.

Ya está todo dicho.

sábado, mayo 20, 2006

El inusitado revuelo del Best-seller.

A uno, que últimamente no tiene demasiado tiempo para dedicarse a su hobby-necesidad de escribir su post diario y los escribe emulando a los ojos del Guadiana -cuando tiene agua-, le sorprende el inusitado éxito de la novela El Código da Vinci. ¿Qué es lo que tiene esta novela que ha hecho temblar a la Iglesia y a medio mundo de esta forma? Personalmente me leí este libro hace unos cuantos meses en el lapso de cuatro días cumpliendo con la fama de "polilla de biblioteca" que me precede entre los míos y tampoco creo que sea para tanto todo el revuelo que se ha formado alrededor.

El libro en si -prescindiendo de dar detalles al lector interesado- es muy fácil de leer, letras grandes y de una acción policiaco-científica trepidante que juega con el lado oscuro de la Iglesia y de la fe cristiana, lo que la convierte en una obra interesante, fácil de leer por un público poco habituado a leer. Y es aquí donde creo yo que está la espoleta del éxito-polémica de la obra de Dan Brown: la total falta de costumbre del gran público por la lectura.

Creo que este libro es un libro entretenido y que como novela del género policiaco no está nada mal. Sin embargo, la sensación que me dio no fue la de un libro herético, ni un libro en que se desvelen secretos inconfesables, sino una novela de ficción bien argumentada con datos reales o aproximadamente reales que hace vibrar a quien le guste este tipo de novelas, y poca cosa más. Al menos es mi opinión.

Dentro de mi bagaje lector he tenido la oportunidad de toparme con gran cantidad de novelas, panfletos, tesis científicas e incluso basura con tapas que me ha permitido poder discernir un tipo de otro; también he leído cosas relacionadas con el tema del Código Da Vinci y tampoco me ha pillado de extraño. Pero... ¿Qué pasa con todos aquellos lectores que a duras penas han leído un libro en su vida y se encuentran de golpe con un libro de estas características? Pues pasa justamente lo que ha querido el autor, es decir, crear en el lector una mezcla de realidad y ficción que lo introduzca en la trama de la novela. Y aquí está el truco.

El gran problema es que el gran público, poco avezado a la lectura, toma sensu strictu todo lo que en ella pasa y se dice, sin ponerse el más mínimo "pero" respecto lo que lee. La falta de criterio de discernimiento provoca que todo lo que leamos sea considerado real en su mayor o menor grado provocando reacciones exageradas a favor o en contra entre la población lectora de dicha novela y por simpatía, incluso la no-lectora.

La Iglesia y sobretodo sus acólitos seglares, no son ni mucho menos ajenos a esta sociedad poco habituada a la lectura -y menos a la lectura plural- y si le sumamos la tendencia ancestral del clero de denigrar agria y airadamente todo lo que suponga un mínimo ataque a la creencia religiosa, nos encontramos con que la novela ha sido magnificada en exceso tanto por los que puedan estar a favor, como por los que puedan estar en contra, creándose una polémica por una trama meramente fantástica -basada en algunos datos reales, eso sí- que ha beneficiado a su autor de forma bastante lucrativa y, de paso, ha "obligado" a una gran parte de esta sociedad pseudo-analfabeta a poner un libro entre sus manos.

Por de pronto me queda por ver la película, ya que ya tuve la ocasión este verano pasado de ver algunos de los escenarios reales ubicados en París, y que no dudo que me decepcionará, dado que todo el rico mundo mental de un libro, difícilmente puede ser jamás trasladado a una pantalla.

Por suerte que siempre nos quedará Esteso y Pajares con su Código Aparinci.

miércoles, mayo 17, 2006

El opio de un pueblo.

Hala... ya han ganado. Se acabó la tranquilidad y la civilización durante semanas. Buena parte de la población en la calle actuando, no como personas, sino como parte de una borreguería humana posesa por una alegría vana e injustificable van a imponer su ley.

Algunos dirán que yo me alegré cuando el Espanyol ganó la Copa del Rey, y tienen razón, pero en ningún caso mi alegría salió de mi círculo inmediato -máxime cuando yo, personalmente, no he ganado nada-, ni salí a la calle vociferando a grito pelado, ni tiré petardos, ni me emborraché y ni mucho menos obligué a nadie a sentirse como yo me sentía. Esto, hoy y los próximos dias no va a ocurrir en esta parte del mundo. La dictadura mediática blaugrana va a ser peor que la franquista. Prohibido ver noticias de ningún tipo, prohibido salir a la calle, prohibido todo.

Yendo por la calle -aún sin acabar el partido- he tenido miedo de la reacción desbocada de la gente. Cualquier borracho de los bares podía meterme un petardo en un ojo, cualquier burro podía hacer un disparate en un arrebato de "alegría". He tenido miedo.

No... no se ha celebrado que se haya encontrado una vacuna para el SIDA, ni que se ha acabado una de tantas guerras, ni que ha llegado un cargamento de viveres para la hambrienta población de Somalia, ni siquiera que ETA ha dejado de matar, no... se va a celebrar que unos multimillonarios han metido una pelota entre dos palos más que otros multimillonarios. Ni más ni menos.

El fútbol es el actual opio del pueblo.

Celebremoslo.

domingo, mayo 14, 2006

Salvados por la campana

¿Te gusta el futbol, pero no te gusta padecer? De todo corazón, no te hagas del Espanyol de Barcelona.

Desde el 1900, no apto para cardiacos.


Salvados por un gol de Coro pasando 1 minuto del tiempo. Demasiado.

sábado, mayo 13, 2006

La denigrada realidad de una nación.

Hay quien se mofa y befa de la "realidad nacional" de Andalucía, y por extensión, de los andaluces y de su cultura. Sin embargo, a poco que se escarbe la superficie se puede comprobar que -como casi siempre- la realidad es una muy distinta, y radicalmente diferente de la que nos han explicado. Aquellos quienes piensan que España es una e indivisible cada vez se encuentran con más pruebas -mal que les duela- de que lo que actualmente llamamos “España”, no es más que el resultado de las veleidades imperialistas de los mandatarios castellanos, y no una unión voluntaria de los pueblos que la conforman.

¿Sabían ustedes que en 1568 los moriscos de Granada se rebelaron contra Felipe II y proclamaron su proio rey, debido a las continuas vejaciones contra ellos a pesar de que estaba acordado respetarles sus costumbres y tradiciones? ¿Sabía que en 1641, el Duque de Medina-Sidonia encabezó un motín secesionista para convertirse en Rey de Andalucía? ¿Sabía que la bandera de Andalucía es una de las más antiguas de Europa?

La ignorancia y la prevaricación son los peores pecados de la humanidad.


Más información:
http://jaleo.webcindario.com/simbolos/simbolos.html
http://www.andalucia.cc/adn/0197per.htm
http://www.alyamiah.com/cema/modules.php?name=News&file=print&sid=55
http://www.aldearural.com/alpujarra/historia/aben%20humeya.htm

viernes, mayo 12, 2006

Jugada de maestro.

El follón que se ha armado en Catalunya con la destitución de los Consellers de ERC, puede ser mayúsculo, y lamentablemente para la imagen exterior de la política catalana, un auténtico vodevil (aunque, seamos francos, a parte de revuelo político, a nivel de calle poco más movimiento va a haber). No obstante, el gran afectado de esta bufonada es la propia política catalana, sí, pero quien va detrás, en grado de afectación, no va a ser nadie más que la propia ERC gracias al poco seso y menos virtudes estadistas de su presidente, Carod-Rovira.

Si ERC pretendía avanzar en el autogobierno y hacer aumentar el techo electoral de la formación, le ha salido el tiro por la culata debido a la posición arrogante, pretenciosa y sin ningún sentido de la responsabilidad política de Carod, que ha arrastrado con su actuación inconsciente a todo el partido a un callejón político sin salida y que le costará caro.

Maragall ha pecado de blando, porque ha querido ir a la caza de la medalla "estatutaria" al precio que fuera, y aunque la haya conseguido, su posición no es mucho mejor que la de Carod, la cual roza el descalabro.

El PSC, aunque tocado, sale a flote en el gobierno catalán gracias a su gran base electoral que le permite un cierto desahogo, máxime cuando CiU -el gran ganador- le ha brindado su apoyo en el parlamento emulando el gobierno alemán. IC, se ha sabido mantener en su meritorio segundo plano, alejado de la turbulencia del frente y negándose -muy astutamente- a asumir más carteras de lo estrictamente necesario para evitar "quemarse" en demasía. El PP, como siempre, por allí anda.

Sin embargo, Esquerra ha quedado en el peor sitio posible. Fuera del gobierno, ni pincha ni corta, ya que su única fuerza era la del tripartito y por si sola no tiene fuerza para nada, ya que la oposición de CiU, lejos de meter cizaña a los socialistas, va a apoyarlos, quedando en la oposición el PP y ERC. Pero ahí no acaba todo, ya que si bien ellos mismos se han auto expulsado de una posible reedición del pacto tripartito, no pueden arriesgarse a repetir un pacto con CiU, porque ello significaría, irremisiblemente, el fin de ERC como partido político. Por eso hicieron el tripartito, las heridas abiertas en el 81 aún escuecen.

Total, que la mente clarividente de Carod, ha anulado por completo la capacidad operativa de una formación, que bien llevada podía haber dado mucho que hablar, y que tras la chapuza política demostrada, problema tendrá para remontar el vuelo política y electoralmente hablando.

Jugada de maestro.

miércoles, mayo 10, 2006

Razones para un desbarajuste.

Una pregunta que parece que no tiene ninguna importancia para mucha gente, es cual ha sido la razón que de repente, se haya disparado la especulación urbanística en prácticamente todos los municipios españoles. Todos nos quejamos, pero nadie habla de las razones que de un tiempo a esta parte, se haya empezado a construir como si fuera el fin del mundo, y a su par los precios de la vivienda hayan aumentado increíblemente, de tal forma que en los últimos tres o cuatro años, el precio de la vivienda se ha triplicado o incluso cuadriplicado en la mayoría de poblaciones mínimamente pobladas. Y las razones son las de siempre: el dinero contante y sonante.

Durante la última época de la presidencia de Aznar, se llevó a cabo el proyecto de ley de supresión del Impuesto de Actividades Económicas (IAE), el cual entró en vigor en 2003. Ello implicaba -en su deria por beneficiar a los empresarios y recortar autonomías en favor del centralismo- que los ayuntamientos se quedaban sin cobrar una gran cantidad de dinero que hasta entonces pagaban los empresarios directamente a las arcas municipales.

En principio -siguiendo el patrón centralista aznariano- los ayuntamientos y organismos locales no tendrían porqué notar ninguna merma en sus presupuestos, dado que este dinero, en vez de cobrarlo ellos, los cobrarían directamente de los presupuestos generales del Estado, tal como así lo hacen. Sin embargo, el gran problema que tienen todos los consistorios es que cuando necesitan dinero, las trasferencias no las reciben cuando las necesitan, sino cuando al gobierno central le parece bien, originando falta de liquidez para los pagos de los salarios y las compras que se han de hacer al contado.

Cuando los ayuntamientos cobraban el IAE, tenían una importante cantidad de dinero líquido para satisfacer sus necesidades, tanto de funcionamiento interno, como de mangoneo. Por el contrario, ahora sólo les quedaba una forma de financiación “líquida”: los impuestos relacionados con la trasmisión y construcción de patrimonio inmobiliario. Es decir, cuanto más se construya en una población, más dinero “eficaz” tendrá su consistorio y podrá depender menos de las siempre tardías trasferencias del Estado.

Dicho y hecho: facilidades para construir, recalificaciones, aumentos de alquileres… que conjuntamente a los bajos tipos de interés, la llegada del baby-boom del 68 al mercado inmobiliario y la creciente demanda de vivienda por parte de la elevada inmigración, forzaron a la ley de la oferta y la demanda a dispararse a niveles jamás vistos. Los ayuntamientos -y los bolsillos de muchos alcaldes- supieron aprovechar la circunstancia. El desbarajuste que le sigue, ya lo conocen ustedes ampliamente.

En fin, que gracias a las ideas de bombero de nuestro querido rapsoda georgetowniano de hacer una España más española y a unos empresarios más ricos a costa de cortar el grifo financiero a los municipios, nos hemos jodido todos y para que los ayuntamientos lleguen a fin de mes estamos pagando cuchitriles de 20 m2 a precios de Palacio de Versalles. Bonito, bonito…

Claro… como él tenía la casa gratis…


Una cucada. Para entrar a vivir.

martes, mayo 09, 2006

Chistorras y Amocafres

Hoy tenía preparado un post dedicado a las razones de la especulación urbanística, pero resulta que esta noche en el gimnasio, un amocafre no ha tenido mejor idea que hurgar en mis bolsillos y "guindarme" el movil. Por suerte estaba apagado y, encima, estaba pensando en cambiarlo porque fallaba más que el coche de Pierre Nodoyuna y no era gran cosa (un siemens a65), pero me ha tocado los huevos, mira.

El asunto de los robos en gimnasios, no es nuevo, y hace ya tiempo le dediqué un post, pero quería dedicarle unas palabrejas al "chistorra" (no llega ni a chorizo):

¡Que gran alcalde podrías llegar a ser! ¡Pero que grande!



Le preguntaré a la alcaldesa de Marbella si ha visto mi movil...

viernes, mayo 05, 2006

Sinvergüenzas sin fronteras.

Hace ya unas semanas que a raíz del descubrimiento de los caraduras del ayuntamiento de Marbella, hacía mención de que si se estiraba bien de la manta, no quedaba un consistorio en pie, de la cantidad de sátrapas y vividores que tenemos que soportar a diario en nuestros municipios a cuenta de nuestros impuestos. Y una prueba de ello lo tenemos en el pequeño pueblecito tarraconense de Querol, donde habitan escasamente 300 habitantes (unas pocas decenas permanentemente) y en el que pasándose por el forro todos los planes de protección del medio ambiente y la opinión contraria de los vecinos se pretende construir una macro urbanización de 1100 casas, en las cuales podrían vivir unas 3500 personas. La repera.

Alguien podría pensar que el pueblo puede estar cerca de la playa o un centro turístico de primer orden, pero no. Querol está donde Cristo perdió la zapatilla y no fue a buscarla, lejos de todo sitio interesante, y justamente su interés reside en su ubicación y su medio ambiente privilegiado entre bosques mediterráneos transición a la vegetación mediterránea continental, por lo que ha sido objetivo de las inmobiliarias que han visto en él un estupendo sitio para seguir con su movimiento especulativo destructor del paisaje y del futuro de un país.

Pero claro, el asunto no prosperaría si no hubiese gente desde dentro que con ahínco defendiera lo indefendible: El propio alcalde de la población, el señor -por decir algo- Albert Carreño i Soriano. El Ayuntamiento, además de hacer oídos sordos a las alegaciones de los vecinos, ha desprotegido zonas anteriormente protegidas por el plan Natura 2000 de la Comunidad Europea, modificado planes urbanísticos municipales al gusto y, por si fuera poco, el consistorio ha recibido una serie de curiosísimas “donaciones” -sin ánimo de lucro, evidentemente- por parte de empresas involucradas en el desarrollo del proyecto. Para acabar de rematar la faena, por Internet se venden algunas de las parcelas afectadas…¡antes de que esté aprobado definitivamente el proyecto! En una clara intención de vender la piel del oso antes de cazarlo, por si acaso después no pueden cazarlo.

En fin, mil y un despropósitos que tienen el mismo fin del de los ediles marbellíes, el enriquecimiento rápido de unos personajillos de baja calaña y más baja moral, que en cuanto ven cuatro duros juntos, no tienen el menor remordimiento de vender a su madre en porciones.

Desde Memento Mori, quiero dar mi apoyo incondicional a la Plataforma Salvem Querol para que no decaigan y persistan en su lucha, porque quien la persigue, la consigue y torres más altas han caído. Aunque -vano es el negar la evidencia- la justicia y la razón son unos argumentos muy débiles ante el dinero fácil y la ambición humana.

¡Suerte y a por ellos!



Es que no se salva ni uno... ¡ni uno!

jueves, mayo 04, 2006

Interés general, cerrilidad particular.

Definitivamente, en este país, si no estamos locos nos falta bien poco. O si no, ¿cómo tildarían a una sociedad que pretende conseguir un nuevo estatuto, y quien más ganas tiene de conseguirlo decide votar en contra?; o bien a una sociedad que se queja de las centrales nucleares y térmicas por peligrosas, cuando le ponen un campo de molinos de viento se oponen contra ellos como si fuera peor que el infierno?; o bien aquella sociedad que coincide en que se ha de dar protección a la naturaleza y que cuando así se hace monta la de san quintín porque no van a poder hacer regadios en aquellas tierras? Absolutamente de locos. Locos, eso sí, asquerosamente interesados.

Todos coincidimos con que se ha de hacer mejoras a todo lo que nos rodea, pero llegada la hora de la verdad, aquí, ni Dios es capaz de hacer el más mínimo sacrificio por nada ni por nadie. El bien común, esa riqueza general intangible, pero que nos pone a cada sociedad en cabeza o a la cola del ranking, nos la trae absolutamente floja mientras a mí me moleste lo más mínimo. Así, avanzaremos por los cojones.

El Estatut, bien que no es el mejor posible, significa un cierto avance, tal vez pequeño, pero avance al fin y al cabo. Pues no. A alguien le parece poco y en vez de avanzar un poco, prefiere pararse del todo. En mi pueblo, no avanzar es pararse en el mejor de los casos, cuando no significa retroceder directamente. Progresismo inteligente, si señor.

Nos estamos quejando de la peligrosidad de la energía nuclear, y cuando aparece una fórmula rentable, poco agresiva con el medio, renovable y de vida limitada, como son los molinos de viento, resulta que nadie los quiere por ser un atentado al "paisaje". Está visto que hay a quien la explosión de Chernobil les afectó bien poco mentalmente.

En Almenar (Lleida) se oponen al ZEPA (Zona de Especial Protección de Aves) porque en aquellas tierras no podrán beneficiarse de los regadíos de un nuevo canal que se han sacado de la manga. Prefieren el maíz para hoy que el ser una zona turística por sus reservas naturales para mañana. La cerrilidad y el interés especulativo de una gente que en toda la vida ha tenido un chorro de agua para beber, conque ni menos para regar -justamente la causa de que se mantenga el paisaje sin tocar- hará que se prefiera destrozar a mantener algo que en el futuro puede ser centro de atracción internacional. Pero que no padezcan, cuando los pantanos estén permanentemente secos, la tierra volverá a sus orígenes. Ellos, posiblemente ya no estén allí.

Y así estamos, el mundo al revés, simplemente por intereses monetarios irracionales. Intereses que parecen mucho hoy, pero que mañana se verán bien a las claras que es una miseria. Hemos decidido tomar las indemnizaciones de nuestra prejubilación como si fuera inacabable. Si seguimos comprando caras chorradas inservibles, pronto tendremos que mendigar para vivir.

El tiempo lo dirá.

miércoles, mayo 03, 2006

El iluso jaque del pobre

La nacionalización del petróleo y el gas boliviano por parte de Evo Morales, ha hecho que todas las grandes multinacionales que explotan los recursos de Bolivia como si fueran suyos tengan un culillo por el que no les entra una lenteja de canto, ya que ello supone una disminución drástica de los pingües beneficios que obtienen dichas empresas con la explotación de los recursos bolivianos. Parece que por una vez, el chico se ha comido al grande, pero la situación real dista mucho de ser la del David que tumba a Goliat.

Bolivia es el país más pobre de la América latina, con una renta per cápita que es la décima parte de la española, pero sin embargo, tiene ricos yacimientos de hidrocarburos -sobretodo gas- que fueron privatizados hace poco más de una decena de años. El reparto fue escandaloso: las empresas multinacionales controlaban toda la producción, menos un paupérrimo 18% por ciento que cedían a la empresa estatal de petróleos, la YPFB (Yacimientos Petrolíferos Fiscales de Bolivia-ahora ya saben qué demonios significa YPF.). Esa cantidad era absolutamente irrisoria, máxime cuando la población boliviana las está pasando más putas que Caín, pero era lo que había firmado. La cosa se complica cuando los cuatro duros que salían de la venta del poco gas y petróleo que quedaba no hacían más que ir a la oligarquía política en el poder. La cantidad que llegaba al pueblo, era, simplemente, nula.

Evo, por su parte, utilizó esta brutal injusticia para auparse al poder, y tras un poco de tiempo en que parecía que se iba a echar atrás de sus intenciones, debido a las presiones internacionales, ha pegado un hachazo y suspendido todas las concesiones privadas, para devolver el control de los recursos -y con ellos, la riqueza- al pueblo boliviano. Ello le ha valido granjearse la simpatía de todos los cárteles petroleros que allí trabajaban. Eso de quitar dinero al rico para dárselo a los pobres nunca ha emocionado excesivamente a los ricos. Y entre los ricos, por una vez y sin que sirva de precedente, estamos los españoles, junto a los americanos, los franceses, los belgas y los brasileños.

Ahora se ha vuelto la tortilla, y Evo Morales pretende hacer el mismo porcentaje, pero al revés, es decir 18% para las multinacionales, y un 82 para el país. No hay que decir que las multinacionales petrolíferas han recibido dicha noticia descorchando champán y todas las embajadas de los países afectados tienen organizados unos bailes diplomáticos que ríanse ustedes de los de la corte de Sisí. Morales les ha hecho un órdago que ha sido aplaudido por buena parte de la sociedad mundial. Sin embargo, cuando el gas no huele y el petróleo es negro, lo son por algo.

Si bien Bolivia ha pasado a ser el dueño de sus propios recursos, al estar tan empobrecido y subdesarrollado, se encuentra en la diatriba de que aún teniendo la posesión de los campos de gas y petróleo, no tiene ni la capacidad técnica ni los recursos económicos para poder explotarlos. Ello quiere decir que NECESITA a las compañías multinacionales que sí disponen de los recursos tecnológicos y financieros para la explotación de los yacimientos. El jaque del pobre ha pasado a ser un simple farol con el cual, forzar a una renegociación algo más favorable de las cuotas de explotación y para acallar el creciente descontento de las bases más desfavorecidas, y por tanto, más radicales, por lo que parecía la rotura de la promesa electoral de Evo Morales.

Encajes de bolillos petrolíferos en los que, una vez más, es el rico el que sale ganando.

Que asco da ser pobre.

lunes, mayo 01, 2006

El perdido respeto por las hostias.

No, si al final resultará que tendrán razón todos aquellos que piensan que los catalanes somos peor que las siete plagas de Egipto y que no somos más que unos malos españoles. O sino… ¿Cómo explicarse que mientras en Catalunya tan solo el 49% de los niños hacen la primera comunión, en el resto de España llegue hasta el 74%? Está visto que los catalanes unos ácratas y unos ateos de cuidado…

No tengo muy claro el porqué, pero si algo resulta evidente es que existe una diferencia muy marcada del lugar que ocupa la religión para una familia catalana o una del resto del estado. Mientras que aquí, las ceremonias religiosas acostumbran a no pasar de ser más que un caro espectáculo familiar dedicado a la galería -perfectamente prescindibles o trocables por su equivalente civil- en el resto de España, la presión ejercida por la Iglesia y por la sociedad tradicionalista aún tiene la suficiente capacidad como para provocar que tres cuartas partes de los católicos lleven a sus hijos a recibir la primera comunión. ¿Casualidad? Evidentemente, no.

Catalunya, la rural, es profundamente religiosa, tal como lo han sido durante generaciones en todas las partes de España, y eso, en cierta forma no ha cambiado. Por el contrario, la Catalunya urbana y obrera siempre ha destacado por su poco respeto a los dogmas religiosos y por una visión social más práctica lejos de la tradición eclesiástica y las oligarquías terratenientes, y aquí sí es donde ha existido un cambio profundo.

Mientras que la sociedad rural catalana se ha mantenido en retroceso constante, la sociedad urbana ha crecido exponencialmente debido a las continuas oleadas inmigratorias de posguerra. Estos inmigrantes huían hacia una tierra en la que tendrían alguna oportunidad de prosperar lejos de la presión del hambre y de las arbitrariedades de los poderes fácticos rurales, llevando con ellos unas dosis muy altas de anticlericalismo que se sumaron al ya existente. El hambre y las ganas de comer se encontraron en el Cinturón Rojo de Barcelona.

Y tiempo a venir, y tras una o dos generaciones, nos encontramos con el resultado de aquella mezcolanza: una sociedad urbana mayoritariamente de izquierdas y con un marcado talante antirreligioso, que choca con la religiosidad creciente de la sociedad mesetaria. Resulta fácil comprender entonces porqué la Iglesia tiene tanta cadencia hacia el nacionalismo español y tan poco afecto -caso de haberlo- hacía lo “catalán”.

Aquí por no respetar,no se respeta ni el 1º de Mayo: Todo el mundo está en la playa.



Masiva afluencia a las Iglesias y Manifestaciones del 1º Mayo.