Publicidad

lunes, enero 15, 2007

Tenazas extremistas.

En las manifestaciones del sábado se pudo ver bien a las claras que existen dos bandos en esta sociedad española que nos ha tocado padecer: los que por un lado quieren la paz y los que no. No caben más lecturas, quien no esté en contra del terrorismo y a favor de la paz está descaradamente en el bando de los terroristas. Batasuna y PP están en el bando pro-terrorista; el resto de la sociedad, en el bando de la Paz.

No puede ser que si se está a favor de buscar la paz y el fin del terrorismo se utilicen excusas peregrinas para no estar condenando públicamente cualquier hecho terrorista que se produzca. Los batasunos, porque no pueden/quieren condenar la violencia de ETA y los lemas implicaban la oposición a la banda terrorista. Los pperos porque no están a favor de la política antiterrorista del gobierno y una supuesta “politización” de las movilizaciones. Los extremos, definitivamente, se tocan.

Que se quiera el diálogo, pero no se condene el terrorismo, no tiene sentido. Pero querer la paz, no querer el diálogo y no quererse sumar a las movilizaciones antiterrorista, no tiene más sentido que la postura de los anteriores..

En fin, que cada uno saque sus propias conclusiones, pero vale la pena darse cuenta de que la paz está atenazada entre los extremistas vascos y los extremistas españoles. Un extremo necesita del otro para seguir existiendo y de los que estamos en medio depende que las tenazas desaparezcan o nos estén machacando continuamente.

Los de en medio, somos casi todos.