Publicidad

jueves, enero 24, 2008

50 euros, 5000 pesetas.

Ustedes se acuerdan de cuando un café 110 pesetas? Cuando entró el euro hubo mucho espabilado que hizo la traducción de 110 ptas= 1,10 euros y aunque fuimos muchos los que lo denunciamos, la cosa quedó como tal, jodiéndonos, como siempre que pasa alguna cosa de estas.

En aquel entonces la cosa nos parecía un atraco a mano armada, y pagabas de mala gana aquellas 73 pesetas de más que pagabas por un café aguachinado. De aquello hace ya 6 años, y aquel sablazo nos ha quedado, pero si nos fijamos bien, aquel 110=1,10 o aquel 3000= 30, a fecha de hoy, es una realidad absoluta: 30 euros se han convertido gracias a la magia de la inflación y de la pérdida de poder adquisitivo de estos años en las 3000 pesetas de entonces. Horroroso.

Es curioso cómo la gente hemos mantenido nuestra paridad mental de lo que valían las cosas en pesetas, mientras que no hemos actualizado el precio de esa misma peseta dado que no tenemos datos prácticos que nos lo permitan hacer. Ello nos provoca un desorden de la percepción de los precios mayor de lo que de por sí ya han sido.

Como ejemplo un botón: En el periodo 92-95, yo mismo vendía el calzado deportivo (las bambas, vamos) a 3500 pesetas. Estaban bien de precio y se vendían bien. Los modelos más caros se vendían sobre las 5500 ptas. Hoy las bambas medianitas se cotizan sobre los 30 euros y las más altas sobre los 60 euros. Curioso, pero cierto.

Sin embargo, ahora viene lo peor: actualmente las bambas de una calidad similar a las que daba por 3500 ptas, las estoy dando a 15,70 (2612 ptas) y la gente...¡ las encuentra caras!. El conjunto de la sociedad española se ha empobrecido de tal forma que lo que hace 15 años era barato, ahora resulta caro, y a veces, inalcanzable por la mayoría. De locos.

Sabido es que el gobierno de turno siempre tiene la culpa de que llueva y de que no llueva, pero algo se ha hecho mal para que estemos así. Posiblemente la alambrada de 6 metros que hay en Ceuta y Melilla no ha podido sostener la avalancha de mierda que históricamente los países occidentales hemos abocado tras esa reja. Ahora vemos los resultados, todos de mierda hasta las cejas, la economía en caída libre, el mundo hecho un vertedero y la sociedad occidental al borde del colapso.

50 euros igual a 5000 pesetas, hoy por desgracia, si. Y virgencita, que me quede como estoy!

Economía doméstica en acción, mejor que funcionen los paracaídas.

No hay comentarios: