Publicidad

martes, enero 22, 2008

Arte Viviente.

Es muy difícil que la vista no se sienta atraída por esos pequeños árboles llenos de flores de poco más de un palmo que algunas veces tenemos la ocasión de ver en exposiciones al aire libre. Estos arbolitos nos producen una mezcla de sensaciones, unas veces de admiración ante una obra de arte viviente y otras veces de respeto -por no decir miedo- ante la dificultad intrínseca que el gran público intuye tras un pequeño bonsái. En parte es cierto, pero como todo lo que se desconoce, no es tan fiero el león como lo pintan.

El bonsái, originario en un principio de China, ya hace más de 2000 años, posteriormente desarrollado por los japoneses durante nuestra Edad Media, y llegado a Europa a finales del siglo XIX, es simplemente un árbol plantado en una maceta y cultivado de forma tal que el resultado nos evoque sentimientos como los que nos produciría un viejo pino en un acantilado o un majestuoso roble en medio del bosque. En el bonsái se entrelazan la biología, la agricultura, el arte y la filosofía para conseguir armonía viviente.

Los árboles utilizados en bonsái no son árboles preparados, ni modificados genéticamente, ni de razas artificiales. Son árboles y arbustos como los que puede encontrar en cualquier jardín o bosque, que necesitan luz, sol, agua y viento como cualquier otro. Eso si, se acostumbra a utilizar especies que por sus características ofrezcan facilidades a la hora de miniaturizar hojas y ramas: los castaños o los nísperos no se utilizan dado que tienen hojas demasiado grandes, es preferible utilizar otras especies de hojas ya de por si pequeñas, tal es el caso de los enebros o los olmos.

El proceso de miniaturización es el proceso más delicado de un bonsái, al cual se llega a través de podas repetidas tanto de las ramas como de las raíces. Hemos de tener en cuenta que un árbol en el campo utiliza un espacio ilimitado para desarrollarse, pero en el caso del bonsái, las raíces están confinadas en un espacio muy reducido. Es entonces que, si queremos que el árbol se desarrolle en un espacio tan reducido, hemos de cortarle el exceso de raíces generadas y proporcionarle cada cierto tiempo más espacio para poder desarrollar más raíces. De otra forma, moriría.

En las ramas el proceso es similar. Debido a las características fisiológicas de los árboles -más cercanas a un coral que a un perro-, los brotes más fuertes tienden a “chupar” la energía que absorben de las raíces, creciendo más que los brotes más débiles. Es el trabajo del bonsaista el que ha de equilibrar el vigor de las diferentes partes para que el árbol se desarrolle perfectamente y, a la vez, consiga la forma que el mismo ha diseñado.

Es con la poda, el pinzado de los brotes tiernos y por el alambrado de las ramas, que el árbol va tomando la forma deseada, sin descuidar en ningún momento su nutrición. Vale la pena remarcar que -al contrario de lo que mucha gente piensa- a estos árboles no se les mantiene pasando hambre, y ni mucho menos sed. Un buen árbol está siempre abonado y en perfecto de salud ya que un árbol débil no se puede trabajar, acabaría muerto en poco tiempo.

El bonsái es una bella afición que nos permite disfrutar en nuestro propio hogar de la armonía y equilibrio de un trocito de Naturaleza. Ahora que el hombre ha emprendido una insensata lucha a muerte contra la Madre Tierra, cultivar un árbol en casa tal vez sea lo mínimo que podamos hacer para intentar revertir la tendencia.

Arte viviente.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues el león me sigue pareciendo bastante fiero, pero me interesa bastante el tema. Gemma me ha dicho que tienes alguna otra página donde puedo conocer "los secretos de los Bonsais". Voy a ver si la encuentro.

PS. Soy José Manuel el novio-marido de Gemma.

Un saludo,

Anónimo dijo...

Javier M.G.
ORIGINARIO DE TABASCO MEXICO, ME INTERESA MUCHO LO DE ESTE ARBOLITO:PODRIAS DESIRME SI SE PUEDE ASER CON UNO DE LIMON
Y COMO? mirinda_hola@msn.com

Ireneu dijo...

Si, claro... se puede hacer con todo tipo de árboles (menos las palmeras), pero explicarlo detalladamente es muy farragoso.

Te recomiendo que pongas "cultivo bonsai" en google y te saldrán un montón de páginas web dedicadas a los detalles del cultivo del bonsai, que te será de más ayuda que lo que te pueda explicar yo aquí.

Bienvenido al mundo del arbolito en miniatura! ;-)