Publicidad

lunes, julio 28, 2008

Una de anuncios: Light Blue de Dolce & Gabanna.

Otra de mis diversas facetas, posiblemente poco conocida, es la de mi gusto por los anuncios.
A mi, los telefilmes, series, películas y demás largometrajes, me resultan aburridos y largos, no así los anuncios, que independentemente de la marca, o el producto, son un proyecto de ingeniería reducido a unos escasos segundos. Expresar un mensaje, si quien tienes delante está dispuesto a recibirlo y no tienes una limitación de tiempo, es relativamente fácil, y si tienes dinero, más.

Eso sí, en un anuncio de 30 segundos, has de conseguir atraer la atención de un público que no está interesado en verte y que te ve como una molestia. Por si fuera poco, en ese minúsculo lapso, has de hacerle llegar claro tu mensaje al supuesto espectador y que, encima, se quede con él. Simplemente de locos.

Pues bien, no solo se consigue, sino que se hacen con gracia, con humor, con un montón de guiños y una riqueza de matices, que es imposible de encontrar en una película normal, so riesgo de acabar medio lelo de tanta información subliminal y detalles decisivos. Supongo que es por eso que me aburren los filmes, y prefiero esas pequeñas pastillas de arte y filmografía reconcentradas que son los anuncios. Si encima sumamos mis estudios de marketing, ya tenemos el completo para entender esas breves maravillas de la televisión que son los anuncios.

Y para que aprendan a disfrutar de los anuncios, intentaré hacer de vez en cuando un análisis de diversos anuncios que estén saliendo en el momento y que son curiosos de ver y de despiezar desde un punto de vista diferente al habitual, ya que hemos de tener en cuenta que nada en los spots es casual -no hay tiempo para ello-, y todo está medido al milímetro (el tiempo en televisión es carísimo. Hoy lo voy a hacer con uno bastante famoso...





Corresponde al anuncio de la colonia Light Blue, de Dolce & Gabanna.

Antes de nada, deben saber que en marketing hay 3 temas que son básicamente exitosos de por sí, y que atraen la atención simplemente por ellos mismos: Los niños, los animales y el sexo. En los anuncios se aplican por sistema estos temas y la mezcla entre ellos. En este caso - y como suele ser habitual en las colonias- la base es el sexo, en este caso expresado mediante una "relación" entre un chico y una chica en medio del mar, en medio de unos farallones increíbles. De fondo una música apacible recrea el momento. Sin embargo, no todo es lo que parece...

La colonia está nombrada como "pour Homme", pero curiosamente se llama "light blue", lo que indica que, así, para empezar, será para hombres, pero no es muy "varonil" (ambivalencia light= ligero/luz).

En el spot el centro de atención total y absoluto es David Gandy, modelo escocés que está como un tren tanto para las señoras... como para los señores. Por su parte, la chica tiene un papel absolutamente ínfimo, que no enseña nada de su cuerpo excepto la espalda, mientras que a Gandy, incluso hay un fotograma en que sus atributos están en el centro geográfico de la pantalla. Si rizamos un poco el rizo, cuando están dándose el beso, no hay beso como tal y lo percibimos como algo extraño. En un tiempo tan corto es normal que no se de usted cuenta, no padezca, pero la información le llega, sin duda.

Para acabar, el spot acaba con una imagen lejana de la cala, en el que infográficamente se ha hecho desaparecer la cueva que aparece al comienzo detrás de Gandy y aparecen encima de la balsa en medio del espacio que dejan los acantilados. Curiosamente todo en color blanco (transmitiendo pureza). Mantengan esa imagen... y ahora, mírelo de otra forma.

La balsa es un zigoto, donde se encuentra la parte femenina (la chica, el ovulo, como parte pasiva) y la masculina (Gandy hace de espermatozoide) y se mezclan con fruición (¡parecen besarse!), meciéndose en medio de un medio líquido y, justo en mitad de un... (si ha leído el Codigo Da Vinci, ya lo habrá intuido a estas alturas)... ¡cáliz!, de una matriz femenina. ¡Anda, jódelo al anuncito!

Pues no se vayan todavía... piensen un poco. Desde nuestro punto de vista, estamos viendo la balsa aguas adentro del estrecho paso entre los acantilados. Si antes decíamos que ellos están flotando dentro de un útero... ¿qué es el espacio que queda entre los "acantilados" por el cual entra la luz?. Señora, tenga cuidado con ponerse la compresa al revés, que sino, los "acantilados" le dolerán un poquillo... jijiji

En definitiva, una colonia para hombre que es para hombres...,muy, pero que muy hombres, y con un trasfondo romántico que en realidad está lleno de referencias sexuales femeninas, diluyendo la masculinidad del protagonista.

¡Joer lo que dan de si 30 segundos! ¿verdad? Pues como estos, a patadas.

Ya os los iré enseñando... ¡no os preocupéis! ;-)

jueves, julio 24, 2008

Yo no estuve allí.

Voy a aprovechar, ahora que no hay nadie que me lea, para hacerles una confesión... yo...¡¡¡NO ESTUVE ALLÍ!!!

Ni estuve en las Olimpiadas del 92, ni en la Expo de Sevilla , ni en la de Lisboa del 96, y por no estar ni tan solo estuve en los Paralímpicos, ni en el acto del centenario del Espanyol, ni en el Forum de las Culturas y por si fuera poco...

¡¡¡NO PRETENDO IR A LA EXPO ZARAGOZA 2008!!!

Sé que eso será visto por mucha gente que han nacido exclusivamente para "estar allí", como una atrocidad digna de un Karadzic cualquiera, pero oye... ¿y las horas de cola, calor y pasta que me ahorrado? ¿¿¿ein???

Si usted es de los que han de cumplir el protocolo, chupándose cuarenta horas de cola bajo un sol de justicia española -lento y malo a matar- para ver a un negro llevando un cubo de agua sucia en la cabeza, acuérdese de mi cuando esté cociéndose junto al Ebro.

¡Yo no estaré allí!


Aquí sí es posible que me encuentren.

lunes, julio 21, 2008

Infraestructuras denigrantes.

Me hacen mucha gracia las repetidas proclamas estatales de cara a que la gente haga uso del transporte público, no porque la encuentre mal, al contrario, sino porque las infraestructuras que lo permitirían sencillamente no están adecuadas para atender una demanda masiva de la población. Todos conoceréis ejemplos al respecto, pero aquí en Barcelona ya alcanza extremos bochornosos, por un lado, con el "bycing", que está muriendo de éxito justamente porque la gente lo está "usando en demasía", y por otro lado con el servicio de cercanías de RENFE, que más que transporte de viajeros parece de ganado, y demasiadas de las veces, porcino.

No, señores políticos, no. No digan que la gente use más los servicios públicos en vez del coche, porque en realidad la población está deseando dejar el coche en su casa. El problema estriba en que los servicios públicos, cuando los hay, no son de calidad, sino que son simplemente para cumplir el expediente.

Nada más hay que intentar coger un tren en domingo en dirección a las playas. Si quieres ir desde Barcelona a cualquiera de las playas o del Maresme o de la zona de Sitges-Tarragona, no hay nada más cómodo que coger el tren, que para en todas y cada una de las localidades costeras y tienes la playa a un paso. Pues bien...,¿alguien puede explicar porqué, sabiendo que en esta época de calor y bochorno asfixiante la gente vamos en tropel a la playa solo pasa un tren cada media hora? Aún dirán que no hay suficiente demanda.

Si tienes la suerte de coger el tren en origen -L'Hospitalet- , tienes el privilegio de poder sentarte, pero en cuanto llegas a Sants (2ª parada), la caza del asiento es una peligrosa competición, y llegando a Plaza Catalunya (3ª parada) la gente, directamente, ya ha de estar por los suelos para sentarse. Como al pobrecico pasajero le toque ir lejos, y no quiera estar por el suelo cual colilla, a partir de aquí va a emular a los estilitas o -en un ejemplo más cercano- a la cabra de los gitanos encima de la escalera. Indignante.

Pero, tranquilo, si problemas tenemos para ir, no menos va a tener para volver, ya que más o menos, todo el mundo vuelve en un lapso de 3 horas (de 6 a 9). ¿Usted cree que en previsión han aumentado la frecuencia de paso de trenes? Si, hombre, para trabajar más, no te giba... continúan en su frecuencia de 1 tren cada 30 minutos. O lo que es lo mismo, que en 3 horas, solo han pasado 6 trenes para atender a todas las miles de personas que se han desplazado a la costa norte barcelonesa. ¿Usted ha visto esos camiones que transportan ovejas?, pues la próxima vez, mire bien no sea que en realidad esté pasando cerca de la linea de la costa de Renfe y sea un tren procedente de las playas.

Este servicio es indignante, máxime cuando te están machacando con el uso del transporte público respecto del privado, pero lo único que te ofrecen a cambio es un servicio denigrante y tercermundista. ¿De qué sirve que tengas un tren de nueva generación, cuando le tienes que estar oliendo el sobaco al de al lado, simplemente porque los administradores no consideran oportuno aumentar la frecuencia de paso de los trenes? ¿Es mejor esta alternativa o la de chuparte dos horas para hacer 50 kms, pero sin tener que oler el aliento de ajo de tus compañeros de viaje? y como tengas que llevar cochecito del crío, o lo llevas atado al tope del tren o te quedas en la playa hasta el tren de las 11 de la noche -sin seguridad de que haya espacio para llevarlo. De la gente en silla de ruedas, mejor no hablar

Ahora con las Balanzas fiscales publicadas parece que en Barcelona nos quejemos por vicio porque el Gobierno no es tonto y las ha publicado cuando a él le ha interesado. ¿Porqué incluye en esas balanzas los gastos del estado en el AVE?, unos gastos que llegan 15 años tarde y que, como mucho, afectarán a 5 o 6 millones de viajes por año, cuando las Cercanías -en las que se han gastado menos que un calvo en peines- oscilan sobre los ¡50 millones de viajes! y fallan más que una escopeta de caña.

Como todo en esta sociedad, depende de los intereses poltroneros de unos y otros que tengamos buenos servicios y no tanto de las ganas de la gente, pero eso sí... si los políticos tuvieran que desplazarse en transporte público para ir a los sitios...¡qué poco saldrían de casa los tíos jodíos!


Nuevas unidades de Cercanías Renfe en Barcelona

jueves, julio 17, 2008

Aplicarse el cuento.

Que los políticos que tenemos son unos impresentables, y que los problemas del pueblo se los pasan por el forro, lo tenemos en las declaraciones de Felip Puig (segundo de a bordo de Convergencia Democràtica de Catalunya) al programa de Rac1, Minoria Absoluta. En ella, mientras que Montilla estaba explicando lo de la crisis en el Parlament, Felip Puig se encontraba fuera de la sala y comentó a los periodistas que había salido por que le había puesto de mal humor que el President de la Generalitat no tuviera una dicción correcta en catalán y lo destrozara como lo estaba haciendo. Para dejar a uno de pasta de boniato.

Uno pudiera pensar que Puig está preocupado en realidad por la calidad del catalán que habla Montilla, pero en realidad ello no es más que el reflejo de cual ha sido toda su acción política durante las dos últimas legislaturas: destrozar, destrozar y destrozar. El acceso al poder del tripartito, cuando CiU se veía con la poltrona asegurada y ya se gritaba "Mas, President!" hizo morir de cólera a más de un Convergente que se veía ya enchufado de por vida a la casa grande. El PP, cuando el 14M, abrió la caja de Pandora de Acebes; CiU la de Felip Puig.

Cada palabra suya ha sido una mezcla entre veneno y bilis dirigida a quien tocara dirigirse desde su posición de portavoz de CiU. No importaba que fuera de uno u otro tema, ya tenias por sentado que, imitando a un Risto barriobajero, nada de constructivo iba a salir por su boca. El resentimiento por la poltrona perdida rezumaba por sus poros y en vez de trabajar por su pueblo, para poder sacar más votos que los demás, se perdía en una descalificación continua como si fuera ese el mejor camino para recuperar el tan ansiado poder. Y en esas seguimos.

Ayer le tocó meterse con la dicción de Montilla, cuando se negaba a escuchar lo que el gobierno -criticable, pero legítimo- tenia a decir sobre un asunto que afecta a todos, la crisis. Si encima añadimos que la situación del catalán no es tan boyante como para criticar a nadie porque tenga un nivel de catalán determinado no siendo nativo -con un millón de inmigrantes venidos en 8 años que difícilmente hablan nada inteligible- nos daremos cuenta del flaco favor que está haciendo éste espécimen a Catalunya y a la propia lengua catalana, la cual en vez de "defender" utiliza exclusivamente en beneficio propio.

Racismo, codicia e indignidad humana es el reflejo del resentimiento de una parte de la clase burguesa barcelonesa tras haber perdido la teta de la cual mamaba abundantemente. Su defensa de las libertades del país y de su gran lengua, son simplemente excusas.

-¿Por qué no te callas?- dijo una vez el Rey Juan Carlos a un bocazas.

A ver si se aplica el cuento.


¡Qué mono cuando está calladito!

martes, julio 15, 2008

Una economía digna de Pep Bou.

Fadesa, el antiguo patrocinador del Deportivo de la Coruña, se ha venido abajo con la facilidad que desmorona un castillo de naipes. La cultura del tocho ha colapsado y la burbuja inmobiliaria ha estallado como si fuera una supernova. Ahora hay que ponerse casco, porque la lluvia de cascotes justo acaba de comenzar y hasta que no acabe no podrá empezar la reconstrucción. Pero que nadie se lleve a engaño, que por mucho que vuelva, la hostia está siendo de tal calibre que ello impedirá durante cierto tiempo a volver a ser lo que fue hace pocos años.

En este país, sobretodo con el advenimiento del PP al poder, comenzó a inflarse una burbuja especulativa inmobiliaria que todo el mundo preveía que explotaría, pero que curiosamente no movilizó a nadie para evitar que lo hiciera. ¿Por qué? Simplemente porque los que podían hacerlo no estaban interesados en hacerlo y, seamos francos, no se esperaban que la caída fuera tan dura.

A principios de la primera legislatura del PP, se modificó la ley de financiación local y dejó a los ayuntamientos sin recursos propios y se les obligó a depender de las subvenciones estatales y de las contribuciones de las viviendas (IBI) de la población. Si a eso juntamos un periodo económico relativamente favorable, las ganas de sacar provecho de sus tierras por parte de los terratenientes, la harina que se pega a las manos de los funcionarios públicos, el auge del turismo y el boom de la inmigración, ya tenemos todo el cóctel con que fabricar una burbuja del tamaño de una casa -imitando las que hace Pep Bou- y exactamente con la misma fragilidad.

Los diferentes gobiernos podían haber puesto remedio, limitando los proyectos -muchos de ellos faraónicos- y las recalificaciones de suelo que se hicieron por doquier para atender una demanda que en realidad no existía más que en la mente calenturienta de especuladores empedernidos, pero es muy difícil tener perspectiva cuando se es juez y parte a la vez y, como buenos españoles, lo que predomina es la improvisación. Cerrar los ojos y rezar un padrenuestro para que no sea muy fuerte la castaña es la política que se ha seguido.

Por desgracia, la crisis ha venido por una parte que nadie esperaba, por el financiero. Los bancos se han metido hasta el cuello de deudas, en una alegría crediticia sin precedentes confiando en no-se-que. Los EE.UU. -la superpotencia- por su parte, ha empezado a hacer aguas gracias en parte a la guerra de Irak, que está arruinando la sociedad gracias a una hemorragia económica que solo ha beneficiado a los cuatro amiguetes de los colaboradores de Bush. Los Bancos yanquis se han quedado sin líquido y llevan un año haciendo temblar la economía mundial dependiente como ha sido siempre del dólar.

Este temblor ha movido la mesa sobre el que se monta el castillo de naipes español, cuando todo el mundo esperaba que fuera su propia fragilidad la que lo hiciera caer, pero confiando en la solidez del sector bancario, justamente lo que ha fallado estrepitosamente.

En España, encima, la dependencia de la construcción ha hecho que la crisis sea muchísimo más fuerte que para otros países europeos que no dependieron tanto del "tocho", que están sobrellevando el temporal con bastante mejor dignidad que en la Piel de Toro y que aprovecharán la tirada para sacarnos aún más ventaja. En fin...

Se dice que las funerarias son las únicas que crecen en época de crisis. Pues no es por alarmar, pero Funespaña ha perdido un 45'30% de su valor en Bolsa en el último año.

Madrecita que me quede como estoy.

Solidez económica española

sábado, julio 12, 2008

Ande yo fresquete y quéjese el dirigente.

Estos días, en Barcelona, está haciendo una humedad ambiental espantosa, lo cual te hace estar pegajoso e incómodo, y a pesar de que no está haciendo unas temperaturas excesivamente elevadas, esa combinación de humedad y temperatura te hace parecer que estas viviendo en medio de la selva del Vietnam. En la tele, por su parte, no hacen más que bombardearnos con que pongamos los aparatos de aire acondicionado a 25º C, cara a un ahorro de energía y no pasar frío en pleno verano. La idea parece loable si no fuera porque la propia climatología de la zona lo hace imposible si queremos estar mínimamente cómodos.

Efectivamente, los encargados institucionales de poner los anuncios parecen no tener en cuenta un parámetro que en las zonas costeras conocemos bien, que es la "Temperatura de Bochorno" (nosotros decimos "Temperatura de Xafogor"), según la cual una temperatura concreta sumada a una cierta humedad ambiental, produce una sensación de temperatura muchas veces superior a la que realmente se está dando. Ello es lo que produce que si usted pasea por la Expo de Zaragoza a las 4 de la tarde, tendrá la sensación de pasear por un horno a cielo abierto, mientras que si está por Bujaraloz aún teniendo una temperatura bastante más alta, como mínimo podrá estar.

Podéis ver la Temperatura de Bochorno correspondiente a las combinaciones de temperatura y humedad relativa en el cuadro adjunto:



Usted imagine que vive en Barcelona, Valencia o Málaga y hace caso a la propaganda institucional, y pone su aire acondicionado a 25º para hacer un bien al planeta. Si usted tiene en aquellos momentos una humedad relativa de un 75% (cosa muy habitual en las zonas costeras), la temperatura que usted va a notar dentro de su casa será de unos confortabilísimos 33ºC. -¡Toma castaña!- y encima parecerá que está bañado en miel por la humedad. La incomodidad evidente le hará que le meta caña al aire acondicionado hasta que se sienta mínimamente a gusto, o lo que es lo mismo, cuando la temperatura sea lo bastante baja como para contrarrestar el efecto de la humedad. Para gozo y disfrute de nuestros sufridos gobernantes, ello no se alcanza hasta los 21º (21º + 75º Hr.= 26º).

Sin embargo, a veces encontramos oficinas y comercios donde parece que quieran estar en un igloo de lo bajo que lo tienen, y ello atiende a esta misma causa...y un poco de marketing.

En las oficinas se genera mucho calor, y es sabido que el calor produce una bajada de la presión arterial y aturde a las personas. Si suben las temperaturas, las personas perdemos toda gana de hacer nada y dejamos de producir, ya que nuestro metabolismo se ralentiza para compensar el calor. Las empresas lo saben, y para evitar esta improductiva astenia, bajan sobremanera la temperatura ambiente para provocar que la gente tenga frío, se espabile y siga produciendo a toda máquina sin llegar a padecer calor que les tenga incómodos y bajos de rendimiento. No... si tontos no son.

En grandes almacenes, caso del Corte Inglés y demás, el efecto es el mismo para con sus empleados, pero se suma con la intención de hacer que la clientela se encuentre a gusto en el local a pesar de las altas humedades (sólo se consigue con temperaturas por debajo de 21º) y con la intención de promocionar un ambiente propicio para la prueba y compra de ropa. Si encima conseguimos que el cliente no sude y no nos ensucie la ropa, oye... miel sobre hojuelas (otros que tampoco son tontos).

Total, que muchas veces, no es tan importante el control de la temperatura de nuestras casas como un control conjunto de la temperatura y la humedad relativa, ya que si ponemos el termostato a 23º y conseguimos una Hr de 40%, la temperatura real y la de bochorno serán las mismas, con su correspondiente ahorro económico.

Tal vez, el planteamiento tendría que empezar por aquí. Seguro que las campañas de ahorro de energía -y de constipados- serían mucho más efectivas de lo que son en realidad.

Ande yo fresquete y quéjese el dirigente... que dijo aquel.


Unos amigos en su casa haciendo caso de las recomendaciones del gobierno.

viernes, julio 11, 2008

Merecimientos.

La inflación interanual sube hasta el 5%, el petroleo alcanza un precio record de 146 dólares por barril, el crecimiento o se estanca o directamente retrocede, el paro se dispara, el euribor se desmadra y... ¿en qué nos movilizamos? ¡Para conseguir un Iphone! A gilipollas no nos gana nadie, de verdad.

En un momento de crisis, en que las familias están endeudadas hasta las cejas, que malamente se puede llegar a fin de mes, resulta que hay colas de espanto para conseguir el último juguetito del mercado a unos precios desorbitados y que no hace nada diferente de lo que ya puede hacer un PC, pero más pequeño e infinitamente más caro, con la única ventaja de que podrás ver el último video del perro skater por la calle.

No me parece mal que si te lo puedes permitir, te compres ese tipo de cacharrejo de utilidad más que dudosa, pero que es chachi piruli y mola mogollón llevarlo en el bolsillo, pero los pringadillos que se ven en las colas de las Tiendas Telefónica, tienen cara de todo menos de potentados montados en el dólar. Es, sencillamente, espeluznante.

Nada, nada... pues que paguen sus 85 euros de consumo mínimo mensual durante dos años, y gasten mucho más para ver el tiempo en su nuevo aparatejo chupi-guay, mientras se encuentran haciendo más horas que un reloj en el trabajo, cobrando cuatro chavos y quejándose de que les han subido la hipoteca o el alquiler.

Tenemos lo que nos merecemos.

Con el Iphone se sobrellevan mejor las colas.

jueves, julio 10, 2008

Buitres, trepas y pirañas.

Muchas veces han dicho de los "pericos", que tenemos una casa de putas en vez de una entidad deportiva, dados los problemas internos de poder de la familias que tradicionalmente había tenido el club. Sin embargo, si lo nuestro es una casa de putas...¿como tendríamos que definir al F.C. Barcelona actualmente? Con el culebrón Laporta, con moción de censura incluida, el Barça está siendo una auténtica casa de lenocinio en que los bidés están llenos de pirañas, los armarios de avisperos y las habitaciones de buitres. Por suerte, yo estoy viendo los toros desde la barrera.

Si hemos de ser sinceros, a mí, el hecho de que esté Laporta en el Barça, ya me está bien. Será el interfecto más soberbio y trepa que se pueda encontrar, pero como seguidor del Espanyol no puedo por menos que reírme un rato de las desgracias ajenas, ya que bastante lo han hecho ellos con nosotros, y siempre está mal que siempre sean los mismos los que se rían. Es este sentimiento que me pone un poco a favor de la continuidad del polémico "Jan".

Sin embargo, este mismo posicionamiento me permite ver que sí, que es posible que el actual presidente del Barça, sea un ser prepotente que solo utiliza a su club como trampolín para su proyección personal. Pero no nos engañemos. Los que tiene a su alrededor... ¡son tanto o más trepas y manipuladores que él! Ahora se ha abierto la veda, y el trepa máximo se está viendo acosado por sus propios "Brutos" que quieren su piel a toda costa, y lo que es más importante... su poltrona.

El Barcelona es -todavía- una ONG, al ser una entidad deportiva sin ánimo de lucro (juasjuasjuas!) y, por tanto, cualquier mamotreto con alguna influencia que quiera un altavoz gigantesco para hacerse con una cuota de poder en este país, puede llegar -a base de traiciones, cianuro y puñaladas traperas (de buen rollo, eso sí)- a estar en lo alto del trono azulgrana. El club es lo de menos, y los colores los sienten en proporción de sus intereses. Lo siento por aquellos culés de corazón que darían su alma por el club, porque estos malmascas no tendrán ningún pudor en destruirlo si tienen algo que ganar.

El RCD Espanyol, fue el hazmerreir de los culés porque fue obligado por decreto a dejar de ser una ONG, para transformarse en una S.A.D. (Sociedad Anónima Deportiva). Era una bajada de categoría. No obstante, esto mismo ha estabilizado el club y lo que le permite prosperar, ya que ha aclarado quien es el que manda: el que tiene más cuartos. Y eso va a misa. Las otrora omnipotentes "familias" han intentado hacer de las suyas para romper el club a su favor, pero como no juntan cuatro duros, han tenido que achantar.

En el Barça, por su parte, esto no es posible, y cualquier mindundi ambicioso puede -y de hecho están haciéndolo- aprovecharse de la infraestructura del club para escalar en el escalafón social. El club, lo de menos; los intereses económicos y personales siempre delante.

El Barça próximamente nos va a dar mucho espectáculo, pero témome que no será futbolístico.

Nueva directiva del Barça. ¿O es la vieja?

miércoles, julio 09, 2008

Ese es el problema.

Si alguien viene por Barcelona y pasea por sus calles, que vaya con cuidado que vendrá una patrulla de los Mossos d'Esquadra (La policía autonómica catalana), y como te pillen hablando castellano, te van a dar de hostias hasta en el carnet, te llenarán de grilletes y dentro de una celda con los barrotes rojo y amarillo te obligarán a cantar el Virolai hasta que te salga con acento de Vic. Esto es lo que gusta de escuchar - y propagar- a las alas más carcas y reaccionarias de la derecha española, es decir a nuestros amigos Fede y Pedro "Tanga" Ramirez. ¿Lo peor? que hay gente que en su ignorante y cegato nacionalismo, sin haber pisado tierra catalana en su puta vida, se creen a pies juntillas estas soberanas "paridas".

Por si fuera poco esta tragicomedia con visos de vodevil, no se les ocurre otra que el sonado "manifiesto" para la defensa del castellano. ¡Como si una lengua que tiene unos 500 millones de hablantes, siendo la segunda lengua más estudiada del mundo, tuviera algo que temer de una lengua de 7'7 millones de hablantes de los cuales la gran mayoría son analfabetos de facto en su propia lengua!. Hombre...¡no jodamos!

El motivo de esta soberana gilipollez se ha de buscar en los posicionamientos de poder dentro del Partido Popular, donde el sector más franquista se está viendo desplazado a marchas forzadas de todos los órganos de poder que poseía. El chivo expiatorio le ha tocado, una vez más, a la lengua catalana, excusa recurrente y muy versátil del antinacionalista nacionalismo español para hacer ruido y dar por culo al personal de su propio partido y al ajeno. Y aunque aquí ya estemos curados de espanto, coñe... sentir tanta mentira y tan repetida, ya toca la huevada.

Yo lo he dicho durante estos tres últimos años por activa, por pasiva, y por soleares... yo no soy ningún mártir por escribir en castellano en Barcelona, ni emulo a Matrix porque esté hablando en castellano en mi casa, ni en la calle, ni en la red. Nadie me obliga a escribir, ni a hablar, ni a pensar en ningún idioma... ¡ni nunca lo han hecho! Y eso es tal vez, lo que les duela a estos carcamales, porque como dijo Ovidi Montllor...

T’adones amic? Hi ha gent a qui no agrada que es parle, s’escriga o es pense en català. És la mateixa gent a qui no els agrada que es parle, s’escriga o es pense.

(¿Te das cuenta, amigo? Hay gente a la que no le gusta que se hable, se escriba o se piense en catalán. Es la misma gente a la que no les gusta que se hable, se escriba o se piense.)

Ese es el problema.

La cultura siempre da miedo.