Publicidad

martes, enero 27, 2009

Árboles bajo sospecha.

El vendaval de estos días por Barcelona ha sido de los que hacen época. Los destrozos son tremendos. Vidrios reventados, tejados desprendidos, edificios destrozados por la fuerza del viento -que se han llevado vidas humanas por delante-, vallas y torres de electricidad dobladas como si fueran de plastelina y... árboles. Miles de árboles por los suelos, y han sido, con diferencia lo que más ha producido daños al mobiliario urbano. ¿Casualidad? Pues no.

A parte de los que han caído en el bosque - cuya caída ha sido por efectos naturales- acuérdese de esa zanja que abrieron en su calle, o de aquellas obras de alcantarillado, o de la instalación del cable, o de... todas esas actuaciones llevaban inherente el cortar las raíces de los árboles que se encontraban en los alrededores ya que molestan en la excavación. Y eso, lo único que ha hecho es convertir a una buena parte del arbolado urbano en un potencial asesino, ya que una raíz cortada significa un apoyo menos, y un tirante menos delante de vendavales como los del fin de semana pasado.

¿Porqué no se tiene más cuidado? ¿Porqué pensamos que una raíz de 20 años puede ser suplida por una de 2? ¿Porqué la administración no se toma en serio la seguridad ciudadana en este tipo de actuación? Pues no lo se, pero habida cuenta la cantidad de coches chafados por el viento, la próxima vez, no se fíe mucho del árbol de delante de su puerta.

Consejo de amigo.

¿Raíces? ¿Donde?

domingo, enero 25, 2009

Idos con el viento.

Lo peor ya ha pasado. Las rachas de viento huracanado de la tormenta extratropical- (prácticamente un huracán de grado 1, casi 2 ) que se ha dado a llamar Klaus, barrieron Barcelona con las velocidades de viento más elevadas en décadas, con rachas de más de 125 kms/h. Sin embargo el rastro de destrucción ha sido impactante por los 6 muertos, entre ellos 4 niños cuyo único pecado fue ir a jugar al béisbol un sábado por la mañana a pesar del temporal que bufaba. Bueno... eso y tener unos políticos que, ante todo, quieren la poltrona a cualquier precio.

Desde el miércoles, los que nos gusta la meteorología y la seguimos, ya sea para prevención de riesgos de nuestros bonsáis -mi caso- o por afición, ya estábamos sobre aviso de lo que podía venirsenos encima, porque era muy evidente. Sin embargo, ningún aviso especial se dió a la población en general. Nosotros, frikis donde los haya, hicimos un seguimiento detallado en los forums dedicados al tema, tal como el de Alfred Rodríguez Picó. Personalmente me estuve la noche del viernes al sábado hasta las 3 de la mañana siguiendo las fotos del satélite, intentando prever la trayectoria y avisar en lo posible a mis amigos del Bonsai (un árbol caro bien vale una previsión).

Curiosamente, a parte de algún aviso de precaución de los hombres del tiempo, aquí no hubo ningún aviso oficial. Incluso el Servicio Meteorológico de Catalunya no daba ningún aviso especial de riesgo elevado por viento. Toda Catalunya estaba en aviso naranja (alto), cuando era evidente que la que venia era de órdago (alerta roja). Y así fue.

A las 7.30 me despertó el estruendo del temporal. La presión del viento combaba las cristaleras como si fueran de plástico y el sonido de tablones y cristales rotos inundaba el ambiente. Era, simplemente acojonante. Me conecté a Internet, para continuar haciendo el seguimiento y me encontré con la siguiente imagen a las 8.30 h.

¡Un huracán en pleno Golfo de Vizcaya!¡Y en pleno mes de Enero! Realmente no se presagiaba nada bueno para estas tierras a pesar de que los Pirineos eran una pantalla prometedora. Sin embargo las rachas de 150 y 170 km/h en el País Vasco y las olas de 14 metros decían que los Pirineos poco iban a proteger ante semejante salvajada natural... y lo evidente, llegó.

¿Porqué no avisaron más temprano las autoridades? ¿No vieron lo que se venía encima? ¿Porqué la gente salió a la calle a pesar de que los vallas publicitarias se doblaban como si fuera mantequilla? ¿No notó la gente que el clima del viernes por la noche, con un calor horrible y un viento en calma, no era normal? Pues no. Por lo visto nadie lo vio.

Los políticos, por el miedo a las críticas por si equivocaban la predicción, no creyeron oportuno dar el aviso de peligro ya que era, simplemente, probable. Y ante la duda, callaron. Máxime cuando hace unos días se alertó la población por la posibilidad de nevadas a cotas bajas y el alud de críticas fue de las que hacen época porque al final no nevó. Para contrastar, en Madrid no avisaron de nevada y como nevó, la bronca fue igual de espectacular, sin darnos cuenta que tan irresponsable resulta el coartar a un gobierno por un exceso de prevención como el hecho de que éste no avise a la población.

Lo hecho, hecho está. El viento hizo lo suyo, el gobierno la cagó, mucha gente fue imprudente. No hay nada que se pueda hacer ya. A los muertos no se les puede volver a la vida y eso ya es lo suficientemente impactante para cualquiera con un atisbo de sensibilidad. La naturaleza es dura y lo ha demostrado una vez más.

El golpe más fuerte te lo llevas cuando ves las fotos y ves a los 4 niños víctimas, y una imagen de una chaqueta de béisbol entre los escombros de aquella instalación. El vacío es inmenso, atroz, cruel.

Yo vendí esa chaqueta.

Idos con el viento.

jueves, enero 22, 2009

La mosca tras la crisis.

Crisis, crisis y crisis. Todo el mundo está en crisis. Los bancos no hacen préstamos, la gente no gasta ni que los maten, las empresas cierran o hacen regulaciones de empleo como quien se cambia de calzoncillos y los comercios no venden las cosas casi ni regalándolas. Las administraciones no hacen más que decir que la cosa aún irá a peor y vamos a ir con una mano delante y otra detrás. Ya anuncian que en vez de inflación habrá deflación, es decir que los precios van a ir bajando conforme nos hacemos más pobres a ritmos forzados. Y sin embargo yo me pregunto... ¿Es posible que TODO vaya TAN mal? ¿Qué está pasando aquí? Normalmente, cuando hay gente que pierde, significa que hay alguien que gana, pero en este caso NADIE gana. Qué curioso. Ésta mosca que se me ha puesto detrás de la oreja me ha hecho reflexionar y de ser ciertas mis suposiciones, la perversidad de la situación actual sería de las que harían historia. A ver si soy capaz de explicarme.

Lo primero que me llamó la atención es la obsesiva fijación de las instituciones económicas tanto europeas como mundiales para aumentar la percepción de crisis de la población, máxime cuando históricamente siempre han tendido a quitar hierro cuando la cosa ha pintado bastos. Por su parte, sabido es que el comercio, base de toda economía, es muy influenciable y depende de la confianza del consumidor, sin embargo, no hay ningún organismo ni político ni económico que venda optimismo, o como, mínimo tranquilidad aunque fuera falsa (como tantas veces se ha hecho antes). Parece, por tanto, que hay un cierto interés a que el pánico se instale en la población. ¿Porqué?

Tal es la percepción de crisis por la gente, que ésta, por miedo no consume, o si lo hace, lo hace en modo de subsistencia, recortando todos los gastos superfluos e incluso los más básicos. Ello provoca que el comercio se resienta, el cual reduce a su vez el gasto a los proveedores. No hay tanto dinero en movimiento y la gente aún se retiene más en su gasto. Se produce un círculo vicioso en que nadie gasta y, psicológicamente, la gente se conciencia de que no gastar es lo mejor que pueden hacer por si vienen aún peor, tal como están anunciando.

En este contexto, las empresas empiezan a declarar pérdidas por la bajada de las ventas, y empiezan a abrir expedientes de regulación de empleo (ERE) por doquier, inquietando aún más a la población y estancando más la economía ¿Todas las empresas con pérdidas?¿Todas? Incluso Google, paradigma de la empresa de éxito, hace reestructuración y despide 100 personas del departamento de recursos humanos. Nissan, por su parte, demanda financiación al Estado para no tener que despedir a un montón de gente. ¿Los trabajadores como escudos humanos?...huy qué mal me huele esto.

Los bancos siguen en su crisis particular y no dejan dinero simplemente porque no tienen, y están esperando los dineros de los diferentes países para poder limpiar la mierda que tienen en sus cuentas, y hasta que no lo hagan no van a soltar ni un duro. Evidentemente, el hecho de que la gente no gaste un duro les favorece, ya que si la gente gastase tendrían que sacar en metálico un dinero que ahora por ahora solo está en un extracto. Entradas a bajo interés para ellos, y salidas en metálico de los depósitos reducidas al máximo, significan equilibrio de las balanzas a pasos agigantados. La crisis, por los bancos, que siga unos cuantos añitos más.

Las empresas, como la población tiene metido en la cabeza que la crisis nos está devorando, aprovechan la inercia de pesimismo para hacer limpiezas internas. El miedo de la gente hace que para aguantar los puestos de trabajo, los sindicatos acepten casi cualquier cosa. A lo mejor sobran 100 personas, pero la circunstancia es favorable a los EREs y si echan a la calle a 1000, como todas las empresas están "en dificultades", los agentes sociales no van a chistar mucho para asegurar unos cuantos puestos de trabajo y el Estado no va a escatimar gastos para sostenerlas. Total, si necesitan esa gente, las volverán a readmitir pero con condiciones mucho mejores para la empresa. Para las empresas importantes, que siga la crisis un tiempecito más, tampoco está mal.

Y así estamos, los agentes económicos tienen MUCHO a ganar metiendo el miedo en el cuerpo de la gente, y utilizan todos sus recursos mediáticos y de presión política y económica (lobbys) para que la gente no se suba a la parra y les fastidie la situación. Situación que les es muy favorable para enjuagar toda la mierda de una situación económica interna que haría saltar a las cúpulas directivas tanto de empresas como bancos. Pero claro...mientras salten los "curritos" y la gente no se rebote, no saltarán los jefes. Y si encima la gente se resigna, la cosa les irá sobre ruedas... para ellos, claro.

En esta circunstancia, todos los agentes sociales tendrían que poner las peras a cuarto a la patronal ante cualquier ERE, porque la crisis, ahora, se está aguantando artificialmente para beneficiar a los grandes empresarios y banqueros y no porque haya una situación de crisis real. Como todo en esta vida, todo es cuestión de percepción: si crees que las cosas van mal, solo pueden ir a peor, posición a peor que significa pérdidas al pueblo llano, mientras que los de siempre van a ganar a espuertas. Y es que, siempre que alguien pierde, hay alguien que gana. Siempre.

Las matemáticas nunca fallan.

¿El lado oscuro? No, un globo.

miércoles, enero 21, 2009

Valentía importada.

Ayer por la mañana, en plena Sagrada Familia barcelonesa se celebró (y no me equivoco con la palabra usada) un intento de asesinato de una mujer por parte de su expareja a plena luz del día y en medio del bullicio general de la ciudad. La gente, viendo el espectáculo, salió despavorida del lugar... alguno le dio con unos papeles, otros llamaron a la policía... ¿y quien tuvo los santos cojones de enfrentarse con el asesino para evitar la muerte de la chavala? Pues un inmigrante ecuatoriano que pasaba por ahí... ¡olé ahí tus huevos!

En esta sociedad estamos tan acobardados y somos tan recelosos de nuestra seguridad personal (por no decir directamente, egoístas) que nos importa una mierda lo que le pase al vecino. Mientras no nos afecte a nosotros, ya está bien. Tal vez tengamos la sociedad que nos merezcamos.

Nos molesta que nos comparen con un rebaño de borregos, pero es justamente así como actuamos cuando nos encontramos ante una situación comprometida: salimos todos despavoridos y... ¡gilipollas el último! No actuamos como yaks, que ante cualquier peligro (ataques de osos, lobos, etc...), se organizan en un círculo con los yaks más potentes en el exterior y las crías en el interior, volviéndose un conjunto invencible para los depredadores. No, aquí no funcionamos así.

En nuestro caso, tuvo que venir un inmigrante, un sencillo instalador de gas a hacer la faena que no quería hacer nadie y salvó, a base de llave inglesa en la cabeza, la chavala de una muerte segura, a pesar de las 6 cuchilladas que recibió antes de que llegara su salvador, Wilson. Esos tan odiados inmigrantes, que nos quitan el trabajo, que generan delincuencia, que nos molestan con sus músicas, resulta que también nos dan sopas con honda en valentía. Curioso, curioso. Xenofobia, racismo... ¿no serán sinónimos de envidia?

De todo hay entre los que vienen de fuera, y hacer tabla rasa por lo malo, amén de injusto es una crueldad. Posiblemente no tengamos tanta cosa a recriminarles y sí a agradecerles.

Un poco de humildad también nos vendría bien.

Talmente.

martes, enero 20, 2009

¡Buena Suerte, Mr. President!

Hoy se producirá el tan ansiado cambio de inquilino de la Casa Blanca. El peor presidente de Estados Unidos de la Era Moderna (más que nada porque EE.UU. no ha tenido nunca "Era Antigua") cederá el puesto a Barack Obama, su primer presidente negro -bueno, tampoco hay que exagerar, café con leche corto de café. Lo que más me sorprende es cómo ha capitalizado la esperanza de TODO el mundo en su persona. Chinos, japoneses, palestinos, angoleños, hindúes, europeos, argentinos... todos piensan que Obama va a arreglar sus problemas como si fuera el Mago Merlín, y creo que están muy equivocados.

Obama, a pesar del color de su piel, no deja de ser más que una pieza más del "stablishment" norteamericano, es decir, juega el mismo juego que los demás y como tal se mueve por los mismos patrones políticos. No es una especie de Espartaco que ha derrocado un sistema, si no que ha accedido al poder en tanto que es parte del sistema y este mismo sistema lo ha encumbrado, siendo ratificado por el pueblo. No es lo mismo.

En mi opinión, que nadie espere grandes cambios radicales, que nadie espere giros copernicanos de la política exterior o interior estadounidense, ya que los lobbys, vicios e intereses creados dentro de la política americana no desaparecen de la noche a la mañana por el simple cambio de quien se sienta en el Despacho Oval. No son las cosas tan sencillas.

Sin embargo, no va a tener mucho problema en que la gente esté encantada con su labor, ya que en comparación con los 8 años de inutilidad de Bush, hasta un niño sería capaz de hacerlo bien, por lo que en este sentido el terreno va a tenerlo bien llanito. Pero que nadie espere que Obama sea una panacea, porque no lo será. Obama, antes de negro, es político, y como tal ha de dar una imagen determinada y actuará de una forma determinada, con toda probabilidad totalmente opuesta a lo que son los intereses del pueblo llano. Mas que nada, porque siempre ha pasado lo mismo cuando se depositan esperanzas en políticos y más cuando han sido tan personalizados y tan hinchados a base de marketing como ha sido Obama.

Le deseo todo lo mejor al nuevo presidente mundial... estooo... norteamericano, pero siguiendo mi propia filosofía, no espero nada de nadie y tampoco él iba a ser una excepción. Prefiero que me sorprenda - o no - con su labor diaria ya que es la única forma de que las personas no te decepcionen: cuando no esperas nada de ellas.

Lástima que las masas no sigan la misma filosofía que yo, porque la hostia moral que se llevarán en cuanto Barack Obama empiece a ejercer en serio de Presidente promete ser de las que hacen época.

Sea lo que sea... Buena Suerte, Mister President!


Ay, ay... la leche que se van a dar algunos...

lunes, enero 19, 2009

Hoy, cuento: El caso.

Mi vida como inspector de policía no se puede decir que fuera como las de las películas. El hecho de trabajar en una de las zonas más tranquilas de la ciudad me hacía aburrirme más que una ostra haciendo calceta. Un gato que maúlla en exceso o un adolescente de 35 años con Las Cuatro Estaciones de Vivaldi a todo trapo desde su “buga” tuneado, era a lo máximo que podía aspirar a encontrarme durante mi jornada laboral. Sin embargo, aquel día fue diferente.

Serían las 12 de la mañana de aquel martes, y una llamada de una vecina angustiada hizo saltar todas las alarmas en la comisaría: En uno de los áticos de la ciudad había aparecido un hombre muerto estirado en el suelo. La cosa prometía; después de tantos años sin un caso como Dios manda, éste se presentaba interesante y nos encaminamos al lugar del incidente.

Y allí estaba, estirado boca abajo en aquel terrado, entre antenas y tendederos. Era un hombre de unos treinta y tantos, moreno, posiblemente de origen hindú o pakistaní y vestido con uniforme naranja y chaleco azul marino, bastante raídos por cierto. ¿Qué hacía este hombre aquí? No parecía haber ningún tipo de disparo, si bien hacía un cierto tufillo a quemado y estaba bastante sucio de hollín. ¿Una cuestión de drogas? ¿Un ajuste de cuentas?. Lo ignoraba.

Estábamos esperando la orden de levantamiento del cadáver, para poder moverlo todo, que vino mi ayudante con otra noticia aún más sorprendente: Otros dos cadáveres aparentemente con las mismas características habían aparecido en sendos terrados de la población y, efectivamente, uno más grueso y el otro un poco más bajo, pero coincidían tanto físicamente, como en vestimenta...y en el olor a quemado. Como novedad, uno de ellos tenía debajo de él una antena de televisión. Mi analítica mente sacaba humo mirando de atar cabos entorno al asunto.

De repente, oímos una detonación no muy lejos del ático en que nos movíamos. Mis compañeros y yo subimos corriendo al terrado contiguo para poder intentar ver de donde provenía el estallido, ya que esperábamos poder tener mejor vista al venir de una calle adyacente. Desgraciadamente los edificios no nos dejaban ver la calle. ¡Mierda!

Un estruendo fortísimo seguido de una sacudida me despidió de la posición que ocupaba en aquella azotea y me tiró al suelo violentamente. Por suerte de la resistente celosía, ya que podía haber hecho “puenting”, pero sin cuerda.

Tan pronto me rehíce un poco y me incorporé, vi lo que había provocado mi caída. Allí, a menos de un metro de donde me ubicaba había un nuevo cadáver, humeante, moreno y vestido de naranja. Había caído del cielo como si un meteorito fuera y casi se me lleva por delante. ¿¡Pero qué había pasado!? El desgraciado había quedado boca arriba y pudimos ver que era un uniforme de la compañía distribuidora de butano. ¿¿¿Butaneros??? Yo ya no entendía nada.

Al llegar a la zona de la deflagración anterior, interrogamos a testigos presenciales y pudimos dar, por fin, carpetazo al asunto: La explosión se produjo en un camión de reparto de butano, justamente en el momento en que uno de los repartidores se encaramó a la caja y golpeó con inusitada insistencia una de las bombonas del camión, de cara a que, con el ruido, llamar la atención del vecindario y avisar de su presencia. ¡Y vaya si la llamó! ¡Igual que los otros tres repartidores, émulos todos ellos de un obús del quince!

Está visto que la crisis, la pobreza y las bombonas de butano, no son compatibles con tener los pies en el suelo.

Llamar la atención puede ser peligroso.

domingo, enero 18, 2009

Cepos, fotos y jetas.

Hay trampas para cazar ratones, hay trampas para cazar pájaros, hay trampas para cazar osos y hay trampas para cazar a Soraya Saenz de Santamaría. Un auténtico cepo para lobos ha sido el que ha tendido el sinvergüenza de Pedro Jota a la actual portavoz del Partido Popular con la publicación en primera plana y a traición de la foto de Soraya en pose sugerente, y los consiguientes comentarios misóginos y rastreros que hace en su propio atril informativo de El Mundo. La bajeza moral de este interfecto es de Libro Guinnes, de verdad.

La trampa le salió perfecta. Nieves Herrero (otra que la cual mejor no hablar), le propone a Soraya una entrevista "personal" para el dominical de El Mundo. Según parece le solicitaron las fotos para un supuesto fin benéfico. Soraya, que es amiga de la Herrero, accede, y ¡oh, casualidad! la foto más comprometida con los comentarios más "suculentos" es descontextualizada y salen en portada del mismo diario que debía publicarla. La odiada portavoz había caído de cuatro patas en la trampa. Jaque Mate.

A Pedro Jota le ha faltado tiempo para hacer picadillo a la portavoz del PP, a esa portavoz que tanto le repele porque no es de la banda dura de la derecha nacionalista española y, para más Inri, ha sido impuesta por su aún más enemigo político, el actual presidente, Mariano Rajoy.

Soraya ha caído de bruces en el foso de las víboras como una inocente colegiala, y aunque se ha de reconocer que la chavala está de buen ver, la tirria de los acólitos aznaristas contra su persona es tal que no han dudado de ridiculizarla a la mínima que han propiciado y podido. La excusa es lo mismo, la han cazado y la han despellejado viva con el único propósito de destrozar moralmente a Rajoy y promocionar la candidatura de Esperanza "pies-para-que-os-quiero" Aguirre a la presidencia de los Populares.

La encerrona les ha salido a la perfección, y esos hipócritas con jeta de cemento armado que la critican, han conseguido hacer que Soraya se esconda, consiguiendo una victoria en esta batalla cainita dentro de la derecha española. La derecha más reaccionaria piensa que en política y en la guerra todo vale.

Mi abuelo, en el frente, ya lo sabía.

Modus operandii de Pedro Jota.

sábado, enero 17, 2009

Hoy, cuento: El congelado.

Eran las once de la noche pasadas, ya hacía un rato que había cenado pero aún tenía el estomago que me hacía run- run, es decir, que si me lo proponía me comía a Dios por los pies. Hice una carcajada sorda al imaginarme a Jesucristo levantándose las sayas y salir corriendo delante mío -uno ha sido siempre muy agnóstico. Bromas a parte, no soy de comer mucho y el hecho de trabajar bastante lejos me obligaba a hacer las comidas la mayor parte del tiempo fuera de casa. No sabía si tendría algo comestible, pero aún así me encaminé a “atracar” mi nevera.

Abrí el aparato y cogí el salchichón que colgaba modosamente de la puerta. El amoroso bocado que le aticé a traición al pétreo “fuet” le supo a gloria bendita a mi dentista, pero...algo me llamó la atención dentro de la nevera. Volví atrás y volví a abrir el refrigerador. Se me cayeron los pantalones de la impresión, aunque tengo que reconocer que la goma pasada de la cinturilla también hizo mucho. Allí, delante mío, había un chino congelado. Increíble.

El chino era de talla mediana, es decir, como yo, vestido con un kimono de raso amarillo limón , con unos bigotes negros estirados, un gorrito negro con una borla amarilla a juego que malamente tapaba una prominente coleta acabada en un cuco lacito rosa, y una sonrisa de oreja a oreja que dejaba ver los dientes. Lo que más me llamó la atención fue el carámbano que le colgaba del agujero izquierdo de la nariz. Bueno... eso y la bolsa de arroz 3 delicias que sostenía con la mano derecha a la altura de la oreja.

Pero... ¿qué hacía un chino en mi nevera? ¿como había llegado? Nada había de raro en mi casa, nada hacía sospechar que alguien hubiera forzado ni ventana, ni puertas, ni nada. Nada. Tanto misterio había en la casa que me obligaba a quitarlo a paletadas. Sin embargo, cuando ya estaba dispuesto a enviar un e-mail a la policía avisando del hecho, la televisión me dio la clave de este asunto tan escabroso. ¡¡¡Era el chino!!!

El dichoso chino estaba ahí, más campante que un ajo, anunciando un producto nuevo: un arroz 3 delicias prefrito que con un chorreón de aceite y un sofrito de cebolla salía buenísimo. El icterícico personaje, en un momento dado sale de la nevera y enseña a la familia compradora la forma de cocinar tan fabuloso manjar. Miré de reojo al cubito amarillo de metro sesenta que me sonreía desde dentro de mi frigorífico.

Comer más en casa no estaría nada mal. -Me dije.


¿Hace mucho tiempo que no comes en casa?

viernes, enero 16, 2009

Amnesia acuática.

Hoy se han empezado a poner en funcionamiento 75 fuentes ornamentales que utilizaban agua de boca y que en razón del Decreto de Sequía se habían prohibido su funcionamiento. El anuncio de esta medida, al contrario de lo que pueda parecer, no significa un retorno a la normalidad, sino la confirmación clara y contundente de que en este país no aprendemos ni a la de tres.

Barcelona está enclavada en un clima mediterráneo, o lo que es lo mismo, en una zona en que las precipitaciones no son, ni muchas, ni regulares. Esta ubicación produce que tan pronto tengamos épocas de grandes temporales de lluvias (pocas veces) como épocas de pertinaz sequía (muy habitualmente). Acabamos de salir de una época de vacas gordas en lo que a pluviometría se refiere, y a nuestros gobernantes ya les ha dado la cagalera de dar permiso a abrir el grifo. ¡Ya se ha acabado la sequía!¡Venga a gastar el agua a manta que ya somos centroeuropeos!, sin acordarse que en cuanto no llueva en tres meses, todas las restricciones van a tener que volver. ¿Tiene sentido? Si, el que quieran ellos darle.

Ahora nadie se acuerda de trasvases del Ródano, desaladoras, minitrasvases del Ebro, ni de los barcos de agua o los histriónicos trenes que tendrían que llevar el agua a la capital catalana. Toda aquella problemática se la llevó el agua y ya nadie los encuentra a faltar. Por lo visto el Conseller Baltasar pidió a La Moreneta que lloviera y les hiciera un lavado de memoria a los catalanes, y algo hizo bien, que se lo concedió.

Pero... ¿alguien ha echado en falta el agua de esas fuentes durante 8 meses? Porque creo que a bien poca gente le habrá resultado chocante esas fuentes sin agua, máxime cuando la más importante de todas, la que más agua necesita y la más turística de todas, la Font Màgica de Montjuïc, se abastece mediante agua freática y no le ha faltado. ¿No podían hacer el resto con un circuito cerrado de agua, o, directamente, dejarlas sin agua como una estatua más? Pues no, es más fácil abrir el grifo y que empiece a salir el chorro ahora que podemos dedicarnos a venderla y todo.

¿Alguien sabe como están las desaladoras que tenían que entrar en funcionamiento en Diciembre del 2008? ¿Alguien sabe en qué punto están las negociaciones para el trasvase del Ródano? Nadie sabe nada porque a nadie le importa, nadie se acuerda. Ha llovido, se han llenado los pantanos (no crean que tanto, está el conjunto al 78%) y ya podemos olvidarnos de todos los problemas que se derivaban de la falta de agua.

Ya vendrá Paco con las rebajas, ya...

Para algunos esto es una selva lluviosa.

jueves, enero 15, 2009

Cachondeo "entropa".

Viendo las noticias que nos dan día a día, si hay alguna conclusión matemática a la que podamos llegar sin lugar a dudas es que, en esta parte del mundo, tenemos muy poco sentido del humor. O si no, que se lo digan a David Cerny, el artista checo que ha hecho el "Pórtico de la Gloria" -gloria suya, claro- de la entrada de la Comisión Europea en Bruselas por encargo del gobierno checo, para "celebrar" la entrada de la presidencia semestral de la Unión Europea. La obra, llamada Entropa, ha hecho muy poca gracia a los estirados jefes de estado europeos, aunque, personalmente, reconozco que tiene su gracia.

Bulgaria representada con letrinas (no me explico porqué), Francia en Huelga, Suecia desmontada en una caja de Ikea, Italia como un campo de fútbol, Holanda como minaretes que salen del mar o Polonia con curas levantando una bandera gay, son solo algunos de los ejemplos de la histriónica representación.

Rumanía es como un parque temático dedicado a Drácula, Alemania como una semi- esvástica (no lo iba a hacer evidente, claro), Dinamarca recordando la caricatura de Mahoma (¡huy!¡huy!), Bélgica como un montón de sandías haciendo el Atomium y a Inglaterra, simplemente no la ha puesto, porque como ellos no son europeos, pues dos piedras... ¿y España? Pues a España la ha representado como una estructura de cemento armado con vehículos de la construcción, en clara referencia al pelotazo del tocho que tan tradicional resulta por estas ¿santas? tierras. Sublime.

Total, que todos los países han puesto el grito en el cielo, incluido el checo, por lo de mofa y befa contra la política de lo correcto del "stablishment" europeo -mecenas de la obra- y a que los 66000 euros del presupuesto, que tenia que ser para una obra conjunta entre 27 artistas y se lo comió el tal David "tó pa" él solito. Todos los países de hoja de perejil, publicidad gratuita del artista en todo el mundo y, encima, el presupuesto enterito en su bolsillo. Dile tonto al andoba.

Y es que nuestros políticos, tan meticulosos ellos con su imagen a fin de no perder un solo voto ante sus votantes, no saben reírse de sus propios estereotipos porque piensan que les va a oler el culo a pólvora en las próximas elecciones. Criticamos a los integristas musulmanes cuando saltan por nimiedades y en cuanto nos dejan con el culo al aire, salimos hipócritamente todos con las hachas de guerra en las manos, como si fuéramos querubines perfectos e infalibles como un Papa cualquiera, cuando en realidad tenemos más fallos que un manual de instrucciones de una radio de los chinos. Y no puede ser.

A mí, particularmente, y si quieren que les diga la verdad, me parece la mar de divertida y original, oigan,... pero igual es porque soy un mal español.

Sí, será por eso.

¡No me negarán que es cachondo!

viernes, enero 09, 2009

Hartura.

Leído esta mañana en El Periódico:

"Israel y Hamás han rechazado el llamamiento a un alto el fuego que les hizo el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas anoche porque no satisface sus respectivas necesidades de seguridad y libertad de movimiento."

Y dicho esto... ¿Ustedes creen que ésta gente está interesada en la Paz? ¿Ustedes no creen que lo único que están haciendo es jugando con la opinión pública mundial? ¿Ustedes creen que les importa una mierda el sufrimiento de la población civil? ¿Ustedes creen que vale la pena dedicarles un minuto en los telediarios? ¡Por Dios!

Ellos siguen con su guerra, ya que justamente lo que les mata es lo que les mantiene con vida, porque si no, pierden todas las partes su razón de ser: ¿qué haría el ejército hebreo si no se crease enemigos entre los árabes? ¿Que haría Hamás si Israel dejara de atacarles? El ejército israelí es uno de los mayores consumidores de armas del mundo y muchísimas empresas armamentísticas se echarían a temblar con sólo pensar una reducción de su consumo, y Hamás perdería el poder en Gaza y su razón fundamentalista de existir y de inmolarse. O lo que es lo mismo, los unos emborrachándose en los baretos de Tel-Aviv y los otros orando a La Meca mientras recogen olivas en Judea. Una vida llena de sentido, vamos.

¿Que mueren críos, ancianos, soldados, civiles, guerrilleros, cooperantes o altos mandos militares? Da lo mismo, todo forma parte de la misma parafernalia, un simple títere más de este truculento psico-drama de guiñol, que debido a su alta audiencia en prime-time, no desaparece de ninguna forma de la cartelera.

Posiblemente, en el momento que nadie hable de ellos, la cordura vuelva a la cabeza de todos: Los actores se deben exclusivamente a su público.

Qué hartura.

¡Bienvenidos sean al Próximo Oriente!

miércoles, enero 07, 2009

Que Dios nos coja confesados.

Como ya he dicho muchas veces, si algo me caracteriza es la tendencia a ir contracorriente y mi obsesiva tendencia a mirar debajo de las alfombras para ver lo que realmente se nos quiere esconder (tranquilos, no hace falta que cuando vaya yo a vuestras casas limpiéis bajo las alfombras, es simplemente metafórico). Sin embargo, en relación al tema de Gaza, si tuviera que volver la alfombra, necesitaría un container para sacar lo que en ella hay.

Dentro de mis limitados conocimientos siempre intento ser ecuánime y mirar las cosas con cierta objetividad, lo cual me permite ver que no todo el monte es orégano la mayoría de las veces y que la gente somos muy fácilmente manipulados en nuestra opinión según soplen los vientos informativos y, ahora, no hay nada más fácil que ser pro-palestino. Como en el fútbol, todo el mundo se apunta a carro ganador; se lo dice uno que es del Espanyol.

El caso es que leemos en la prensa internacional grandes titulares dedicados a la carnicería de Israel en Gaza, al gran desastre humanitario que en ella se provoca y las grandes palabras de los diferentes líderes políticos del mundo según el color que vistan en el momento. Está visto que los judíos son los grandes diablos y no hay nada más fácil que ponerse en su contra para vender diarios a manta. El marketing y los intereses llevados al último extremo.

No obstante...¿a que viene ahora rasgarse las vestiduras por la situación de Gaza? ¿Tiene sentido movilizar toda la opinión pública en defensa de los civiles palestinos cuando en los últimos años no han estado mejor? ¿Que pasa, que desde que Israel abandonó Gaza no han necesitado a la opinión pública? ¿El muro que separa Egipto de Gaza es judío también? Por lo visto la justicia humana se mueve por modas y ahora, está de moda.

Nadie está defendiendo un ataque brutal, por desproporcionado y prepotente, del ejército hebreo, no se me confundan, pero lo que no me vale es aprovechar ahora que les están zurrando a los palestinos para que los "indignadísimos" occidentales -sentaditos en sus cómodos sillones, eso sí- pongan el grito en el cielo por su situación, máxime cuando parece que ninguno de los contendientes pretende dejar de darse hostias y juegan a un "tócame Roque" que huele bastante mal.

O si no... ¿porqué ahora que Francia y Egipto pretenden hacer de mediadores para hacer un alto el fuego -con el que Israel no está en contra, no olvidemos-, Hamás se destapa con que no quiere la mediación egipcia porque la considera pro-israelita (¡válgame el cielo!) y no la ve con buenos ojos? ¿porqué ahora, que la paupérrima tregua de 3 horas se consolida, les falta tiempo a los islamistas cercanos a Hezbollà para lanzar desde el sur del Líbano una andanada de misiles a zona hebrea? ¿Para conseguir la paz? ¡No jodamos!

Pocas ganas hay de buscar la Paz por parte de las partes, pero me parece que menos ganas hay de encontrarla.

Que Dios nos coja confesados.

Palomas de la Paz destinadas al Próximo Oriente.

viernes, enero 02, 2009

¿Quien es el bueno aqui?

Si alguien esperaba que porque el calendario cambiara de fecha, las cosas iban a ir mejor o que irían diferentes, lo único que le puedo decir es que es un votante modélico. La financiación autonómica seguirá sin arreglarse, los precios seguirán igual de altos, los salarios igual de bajos, los bancos seguirán haciendo la puñeta a la gente y los israelís se seguirán dando de hostias con los palestinos. Es la tendencia de los últimos años y, salvo cataclismo, la cosa no va a cambar mucho. Al respecto del conflicto palestino-israelí, creo que seguirá habiendo problema para los próximos milenios, lamento no ser más optimista.

¿Pero quien es el bueno y quien es el malo? La imagen que nos llega del conflicto nos hace ver que los israelíes están haciendo una matanza de civiles en Gaza, por tanto los buenos son los palestinos. Sencillo, ¿no? Pues no, porque Hamás, sabedora de la imagen que se da en occidente de la muerte de civiles, no duda en poner sus centros neurálgicos militares en medio de la población civil, haciéndolos servir como escudos humanos. Si los atacan a ellos (por ejemplo el ataque ayer a un jefe de Hamás, Nizar Rayan) atacan a los civiles (muerte de 4 de sus esposas y once hijos al utilizar su casa como polvorín y centro de comunicaciones). ¿Quien es el bueno aquí?

Hamás quiere arrasar Israel y no dejar piedra sobre piedra, y sobre el solar, hacer un estado palestino islamista, sin importarle el bien de la sociedad civil palestina: la Jihad es la excusa para todo, y el sacrificio personal, su más alta cota. Si se llegan a acuerdos de paz, su fundamento se va al garete y por ello llevan desde el 2002 bombardeando las ciudades judías más cercanas a la frontera de Gaza, a fin de minar cualquier atisbo de arreglo. Israel, por su parte, repele esta agresión de forma contundente sabedora de su superioridad militar. ¿Quien es el bueno aquí?

Lo más curioso de todo es que en la zona de Cisjordania (al norte), no se está tirando un tiro, sino sólo en Gaza (al sur, tocando con Egipto). Palestinos e Israelís conviven a día de hoy relativamente tranquilos. En Gaza manda Hamás, en Cisjordania al-Fatah (los herederos de Yasser Arafat). ¿Quien es el bueno aqui?

Incluso si nos remontamos al principio del conflicto, los judíos compraron legalmente terrenos en los territorios históricos de Israel para poder organizar su estado y volver a su tierra, de donde no debieron de haber sido evacuados jamás. Los musulmanes palestinos se negaron en redondo al regreso y comenzó la lucha armada contra los colonizadores hebreos. El Reino Unido, potencia colonizadora de la zona, cuando la descolonizó, dejó todo enmerdado y no hizo nada para solucionarlo. ¿Quien es el bueno aquí?

Tendemos, desde nuestra visión simplista de siempre, a ver las cosas sólo como blanco o negro, como bueno o malo, y no nos estamos dando cuenta que todo el conflicto israelí no es más que una quimera, una mezcla de diversos conflictos de muy diferente naturaleza que se unen en un único conflicto indisociable. Y ante ésta circunstancia nos quedamos sin argumentos ya que no sabemos enfrentarnos a estas disquisiciones tan complejas y buscamos reducirlos a algo sencillo, cuando es imposible hacerlo.

Cierto que la muerte de inocentes es siempre intolerable y el que recibe siempre sufre de la injustícia, pero, por desgracia en este conflicto, todos son inocentes, todos son culpables, todos tienen razón y todos están equivocados, ya que todos son héroes y todos son villanos, y mientras no se pongan de acuerdo todas las facciones que forman todas las partes, llegar a la Paz será imposible. La atomización de la lucha de opuestos es el cemento que seguirá manteniendo con vida al monstruo del Próximo Oriente durante siglos: La Guerra.

Conflicto Israel-Palestina: Un monstruo real.