Publicidad

lunes, enero 18, 2010

Colonias contra la miseria.

Ya han pasado unos cuantos días desde el terremoto que asoló el país más pobre de América, y uno de los más pobres de la Tierra. Todo el mundo se ha volcado a ayudarlos en un intento de paliar el sufrimiento de aquella gente. Sin embargo ello no es más que un parche Sor Virginia en una situación política y social totalmente desquiciada. ¿De qué sirve enviar unas toneladas de barritas energéticas en un país en el que -de por sí- no funciona NADA? Curiosamente Haití fue uno de los primeros países de América en independizarse y el primero en formarse después de abolir la esclavitud... y no puedo, por menos, que pensar que de poco les ha servido su independencia.

El gobierno es corrupto, no existe productividad económica por falta de estabilidad social, las bandas armadas son los amos de la calle; no hay luz, ni agua, ni alimentos; están en perpetua guerra civil y tan solo la ley del Talión y la del más fuerte funcionan. ¿Cómo se puede arreglar una situación semejante? Si no se hace borrón y cuenta nueva, la viabilidad de esa sociedad es simplemente nula. Sin embargo, si un país en estas circunstancias no puede mejorar por sí solo... ¿porqué no renunciar a su independencia y aceptar una "colonización" de mutuo acuerdo con una potencia más fuerte que lo tutele? Estando en el fondo del pozo, solo cabe ir mejorando.

Imaginemos el caso de Haití, Burkina Faso o Bangla Desh, países superpoblados y pobres a matar... ¿Les sale rentable ser independientes? Posiblemente a los cuatro ricachones que se benefician de la situación si, pero al grueso de la población, lo de la independencia no es más que una simple utopía, ya que con orgullo no se llenan los estómagos. No obstante estos países no son pobres, sino que son mal gestionados por las oligarquías caciquiles que los gobiernan.

Supongamos que Haití admite una tutela de China, tan ávida como está China de encontrar mercados baratos donde fabricar sus productos aún más baratos. Invasión militar de tropas chinas, y puesto en "orden" del caos reinante manu-militari. De acuerdo que los derechos humanos de algunos se verán diezmados, pero seamos realistas: ahora no existen derechos humanos en Haití. De hecho China ya ha hecho más o menos lo mismo en Sri Lanka, dando dinero al gobierno y eliminando de raíz el problema tamil, para hacer de la antigua Ceilán un punto estable que le sirva de trampolín de sus manufacturas.

Una vez reestructurada y tranquilizada la sociedad (los chinos son expertos), será el paso de comenzar a hacer producir a los 8 millones de negros pobres como ratas, y que estarán deseando trabajar 20 horas diarias por 3 euros a la semana, ya que al fin y al cabo, ahora ganan menos y su vida no vale un colín. Instalación de la industria china y mercados potenciales a 4 pasos que le permitirá mejorar su rendimiento económico, dando una oportunidad de empleo y estabilidad a una población que está el 60% en paro.

Pasado un tiempo, el nivel de vida habrá aumentado lo suficiente como para no estar entre los últimos, pudiendo entonces pensar en mejorar condiciones sociales y políticas, ya que sólo cuando una sociedad se encuentra estable y pacificada puede avanzar.

En el último estadio, la economía ha mejorado tanto que la neo-colonia puede llegar a plantear la "independencia" del país "colonizador" si es el deseo de la población, según sean los términos del tratado de re-colonización y, a partir de aquí, volver a empezar la andadura por su cuenta.

Vale que la situación es utópica, pero hemos de pensar que, ahora, no tienen empleo, la ayuda internacional es más publicidad que otra cosa, y lo que es peor, no hay la más mínima esperanza para un país que el 80% de la población está bajo el nivel de la pobreza. Sería por tanto, una luz en el fondo del túnel.

Resulta curioso que lo que aquí consideramos la solución a nuestros problemas, la independencia, sea justamente un foco de problemas para los países más pobres.

¡Que mal repartido está el mundo, copón!

¿Un monumento a los "re-colonizadores"?

2 comentarios:

dezaragoza dijo...

Con todos mis respetos creo que el post es bastante simplista. Veamos: achacas la pobreza de Haití a su independencia y a sus guerrillas internas y abogas por una tutela que pasa por una esclavitud a otro país (has puesto el ejemplo de China como podríamos poner el ejemplo de cualquier otro) con la idea aún más utópica de que esos millones de negros que quieren trabajar 20 horas por 3 euros pasen a trabajar menos horas en el futuro por más dinero.

En primer lugar habría que analizar porqué países tan ricos tienen sistemas que generan tales desigualdades. Es porque alguien tiene armas y otros no. ¿Quiénes tienen armas y quiénes tienen el dinero para comprar armas? pues aquellos a quienes las grandes potencias dán dinero para que compren armas y desestabilicen el país. Pasa en Haití y pasa en más de medio mundo: pagas a la oposición para que se haga más fuerte, desestabilizas el país y pones a un gobernante títere para que te deje vía libre para tus negocios. Así que la independencia (real) sí es la solución y la colonización un paso atrás, sea esta abierta o encubierta.

En segundo lugar sueñas con que uan potencia que obtiene beneficios casi gratis luego abra la mano. Va a ser que no, no fue así en el pasado y tampoco será así en el futuro.

Puestos a poner un gobierno extranjero en Haití, yo propondría una tutela de la ONU (y con todas las reservas del mundo que anda que no hay mamoneo en dicha institución), cascos azules y demás parafernalia. No es desde luego una solución panacea pero soluciones perfectas no creo que haya ninguna. Es decir, puestos a que tu plan funcione propongo que se haga mediante una institución sensible a la presión de los medios y de la ciudadanía internacional, algo que casi ningún país es ahora, pero colonialismos ni uno más.

Ireneu dijo...

Hola Dezaragoza! Bienvenido a este tu blog! :-)

Yo creo que vemos los toros desde la perspectiva de la barrera... se nos llena la boca de utopías y supuestos derechos humanos desde la tranquilidad de nuestro sillón, cuando aquella pobre gente se muere de hambre literalmente (¿porqué crees que se encontraban vivos entre los escombros 264 horas después? por tenacidad o por pasarlas más putas que el que se tragó las trévedes?) sin dar una solución sino buenas intenciones, a cual más peregrina, mientras que la gente saquea los convoys de comida para comer.

Se que lo que propugno no es políticamente correcto, pero es digestivamente agradecido. Hay una diferencia.

Ah! Y cuidado con la tesis "independentista" que defiendes ... queda feo eso de los diferentes raseros según interese a unos u otros! ;-)