Publicidad

miércoles, julio 14, 2010

Impasse de descolocación.

Como era de esperar, todo sigue desarrollándose según el guión. La "marea roja" inunda todo el país, y a los nacionalistas españoles les ha faltado tiempo para españolizar España gracias al fútbol. Los nacionalistas catalanes, por su parte, renegando de tanto machaque mediatico patrio (ignorando que cuando gana el Barça, el machaque es exactamente el mismo, pero de otro color), y los que pensamos que el fútbol simplemente es un juego, eludiendo -otra vez- los medios de comunicación que emiten horas y horas de vacía tontería futbolera, pero esta vez de color rojo. En definitiva, que no hay nada nuevo bajo el sol.

Estamos en un periodo de impasse en que los partidos, después de las diversas borracheras nacionalistas, la del sábado y la del domingo, han de hacer reflexión y mirar que es lo que ha pasado, y que es lo que puede pasar en un futuro cercano. Evidentemente, harán de su capa un sayo y según les interese, actuarán, y personalmente no creo que hagan demasiados movimientos en un sentido o en otro. Máxime, porque han quedado tan descolocados que difícilmente van a saber reaccionar como les pide la ciudadanía.

Y es que... ¿Cómo pueden reaccionar unos partidos, encorsetados todos ellos en unas estructuras e ideales de principios de siglo XX, ante una sociedad que rompe con todas las ortodoxias sociales y políticas, y mezcla churras con merinas al movilizarse en masa para defender Catalunya, pero botando de alegría cuando marca la Selección Española?

Todo el escenario político catalán se ha descolocado de golpe. Ya nada será lo mismo, más que nada porque la sociedad ha dejado a los políticos en fuera de juego y ha hecho evidentre que la profunda desafección entre los políticos y la sociedad civil es el reflejo de un profundo cambio en la sociedad. ¿Serán capaces de adaptarse a los nuevos tiempos? ¿La suspensión del proceso de consulta popular de independencia en el Parlament es síntoma de un comienzo de adaptación o, al contrario, es un síntoma de enroque en sus posturas arcaicas?

El tiempo lo dirá, pero como decía Serrat... corren buenos tiempos para la gente marchosa.

Seguiremos informando.

Tiempo de reflexión.

1 comentario:

dezaragoza dijo...

Serán muy capaces. Créeme, si de algo son capaces los políticos es de ser elásticos cual la goma. O más.