Publicidad

martes, septiembre 21, 2010

Bicing y políticos de medio pelo.

Hoy, el Ayuntamiento de Barcelona se ha descolgado con que el Bicing no tendrá un nuevo sistema informático en esta legislatura ya que las pruebas que se efectuaron en agosto pasado para incorporar un nuevo programa que solvente los grandes fallos que tiene este popular medio de transporte fueron fallidos y no tiene garantías que la renovación no afecte el servicio. O dicho de otra forma... que Hereu prefiere no jugarse la alcaldía otra vez, ahora que falta menos de un año para las próximas elecciones, con otro fiasco monumental como el de la Diagonal que afecte gravemente a su ya maltrecha popularidad.

Es una vergüenza que los políticos de medio pelo no asuman ningún compromiso con la ciudadanía más que cuando llegan las elecciones, y cuando han de meterse en camisa de once varas tomando el toro por los cuernos para impulsar medidas necesarias pero impopulares, prefieran asegurar -o, en este caso, no jugarse- su poltrona antes que arreglar los verdaderos problemas de la población.

El Bicing es un auténtico zarzal en el que debido a una gestión pésima combinada con un éxito desmesurado entre la gente, cualquier actuación de cara a arreglar el servicio pasa por afectarlo. Hereu, oliéndose el desbarajuste que se avecinaría y que sería un golpe de gracia a unas expectativas de voto ya de por sí paupérrimas, en que por primera vez desde la vuelta de la democracia las encuestas dan la alcaldía a CiU en perjuicio del PSC, no ha dudado en no mojarse lo más mínimo y ha preferido dejar que la ciudad siga padeciendo durante una larga temporada un servicio defectuoso antes que jugarse la poltrona.

Con chupatintas así... ¿cómo vamos a salir de la crisis?

Imposible.

Para que digan que no conoce el Bicing...

No hay comentarios: