Publicidad

sábado, septiembre 11, 2010

Buenas noticias.

Si hay algo que me indigna poderosamente es el ver como los medios proporcionan interminables programas a gente y situaciones que no merecen ni siquiera el más mínimo protagonismo. Casos como los del cura-fascista-quema-coranes claman al cielo, ya que ha pasado de tener 50 feligreses a tener 5000 millones de personas pendientes de lo que va a hacer o dejar de hacer, gracias a la connivencia de todos los medios mundiales.
Un friki no puede tener en jaque a toda la comunidad internacional como lo está haciendo, y por la tontería por lo que lo está haciendo. Sin embargo, noticias como las del descubrimiento del efecto beneficioso de la vitamina B en el retardo de la aparición del Alzheimer, no merecen más allá de un pie de página o un par de segundos en los telediarios. ¿Estamos locos o qué?
Según parece, según investigadores noruegos y de la universidad de Oxford, tratamientos a base de vitamina B a enfermos de Alzheimer han retardado entre un 30 y un 50% el avance de la enfermedad, abriéndose una puerta de esperanza a un tratamiento efectivo de esta enfermedad degenerativa tan desgarradora y cruel como desconocida e injusta.
Esto es un ejemplo de buena noticia, digna de salir en portada de todos los noticiarios habidos y por haber, y no la del viejo chocho que para conseguir publicidad gratuita no duda en poner en peligro la paz mundial anunciando la quema de un libro al mejor estilo nazi.
Lo primero es una victoria de la humanidad; lo segundo una victoria de la gilipollez.
No aprendemos.


Perder el cerebro es terrible; no tenerlo, peor.

No hay comentarios: