Publicidad

lunes, septiembre 27, 2010

Huelga, si. Ahora, no.

El día de la huelga general se acerca, y los grupos políticos de derechas empiezan a calentar motores. Ellos intentan vestir que nadie quiere hacer la huelga general para arrimar el ascua a su sardina y quitar legitimidad a las reivindicaciones de los sindicatos por aquello de que los empresarios tienen más a ganar de una división del trabajador que de una unión. Sin embargo, el sentimiento mayoritario de la gente es otro: no es que esta huelga general no esté justificada, al contrario -el continuo recorte de salarios, pérdida de empleos y subidas de precios, ya de por si la justifican- sino que lo que se critica a los sindicatos es que no se ha hecho cuando tocaba, sino cuando a ellos les ha venido bien hacerla.

Intereses políticos de los sindicatos han hecho que se haya dado preferencia a otros condicionantes que a los de beneficiar al conjunto de los trabajadores y la gente, que no es tonta, lo está viendo. Ahora, toda la parafernalia de los sindicatos se ha puesto en movimiento para conseguir el objetivo de una huelga general de gran afectación, y la gente no está por la labor porque han visto que, por ejemplo, los franceses en el mismo lapso de tiempo desde la convocatoria de la nuestra ha organizado ¡tres! huelgas generales. No tiene sentido hacer perder una parte del salario a una población 103 días después de la entrada en vigor de los recortes, y eso es lo que hace rebotar a la gente, y los sindicatos tendrían que tomar nota.

Ahora no toca, cierto, pero no es el "ahora no toca" que los empresarios y la derecha intentan vender. Lo suyo es, directamente, boicot a los trabajadores.

No confundamos.

Huelga, si. Pero no ahora.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Error.

La reforma laboral ha sido aprobada y publicada en el BOE hace pocos días.

Ireneu dijo...

Entonces...¿qué fue lo que se aprobó el 16 de junio de 2010 en el Congreso, con 168 votos a favor y 173 abstenciones? ¿Que la mayonesa se tiene que hacer con huevo?