Publicidad

martes, agosto 31, 2010

Frenazo florido.

Si hay alguna polémica de las que se discuten actualmente que se puede definir como absurda es la de la prohibición del consumo de flores para la cocina. Pero tanto más absurda es la polémica por tanto que en cuestión de dos semanas, la Generalitat ha pasado de comunicar a los productores que estaban fuera de la ley (a cargo del erario, claro) a revocar la prohibición y ayudarlos a adaptarse a las reglamentaciones europeas. Que me perdonen, pero no entiendo el porqué de esta deria contra las flores comestibles más allá de una burocracia absurda y de una poco o nada estudiada aplicación de la ley, siendo de una u otra forma un síntoma claro de que la cosa pública falla más que una escopeta de caña.

No se quien era que cantaba "La ventanilla hace papilla al más pintao" (¿Aute, tal vez?), y este es un caso claro de lo que expresa la canción. Habiendo problemas alimentarios más graves y más flagrantes pero infinitamente más incómodos políticamente -caso de los transgénicos y el uso de pesticidas- , resulta que la Generalitat pone en marcha su rodillo funcionarial contra el uso de flores comestibles en la cocina y a mediados de agosto, en plena "nocturnidad" estival. Es de suponer que a los funcionarios "yo-soy-un-mandao" a los cuales se les están apretando las tuercas de la producción, les resulta más fácil ganar efectividad pisoteando una flor que jodiendo el negocio inmoral de según qué multinacionales, y allí que se han dirigido.

Sea como fuere, han tenido que volver de vacaciones los verdaderos responsables políticos, para con un poco de cordura dar frenazo, marcha atrás y desfacer el entuerto que los suplentes de turno -siguiendo con celo infinitesimal la ley- habían llevado hasta última consecuencia, prohibiendo, por ejemplo, que los calabacines se puedan servir en un plato con su flor, al no considerarse ésta un alimento.

Ahora, curiosamente, no solo no las prohibirán, sino que viendo que es una auténtica revolución gastronómica y que Catalunya es puntera en este campo, la Generalitat hará todo lo posible para que los productores de flores comestibles y los chefs más prestigiosos produzcan y utilicen estos nuevos alimentos naturales al margen de una ley que está diseñada para limitar el uso de transgénicos y no para aprovechar las posibilidades que la misma naturaleza nos permite.

Por suerte se ha podido rectificar y los platos a base de rosas, claveles y begonias seguirán en las cartas de los restaurantes más caros y snobs del país. Si no hubiese sido así, por culpa de un funcionariado autómata, apático y mandado se hubiera enviado a hacer puñetas uno de los pocos ámbitos en donde Catalunya es un referente a nivel mundial: La gastronomía.

Cuanta razón tienen aquellos que piensan que el lastre para el avance está, muchas de las veces, en nuestro propio sistema.

¿Se prohibirán las alcachofas si están floridas?

lunes, agosto 30, 2010

De vuelta.

Después de unos días de asueto en la Costa Brava, disfrutando al máximo de estos días tan perfectos para el veraneo -incluso demasiado, debido al calor sahariano y al sol a espuertas recibido-, ya hemos vuelto a nuestra jaulita de cemento, asfalto y mala leche que es la ciudad, a disfrutar de su "gratificante" cotidianidad y de su disarmónico caos diario.

La verdad es que quisiera volver con buen rollo y optimismo a la rutina diaria, pero si algo intento ser es objetivo y realista (por ello un tanto pesimista), y solamente los ignorantes o los que no tienen opción de contrastar estados anteriores con posteriores pueden sentirse contentos de volver a la impersonal gris mole de tochos y coches que es la metrópoli. Total, que volveremos a tomarlo exactamente donde lo dejamos allí por el 17 de agosto, aunque con un poco más de barba.

Sin embargo, ayer, en el programa Redes de Eduard Punset, este político-científico me hizo un poco más sabio, y un poco más alegre si cabe: no todo está perdido. Existen unas neuronas, las llamadas neuronas espejo, que se encargan de hacernos empatizar con todo nuestro entorno y actuar en consecuencia. Según este descubrimiento, resulta que cuando recordamos o vemos a otros sufrir o alegrarse, nuestro cerebro activa las neuronas exactamente igual que quien lo está experimentando en primera persona. Curioso cuando menos.

Es por la actividad de estas neuronas que somos capaces de disfrutar con una buena lectura, padecer con el sufrimiento ajeno o alegrarnos con su alegría. Curiosamente, el recuerdo de algo también nos activa las mismas neuronas que si lo estuviéramos experimentando. Es por ello que, si se encuentran algo "depres" por volver de las vacaciones, recuerden los mejores momentos que hayan podido vivir en los últimos tiempos y les será una magnífica terapia. El cerebro no encuentra diferencia entre lo recordado y lo experimentado.

Yo voy a hacerlo inmediatamente.

Un refrescante mojito virtual... ¡mmmm!

martes, agosto 17, 2010

La fragilidad del globo sonda.

Pensar que, en España, los impuestos se deben equiparar a los europeos es una cuestión de opinión, y posiblemente sea cierto. Que convoques a los empresarios más importantes de la construcción a una reunión de urgencia y la desconvoques sine die a pocas horas de la misma, es posible que sea una cuestión de agenda justificada. Pero lo que en ningún caso es justificable es que un gobierno funcione a golpe de improvisación y de globos sonda como lo está haciendo el gobierno de Zapatero.

El globo sonda de la subida de impuestos, justo en plena época vacacional, donde la repercusión de las declaraciones se reduce al mínimo exponente, no hace más que demostrar la necesidad imperiosa de sacar cuartos de donde sea que tiene el gobierno. Tal es la necesidad de dinero fresco, que manda a tomar vientos todos los principios que un supuesto gobierno de izquierdas tendría que llevar por bandera, pero antes de meter la pata hasta el corvejón, tira la piedra cuando menos peligro hay y espera las repercusiones. Si no pasa nada, se tira para adelante; si se los comen vivos, mejor lo dejan para más tarde. Eso no es forma de gobernar, se mire como se mire.

Sin embargo, no nos engañemos, este estilo de actuación no es exclusivo de los socialistas, ya que el PP en su momento, no dudaba de utilizar el mismo sistema. Sistema chapucero y cobarde que lo único que denota es la nula capacidad de un gobierno para establecer una política definida más allá de los tacticismos electorales del momento y para dejar bien a las claras la falta de liderato del país.

Hoy son las subidas indiscriminadas de impuestos, y hace unos días el pago de peajes en las autovías. Sea como sea, tal lanzamiento de bulos o pseudoopiniones, aunque sea en una época en que los periodistas se encuentran mayormente de vacaciones, no deja de hacer mal a la confianza en los políticos por parte del electorado. El gobierno está perdido en según qué temas y necesita conocer la repercusión electoral de sus actos, síntoma evidente de que lejos de hacer lo que tiene que hacer -aunque sea doloroso para alguna de las partes- quiere hacer política de galería para de esta forma tener al electorado contento y seguir en el cargo ad aeternum.

Para más INRI, la suspensión sin causa aparente de la reunión con los empresarios de la construcción, la cual había sido pregonada a los cuatro vientos a pesar de que estos habían solicitado que fuera hecha con la máxima discreción, lo único que indica es la más absoluta deriva de la política del ejecutivo actual.

Un país, en las circunstancias de crisis -quasiendémica- actuales, necesita de un gobierno serio con una política clara de futuro, de cara a dar confianza a la ciudadanía y salir del pozo. Las elecciones españolas aún quedan muy lejos, y tal vez por ello Zapatero hace todo tipo de pruebas de “bajo riesgo” para ver dónde puede meter tralla con el mínimo de repercusión. La lástima es que no sirven más que para crear inseguridad y no para gobernar efectivamente y ello les pasará factura indefectiblemente.

¿Lo peor? Que el bipartidismo español actual sólo permite salir de la olla para caer en las brasas.

Y encima pretenderán que salgamos de la crisis y todo. 

Esto no es forma de gobernar.

lunes, agosto 16, 2010

Piratas del planeta.

Si ha habido algo que siempre me ha indignado profundamente han sido las imágenes en que la mano del hombre destrozaba el medio ambiente o daba muerte indiscriminada a animales. Imágenes de las matanzas de ballenas (con sus arpones explosivos), focas (a martillazos para no dañar la piel), tiburones (cortándoles las aletas y tirándolos por la borda aún vivos), delfines (por los japoneses, para que no se coman la pesca), entre otras salvajadas aberrantes, siempre despertaban -y despiertan- un sentimiento de impotencia y rabia malamente contenida, que me llevaban a pensar que con tantos grupos terroristas que hay por el mundo, y no había ninguno que acabase a bombazo limpio con los furtivos o pasase a cuchillo a los responsables de semejante barbaridad -uno es pacífico, pero cuando le tocan lo que no suena...-. Pero...¡oh, sorpresa! resulta que sí lo hay: los piratas-ecologistas del Sea Shepherd Conservation Society.

Este grupo, capitaneado por Paul Watson, nació en 1977 como escisión de Greenpeace, al cual critican que únicamente se dediquen a llamar la atención sobre los problemas medioambientales y no a impedirlos en la medida de lo posible, ya que lo que realmente necesita nuestro planeta es protección, venga de quien venga. Sea como sea, los métodos utilizados por estos "ecoterroristas" son ciertamente expeditivos.

En su haber cuentan con haber hundido 10 balleneros desde 1979 (dos de ellos españoles), el abordaje de barcos pesqueros furtivos, destrucción de redes y artes de pesca ilegales, bombardeo de barcos balleneros con el lanzamiento de bombas de ácido butírico (bombas fétidas a lo bestia), pago de recompensas por la caza de furtivos, etc...

En este año, han conseguido que la caza de 1035 ballenas por parte de Japón -con la excusa de estudios científicos-, en los mares antárticos haya estado parada durante 31 días, y que de las 1035 ballenas (entre rorcuales, ballenas jorobadas y otras especies) solamente pudieran cazar a 507. Teniendo en cuenta que para salirles rentable la temporada, necesitaban "estudiar" a 700 cetáceos, resulta que Sea Shepherd les ha provocado unas pérdidas a los japoneses por valor de más de 100 millones de euros. No hay que decir que las potencias balleneras están que trinan con esta gente, a la cual intentan parar como sea, aunque sea hundiendo sus barcos, tal como ha pasado en la Antártida al ser destrozado un trimarán de dos millones de dólares por uno de los balleneros afectados. Sin embargo, esto no los arredra lo más mínimo.

Durante este verano, han hecho un seguimiento de la pesca del atún rojo en el Mediterráneo, y han conseguido liberar más de 800 atunes, una gran mayoría de medida inferior a la permitida, que habían sido pescados de forma furtiva por pescadores italianos en la costa libia. Tras confirmar que habían sido pescados de forma ilegal, los activistas han cortado las redes y , a pesar de los ataques de los furtivos -embistiendo a su buque insignia el "Steve Irwin", y atacando a los "ecopiratas" con garfios- han liberado los atunes, que ahora deben campar a sus anchas por el Mare Nostrum.

La Sea Shepherd se mueve en la delgada línea roja de la "alegalidad", y mantiene pleitos de diversa índole con los gobiernos de muchas de las empresas que se han visto "afectadas" por las actividades pro-ambientalistas. Una organización que piensa que en este mundo el máximo de población humana tiene que ser de mil millones de personas, y que cree que el hombre es un auténtico virus para el planeta, promete meterse en muy grandes líos para conseguir sus ideales... y no los evitan en absoluto.

Personalmente, creo que la violencia no es el camino de nada, pero cuando hay intereses creados que se pasan las normas y las leyes por el arco del triunfo, el seguir una estrategia de "buenismo" no conduce a nada más que a hacer el problema aún más gordo y a tomarnos a todos por imbéciles. O si no, que se lo digan a los Aliados con Hitler en los prolegómenos de la Segunda Guerra Mundial.

Greenpeace hace una gran tarea -yo mismo he sido socio y los apoyo-, pero muchas veces da la impresión que lo único que buscan es un protagonismo que les permita recaudar fondos, lo cual les quita cierta parte de razón; Sea Shepherd, una gran desconocida, posiblemente en la práctica haga más por nuestro planeta; planeta que está seriamente amenazado por nuestro propio y autodestructivo egoísmo.

Estos días están atracados en el puerto de Barcelona. Los reconocerá por su barco negro y su bandera negra con la calavera. Merece la pena visitarlos; la Tierra aún tiene defensores.


Concienciar está bien. Actuar, mejor.

domingo, agosto 15, 2010

La Geronto-Borroka

Hay mucha gente a la cual la llegada de la edad de la jubilación le resulta poco menos que el fin de sus días. La incapacidad de hacer nada que se salga de la rutina de levantarse cada día e ir al trabajo hace que muchos jubilados, a los cuatro días de dejar de trabajar, tengan como máximo objetivo esperar la caja de pino; objetivo que acostumbran a cumplir con cierta rapidez. Pero esto, seguro que no era lo que les pasaba por la cabeza a dos entrañables ancianitos... por desgracia.

El primero, en Sant Vicenç dels Horts (Barcelona), un abuelete de 82 años que ha sido acusado por los Mossos d'Esquadra de provocar él solito el incendio de 42 containers de la basura desde octubre del año pasado. ¡Vaya con el jovenzuelo!

Por lo visto, el hombre, antiguo activista vecinal y militante comunista, se había rebotado ante la subida del impuesto municipal de las basuras, y como un kale-borroka cualquiera, se dedicaba a meter fuego a objetos inflamables y los tiraba dentro del contenedor, provocando su incendio y el de los que estaban al lado, llegando a ser un peligro para los coches y los edificios más cercanos.

Curiosamente, los incendios (los daños de los cuales ascienden la nada desdeñable cantidad de 67.000 euros) se producían entre las 6 y las 8 de la mañana y es que, como les pasa a la mayoría de “jubiletas”, eso de irse a dormir cuando las gallinas implica que la actividad diaria empiece mucho más temprano que para el resto de mortales. Lo peor de todo es que, debido a la avanzada edad del pirómano, los Mossos no han podido detenerlo y ha quedado en libertad, quedando prácticamente impune. Pero no todo acaba aquí.

Cerca de Salas de los Infantes (Burgos) el Seprona ha detenido a un "simpático" abuelito de 76 años que en su casa acumulaba 101 cabezas de corzo, 65 cuernas de la misma especie, 12 cabezas y 6 cornamentas de ciervo, 2 trofeos de jabalí y 200 lazos de acero. Ahí es nada.

El añejo furtivo actuaba en un par de cotos de la comarca, poniendo lazadas de cables de acero para atrapar a sus presas. Una vez el incauto animal caía en la trampa, el cabrón -porque no tiene otro nombre- los mataba y cortaba la cabeza, dejando el cuerpo del bicho abandonado por el campo. Aún después de la detención, el anciano acompañó a los miembros del Seprona a desmantelar 15 trampas más que tenía instaladas, que quedaron confiscadas junto a la red y el machete que fueron encontradas en su domicilio.

Ignoro realmente lo que pasa por los cerebros de esta gente, pero mucho me temo que el hecho de verse con más historia por detrás que por delante les hace "pasar" totalmente de reglas y convencionalismos para con sus semejantes más jóvenes, como si el hecho de que les quede poco tiempo de vida les diera derecho de pernada para hacer lo que les venga en gana con total impunidad. Si encima se aprovechan del hecho de que las leyes, por su avanzada edad, ya no los obliga a ingresar en prisión, el desprecio y desdén con la sociedad que demuestran estos viejos es de juzgado de guardia.

Estos carcamales descerebrados se amparan en el hecho de que pocas responsabilidades les podrán pedir porque les queda poco tiempo en el “convento”, pero la Justicia no puede -ni debe- prescindir de castigos ejemplares por muy mayor que sea el delincuente, porque si cada vez somos más longevos y cada vez hay menos jóvenes, como le de a todo el mundo por cagarse dentro, el apocalíptico mundo de Mad Max, al lado del nuestro va a parecer el de los Teletubbies.

Por suerte, no todos son así... aunque cuando en el Metro hay dos abueletes y un solo asiento libre, no lo tengo tan claro

No tiene nada que perder... ¡Cualquiera le lleva la contraria!

viernes, agosto 13, 2010

Mantas de hipocresía.

Cuando las cosas vienen mal dadas, todo se vuelven pulgas en el perro flaco, y es lo que está pasando a los "perros flacos" de los ayuntamientos. En este caso, la voz de alarma se ha producido cuando los ayuntamientos de El Vendrell y de Calafell, ante la imposibilidad de poder dar abasto a reprimir la actividad de los manteros con sus propios medios, han decidido llegar a un acuerdo con ellos para que, al menos, no estén tocando las narices en pleno centro de la población. La reacción de los comerciantes y de la gente ha sido inmediata: a la yugular. O lo que es lo mismo, hipocresía y cinismo en estado puro.

Allí donde se mire, los comerciantes han puesto el grito en el cielo y reclamado que ni se les ocurra dar la más mínima tregua a los manteros por agravio comparativo -ellos no pagan impuestos- y por competencia desleal -venta de artículos falsificados-; la opinión pública por su parte, se ha añadido alegremente al descabello del alcalde y del negro correspondiente, sin mirar en absoluto el porqué de la proposición. Los unos porque no les interesa conocerlos, y los otros por practicar el deporte nacional de subirse a carro ganador, se entestan en no comprender las poderosas razones de estos ayuntamientos para hacer semejante "pecado capital".

Para empezar, para poder controlar el "top manta" lo que se necesitan son efectivos que se dediquen a ello, con una asignación presupuestaria concreta. Es muy bonito decir "que lo haga el municipal" de turno, pero si el mismo hombre ha de estar controlando el tráfico, los horarios de aperturas de las tiendas, la delincuencia, la prostitución, haciendo de informadores, y encima ha de estar persiguiendo obstinadamente a los manteros, ello significa que o tiene el don de la ubicuidad, o el servicio se ha de resentir por fuerza. Se necesitará, por tanto, aumentar plantilla. ¿Y cómo conseguir aumentar plantilla si los presupuestos públicos han sido frenados en seco, cuando no recortados sin piedad? Aunque parezca mentira, David Copperfield sólo puede hacer desaparecer aviones.

Calafell y El Vendrell, tienen una población de 25.000 y 35.000 habitantes respectivamente pero, en verano, la población se quintuplica e incluso se sextuplica convirtiendo las pequeñas villas en unas gigantescas e incontrolables ciudades estivales que son un faro para todo aquel -legal o ilegal- que vive de la gente. Controlar todo lo que comportan 200.000 personas con el presupuesto de 35.000 no deja de ser arte de birli-birloque; y si encima el presupuesto no sólo no se aumenta, sino que te es recortado, el sueldo rebajado un 5% , se te prohíbe el endeudamiento y la solicitud de refuerzos a Mossos d'Escuadra y Policía Nacional se la pasan por el forro, el tenerlo todo bajo control no se vuelve costoso, sino directamente imposible.

Es en esta tesitura que los dichos ayuntamientos no tienen más alternativa que jugar sus bazas aunque sean polémicas o impopulares, para devolverles la patata caliente a los que realmente se tienen que encargar de la legalidad (Generalitat y Estado) y que muy cómodamente delegan sus responsabilidades sobre los municipios, pero les recortan las asignaciones económicas de forma escandalosa. O lo que es lo mismo, que los municipios se encargarán de que no molesten, pero que la Policía Nacional o los Mossos se encarguen de que si lo que llevan es legal o no. El tan criticado Saura, lo sabe, reconoce el órdago endosado y por eso dice que lo ve razonable: es su responsabilidad y están reclamándole un dinero que, sencillamente, no existe.

Los comerciantes, por su parte y al mejor estilo "sálvame", gritan cuanto pueden para llamar la atención de los políticos para atender su causa, ya que cuanto más ruido hagan, más caso les harán y atenderán sus intereses, independientemente de que sea o no sea prioritario para los consistorios. Eso sí, ningún comerciante se quejará de que se exijan pedidos sin IVA a los proveedores so pena de no hacerles la compra. El negro molesta mucho más al erario público...¡donde va a parar! O si no, que se lo digan a la gente, que nadie compra en los manteros y los ponen a caldo en cualquier foro, pero todo el mundo lleva un bolso Tous o Calvin Klein, a pesar de los precios desorbitados que tienen... ¿no decíamos que había crisis?

En definitiva, podemos solicitar que el Estado proteja todos nuestros derechos, y nos de todos los servicios, pero estos servicios se han de pagar, y si no hay dinero, algo -queramos o no- ha de quedar en la cuneta. Los alcaldes de El Vendrell y Calafell (uno de CiU y el otro del PSC) se han quitado una garrapata a costa de la queja de los comerciantes y estos se han quejado. Aunque duela y no regale los oídos de nadie, mucho más efectiva, justa y legal para la sociedad sería no comprar a los manteros, no escaquearse del pago de impuestos o apoyar a los órganos de gobierno a salir adelante. Desgraciadamente, esta sociedad egoísta e hipócrita sólo se mueve cuando le tocan el bolsillo o cuando los demás también se mueven.

Eso sí, el malo siempre es el negro.

Los desgraciados y los pobres, siempre las pagan dobles.

jueves, agosto 12, 2010

Marruecos, adalid de la distracción.

Marruecos ha puesto el grito en el cielo por los supuestos apaleamientos de ciudadanos marroquíes y subsaharianos en la zona fronteriza de Melilla, y ha escrito diversos comunicados de repulsa al gobierno español por ello. Si proviniesen de otro país, posiblemente debiéramos prestar atención, pero Marruecos es cualquier cosa menos una democracia al uso, y su forma de actuar habitual es el lanzamiento de cortinas de humo, cuanto más espesas, mejor. Esta vez no ha sido una excepción.

Resulta cuando menos curioso que un país que hace unos meses no tenía ningún problema en disolver a fuego y sangre los campamentos de subsaharianos apostados en el entorno inmediato de Melilla y Ceuta, ahora, de golpe y porrazo, le venga un ramalazo de santidad presentándose como adalid de los derechos humanos de los pobres subsaharianos. ¿Un día te degüello y al otro día te doy besos? mmm....

La libertad de prensa de Marruecos es, como mínimo, curiosa. Los medios de comunicación pueden hablar de todo lo que quieran menos criticar a Alá, Mahoma y... Mohamed VI, el Rey, pudiendo ser reprimidos con dureza si así lo hicieran. Como el Rey de Marruecos manda -no es como el de España-, el hecho de prohibir la crítica al rey implica, en realidad, que no se puede hablar de política en absoluto, siempre y cuando no sea para alabar la gestión del rey. Paralelamente, se puede criticar a discreción todo lo que tenga que ver con los países vecinos y lo malos que son o, como hizo hace unos días el propio Mohamed VI, de lo malos que son los saharauis, a los que calificó de terroristas. Y por aquí vienen los tiros.

Durante el último mes, a propósito del conflicto del Sahara, se le han abierto diversos frentes al gobierno marroquí. A parte de solicitar continuamente a Argelia que cese de financiar el Frente Polisario (Argel los utiliza para debilitar a Marruecos con el cual sostiene un pulso sobre el liderato del Magreb), la Unión Africana ha condenado oficialmente -por voz de su comisario para la Paz y la Seguridad, Ramdhane Lamamra- la calificación de los saharauis como terroristas, habida cuenta que esta organización panafricana (compuesta por todos los estados de África menos Marruecos) reconoce la legalidad de la existencia del Sahara Occidental como estado de pleno derecho. Evidentemente, una noticia que no hace gracia se haga muy público.

Paralelamente, Human Right Watch, ha pedido la libertad de tres activistas saharauis encarcelados por Marruecos desde 2009, reclamando un juicio justo que no está asegurado que se produzca. La repercusión internacional de esta entidad defensora de los derechos humanos tampoco es muy del agrado de la corte de Mohamed VI, igual que tampoco lo es que el presidente del Sahara, se haya reunido al más alto nivel con el presidente de Mauritania. ¿Forma de desviar la atención de todo este embrollo?: ¡Qué malos son los españoles que tienen Melilla y encima pegan a los nuestros y a los pobres negros que quieren llegar a España!. Sencillo.

Partiendo de la base que todo lo que no interese a la monarquía -que controla totalmente los partidos de la oposición democrática- no va a ser publicado, los periodistas llenan sus espacios de cualquier cosa que no les sea lesivo para ellos, en un acto de servilismo de mera supervivencia. Los movimientos de los saharauis han de ser acallados y, de esta forma, la opinión pública marroquí no se entera lo más mínimo de lo que no interesa al jefe del Estado, el cual bastante tiene con mantenerse en el poder a base de nacionalismo (Sahara, Melilla, Ceuta...) y control de la oposición (cierre de periódicos, encarcelamiento de periodistas, represión de movimientos islamistas y nacionalismo bereber, etc...).

Y es que tan malos no seremos, cuando el mismo rey Mohamed VI, condecoró a cuatro monjas españolas residentes en Marruecos la semana pasada,¿no?

Aisss... ¡esta política!

Los españoles pegan a los marroquíes y negros...¡qué malos!.

miércoles, agosto 11, 2010

Infierno metropolitano.

Que el verano significa calor, es algo a lo cual ya estamos resignados por estas latitudes, pero que coger el Metro signifique una mezcla entre cocerte a fuego lento y congelarte, ya no es para resignarse, ya que ello significa que alguna cosa se está haciendo rematadamente mal.

Sabemos que en verano, la temperatura de la ciudad sube bastante más de lo estrictamente necesario y que por ello, todo lo que le envuelve ha de subir la temperatura, pero al igual que miramos de evitar que los hospitales, cines o centros comerciales se conviertan en auténticos cocederos de marisco que afecten a la salud de los ingresados o a los clientes de estos negocios, resulta que en las instalaciones del Metro, la refrigeración se ha centrado única y exclusivamente en los vagones, ignorando que los pasillos y las estaciones también forman parte de la red de metro y que por ellos transitan millones de personas al cabo del día.

De esta forma, nos encontramos que de los 30-32ºC del exterior pasamos a unas estaciones hirvientes que, con un aire viciado e irrespirable, en muchos casos sobrepasan ámpliamente  los 40 grados, y que sin solución de continuidad se transforma en 21-22ºC en el interior de los convoyes. No es de extrañar que los cuerpos que han de soportar a diario semejantes hostias térmicas acaben con dolencias del tipo de faringitis, bronquitis o dolores articulares y musculares de todo tipo y color, gracias a las restricciones presupuestarias que para según qué "comodidades" TMB impone, sabiendo como sabe que la gente no va a prescindir de ir al trabajo por un "quítame allá unos grados".

El sistema de ventilación de las instalaciones "metroportuarias" se ha dejado totalmente a manos de la circulación de los trenes los cuales, a modo de émbolo, empujan el aire interior de los túneles y lo acaban moviendo de estación en estación expulsándolo  y renovándolo, razón de las corrientes de aire tan fuertes en el interior de las estaciones. Este sistema sumado a algunos sistemas de ventilación forzada funciona genial en invierno, en que el aire frío del exterior se ve inyectado al sistema de metro, refrescando el ambiente, pero en verano...

En verano, el aire del exterior está unos 20º más alto que en invierno, por lo que el aire entra en el sistema ya calentado y viciado, si le sumamos la actividad propia de los motores de los convoyes y de los transformadores, más el aire caliente que expulsa la refrigeración de los vagones, más el sobrecalentamiento de la gente que circula por las instalaciones, todo ello hace que la ventilación, no solo no sea eficaz, sino que según el recorrido dentro de los túneles, este aire se convierta en un auténtico soplete que deja por frescachón al más tórrido simún del desierto.

La solución pasa, como siempre, por aumentar el presupuesto e invertir en ventilación, ya sea aumentando la eficacia de las ventilaciones forzadas, cara a renovar más rápidamente el aire de las estaciones o bien incorporando sistemas de aire acondicionado en las estaciones más afectadas por el calor descontrolado durante las épocas más cálidas. Sin embargo, mucho me temo que poco van a hacer en este sentido.

La posición de poder que tiene TMB con el metro, no le obliga a poner medidas más allá de lo estrictamente necesario e imprescindible -vagones- sobretodo en un momento actual de recorte duro del gasto público. Es por ello que los usuarios, presa del poder de la escasez del Metro -no hay opciones alternativas válidas-, se verán obligados "ad nauseam" a chuparse temperaturas infernales por sus estaciones y pasillos mientras que los de arriba, tranquilamente en sus cómodas oficinas climatizadas, tengan que cuadrar balances y le vean a usted como un simple número.

Cuan diferentes serían las cosas si a los gerifaltes les fallase su "burbujita" de confort...

Tranquilos, sólo faltan 6 minutos para que llegue el metro.

martes, agosto 10, 2010

La injusta lapidación del Islam.

Si hay algo que tiene una intrínseca capacidad de manipulación de la vida humana es la religión, y si esta se utiliza por algunos grupos para mantener a una sociedad acogotada y totalmente controlada, nos encontramos con los grupos ultraortodoxos, ya sean judíos, cristianos o islámicos. En Occidente, los radicales cristianos están más o menos controlados; los judíos ultraortodoxos  no parecen ser un gran problema en Israel aunque algunas veces dan por saco, pero los grupos islamistas radicales, sí lo son en todos los países islámicos, desde Marruecos hasta Indonesia. Hoy nos hemos enterado que una mujer viuda de 35 años fue acusada de adulterio y ajusticiada por los talibanes en Afganistán. Aunque parezca lo contrario, el Islam, tiene poco que ver con esta barbarie.

Cuando nos enteramos de esta serie de mezquindades, la tendencia general en Occidente ha sido siempre la de criminalizar al Islam culpándolo de todas las barbaridades que en su nombre se cometen, sin querernos dar cuenta de que hay otras causas mucho más prosaicas y mucho menos religiosas que subyacen tras esos hechos. 

La religión, en este caso el Islam, está instrumentalizada por los grupos radicales para poder imponer su ley en una zona en concreta, aprovechando la mayoría de veces el campo abonado de sociedades analfabetas, empobrecidas y con altos niveles de injusticia social, que ante la perspectiva de una falta total de futuro halagüeño, no dudan en seguir las doctrinas que dan alguna esperanza de una vida mejor, por utópicas o por violentas que sean, tal es el caso de los talibanes en Afganistán.

En una tierra arrasada por los continuos conflictos armados desde mediados del siglo XIX, donde la vida humana vale menos que una piedra y en que el estado es inexistente, sólo las tradiciones y las tribus marcan el camino a seguir. El islamismo radical talibán (talibán, quiere decir "estudiante", y por tanto sus cúpulas de poder no son analfabetas), dada esta circunstancia, ve en la utilización del Islam una forma de imponerse como poder político, y donde la imposición de la visión más restrictiva del Corán -muchas veces falseada e interesada- les permite controlar ampliamente la sociedad y reducir al mínimo las disensiones y la oposición, proporcionando una mínima estabilidad en el poder que hace que, de rebote, cada vez sean más los adeptos a su causa. 

Exactamente igual que ocurre en Afganistán ocurre en todos los países árabes, donde las oligarquías pudientes y corruptas no están interesadas en conseguir un reparto de la riqueza mínimamente equitativo, generando grandes bolsas de pobreza y de insatisfacción social que hacen de los afectados una presa fácil del radicalismo religioso.  Argelia, Egipto, Palestina, Irán, Pakistán, etc... son claros ejemplos de esta plantilla de forma de actuar, que se repite una y otra vez en todos los conflictos. Para más INRI, los grupos radicales muchas veces son totalmente antagónicos entre si (el régimen teocrático iraní, por ejemplo, tiene a los talibanes afganos como enemigos acérrimos), por lo que atribuir simplistamente al Islam la culpa de todo, no deja de ser más que una mentira.

Porque, seamos francos... ¿usted piensa que alguien culto, que tenga un trabajo estable y bien pagado y que tenga todas las necesidades resueltas se va a meter en según qué "fregados"? Evidentemente, siempre habrá algún tarado que se implicaría, pero igual que no lo haría usted si viniera algún predicador a "venderle la moto", el hecho de profesar otra religión no le hará cambiar una estabilidad por una inestabilidad manifiesta. Esto no es opinión, es un axioma humano. Tan solo en el momento en que esté viviendo en la inestabilidad más absoluta buscará apoyo aunque sea en un clavo ardiendo.

Vale la pena recordar que el nazismo, el fascismo y los bolcheviques, actuaron en Europa como auténticos "talibanes" durante la primera mitad del siglo XX  aprovechando el descontento de una sociedad sin esperanza y con graves problemas sociales en beneficio propio, rigiendo posteriormente autoritaria y criminalmente la vida social y política de sus súbditos. Exactamente igual que lo intentan hacer en la actualidad los grupos radicales islamistas. No hay nada nuevo bajo el Sol.

Es una pena que la gente nos empeñemos en olvidarnos de nuestra memoria histórica, obviando que lo que estamos criticando a los demás, nuestra sociedad lo ha pasado anteriormente. No sacamos nada si giramos la cabeza a la evidencia de que el mayor foco de radicalismo islámico procede del mantenimiento de situaciones de injusticia social, muchas veces propiciados por los intereses de las oligarquías de nuestros propios países (sobre todo relacionados con los hidrocarburos), y culpamos de todo únicamente a una religión. Así, lo único que haremos es dividir y estigmatizar a un colectivo, impidiendo su propio desarrollo como humano entre humanos.

Aunque le parezca mentira, la responsabilidad de decapitar, lapidar o fustigar a una mujer por el "pecado" de  adulterio, no pasa por una religión, sino por la mente enferma de quien lo ordena y por la mano asesina de quien lo ejecuta.

No le de más vueltas, no hay más.

Mismos problemas, mismas respuestas.

lunes, agosto 09, 2010

Neuronas, las justas.

Que el calor del verano afecta a las neuronas de la gente, es una cosa conocida de todo el mundo, pero hay algunas veces que uno piensa que lo que realmente pasa es que simplemente las funde, dejando a la gente con menos seso que dientes tiene "el cuñao". O si no comprueben y opinen por si mismos.

En la localidad finlandesa de Heinola se estaba celebrando el Mundial de resistencia en Sauna y al aspirante ruso, en la ronda en que tenían que aguantar 6 minutos a una temperatura de 110 ºC, le ha dado un telele y ha muerto. Por si fuera poco, el campeón (finés) que defendía el título -con el cual se jugaba la final- ha tenido que ser llevado a un hospital debido a la gravedad de las quemaduras por superar al ruso. Uno ha muerto y el otro casi sale ardiendo por conseguir aguantar más tiempo en una sauna a toda castaña... y después nos llamamos "sapiens", tiene cojones la cosa. Pero sigamos...

Ahora, el Papa, en las homilías que pretende hacer en Londres durante el mes de septiembre, pretende cobrar entre 6 y 30 euros a los fieles que vayan a verle. Si lo van a ver a Birmingham, le costará la broma 30 euros pero incluirá una beatificación -mira, no todos los días uno tiene la posibilidad de ver nacer un beato-; a la misa de Glasgow, la cotización baja a 24 euros, pero de telonera actuará la conocida Susan Boyle y si sólo quiere gastarse 6 euros por ver al Papa, pues tendrá la opción de apuntarse a la oración que hará en Hyde Park.¡Pero no se quejen! porque con la entrada tienen derecho al "pack del peregrino" que entre otras tonterías se incluyen una postal conmemorativa y un CD (¿con bonus-tracks de sus mejores misas?). La Iglesia se ha puesto manos a la obra a modernizarse y de aquí a cuatro días veremos al Papa bailando el "Single Lady" junto a Beyoncé y lanzando al mercado los Vaticano Boys Mix. Todo por la audiencia...¡Si Jesús bajara del cielo!

Y si aún tuviéramos poco, a un pastor de Gerona le han robado una oveja y, posteriormente, le han enseñado un vídeo donde un individuo violaba repetidamente a la pobre oveja. El pobre hombre ha decidido que acabará la campaña y dejará el pastoreo, ya que continuamente sufre robos del ganado -utilizado para limpiar el sotobosque de los alrededores de la ciudad catalana- y esto ya ha sido la gota que ha colmado el vaso. Después de esto el pastor ni ha denunciado el acto, harto como está de tanta imbecilidad humana y de que no se llegue a ninguna solución; y es que seguro que el pastor pensó que si denuncia la acción aún saldrá algún cazurro diciendo que como la oveja era mayor de edad, la violación no era tal porque era consentida. El ser humano es extraordinario... y muy degenerado, realmente.

En fin, que la temperatura alta se ve que ha fundido los cerebros de la gente, ha alterado la hormona y ha disparado el nivel de imbecilidad general de la población. Esperemos que llegue pronto el frío, porque como el verano se prolongue más de la cuenta, aún veremos a Belén Esteban presentando Redes y a los Guardias Civiles con tricornio de colores para camuflarse entre los guiris.

¡Bendito invierno!

Este verano, las neuronas, justitas, justitas...

domingo, agosto 08, 2010

Incendios, Chernobil y langostas.

Que Moscú se esté asfixiando literalmente debido a los gases de los numerosos incendios, posiblemente no pase de ser una curiosidad para todo el mundo que no está afectado por este problema, pero el hecho de que una superficie del tamaño de España esté ardiendo descontroladamente, como mínimo nos tiene que inquietar. Aunque si contamos que está todo el mundo de vacaciones, cual vulgar Michelle Obama, es normal que aquí no se entere ni Cristo de lo que pasa en el mundo. Sin embargo, la situación no es para reírse.
Y no es para reírse debido a que los fuegos, a parte de afectar a amplias zonas de Rusia, enviando ingentes masas de CO2 y de cenizas a la atmósfera actuando como pequeños volcanes islandeses -con todo lo que ello comporta-, como lleguen los fuegos a la zona cercana a Ucrania, una buena parte de los residuos radiactivos que fueron emitidos por la central de Chernobil y que se depositaron a centenares de kilómetros, algunos de los cuales fueron absorbidos por la vegetación, volverán a ser emitidos a la atmósfera y pueden provocar una nueva nube radiactiva que afecte a medio mundo. 
La cosa es tanto más seria cuanto los fuegos están siendo en buena parte provocados por la mano del hombre, ya sea por intereses económicos, por terrorismo -"amigos" tiene Rusia que le "quieren" bien- o por negligencia, y no se da abasto a atender todos los incendios con los medios rusos, lo cual impide de facto el control de los incendios. ¿Hasta qué punto, en este mundo globalizado, lo que pasa en una parte del mundo afecta al otro extremo? Como los peores augurios se produzcan, lo viviremos en nuestras propias carnes rememorando otra vez el accidente de Chernobil.
Posiblemente todo esto no sea debido al cambio climático que niegan repetidamente las huestes de las oligarquías conservadoras de todo el mundo, al ver peligrar un sistema económico que les produce pingües beneficios pero que resulta nefasto para el planeta, no, pero lo que sí se puede afirmar con rotundidad es que el ser humano, no es un animal racional, sino el peor de las plagas de este planeta.
Catástrofes como esta, sumadas a los desastres de BP en el Golfo de México y al vertido de petroleo de China, nos pasarán factura, más temprano que tarde; de momento afectando las zonas más habitadas del planeta, tales como India, Pakistán o China, con las más pavorosas inundaciones de la historia. En un futuro posiblemente nos toque a la comodona y aburguesada Europa. 
Estamos acabando con nuestro medio ambiente como una plaga de langosta que agota todos los recursos de que dispone hasta que muere fruto de su propio desenfreno, y estamos siguiendo exactamente el guión. Por de pronto, un iceberg de 260 km2, el mayor desde 1962, se ha desgajado de Groenlandia. Posiblemente no sea provocado por el cambio climático, pero...¿son galgos o son podencos? Cuando nos enteremos, será demasiado tarde.
No aprendemos. No hay forma.

Esta pobre cierva tampoco creía en el cambio climático.

jueves, agosto 05, 2010

Escarabajos picudos con traje.

Si hay algo que es vox populii entre los que trabajan con la administración es que si quieres llevarte una adjudicación con cara y ojos de una entidad pública - la que sea-, no sirve de nada ni tener buenos precios, ni el mejor de los servicios, solamente "engrasando los ejes" podrás llevarte el gato al agua. Y ni más ni menos es lo que ha demostrado la Agencia Tributaria con el pago de Ferrovial del 4% del montante del presupuesto a Millet y el desvío posterior a las arcas de CDC. Los jetas de Millet y Montull se llenaron los bolsillos, pero tengo el convencimiento que Ferrovial, si no llega a soltar el dinero, no se hubiera llevado el contrato ni que lo matasen. Está visto que Pascual Maragall se quedó corto con su tres por ciento. 

Veinticinco años de gobierno ininterrumpido de Convergencia tejieron una red de clientelismo en la que tipos como Millet, con la connivencia de otros cargos de cierta confianza de la Generalitat de entonces, se llenaron los bolsillos a espuertas. Todo aquel que quería (o tenía) que trabajar con la administración catalana tenía que pasar por caja para asegurarse el pedido, "colaborando" gentilmente con aquellos que le podían asegurar el sustento. Evidentemente, ello les servía a los extorsionadores para asegurarse a su vez cierto control y dominio de los lobbys industriales, que podían ser necesarios para el aparato del partido en el poder en un momento dado. Resulta normal el cabreo infinito de los convergentes cuando saltaron del asiento por sorpresa tras la edición del primer Tripartito. Muchos habían perdido mucho más que unas elecciones.

Pero que nadie se lleve a engaño, estoy convencido que muchos de los altos responsables políticos de CiU no tenían ni idea de los embrollos en que estaban metidos sus cargos de confianza, ya que los que acostumbran a ser más corruptos son los cargos intermedios, los cuales están en política simplemente por el interés personal pero tienen cierto poder de decisión. En el ejército, un Comandante no tocará ni un bolígrafo, pero los sargentos (ver posición en el escalafón)  dejarán pelada la sección de artículos de limpieza para llevársela a su casa; yo mismo lo pude comprobar durante el servicio militar.

Ahora, en plena batalla electoral, los partidos se sacarán todas las miserias de debajo de los felpudos y les faltará tiempo para pregonarlo a los cuatro vientos, pero más vale que nadie tire la primera piedra, porque todos están afectados por esta plaga de escarabajos picudos con traje, que no dudan en destrozar la palmera que los acoge mientras obtengan pingües beneficios de ella.

Por otro lado, el hecho de que algunos de estos caraduras favorezcan a sus partidos -implicándolos en sus fechorías- tiene más a ver con su intención de mantener su estatus parasitario que con el hecho de que haya una intención clara del partido para beneficiarse. Normalmente, como en el caso de Millet con el Palau de la Música, saben que la mejor forma de perpetuar su provechosa situación es que los números sean siempre positivos, ya que difícilmente nadie investigará habiendo un superávit en los beneficios o consiguiendo financiación para el saco sin fondo que son siempre las finanzas de los partidos políticos.

Sin embargo, el gran pecado de los partidos en los temas de corrupción es que, por mero interés electoral, cuando detectan algún caso de abusos de este estilo acostumbran a esconderlo. Es entonces que aunque depuren responsabilidades en la sombra, estas acaban más tarde o más temprano por destaparse, dando carnaza a los otros partidos para hacer publicidad de lo corruptos que son. Al generalizarse este modus operandii entre los partidos, la imagen de corrupción que la gente tiene de la política se dispara haciendo que el electorado, cada vez más, rechace este tipo de actuación, aumentando por tanto el secretismo de los partidos.

Estoy convencido que en política hay gente muy válida y muy honrada, pero también que hay mucho muerto de hambre entre las estructuras de los partidos dispuesto a llenarse los bolsillos a cualquier costa a cuenta de la casa grande. Por desgracia, lo realmente difícil es que las empresas no entren en su juego cuando juegan con los trabajos de mucha gente.

Difícil solución.


La corrupción política, la plaga a combatir.

miércoles, agosto 04, 2010

La destrucción de una mentira.

Sor Teresa Forcades ya nos avisó que lo que estaba pasando con el virus de la Gripe A  no era una pandemia mortal -como se estaba vendiendo en todos los medios de comunicación mundial-,  sino algo similar al contubernio judeo-masónico, y por ello fue presionada y acallada por los grandes lobbys farmacéuticos. Un año después, que el Ministerio de Sanidad español tenga que destruir 4 millones de dosis de la vacuna porque no puede endosárselos a nadie y les cuesta un dineral conservarlas, le da toda la razón a la religiosa, dejando en evidencia los turbios tejemanejes que las farmacéuticas, la OMS y los gobiernos se manejaban para meter miedo a toda la población mundial. Nada es gratuito. Esto, menos.

El tufo a podrido que desprendía todo el asunto de la Gripe A durante el 2009 se ha acabado por demostrar que era por algo y lo que se vendió a nivel planetario como más mortífero que el dimetilmercurio tiene, en realidad, menos peligro que una hamburguesa del MCDonalds. Ahora nos quejamos de que los gobiernos han de incinerar (¿cómo leches van a quemar un líquido acuoso?) la barbaridad de dosis que encargaron al ridículo precio de lanzamiento de 7 euros cada una, cuando la estacional vale 0'70 €, con lo de despilfarro inútil de recursos en período de crisis se trataba. Y aquí está el quid de la cuestión.

En un período de crisis en que el miedo había atenazado toda la economía mundial, el miedo tendría que sacarnos también de ella o al menos ayudar a que se saliera. Al sector financiero, no había ningún inconveniente en inyectarle capital público a punta pala, ya que son la base de la economía y como en un "castell" cualquiera, si la piña se debilita, toda la construcción se viene abajo. Sin embargo, esta misma sociedad...¿vería con los mismos ojos la donación a espuertas de dinero público a las empresas y laboratorios farmacéuticos? No, evidentemente. 

Curiosamente todos los países se encargaron de "proteger" a la población de una enfermedad que no era en absoluto letal, y cuanto más ricos eran los países, más dinero "invirtieron" en la industria farmacéutica. Por su parte, la OMS, en connivencia con los diferentes ministerios de sanidad, cambió sospechosamente la definición de "pandemia" muy poco tiempo antes de declararse esta, rebajando el umbral de seguridad hasta extremos ridículos para permitir que se pudiera tratar la Gripe A como una epidemia global, aún a sabiendas de su benignidad. El descubrimiento del intento de endiñar el virus dentro de las mismas vacunas, tal como cuenta Forcades en su video, retardó la extensión del virus pero ya todo estaba en marcha y no podían dar marcha atrás. Eran demasiados millones de euros en juego para parar la maquiavélica maquinaria.

Los medios de comunicación, ávidos de carnaza en forma de sensacionalismo que les ayudara a vender más, se aprovechó de la situación e hizo de altavoz de la malevolencia de la enfermedad  hasta límites insospechados. La gente, cagada, haría todo lo que los lobbys de la información, la industria farmacéutica, la financiera y los gobiernos quisieran. Los gobiernos, por su parte, quedarían como los salvadores del mundo ya que la Gripe A daría a la población el plus de confianza en la política y los políticos que con el advenimiento de la crisis había caído en picado. Pero algo se torció.

Los rumores del "tongo" empezaron a correr por Internet, haciéndose públicos un montón de detalles incongruentes de la extensión de la pandemia, demostrándose la red como un medio de comunicación alternativo e independiente que de persona a persona eludía toda la telaraña tejida por los medios de comunicación tradicionales que, dicho sea de paso, de independientes tienen bien poco. De esta forma la población llegó a la conciencia del engaño que había sufrido y se negó en redondo a las vacunaciones masivas -incluso en algún caso obligatorias- que se habían planificado.

El último capítulo -al menos de momento, y en España- se escribe ahora en que se han de destruir 4 millones de dosis inútiles porque las actuales medidas de contención del gasto público no permiten mantener indefinidamente los stocks acumulados, dejando con el culo al aire a todos aquellos que por intereses meramente comerciales y especulativos jugaron con el miedo y la salud de las personas. ¿Habrá depuración de responsabilidades? En absoluto. 

La gente ha vuelto a su letargia habitual aumentada por las calores soporíferas del verano y cuando vuelva, nadie hablará del asunto siguiendo todo como desde el invierno hasta ahora: plácidamente. Los laboratorios cobrarán las vacunas puntualmente y reactivarán sus economías a base de seguir repartiendo beneficios entre sus accionistas y los gobiernos seguirán adelante como si nada hubiera pasado ejercitando sus duras caras y anchas espaldas.

Pero yo me seguiré preguntando... ¿cómo hostias van a quemar el agua?

Os juramos que lo hicimos por vuestro bien.

martes, agosto 03, 2010

El fin de los racimos asesinos.

El día 1 de agosto entró en vigor el tratado que prohíbe el uso, almacenamiento y producción de las bombas de racimo, lo cual es un gran avance para la humanidad. Sin embargo, si preguntamos a la gente, prácticamente nadie sabrá explicar en que consisten este tipo de bombas, de tal forma que esta prohibición se pierde en el limbo de las noticias que no interesan prácticamente a nadie. Pues para su información, es una de las armas más perversas y malévolas que ha producido el ser humano.

La bombas de racimo consisten en un tipo de bomba que al explotar a cierta altura deja ir centenares de pequeñas bombas que se distribuyen por todo el entorno. La idea de estas bombas es generar el mayor daño posible con un solo impacto, pero ya no sólo con el estallido de las bombas, sino que al fallar entre el 5 y el 30% de estas "sub-bombas" esparcen toda la zona con bombas sin explotar. La perversión del artefacto es que el fallo de las bombas que no explotan es inducida de cara a producir terror a la población, utilizándose para "regar" zonas que no interesa que sean utilizadas por los enemigos, tales como aeródromos o zonas estratégicas.

Imagínese que ha sufrido un bombardeo con bombas de fragmentación en su zona. Si ha tenido suerte y ha sobrevivido al "ametrallamiento" de las bombas espolvoreadas, el peligro no ha pasado cuando ha explotado la última. En el momento que salga al exterior, en cualquier momento puede pisar o tocar una de las bombas que no ha explotado y le van a tener que recoger con una pala. Peor, sus hijos pueden encontrar una de las bombas que fabricadas con forma de pelota o incluso de inofensiva lata de refresco con toda la mala leche del mundo, le cercenen un miembro o le produzca la muerte directamente. El miedo, durante décadas, hecho bomba. La perversión y el sadismo hecha negocio.

La ONU ha conseguido imponer la Convención Internacional que confirma su abandono, después de que 37 países hayan accedido a su ratificación, de los 107 que firmaron en el 2008 el Tratado de Oslo de no proliferación de las bombas clúster (como las llaman los anglosajones). Muchos de estos firmantes eran países que habían utilizado, fabricado o almacenado este tipo de armamento "convencional", y que han procedido a dejar de usar y destruir las existencias de estas bombas crueles donde las haya. Cualquier paso dado en este sentido, es un gran avance para la humanidad.

Sin embargo, y como ocurre demasiado habitualmente, los grandes productores y consumidores, tales como EE.UU, Rusia, China, Israel, India o Pakistán, no han querido ni oír hablar de este tratado, ya que muchos tienen un verdadero negocio con su venta y en muchos de los casos consideran que el uso de las bombas de racimo está completamente justificado, demostrando que la vida humana no tiene ningún valor mientras que haya un duro en juego.

Hay que congratularse que países como España, que antaño habían tenido pingües beneficios con la venta de estos artilugios del diablo, hayan decidido suprimirlos, pero mientras que los países realmente importantes no hagan el más mínimo movimiento para prohibirlos, las convenciones que se puedan firmar son auténticamente papel mojado. 

Dicen que en la guerra todo vale, y ejemplos recientes de violación de los derechos humanos y de cualquier tipo de convención reguladora de la guerra las hay a patadas, pero un paso adelante es un paso más para convertir nuestra especie en un Homo realmente sapiens.

¡Adelante!

A mí, los únicos racimos que me gustan son estos.

lunes, agosto 02, 2010

¿Prohibido prohibir?

Últimamente se nos está criticando mucho en Catalunya por el hecho de tanta prohibición que se sacan de la manga nuestros políticos y ya el colmo fue con la prohibición de los toros. Gritos de libertad y democracia dirigidos contra nuestros “próceres” han llenado todos los foros pro-taurinos y pro españolistas, dando la sensación que en esta tierra estamos más cerca de la dictadura de Corea del Norte que de un país civilizado. Pues hoy me he enterado de una prohibición que hará felices a medio mundo... y no, no es la prohibición de las bombas de racimo -eso no interesa a nadie-, sino la prohibición del uso de las vuvuzelas en el próximo mundial de baloncesto que se celebrará en Turquía del 28 de agosto al 12 de septiembre. ¡Al fin alguien con dos dedos de frente!

Efectivamente, la FIBA ha prohibido el uso de las vuvuzelas en los pabellones que acogerán los partidos del Mundial, ya que su uso en un espacio cerrado podía ser pernicioso para la salud humana por los decibelios que dicho instrumento “musical” alcanza. Según algunos médicos, podría incluso dañar los oídos, y la intención de la federación internacional es que la gente pueda divertirse sin molestar a nadie. Contra los insultos entre las aficiones -sobretodo la “pacífica” afición turca- y las trifulcas que se producen a veces, no han dicho nada.

¿Usted se imagina en un pabellón cerrado, con miles de vuvuzelas zumbando al unísono en un partido? La situación podría ser tremenda. Los comentaristas televisivos no podrían eliminar el sonido ambiente ni metiéndose en una cámara anecoica, la cual cosa haría inútil la existencia de comentaristas deportivos en directo. Los equipos acabarían de los nervios y tendrían que jugar con protectores auditivos, sin enterarse lo más mínimo de las indicaciones, ni de sus técnicos, ni compañeros, ni mucho menos de los árbitros, convirtiéndose los partidos en algo parecido a un patio de escuela jugando tres partidos en la misma canasta. Sería un verdadero caos.

Pues por suerte, y por mucho que duela a algunos, alguien ha pensado un poco y ha decidido poner la tirita antes del corte. Otra cosa nos cantara si la sociedad actual tuviera algún tipo de valor o principio más allá del saca-dinero-de-donde-puedas, pero habida cuenta que todo lo no prohibido se ha convertido en permitido (y casi obligatorio), está bien que se diga a la gente lo que tiene o no tiene que hacer. Al fin y al cabo, si nosotros mismos no somos capaces de autorregularnos, tendrá que venir un “macho alfa” -léase, los que mandan- para poner un poco de orden, so pena de que nos comamos nosotros mismos simplemente por el hecho de no estar prohibido.

El “prohibido prohibir”del mayo del 68 estaba basado en unos valores concretos que se han perdido totalmente, que si bien no dejan de ser una válida concepción idealista y romántica del ser humano, en una sociedad tan heterogénea y globalizada como la actual se ha demostrado como utópica e inviable. O si no, dejemos la libertad total de acceso a las inofensivas vuvuzelas y que la moda y los intereses económicos de sus fabricantes prevalezcan.

Disfrutará del baloncesto, sin duda.

¿Prohibido prohibir?

domingo, agosto 01, 2010

Castells y los bastos pintados.

Las últimas encuestas daban que el PSC sufriría un descenso bastante importante en la intención de voto si se hicieran a día de hoy las elecciones, tanto que por primera vez, los socialistas perderían las elecciones autonómicas, las generales (donde siempre han ganado) e incluso la alcaldía de Barcelona, después de haberla ocupado sin solución de continuidad desde el retorno de la democracia. Por su parte, Castells dice que no se presentará a las próximas elecciones en las listas del PSC. ¿Qué está pasando?

Uno puede pensar -y pensaría bien- que las encuestas son poco fiables ya que simplemente destacan una pequeña muestra de la población votante, y después cuando son las elecciones, los resultados pueden variar mucho. Sin embargo, lo que es un problema para los socialistas es que son las peores tendencias desde hace muchos años, y ya se sabe que cuando el río suena, agua lleva.

La sociedad catalana, por su parte está cambiando a marchas forzadas impulsada sin duda por las nuevas generaciones que están entrando en edad electoral y que no han vivido los entresijos y miedos de la Transición. Estos jóvenes catalanes, sin embargo, han vivido plenamente la ominosa época de gobierno del PP (1996-2004), en que se demonizó a más no poder todo lo catalán y lo que ello suponía. Resulta normal que esta gente, al llegar a la edad electoral, actúe respecto lo que ha vivido y reclame según sus percepciones.

Los socialistas, por su parte, arrastran una situación incongruente fruto de una época lejana, en que las correlaciones de fuerzas y las demandas de la sociedad eran muy diferentes, algo que los nuevos votantes no llegan a comprender, y que provoca la desaprobación del posible electorado. Si a esto sumamos el desgaste típico del partido en el gobierno, con algunas "cagadas" bastante sonadas (referéndum Diagonal, por poner un ejemplo) es fácil comprender el porqué del marcado descenso en la intención del voto.

Posiblemente Castells, y con él el ala más catalanista del PSC, haya comprendido que la actual situación de los socialistas catalanes es totalmente insostenible e indefendible. ¿Cómo vender a un electorado netamente más radicalizado, una actuación política que en casa actúa de una forma, y el mismo grupo político actúa de forma totalmente contraria en el Congreso de los Diputados? Las tendencias revelan que van a caer chuzos de punta para ellos de no cambiar mucho.

Por mucho que se quiera negar la mayor, la única salvación del PSC pasa por una separación clara de los socialistas españoles respecto los catalanes, y si no se consigue a base de dejar las cosas claras con el PSOE , obteniendo -como mínimo- un grupo parlamentario propio en el Congreso, sólo queda la opción válida de la escisión y la creación de un nuevo partido socialista catalán que aglutine las tendencias más catalanistas que ahora no tienen representación válida en Madrid.

Los tiempos están cambiando a la velocidad de los coches de Fórmula 1, y sólo si los socialistas se renuevan de arriba a abajo en Catalunya es posible que vuelva a ser la opción moderada preferida por el grueso de la clase trabajadora catalana. Si se mantienen con el mismo discurso y lo que es peor, con el mismo modus operandii, difícil encaje podrán encontrar en una sociedad que ha cambiado totalmente de objetivos y valores nacionales, en que el independentismo y el nacionalismo han subido como la espuma en los últimos años, por lo que el castigo promete ser bastante duro.

Renovarse o morir, no hay más. Ya veremos cual es la tendencia de los próximos meses, pero mucho me temo que, para el PSC, pintan bastos... y lo de Castells es simplemente un síntoma.


Renovarse o morir. No hay más.