Publicidad

lunes, noviembre 29, 2010

Hostias, castigos y Mas.

Como apuntaban todas las encuestas, en estas elecciones autonómicas, Mas ha salido presidente de Catalunya. De hecho las otras tres veces anteriores también había salido, pero las matemáticas políticas habían impedido que fuera nombrado presidente. Hasta aquí, normal, pero lo que no ha sido normal ha sido la soberana hostia que se han pegado tanto PSC como ERC, Iniciativa también ha caído, pero no ha perdido los papeles. Por su parte, el PP ha subido, mejorando la cuota jamás conseguida y Ciutadans se ha mantenido. Laporta, con su partido para la independencia, ha saltado, en su primera convocatoria, con 4 diputados. Si metemos el mapa político anterior y lo metemos en una coctelera, no conseguimos modificarlo tanto como lo ha hecho el propio votante catalán, el cual, lejos de quedarse en casa, resulta que ha votado un 3% más que en 2006. Pero vamos por partes.


CiU, con 62 escaños y un 38.47% ha sido la neta ganadora, recogiendo buena parte del voto disconforme con la política catalanista de ERC y de PSC. La fortaleza carismática de Artur Mas y las ganas de castigar al tripartito han hecho que la población vote a esta formación masivamente, subiendo 14 diputados. No tiene la mayoría absoluta por 6 diputados, y por tanto, tendrá que formar gobierno en coalición, posiblemente por estrategia de absorción del enemigo -como en los 80-, con ERC.

El PSC se ha metido una leche de las que hacen época, perdiendo 9 diputados. La crisis mal resuelta, la erosión del gobierno, una desastrosa campaña electoral en que tiraban totalmente la toalla y se acercaban a las tesis nacionalistas españolas prescindiendo de su ideología federalista y catalanista, junto con el soserío con avaricia de Montilla, le han pasado factura gravemente, proporcionándole los peores resultados desde la vuelta a la democracia. O se reubican claramente en un tiempo record o pintan bastos en los socialistas catalanes.

El PP, por su parte, ha subido 4 diputados, con un 12,33 por ciento, pero no nos pensemos que ha sido una remontada espectacular, ya que a los populares, lo que les da los escaños es que siempre les votan los mismos, mientras que a los demás las variaciones son muy fuertes. La participación ha subido un 3%, y ellos han subido un 1.69%.

Iniciativa per Catalunya, ha sido el único socio del tripartito que ha salvado mínimamente los muebles, al perder tan solo 2 diputados y bajar 50.000 votantes, aunque aumenta el porcentaje de votos, pasando del 7.39 al 9.33% del voto emitido. La fidelidad de su votante y el recoger el voto descontento del socialismo que por no votar a la derecha, prefiere votar Iniciativa, le ha permitido que no note excesivamente el desgaste del gobierno tripartito.

El soberano batacazo se lo ha pegado ERC, el cual después de las disensiones internas -separación de Carretero y retirada de Carod-Rovira-, el desencanto de los votantes independentistas al ver cómo hacía una segunda coalición con un PSC que había dado la espalda a todo lo que significaba catalanismo y se sometía a las doctrinas del PSOE, así como la atomización del voto soberanista, en parte asumido por CiU, ha hecho que Puigcercós haya perdido casi la mitad de votos y 11 de los 21 diputados que tenía del 2006. Ahora el futuro pasa por coaligarse con CiU -con el peligro de absorción que ello conlleva-, o pasar al ostracismo de ni pinchar ni cortar en el Parlament. Tan solo el trabajo municipal podrá llevarlos otra vez para arriba.

Ciudadanos-Ciutadans sigue el mismo camino del 2006, es decir, mantiene la representación con una subida de votos (+0.4%) por debajo del aumento de la participación (3%). El patrón es el mismo que el del PP, nacionalistas españoles que no gustan del PP, muy fieles a sus colores. El papel a hacer en esta próxima legislatura no es más que el papel ya seguido en la anterior, es decir, la de tocacojones apalancado en el Parlament, con la sensación de que Rivera es un magnífico profesional de la política que lo mismo podría defender los colores de Ciutadans como vender mantas de Palencia, más allá de una idea política concreta.

Y por último, Solidaritat per la Independencia, la formación de Laporta, el expresidente del F.C. Barcelona, el cual, aprovechando la tirada mediática y el desencanto soberanista de buena parte del votante de ERC ha conseguido, en su primera entrada, 4 escaños. El papel que puede hacer en esta próxima legislatura es un auténtico misterio más allá de repetir "Independencia" hasta la saciedad. Sea lo que sea Laporta, ya ha conseguido lo que quería: continuar en el candelero 4 años más.

En conclusión, la sociedad catalana, ha castigado duramente el tripartito de Montilla, y ha hecho un giro a la derecha. Pero no nos engañemos, porque si miramos más allá de la propaganda de populares y ciudadanos, el verdadero giro ha sido hacia posiciones nacionalistas catalanas. CiU, convertida en una formación que ha abrazado el nacionalismo soberanista por lo bajini, ERC y SI suman entre todos 76 diputados nacionalistas catalanes, cuando en el 2006 fueron 69. El nacionalismo unionista del PP y Ciutadans, por contra, suman 21, tan solo 4 más que en 2006. El federalismo de Iniciativa pierde 2, y la indefinición enfermiza del PSC, ha perdido 9 escaños. 

¿Qué nos depararán los próximos cuatro años? Evidentemente, no soy el Oráculo de Delfos, pero me da en la nariz que mejor será que se aten los cinturones, porque esto promete emociones fuertes.

A la tercera, la vencida.

sábado, noviembre 27, 2010

El irresistible atractivo de la Rafflesia

Si alguien le dice que le quiere tanto que le regalará la flor más grande del mundo, no se espere una rosa del tamaño de un melón o un bonito clavel de un tamaño descomunal, no. Es más, desconfíe profundamente de las intenciones del interfecto que le ha hecho dicha proposición, porque las características de dicha flor, le aseguro que quitan el romanticismo hasta al mismísimo San Valentín.

Efectivamente, la flor más grande del mundo la proporciona la Rafflesia arnoldii, una rara especie de planta descubierta en 1818, parásita de árboles, que crece en las selvas húmedas que cubren las islas de Sumatra y Borneo. Ésta planta florece una vez cada diversos años, y es que no todos los años una pequeña planta rastrera que prácticamente no tiene raíz, ni hojas, tiene fuerza suficiente para hacer crecer una flor de casi un metro de diámetro y hasta 11 kilos de peso. Descarte ponérsela en el ojal, consejo de amigo.

El dechado de virtudes de la flor, no queda sólo en su descomunal tamaño, ya que como toda flor, por grande que sea, ésta tiene un fin concreto y determinado que es reproducir la especie. El caso es que normalmente, el resto de plantas se basan en la producción de zumos azucarados para atraer a los insectos, y en algunos casos, pequeñas aves, pero la Rafflesia tenía que ser especial incluso para esto, ya que la polinización la efectúan exclusivamente moscas -visto el tamaño de la flor, serán del tamaño de una vaca- y pueden creerme si les digo que las atrae a la perfección.

La flor de la Rafflesia al estar tan especializada en atraer las moscas ha creado un perfume que las atrae a espuertas, y...¿qué mejor para atraer una mosca que un hediondo olor a carne podrida? El aroma de esta flor no es un regalo para los sentidos exactamente; eso sí, las moscas se lo pasan pipa.

Llega a tal grado de especialización la Rafflesia, que incluso la flor genera calor por sí misma, y según parece ello se debe a que la planta imita a un cuerpo animal en putrefacción, consiguiendo atraer de manera masiva las moscas que se encargan de su fertilización y posterior reproducción.

Por suerte, la vida de dicha flor es breve y dura escasamente una semana, y aunque no sea un delicado jazmín, no deja de ser una pequeña maravilla de la naturaleza que para los habitantes de la zona representa un talismán que representa fertilidad y longevidad. Por desgracia, la desaparición del hábitat en que vive por la acción humana, y la imposibilidad de hacer un cultivo artificial, ha provocado que la Rafflesia se encuentre en estos momentos en peligro de extinción. 

Y es que, aunque no sea la más bonita, ni la que mejor huela, es compañera nuestra de viaje en esta nave azul que vaga por el espacio que es la Tierra, y merece todo nuestro respeto.

¡Como para hacer un ramito!

martes, noviembre 23, 2010

Libertad, bloques y periodistas.

Si hay algo que me llama poderosamente la atención estos días, es la casi obsesiva fijación de los periodistas de TV3 en mostrar continuamente su repulsa contra el sistema de bloques electorales que en los espacios de noticias ha obligado a organizar la Junta Electoral. ¿Porqué tanta insistencia en un tema que al grueso de la población le trae al pairo? Pues no lo se realmente.

Los periodistas aducen que los criterios que se han de implementar no siguen criterios periodísticos ni de importancia noticiable sino simplemente de propaganda electoral. Posiblemente tengan razón, pero llámenme malpensado si dentro de esta pataleta, simplemente creo encontrar el reflejo de un cuarto poder que no se puede expresar como él quiere.

Si partimos que la tele, actualmente, tiene una capacidad de modificar opiniones impresionante, resulta lógico que todas las formaciones políticas intenten manipular su tiempo en la pantalla. Es en este caso hasta cierto punto equitativo, que se produzcan bloques en proporción de su representación, pero es que con estos bloques, también están controlando a los periodistas que, con su subjetiva visión de lo que es noticiable y lo que no, simplemente estarían decantando la balanza hacia aquella formación o formaciones que les interesara beneficiar. Y, hombre, si tienes un cierto poder, es normal que cuando te lo controlen, te quejes.

Porque si tuviesen total libertad de "informar" en una campaña electoral -cuando una campaña sencillamente es propaganda por un tubo-...¿qué seguridad tenemos el pueblo llano de que esos periodistas no van a promocionar meramente a quien les interese a ellos? ¿Darán tanta importancia a los partidos minoritarios como a los encargados directos de que cobren a fin de mes?¿Será menos justo un bloque fijo que un periodista interesadamente subjetivo?

Personalmente creo que los bloques no sólo están pensados para los partidos políticos, sino para atar en corto también a los periodistas, ya que son los encargados de hacer llegar la propaganda electoral al espectador. Ahora son los periodistas de los medios públicos los que se quejan, pero próximamente es posible que sean los de los medios privados los que se quejen y ya están temblando. Y es que, actualmente, tras la bandera de la libertad de información, no pocas veces se esconde un servilismo económico y no una verdadera opción personal del periodista.

Es posible que los bloques no sean tan malos.

lunes, noviembre 22, 2010

La isla de la zapatilla de Cristo.

Tristán de Acuña
Si usted está hasta el moño de los políticos y de toda la campaña electoral que están haciendo estos días, siempre puede dejarlo todo e irse a la isla de Tristán de Acuña durante una temporadita. Dado el caso que no conozca esta isla, simplemente tengo que decirle que es el sitio habitado más aislado del mundo; posiblemente le sea de interés en estas fechas.

Tristán de Acuña, con 98 km2 (Barcelona ciudad tiene poco más de 100) es la isla mayor de un archipiélago volcánico que se encuentra en medio del Atlántico sur, perteneciente a Gran Bretaña desde 1816, cuyo aislamiento seguro que será la envidia de más de uno. Sus cifras son, simplemente, tremendas.

Para empezar, la población estable es de unos 264 habitantes, es decir, de 2.69 habitantes por kilómetro cuadrado, y es tan endogámica la población, que tan solo existen 8 apellidos. La última introducción de un apellido fue no hace mucho en que una tristanera se casó con un inglés y el novio se fue a vivir a la isla...aisss...¡lo que tiran las carretas!

Si usted se pelea con alguno de ellos, no se preocupe, tendrá muy fácil el perderlo de vista, a pesar de lo pequeño de la isla. Aunque claro, lo primero y principal es poder llegar a la isla, ya que sólo se puede llegar por barco, porque no tiene sitio ni para poder ubicar un aeródromo.

Si a pesar de ello llega, y se pelea con alguno de sus escasos habitantes, no crea que va a tener tan fácil irse a cualquier otra isla, ya que el barco que hace la travesía habitual arriba una sola vez al año, el cual es el que trae, entre otras mercancías, también la gripe. Los habitantes, a pesar de ser británicos, no conocen la mayoría de enfermedades de por aquí, ya que su único contacto con el exterior es ese barco. Eso sí, puestos a aburrirse, esta gente le dan al "pitraque" de mala forma, ya que en 1993 se contó que consumían una media de 50 litros de whisky al año...¡per cápita! Las estadísticas de cirrosis no han trascendido, lo siento.

Si aún así desea irse, ha de saber que la tierra habitada más cercana se encuentra a 2430 kms, en la isla de Santa Helena -donde metieron a Napoleón-, y si no es de su predilección y tiene cierta prisa, siempre puede empezar a nadar cual un David Meca cualquiera y acercarse a las costas de Sudáfrica, que tan solo están a 2816 kilómetros. Eso sí, si quiere ir a Sudamérica, le pillará un poco más lejos, a unos 3360 kms de Tristán de Acuña.

Pero si usted gusta de las emociones fuertes, tranquilo, que la isla -lo más parecido a la isla de Lost que existe- ya se encarga ella sola de darle emoción a sus habitantes, ya que de vez en cuando, se pone a "eruptar" y obliga a todos los habitantes a salir disparados hacia la metrópoli, tal como paso en 1961, en que la capital, la rimbombante Edimburgo de los Siete Mares (no es coña, se llama así) se vió afectada parcialmente  por las coladas volcánicas. Por si acaso, fueron repatriados todos a Inglaterra y se estuvieron un par de años, antes de volver a la isla, y cuando volvieron, los perros abandonados habían acabado con todas las ovejas y los piratas habían desvalijado algunas dependencias... lo normal, vaya.

En definitiva, que si tiene ganas de aislarse, haga una visita a Tristán de Acuña. Los ingleses la llaman Tristan da Cunha, pero más bien tenían que llamarla "Donde Cristo perdió la Zapatilla y no fue a buscarla", le aseguro que no hay sitio en el planeta al cual le pegue más ese nombre.

Como para que, encima, pille un mal vecino.

domingo, noviembre 21, 2010

El increible viaje en el tiempo de una tortuga.

La isla de Ascensión es una pequeña isla volcánica de tan solo 90 kms/2 que se encuentra literalmente perdida en medio de la inmensidad del Océano Atlántico. Tal es el grado de aislamiento de esta isla -más pequeña que el municipio de Barcelona-, que teniendo la tierra más cercana la remota isla de Santa Helena a unos 1200 kms, dista 2250 kms de la costa americana y 1600 de la de África. Pues bien, a pesar de este extraordinario aislamiento, las tortugas verdes del Brasil van a desovar año tras año en sus costas. Pero...¿qué es lo que les hace venir a poner sus huevos a este auténtico grano de arena perdido en la inmensidad del desierto Atlántico? Sencillo: la prueba de la íntima relación entre la vida y el planeta Tierra.

La tortuga verde (Chelonia mydas) es una especie de tortuga marina en peligro de extinción que se extiende por los mares tropicales y subtropicales del planeta, teniendo en el Caribe y Sudamérica una importante colonia. Como otras tortugas y reptiles, la tortuga verde tiene tendencia a volver año tras año a poner sus huevos allí donde nació, haciendo para ello grandes distancias, pero ninguna como las  de la costa brasileña, que llegan a hacer la friolera de 2600 kms de navegación trasatlántica para atinar certeramente a la minúscula isla de Ascensión.

La isla de Ascensión, por su parte, se trata de la parte emergida de un edificio volcánico que se encuentra situado sobre la dorsal atlántica que separa la Placa Americana de la Placa Africana. El mantenimiento de la actividad volcánica en la zona durante los últimos millones de años ha hecho que este punto sea un punto fijo de vulcanismo desde el principio de la separación entre África y América, hace más de 135 millones de años.

Hemos de tener en cuenta que las tortugas marinas son una de las especies más antiguas sobre la tierra, con más de 110 millones de años de existencia, y por ello los científicos han determinado que las antecesoras de las tortugas verdes actuales habrían vivido la separación física de los dos continentes. Este hecho ha llevado a la conclusión de que las tortugas verdes, en un principio, hacían un trayecto mucho más corto para hacer el desove anual.

El proceso de apertura del Océano Atlántico sur a un ritmo de unos 2-3 cms anuales, pero con el mantenimiento de la isla primigenia por renovación continua de los volcanes emergidos, habría hecho que las tortugas se adaptaran progresivamente al aumento de la distancia de su punto de desove. De esta forma, con el pasar de los milenios, las tortugas habrían pasado, centímetro a centímetro, de hacer un trayecto de unos 300 kilómetros a hacer un formidable viaje de más de 2000 kilómetros debido a la deriva continental.

Es una pena que la inconsciencia humana haya puesto al borde de la extinción a una especie que ha conseguido sobrevivir millones de años adaptándose a un mundo tan cambiante como es el nuestro. Esperemos que las prohibiciones de pesca en todo el mundo últimamente declaradas, permitan a esta pequeña maravilla de la naturaleza que son las tortugas verdes sudamericanas seguir haciendo su particular viaje en el tiempo y en el espacio durante otros millones de años más.


100 millones de años de viaje.

viernes, noviembre 19, 2010

La gran cagada de Prometeo.

Pinus longaeva
Entre todos los seres vivos que pueblan la tierra, los más longevos son, con diferencia, los árboles. En Catalunya tenemos diversos ejemplos de olivos que sobrepasan los mil años y otros muchos árboles que son muchas veces centenarios. Sin embargo, la palma se la lleva un Pinus longaeva americano, bautizado como "Matusalén" que tiene la friolera de 4789 años. Aunque el record hubiera sido de otro pino si un estudiante con poca sesera no hubiera metido la pata hasta el corvejón.

Piñas de Pinus longaeva
Era 1964 cuando Donald Rusk Currey, por aquel entonces estudiante de postgrado de Geografía, decidió por su cuenta y riesgo hacer una tesis sobre los pinos de piña de erizo (Pinus longaeva) que crecían en Wheeler Peak, Nevada. La investigación consistía en conseguir muestras de los árboles más viejos de aquella zona para, estudiando sus anillos, buscar pruebas de la dinámica climática durante la Pequeña Edad del Hielo.

Currey sospechaba que los árboles que allí crecían eran de los más viejos del mundo, y cargado con su barrena de 28 pulgadas, empezó a perforar los árboles que creía más interesantes y a tomar muestras de ellos, descubriendo que algunos tenían más de 3000 años. Le llamó poderosamente la atención uno de los árboles, bautizándolo como WPN-114; se había topado con Prometeo.

Muestra de secuencia de anillos
Empezó a taladrar el árbol para poder sacar la secuencia de los anillos, pero la desgracia hizo que después de cuatro intentos y un par de barrenas rotas, no sacara una muestra en condiciones para hacer el estudio. Currey, vista la imposibilidad de seguir con el estudio del árbol, no cejó en el empeño y no se le ocurrió otra mejor idea que pedir permiso a los Servicios Forestales de la zona para cortarlo y sacar una laja que fuera representativa. Incomprensiblemente le dieron el permiso -posiblemente pensando que era un árbol más- y el estudiante, ni corto ni perezoso, lo taló.

La sorpresa vino cuando, tras el conteo de los anillos, se observó que "Prometeo" tenía 4844 años. El angelito en cuestión se había cargado el ser vivo no clónico más viejo del planeta del cual se ha tenido constancia hasta la actualidad. Para más inri, en conteos posteriores, se ha llegado a darle la edad de 4862 años, e incluso se especula con que pudiera haber tenido más de 5000 años debido a la fusión de una parte de los anillos más internos. Una desgracia.

Contaje de anillos de árbol
Pasaron unos años, pero cuando trascendió la barrabasada, la opinión pública, indignada, se puso en pie de guerra y hubo un gran movimiento popular para preservar el santuario de los árboles más longevos del mundo. 22 años después, la zona obtuvo el estatus de Parque Nacional de Great Basin con el apoyo especialmente activo -se supone que por remordimiento- del mismo Currey.

Aún a estas alturas, nadie se explica ni porqué Currey se cebó con el árbol, habida cuenta que para estudiar la Pequeña Edad del Hielo, un episodio climático que afectó los últimos 600 años, tuvo que estudiar árboles de más de 3000 años, ni porqué un servicio de defensa forestal de nivel estatal accedió a talar un árbol de esas características. Sea como sea, la zona está protegida hoy día e incluso el segundo pino más viejo -el actual más longevo-, "Matusalén", no se sabe con certeza su ubicación, la cual se mantiene en secreto para evitar vandalismos.

Una zarrapastrada cometida con la excusa del conocimiento científico acabó con un ser que nació cuando se estaba construyendo Stonehenge y se desarrollaba la cultura minoica en Creta. Esperemos que el avance de la ciencia permita que también avance en la misma medida el respeto del hombre para con el resto del planeta.

El tocón de Prometeo. Un monumento a la imbecilidad.

jueves, noviembre 18, 2010

El Cagalell, una marisma a pie de Colón.

Los catalanes, en general, tenemos fama de ser escatológicos, y posiblemente tengan razón. La presencia de los "caganers" en los pesebres navideños o los "cagarros" de golosina -con su orinal correspondiente, faltaría más- que se regalan para Reyes dan testimonio de esta rara afición que se remonta  más allá de la Edad Media. Esta costumbre llevó a los barceloneses a dar un curioso nombre a una antigua zona de marismas cerca de la ciudad: La Laguna del Cagalell.

El Cagalell era una zona de albuferas de la cual se tiene constancia de su existencia por mapas de la ciudad hasta el siglo XIII, y que ocuparía el triángulo que formarían en la actualidad la Avenida del Paral·lel, las Ramblas y la calle de Sant Pau. Es decir, el actual barrio de El Raval, anteriormente llamado peyorativamente Barrio Chino.

Esta zona de marismas quedaba en el exterior de las murallas de Barcelona y recibía la escorrentía de diversas rieras y torrentes que bajaban  desde el Tibidabo, tales como la Riera de Valldonzella, la de Magoria, la de la Creu d'En Malla y, posteriormente, se hizo desembocar la Riera de Collserola (la actual Rambla).

El origen de esta zona de albufera se encuentra en el final de la última glaciación, cuando la subida del nivel del mar dejó una pequeña bahía entre la montaña de Montjuïc  y la pequeña colina del Monte Taber, situada donde hoy se encuentra la plaza Sant Jaume. Con el tiempo, las corrientes de norte a sur que circulan por la costa barcelonesa, cerraron esta pequeña bahía con una barra de arena -más o menos ubicada a la altura del actual monumento a Colón- dejando tras de si una zona de lagunas litorales.

Aquella laguna, con el desarrollo de Barcino, empezó a recibir las aguas residuales de la ciudad que bajaban por los diversos torrentes que la atravesaban. Si las zonas de marismas ya eran de por sí zonas insanas, fuente de infinidad de enfermedades, el hecho de recibir todas las "miserias" humanas, lo convertía en un auténtico estercolero, lo que llevó a la población a bautizarlo como "Cagalell".

Con el crecimiento de la ciudad, las tan insalubres lagunas quedaron a un paso de las murallas y, una parte por el aporte sedimentario de las rieras y otra por el aporte "humano", las marismas se colmataron, permitiendo su urbanización durante los siglos XIV y XV, desapareciendo de las cartografías de la ciudad a partir del siglo XVI.

Hoy en día, la zona del Cagalell es una zona que da especiales quebraderos de cabeza a los arquitectos a la hora de construir, ya que entre los 5 y los 15 metros hay una capa de arcillas y limos grises con mucha materia orgánica, que produce problemas en la cimentación de las edificaciones y que corresponden a restos de aquella albufera litoral hoy desaparecida.

La ciudad ha modificado totalmente su entorno natural primigenio, pero el hecho de que no seamos capaces de imaginarlo viendo el actual trazado urbano, no significa que no haya existido, y merece la pena recordar que bajo nuestros pies un mundo vivo nos aguanta.

Una Barcelona así existió, aunque parezca mentira.

martes, noviembre 16, 2010

El susto de Puigcercós.

Puigcercós
Estos días Puigcercós está en boca de todo el mundo; es tiempo de elecciones, y ya se sabe que quien más tonterías dice, más tiempo sale en los medios, y los políticos lo van a aprovechar al máximo. La historia que hoy les explico tiene a Puigcercós como protagonista, pero no se engañe, no me refiero al político, sino al pequeño pueblo catalán tocayo del polémico personaje.

Actual pueblo de Puigcercós
Puigcercós (pronúnciese "puchercós"), es un pequeño pueblo agrícola de poco más de 50 habitantes, situado en la provincia de Lérida, a unos cuatro kilómetros de la villa de Tremp. Este tranquilo pueblecito -típico ejemplo de los pueblos en los cuales nunca pasa nada, pero cuando pasa dan la campanada-  estaba ubicado en lo alto de una colina, mirador privilegiado de las tierras de la conocida Cuenca de Tremp, a cuyo pie - a más o menos distancia- transcurría un pequeño torrente.

Esquema del movimiento
No fue hasta mayo del 1857 en que las pequeñas grietas que se habían detectado tiempo atrás en la parte oeste de la colina, a tocar del pueblo, dieron pie a un pequeño corrimiento. Este movimiento de masa, inquietó a los habitantes de Puigcercós, si bien prosiguieron su vida habitual.

Los extraños ruidos que sentían por la noche y el deslizamiento que se produjo en agosto del 1863, acabaron por acojonar a toda la población, la cual decidió cambiar la ubicación del pueblo, y moverse unos cuantos centenares de metros más lejos, cerca de la carretera, en el lugar donde hoy lo encontramos. Pero lo mejor estaba por llegar.

El día 13 de enero de 1881, y después de un periodo de fuertes lluvias, un formidable estruendo inundó toda la comarca y el aire se llenó de un fuerte olor a azufre. Ahora, allí donde antes estaba el pueblo viejo, se encontraba un acantilado de más de 50 metros de altura y de unos 250 metros de longitud que partía la antigua iglesia justo por la mitad. La colina se había venido abajo, llevándose consigo la mitad de las casas que aún existían pero, por suerte, deshabitadas.

Conjunto del corrimiento
El derrumbe, propiciado por los estratos inclinados a favor de la pendiente, había producido un lóbulo que se desplazó más de 400 metros, obturando el fondo del barranco de L'Espona, el cual tuvo que encajarse encima del inmenso montón de derrubios que tapona el valle del torrente, desviándolo de su cauce habitual.

Restos del pueblo viejo
En la actualidad, la gran cicatriz que ha quedado en la zona -y de la cual aún se producen desprendimientos ocasionales- es visita obligada de los geólogos que estudian este tipo de movimientos terrestres, ya que es un ejemplo de libro de lo que es un desprendimiento con movimiento rotacional.

La suerte hizo que los habitantes abandonaran el antiguo pueblo y se pusieran en un sitio a salvo. Eran otros tiempos, menos urbanos y con más contacto con el medio ambiente, y supieron entender a la perfección los avisos que les dio la propia montaña. Un ejemplo más del respeto que debemos tener a la naturaleza y un argumento más para estrechar nuestro contacto con una naturaleza que cada vez parece encontrarse más lejos de nuestra realidad.

La iglesia se partió por medio.

Webgrafía

lunes, noviembre 15, 2010

El fenómeno de la gruta racista.

Si alguien le dice que hay una cueva en la cual todo perro que entra muere, pero en la que las personas pueden pasear tranquilamente todo el tiempo que quieran y sin ningún problema, como mínimo dudará de la veracidad de la información, habida cuenta que no es muy normal tal fenómeno de "racismo" ejercido por una simple gruta. No obstante, la cueva es totalmente real... para desgracia de la raza canina.

La llamada "Grotta del Cane" (Cueva del Perro), se encuentra en Nápoles (Italia) en Agnano, a unos 5 kms al oeste de la ciudad. Esta zona destaca desde la antigüedad por una gran actividad termal relacionada con los fenómenos magmáticos que mantienen en activo al Vesubio, el cual se halla a unos escasos 20 kms. Esta gruta, en realidad se trata de una cavidad artificial excavada en material volcánico de unos 3 metros de alto, 1'5 m de ancho, y que después de un tramo de escalera de unos 4 metros, acaba en una zona semicircular.  Se ignora cuando fue construida, ni cual fue su finalidad, pero era conocida desde la antigüedad y ya fue citada por Plinio el Viejo en el siglo I d.C y, posteriormente, por autores tan afamados como Goethe y Alejandro Dumas que explicaban el curioso fenómeno que, casi por brujería, mataba a todo perro que allí entrara.

La realidad es que en esta pequeña cavidad se producen emisiones de vapor de agua mezclado con gases carbónicos (CO2). El dióxido de carbono, al ser más pesado que el aire, se deposita en el suelo de la cueva creando una capa de entre 50 y 70 cms, netamente diferenciada del resto del aire de la cueva, permitiendo respirar perfectamente a quien se encuentre por encima de este nivel, y asfixiando a todo bicho viviente que se encuentre por debajo. Los perros, por tanto, no pueden visitarla. Sin embargo, el origen del nombre de la gruta es otro.

Desde el siglo XVIII y hasta la mitad del siglo XX, para mostrar el fenómeno a los turistas que allí se acercaban, los guías no tenían una mejor ocurrencia que llevarse un perro a visitarla. El pobre animal, después de un rato en la mortífera capa (máximo 3 minutos) se asfixiaba, sacaba espumarajos por la boca y llegaba a convulsionar hasta prácticamente quedar muerto. En ese momento, ante la expectación de los visitantes que no notaban nada de extraordinario más que el calor que desprende la cueva, el guía cogía al perro, lo sacaba al exterior y lo lanzaba de cabeza a un lago que estaba en las inmediaciones -en la actualidad desecado. El perro, debido al shock térmico que le producía el contraste del aire caliente del interior de la gruta con la temperatura del agua del lago, a los pocos minutos volvía a estar vivito y coleando. Obvia decir que no todos los intentos de "resurrección" funcionaban, al haber alargado demasiado la exposición del pobre animal a la capa carbónica, y algunos perros, resabiados, cuando veían a donde se les llevaba salían corriendo para evitar el macabro espectáculo que sabían iban a representar. Esta barbaridad reiterada durante siglos fue lo que dio el nombre -y el renombre- a la gruta.

La Grotta del Cane se mantuvo cerrada al público durante más de 30 años, y no fue hasta el año 2001 en que se reabrió aprovechando una rehabilitación general de la zona y de unas termas romanas próximas. En la actualidad, la visita de esta curiosidad natural se hace por encargo y ya no se utilizan perros cruelmente para el regocijo de los turistas. Ahora se utilizan antorchas encendidas que se apagan cuando entran en contacto con el dióxido de carbono debido a la falta de oxígeno que mantenga la combustión.

A pesar de ello, los perros siguen sin querer acercarse a la gruta. Por algo será.

Entrada de la gruta a principios del S. XX.

sábado, noviembre 13, 2010

El dulce mar de La Falconera.

Hace unos días os hablaba del río subterráneo de los Uelhs deth Joeu, y de la maravilla geológica e hidrológica que ello significaba. Este río se encuentra en el Pirineo, en los contrafuertes del Aneto, pero si vives en el área metropolitana de Barcelona y quieres visitar otra maravilla en forma de río subterráneo, no hará falta que hagas muchos kilómetros, simplemente cogiendo el tren y bajándote en la parada de Garraf tendrás bastante.

Roca de La Falconera
Los que visiten Sitges con una cierta asiduidad se habrán dado cuenta que un poco antes de llegar al pueblo está el puerto deportivo de Aiguadolç (Aguadulce), el cual está ubicado en la cala homónima. Este nombre, como tantos otros topónimos, no tiene un origen casual, ya que al encontrarse esta zona en el macizo kárstico del Garraf, hay una gran cantidad de galerías y cavidades subterráneas que desembocan a nivel de mar, o incluso por debajo de él. Los pescadores, desde la antigüedad conocían diversos puntos en que el agua dulce surgía directamente en el mar. Uno de los puntos es el anteriormente nombrado Aiguadolç, pero el más importante está unos cuantos kilómetros más al norte, creando la surgencia de La Falconera.

La Falconera en sí es un promontorio rocoso que cae a pico sobre el Mediterráneo a unos metros del casco urbano del pueblo de Garraf. Es en este lugar, justo a nivel de costa, en una zona sólo alcanzable por mar o haciendo escalada, que se encuentra la entrada semisumergida de una cueva que corresponde a la desembocadura de un gran río subterráneo de agua dulce. Este río, el curso del cual está formado por la intersección de las múltiples cavidades que recorren todo el macizo del Garraf, lleva al mar buena parte de las aguas de lluvia que se recogen en él. No sin razón se ha dado a comparar este macizo con una inmensa esponja, debido al avanzado grado de karstificación de sus rocas calizas.

El conducto de La Falconera no se ha podido explorar más que en una pequeña parte, pero aún así sus dimensiones son de impresión, desconociéndose cual es el verdadero nacimiento del río y conjeturando que la verdadera desembocadura se encontraría a casi un kilómetro mar adentro. Los estudios efectuados hasta el momento indican que la boca de la cueva no es más que la salida al exterior de un sifón kárstico que se hunde hasta 81 metros por debajo del nivel del mar y del cual se han explorado unos 600 metros. Esta falta aparente de exploración viene provocada por la dificultad de progresar por debajo del agua y la no despreciable fuerza de la corriente.

El caudal que transporta tampoco es baladí, ya que se calcula en unos 500 litros/segundo, muy influenciado por las lluvias en el exterior, ya que en épocas de avenidas puede alcanzar hasta los 10000 litros/segundo. Si el caudal medio del río Llobregat es de 19.000, se puede entender porqué, a finales del siglo XIX el Conde de Güell intentara aprovechar este río para abastecer la ciudad de Barcelona, haciendo una serie de pozos que llegasen a la corriente y le permitieran bombearla. Sin embargo, la dura competencia del proyecto de aportación de agua desde el Ter -proyecto que al final resultó ganador- y el hecho de que el cauce importante de La Falconera se sumergiese bajo el mar más de lo previsto, encareciendo la extracción, hicieron desestimar la empresa hasta la actualidad. No obstante, no todo iba a ir por buen camino.

En 1972, Barcelona no tenía problemas de aguas como los había tenido a principios de siglo XX, pero sí los tenía de basuras. El alcalde franquista de la Ciudad Condal, el polémico Porcioles, no tuvo mejor idea que apañar uno de los valles del macizo del Garraf como vertedero de basuras de todo el área metropolitana. La oposición de los vecinos y los grupos ecologistas, a pesar de la dictadura, fue muy importante habida cuenta que la ubicación del vertedero hipotecaba toda la hidrografía de la zona, al drenar todos los lixiviados y contaminar todos los acuíferos debido a la estructura kárstica de la sierra. La respuesta del régimen fue contundente -incluso con visitas intimidatorias de la policía a casa de los cabecillas-, construyéndose el citado vertedero en la peor zona posible a pesar de la oposición al proyecto. 

Por desgracia, tal como se predijo, ocurrió. La falta de impermeabilización de la zona de vertido produjo que los lixiviados se filtrasen incontroladamente en el subsuelo contaminando con materia orgánica y metales pesados todo el sistema kárstico que drena hacia La Falconera y del cual se abastecía el pueblo de Garraf, el cual tuvo que abandonar su utilización: el régimen atribuyó el hecho a una succión de agua de mar durante unos cuantos días (ver ABC del 5/1/75), pero en ningún caso al hecho evidente de la existencia del vertedero. 

El sistema hidráulico de La Falconera, desde entonces, quedó inutilizado tanto para el consumo como para el baño recreativo y si bien los trabajos posteriores de impermeabilización del vertedero emprendidos durante la democracia, han permitido controlar en buena parte la escorrentía de lixiviados, el mal ya está hecho y la recuperación será muy lenta y trabajosa.

En la actualidad, La Falconera continúa su curso habitual como durante los últimos miles de años. Esperemos que el cierre definitivo del vertedero del Garraf le permita volver rápidamente a recuperar el nombre de "La Dolça" (la dulce) que los pescadores le dieron a esta maravilla geológica que tenemos los barceloneses a un paso de casa.


Corte en planta del río subterráneo de La Falconera

viernes, noviembre 12, 2010

Cambio de imagen.

Como habréis podido comprobar, Memento Mori! ha cambiado de imagen. Después de 5 años con su habitual color verde, posiblemente ya fuera el momento de hacer alguna modificación a su diseño básico.

El cambio ha venido provocado principalmente para poder aprovechar las nuevas funciones de conectividad con los lectores que Google ha implementado en Blogger y que con las antiguas plantillas no era posible aplicar. De acuerdo que podía haber intentado adaptar las nuevas plantillas a la antigua imagen, pero seamos francos, no tengo ni el tiempo ni las ganas de dedicarme a esta fútil faena.

El nuevo modelo, que entre todos los modelos y combinaciones que permitía Blogger era el que más me ha gustado, intenta desprender la impresión de estar en una biblioteca... aunque sea virtual, claro. El color beige, que es uno de mis favoritos, transmite una calidez que intenta invitar al visitante a descubrir lo que en el interior de esta biblioteca digital que es Memento Mori! se puede descubrir: ensayos, relatos, reportajes, ciencia, política, humor... un poco de todo, como en botica.

Memento Mori! es un sitio para leer, informarse y, porqué no, aprender. Aprender de las vivencias, opiniones y de los conocimientos de los demás para, activando nuestras neuronas espejo, hacerse una opinión crítica de todo lo que nos rodea y, si os apetece, compartir esa visión crítica global con los demás para, entre todos, enriquecernos y evolucionar como seres humanos.

Pase y entre. Bienvenidas y bienvenidos a Memento Mori!

Entre, acomódese y disfrute leyendo.

jueves, noviembre 11, 2010

Tontería hasta la última gota.

Acostumbra a ser normal que ante el espectáculo de un río más o menos crecido, siempre haya alguien que comente la lástima que le produce que tanta agua se pierda en el mar. La solución para esta gente sería hacer un embalse que retuviera toda el agua que lleva dicho río y de esta forma, aprovecharla. Por lo visto, esto mismo fue lo que pensaron los constructores del Embalse de El Catllar, en Tarragona.

El Embalse de El Catllar, inaugurado en 1975, está situado cerca del municipio homónimo, en la cuenca del río Gaià, un pequeño río mediterráneo con una cuenca de unos 390 km2, una longitud de 59 kms y un caudal medio de 0.57 m3/segundo. Este pantano, una vieja reivindicación de los regantes de la zona desde finales del siglo XIX, fue finalmente construido por REPSOL para proveer de agua de refrigeración a las instalaciones petroquímicas que esta empresa dispone en las cercanías de Tarragona. Sin embargo, los despropósitos generalizados de finales del franquismo hicieron mella en el proyecto.

Para empezar, el proyecto primigenio no ubicaba la presa en el emplazamiento actual -el estrecho del torrente de Renau-, sino unos kilómetros más arriba, en el estrecho del Cardenal, en el municipio de Salomó. Este pantano primero tenía que tener una capacidad máxima de unos 11 hm3, pero aún no se sabe porqué, además de cambiar la ubicación, los ingenieros decidieron aumentar el tamaño del embalse de los 11 hm3 iniciales a los 60 hm3 finales, construyendo una formidable presa de tierra y piedras de 79 metros de alto. La rumorología dice que tras unas grandes riadas ("Gaianadas", como se dice en la zona) que comportó importantes daños en las obras, los ingenieros decidieron aumentar el margen de seguridad "por si las moscas".Pero no se acaba aquí la chapucería de la construcción.

Los estudios geológicos marcaban que el óptimo de altura de la presa estaba en la cota altimétrica 96, dado que a partir de aquí los materiales que tenían que retener el agua dejaban de ser impermeables para volverse totalmente porosos. Aún a pesar de conocer este dato, se decidió subir la presa hasta alcanzar los 131 metros. El sobredimensionado del embalse, junto al poco caudal habitual del río Gaià, provocaron que los 11 kms de río aguas abajo de la presa no hayan llevado agua desde la construcción de la presa, convirtiéndola de facto en una cuenca aparte del resto de la cuenca.

Todo el cúmulo de despropósitos han hecho que el embalse de Catllar no se haya llenado jamás, siendo el máximo alcanzado la cota 110, o lo que es lo mismo, un tercio del total (20 hm3), con una ocupación habitual de unos 6 hm3 (10%), que no llegan a mojar los pies de la presa. Encima, cuando el agua sube por encima de la cota 96, toda el agua por encima -y como ya se sabía- escapa por filtración, saturando los acuíferos de la cuenca vecina del Francolí y volviendo a salir aguas abajo en el tramo muerto del Gaià.

Por su parte REPSOL-YPF, justamente por esta inutilidad manifiesta de la presa, tiene las instalaciones totalmente dejadas de la mano de Dios. Las formidables compuertas -totalmente abiertas, para dejar pasar un agua que jamás ha circulado y difícilmente circulará- están totalmente en desuso, todas las instalaciones están destrozadas por el vandalismo y el interior del pantano está totalmente cubierto de vegetación.Una auténtica pena.

Lo suyo sería derruir semejante e inútil monstruo de piedra y rocas que es la presa, y utilizar el agua resultante de las depuradoras de la zona para las tareas de refrigeración que necesita la petroquímica, en vez de agua limpia como lo está haciendo hasta ahora, pero los derechos de explotación del río Gaià heredados del franquismo por la petrolera pesan demasiado en las administraciones. 

Pero no todo está perdido, las entidades ecologistas de la zona están luchando con REPSOL y con la Agencia Catalana del Agua por conseguir un caudal ecológico mínimo que permita restablecer la categoría de río al valle bajo del Gaià y han sido capaces de arrancar la firma de un compromiso base para ello. Es un pequeño paso, pero es un aliento de esperanza para poder arreglar lo que la locura humana destruyó alegremente.


Imagen del interior del embalse. 
Un monumento a la tontería supina.

miércoles, noviembre 10, 2010

¡Sobreviven!

Quienes me conocen saben que gusto mucho de descubrir lo que yo llamo "desconchones", aquellos restos de épocas pasadas que aún se pueden encontrar en la actualidad y que nos hablan de un pasado que se resiste a morir, pero que la mayoría de las veces pasa totalmente inadvertido. Si a eso sumamos mi gusto por los árboles, entenderán porqué desde siempre me ha llamado poderosamente la atención conocer de la existencia de una treintena de hayas en el Montnegre, a 45 kms de Barcelona y a 8 kms de las playas del Maresme.

El Haya (Fagus sylvatica), es un árbol caducifolio habitual de climas centroeuropeos, frescos y húmedos, que en su crecimiento forma el típico bosque de cuento de hadas, ya que debido a su frondosidad no permite que la luz llegue con facilidad al suelo, evitando el crecimiento de un sotobosque frondoso. En la Península Ibérica los encontramos en la Cordillera Cantábrica, Pirineos y poco más, coincidiendo con la distribución de un clima atlántico que les es propicio. 

En Catalunya también podemos encontrar hayedos en el Montseny, en Olot -la conocida Fageda d'en Jordà- o tan al sur como en los Puertos de Tortosa-Beceite, todos ellos con climas que ya sea por la altura, humedad o lejanía del mar, mantienen zonas similares al centroeuropeo, permitiendo su crecimiento. Pero...¿qué pintan 30 hayas a un paso de la playa en un sitio tan "atlántico" -denotese la ironía- como el Maresme? Todo tiene su razón de ser...y no, no fueron plantadas. Son autóctonas.

Nuestras protagonistas crecen a una altura de 710 metros, cerca del Coll ses Basses, totalmente rodeadas de bosque mediterráneo (encinas, alcornoques, pinos, robles...) en la parte de umbría de la Sierra del Montnegre, cuya máxima altura se encuentra a 766 metros en el Turó Gros. Este mini-hayedo ha sido muy machacado históricamente por su aprovechamiento maderero, lo cual llevó al botánico Pere Montserrat en 1949 a describirlo como "dos árboles viejos y una docena de tocones", dando una idea de la precariedad del bosquecillo. El fin de la explotación forestal de la zona tras su declaración como parque natural en 1989, ha permitido un mayor desarrollo de los tocones y un respiro para las hayas, que han aprovechado para ganar un poco de terreno.

El origen de este hayedo viene de la última glaciación, la cual produjo una retirada hacia el sur de los climas fríos y húmedos del centro de Europa, que llevaron a las especies como el haya a conquistar extensas zonas de la península. Tras la retirada de los hielos, los climas cálidos volvieron a subir de latitud, provocando la retirada generalizada de las hayas de nuestro territorio, refugiándose éstas en pequeñas "islas" propicias a su desarrollo por una u otra razón. 

En el Montnegre, a pesar de la cercanía del mar y, aunque parezca un contrasentido, gracias a ello, ha quedado un pequeñísimo islote climático gracias a las nieblas que suben directamente desde el Mediterráneo. Estas nieblas cubren buena parte del año la zona atemperando y humidificando el ambiente, lo suficiente para crear un microclima que ha permitido que desde hace más de 10.000 años se desarrolle una población vegetal que ha sido capaz de resistir tanto la presión humana como la propia competencia vegetal de las especies típicas del clima mediterráneo.

Esperemos que nuestro habitual desprecio para con todo nuestro entorno, deje paso a un respeto venerable hacia un pequeña arboleda, testimonio vivo de una época y una antigua realidad ecológica que se resiste a desaparecer.

Una de las hayas supervivientes.

martes, noviembre 09, 2010

El misterio del río invisible.



La naturaleza, la miremos como la miremos, es siempre sorprendente. Unas veces por su cruel fuerza, otras por su belleza, otras por su rareza, o por todo a la vez, la Madre Gaia nos obsequia con un espectáculo allí donde queramos mirar... y nos deje mirar. El Pirineo es una de estas maravillas, y entre sus muchos tesoros ocultos hay uno en concreto que llama mucho la atención: El río subterráneo de Uelhs deth Joeu.


Forau d'Aigualluts
Siempre se nos ha enseñado que los Pirineos hacen de divisoria entre las aguas que vierten al Mediterráneo y las que vierten al Atlántico. De esta forma, las aguas que caen en la vertiente sur, irían al Mare Nostrum, y las que caen en la cara norte, al Atlántico. Sin embargo la naturaleza ,haciendo uso de su libre albedrío, ha hecho que en el macizo de la Maladeta, los glaciares que descienden desde el Aneto y la Maladeta y que han formado un profundo valle glaciar que se dirige hacia el sur, viertan sus aguas de fusión en un río que al llegar a un cierto punto del valle desaparece en un agujero de unos 70 metros de diámetro y 40 de profundidad, ubicado a una altura de unos 2000 metros, llamado el Forau d'Aigualluts.

Vista general de la zona.
A partir de aquí, las aguas desaparecen, y aparecen en la vertiente norte, en forma de surgencia en el Valle de Arán, dando lugar a las fuentes de Uelhs deth Joeu (Ojos del Judío, en aranés) después de 3600 metros y entre 16 y 18 horas de recorrido subterráneo, vertiendo sus aguas al Garona, y por tanto, al Atlántico, a una altura de 1410  m. sobre el nivel del mar.
Forau d'Aigualluts
El origen de esta canalización hemos de buscarlo en el sistema kárstico que siguiendo las fallas producidas durante el plegamiento de los Pirineos, resquebrajan toda la cordillera. La circulación del agua de la lluvia y de deshielo entre las grietas de las rocas calizas -de era Devónica- que forman esta parte del Pirineo Axial, ha creado toda una red de simas y cavidades que han permitido que las aguas que tendrían que desembocar en el Mediterráneo salgan en el Atlántico gracias a esta circulación subterránea. De hecho, el Forau d'Aigualluts no deja de ser más que una antigua sima colapsada rellena en parte de sedimentos arenosos que hace de sumidero de las aguas del Aneto que, con un caudal medio de 800 litros por segundo, llegan a él. 

De hecho, no se tenía constancia de que se correspondían entre ellos (Aigualluts, Joeu), si bien se suponía que algo tenían que ver. No fue hasta el año 1931 en que el espeleólogo francés Norbert Casteret, ante las sospechas de la existencia de la conexión y el inminente proyecto de una empresa hidroeléctrica española de desviar el agua de Aigualluts para la generación de electricidad, eludiendo la vigilancia de los carabineros españoles, vertió 60 kilos de fluoresceína en el sumidero que fue descubierta en el camino de vuelta por el Valle de Arán. 

La confirmación permitió parar el proyecto de construcción debido a que afectaría la fuente del Garona y privaría, aguas abajo, de la mitad del caudal del río, con grave afectación para la parte francesa , permitiendo cambiar el tradicional nacimiento del Garona, hasta entonces ubicado en el Uelh deth Garona, -en el Pla de Beret, a 1870 metros- a darle nacimiento real en el glaciar de Aneto.

En definitiva, el río subterráneo de Uelhs deth Joeu es un espectáculo geológico de agua y naturaleza que, afortunadamente, aún podemos visitar en estado salvaje para solaz de todos nuestros sentidos.

Surgencia de Uelhs deth Joeu: una maravilla geológica.

lunes, noviembre 08, 2010

Sahara, sangre y olvido.

Está visto que Marruecos no está dispuesto a ceder ni un ápice en lo que respecta a la independencia del antiguo Sahara español, y no ha dudado a entrar a saco contra el campamento que tienen instalado en El Aaiún los activistas saharauis. El ejército y civiles paramilitares promarroquíes han arrasado el campamento desde el que se solicitaban mejoras sociales, habida cuenta que se había convertido en una auténtica patata caliente para el régimen. 

Ahora podemos cargar nuestras plumas contra Marruecos, por su violenta anexión del Sahara, debido principalmente a la existencia de las preciadas minas de fosfato, pero no podemos olvidar que el responsable último de todo este gran follón no es más que España.

España, que en el momento de dejar el Sahara, por un lado negociaba con los saharauis un futuro libre mientras que por el otro, simultáneamente, negociaba la repartición del territorio con Marruecos y Mauritania, tiene mucho a decir, aunque no quiera decirlo. Los saharauis les solicitan apoyo al gobierno y a la Unión Europea, pero partiendo de la base que España es el primero en que no le interesa meterse en el avispero, dificilmente va a ayudar en nada.

España abandonó a su suerte un territorio español de pleno derecho (el Sahara Occidental era una provincia española, no una colonia), simplemente para evitar que el estado español diese, de motu propio, la independencia a una parte de su territorio, lo cual crearía un peligroso precedente ante el independentismo vasco y catalán. De esta forma, si te he visto no me acuerdo, y deja por malos a los marroquíes cuando simplemente están defendiendo sus intereses en una zona cedida de facto por los españoles.

Los saharauis molestan a los marroquíes, a los argelinos, a los mauritanos y, sobretodo a la diplomacia española. Es por eso que se defiende con extrema tibieza la situación de los refugiados, se permite posponer ad eternum el tan manido referendum de independencia y se hace la vista gorda a todas las tropelías marroquíes en aquella tierra antaño española.

Ahora, Marruecos ha puesto fin a una situación molesta para poder aplicar una censura informativa total que le permita acallar las protestas del desierto, y que tanto mal le está provocando a su imagen turística y en sus relaciones exteriores con el resto del mundo. 

España, aunque hayan sido afectados periodistas españoles, tranquilos, que no moverá ni un dedo. No está dispuesta a perderlo por defender algo tan etereo como la libertad y la justicia humana. Las tormentas de arena, por suerte para la diplomacia española y por desgracia para los saharauis, pasan enseguida.

A los saharauis, España no los conoce de nada.

domingo, noviembre 07, 2010

Tal día hizo un año.

He de reconocer que el hecho de estar acostumbrado a utilizar el aislamiento informativo cuando existe peligro de "sobrecarga" culé, ayuda a mejorar la calidad de vida en el caso de otros eventos igualmente taladrantes, tal como la visita del Papa a Barcelona. Si a eso le sumamos mi total pasotismo por la figura papal (pronúnciese al estilo Chiquito de la Calzada), y el hecho de que me encuentro lejos del meollo vaticano, he de confesar que lo de la vueltecita pontificia no ha dejado de ser más que una noticia en los medios que ha durado el tiempo justo de cambiar de canal. Y es que hay eventos y personajes, a los cuales se ha de dar poca importancia, y estos son un claro ejemplo.

La Sagrada Familia, sea un templo, una basílica o un lupanar, es una auténtica obra de arte en forma de edificio que cuando se acabe será una de las maravillas del mundo. Ello significa que el hecho de que vaya el Papa (esta vez pronúncielo al estilo gitano) a santificarla, no deja de ser más que un acto de marketing, ya que lo que realmente llama la atención no es el Papa, sino el edificio, aprovechándose de la tirada para marcarse una medallita ante el mundo. Si hubiese sido una iglesia hecha de tochos y vigas como una casa normal, la hubiera "dedicado" desde el trono papal en un momento de solaz intestinal, pero ésta es espectacular y la foto bien vale un viajecito relámpago.

Las declaraciones de principios de una Iglesia que ha dado la espalda a la realidad de la sociedad actual, simplemente porque no le gusta, no merecen mayor rebate por repetido y cansino. Simplemente remarcar que en esta tierra, no es que esté creciendo el laicismo y el anticlericalismo como en los años 30, sino que hemos tenido que esperar 70 años para retomar el nivel de libertad religiosa y ateísmo que había en los años 30 después de que la bota reluciente de Franco apisonara a golpe de bala, palio y decreto cualquier atisbo de reacción anticlerical. Aunque, claro, este sutil detalle no es de importancia para nadie.

En definitiva, 250.000 personas por la calle cuando el ayuntamiento esperaba 400.000, el hastío de la gente de las restricciones de tránsito, y la idea general de que su visita molesta más que otra cosa (una gran cantidad de los "fans" papales que se han visto hoy pululando por Barcelona ayer estaban en Santiago de Compostela, no nos engañemos), hablan a las claras de que la gente está por otras cosas más importantes: La crisis no se arregla rezando, y los trabajos no vienen poniendo una vela a Santa Rita.

El Papa ha venido y se ha ido. Tal día hizo un año.

¡Ah! ¿Pero ha venido?

sábado, noviembre 06, 2010

El inquietante terremoto de Queralbs.

Cuando vemos los terremotos que se producen en Japón, Indonesia o Chile, nos alegramos de que Barcelona esté asentada donde está, en una zona tranquila sísmicamente, con pocos terremotos y los que hay, son de baja intensidad. Sin embargo, seguro que no era esto lo que pensaba el conjunto de los catalanes la mañana del 2 de febrero de 1428, el día de la Candelaria, cuando un terremoto de intensidad IX en la escala de Mercalli sacudió el principado.

El terremoto, que se produjo entre las 8 y las 9 de la mañana del día de la Candelaria, tuvo su epicentro en el Pirineo, en la pequeña localidad de Queralbs, a unos 130 kms de Barcelona, y el rastro de destrucción que dejó fue simplemente espeluznante. De hecho, en Barcelona el terremoto se sintió con intensidad VI-VII, a pesar de los 130 kms de distancia desde el epicentro.

Hubieron más de 1000 muertos en toda Catalunya, sobretodo por hundimiento de edificios e iglesias que en aquellos momentos estaban oficiando misa, tal fue el caso de Puigcerdà, que al hundirse, aplastó a unas 200 personas, o en Barcelona, con la caída del rosetón de la iglesia de Santa María del Mar, que atrapó a unas 30 personas. Por su parte los habitantes de Queralbs y Tortellà, cerca del epicentro, fueron prácticamente aniquilados en su totalidad. Si contamos que Barcelona tendría unos 30.000 habitantes en aquella época, nos haremos una idea de la magnitud de la tragedia.

Los daños en edificios fueron inmensos, ya fueran en iglesias, construcciones civiles o militares, con destrucción de algunos castillos que fueron abandonados -debido a la importancia de los daños- llegando a afectar a las mismas murallas de Barcelona. El caos se adueñó del principado y ello llevó a los diputados de la Generalitat a solicitar ayuda al rey Alfonso IV el Magnánimo, el cual -todo sea el decirlo- hizo más bien poco caso. Y no era para menos el implorar ayuda al rey, la intensidad fue similar al terremoto de Chile de este 2010, y ya sabemos el grado de destrucción que alcanzó.

No obstante, este gran terremoto no fue una cosa aislada, ya que desde febrero de 1427 hasta el citado de 1428 se produjeron otros dos terremotos de intensidad entre VIII y IX, uno centrado en Amer -que produjo emanaciones gaseosas tóxicas, que mataron a gente- y otro cerca de Olot, así como numerosas réplicas de intensidades que oscilaban entre intensidad VI y VIII. Obvia decir que cuando aconteció el terremoto de la Candelaria (Candelera, en catalán), había llovido sobre mojado, y muchas de las construcciones que habían aguantado a los otros, acabaron por derrumbarse, provocando las tragedias antes mencionadas.

En estudios recientes, se consideró que si el terremoto de Queralbs se produjera en la actualidad, hundiría más de 1000 edificios, generando 900.000 m3 de escombros; los edificios inhabitables ascenderían a 23.000, 140.000 personas perderían sus hogares, 4000 personas resultarían heridas y el número de muertos sería netamente superior a las 1000 personas. Las pérdidas económicas, por su parte, serían de unos 4800 millones de euros. Ahí es nada.

La gran cuestión es que actualmente la gente no considera el riesgo sísmico como algo a tener en cuenta, y construimos con total tranquilidad, ignorando que estadísticamente toca un terremoto de grandes magnitudes cada 100 años, y que el hecho de que no haya habido ninguno durante el siglo XX es simplemente una inquietante anomalía. Hasta tal punto es real el riesgo que la ley obliga a tener planes antisísmicos municipales  homologados (SISMICAT) a buena parte de las poblaciones de Barcelona, Girona y Lleida; y hasta tal punto el pasotismo al respecto, que tan sólo unos pocos los tienen realmente implantados.

El último terremoto importante se produjo en marzo de 1927 en Sant Celoni, con una intensidad de VII. Posiblemente sea cuestión de ponernos las pilas al respecto, después, cuando la naturaleza se ponga en movimiento, todo serán lamentos.

Chile 2010. En Barcelona también puede ocurrir.

viernes, noviembre 05, 2010

Apellidos vacios.

El follón que se ha armado con lo del cambio del orden de los apellidos son de aquellas polémicas que por vacías llaman la atención. Llama la atención el tratamiento mediático que han hecho las diversas cadenas y medios de comunicación, tergiversando totalmente la realidad del polémico cambio, según estén a favor o en contra de Zapatero.

No puede ser que por simple interés político se informe de un cambio como si fuera una cosa que no es. La noticia hace referencia a un proyecto de Ley de reforma del Registro Civil , por lo que no está todavía ni votado ni tramitado. Además, la controvertida parte de lo del orden alfabético hace referencia a que cuando no haya acuerdo entre los padres de ninguna de las formas, el registro tendrá como criterio el alfabético...¡no que se tenga que poner el nombre por orden alfabético por sistema, como venden muchos medios! 

¿Cuantas familias, en el momento de ponerle los apellidos a su hijo recién nacido, no serán capaces de consensuar cuales son los apellidos a poner? Y de estos...¿Cuantos tendrán implicados apellidos con Z? Y aún más...¿cuántos de los que estén implicados con Z serán apellidos en peligro de "extinción"? Si sumamos todo, resulta que la montaña se convierte en un simple grano, pero como lo que vende es lo que vende, nos pasamos por el forro el hecho de que la noticia no es noticiable para convertirla en portada de telediarios y noticiarios.

Cuestión aparte es que, posiblemente, haya momentos mejores para hacer estas modificaciones del Registro Civil, pero de hecho, sea cuando sea que se afronte, habrá siempre algo más importante que gastar recursos para hacer un cambio más cosmético que otra cosa. En Italia hace tiempo que lo arreglaron privilegiando el apellido de la madre al del padre y tampoco se ha hundido el mundo por ello.

Esperemos que con la venida del Papa se les pase un poco la tontería a todos, pero mucho me temo que, una vez pase la ola papal cualquier banalidad se utilizará como arma electoral, para hastío y hartura del personal.

¿El orden es importante?

jueves, noviembre 04, 2010

Nostalgia y orgullos "subprime".

El revés que ha sufrido el presidente Obama, ha sido de las que hacen época. Hace dos años que consiguió movilizar a todo su electorado, lo que le encumbró a las alturas, y ahora ha conseguido hacer lo propio pero en sentido contrario. ¿Tan mal lo ha hecho en este tiempo? Nada hace pensar que lo haya hecho tan horriblemente, pero la crisis no ha pasado y dos años después, la economía norteamericana no da síntomas de mejoras, a pesar de todas las políticas desarrolladas. Los estadounidenses tienen miedo y ello ha provocado un giro copernicano hacia las tesis más conservadoras, pero conservadoras... ¿de qué?

El "Tea Party" -los más republicanos entre los republicanos- se han movilizado ante la pérdida de los valores americanos y la intromisión del Estado, y la gente se les ha sumado en masa a la recuperación de esa esencia e identidad perdidas dando la espalda a Obama. Los norteamericanos quieren volver a la situación anterior a la crisis, pero el problema es que ya nada es igual que antes de la crisis. El escenario ha cambiado de arriba a abajo.

El reparto de poder en el mundo ha cambiado de una forma brusca y tal como apuntaba Javier Solana esta mañana en Rac-1, antes de la crisis se reunía el G-8 y afuera se esperaban China, Brasil e India. Ahora, tal como está la situación, estos tres países han pasado a ser actores de primer orden dentro de la economía mundial a costa de los anteriores "jefes" del mundo.

Europa, tan dividida como siempre, se mueve en la indefinición de si sale o no sale de la crisis. Estados Unidos, no está saliendo, en buena parte provocado por el infinito agujero negro económico que le supone las guerras de Irak y de Afganistán. Se obstinaron en ganar supremacía siguiendo métodos de principios del siglo XX, cuando ahora, la supremacía mundial se gana con un teclado en las manos y el principal recurso de los países es su gente. Ahora, lo están pagando caro.

En realidad los americanos han votado por la nostalgia, en el convencimiento de que el hecho de pensar en los buenos tiempos les llevará hacia adelante, negándose a ver que los tiempos han cambiado y que lo de siempre ya no funciona. Estados Unidos se ha vuelto conservadora de una imagen -el sueño americano- y de algo que ya no existe -la economía más potente del mundo- al volatilizarse tras el hundimiento bursátil.

Obama ha actuado como debía, pero es muy difícil que el americano medio -que no conoce nada más allá de su ombligo- se convenza de que ya no son el sheriff del mundo y que ahora, los jefes gastan turbantes y ojos rasgados. Los imperios caen y suben otros, o si no, que se lo pregunten a España, Portugal, Francia o Gran Bretaña, antiguas potencias que son ahora caricaturas de lo que llegaron a ser -sobretodo las dos primeras.

El orgullo imperialista de un pueblo ahogado en las hipotecas "subprime", ha hablado en las urnas. Ahora depende de su capacidad de asimilación de la inminente pérdida del trono mundial para poderse mantener en cabeza o no. Si se cierran en la nostalgia de lo que se hubo sido pero ya no se es, el camino se va a presentar muy cuesta abajo. ¿Lo peor? Que tienen más armamento nuclear que nadie.

Eso sí que es para temblar.

Tea Party: Ahora se lleva la moda "Nostálgica" en EE.UU.