Publicidad

jueves, marzo 28, 2013

Hoy, receta: Crema de Calabacín con Zanahoria y Puerros

Uno de los mayores enemigos de la cocina es la pereza, pero por desgracia, la opción de alimentarnos de productos preparados o con cualquier cosa que podamos comer rápidamente, es el mayor enemigo de nuestra salud. Sin embargo, no siempre una cosa rápida es dañina, y la receta que a continuación os explico, es bien sana amén de rápida: una Crema de Calabacín con zanahoria y puerros.

Para esta receta para dos personas, necesitaremos los siguientes ingredientes:

  • 575 grs de calabacines
  • 200 grs de zanahorias
  • 200 grs de puerros 
  • 1 pastilla de caldo
  • 1 quesito tipo El Caserío
  • agua
  • sal
  • aceite
  • piñones
  • pasas
Yo, utilizo una olla exprés sobretodo para cocer las verduras, ya que se ahorra un montón de tiempo y porque, llegado el caso, se puede hacer servir como una olla normal. En este caso lo haremos servir de las dos formas.

Para empezar, lavaremos todas las verduras, las pelaremos y las cortaremos en dados y reservamos. Normalmente no pelo los calabacines porque después le da a la crema un aspecto de tener purpurina verde, pero eso ya es cuestión de cada uno.

Cogemos la olla exprés (se puede hacer con la normal, lo único que pasará es que los tiempos se alarguen un poco), ponemos una cucharada de aceite en el fondo y calentamos. Cuando esté caliente, sofreímos los puerros y zanahorias hasta que estén un poco blandos removiendo constantemente y vigilando que no se quemen. Tiramos el calabacín a la olla y seguimos removiendo un par de minutos. Rectificamos de sal.

En este momento, cubrimos de agua las verduras, tiramos la pastilla de caldo y procedemos a cerrar la olla exprés. Cuando ya esté hervida la verdura (en mi caso lo tengo 7 minutos en la máxima potencia de presión), destapamos con cuidado de hacer perder la presión previamente y con un cazo, quitamos el máximo de caldo posible, dejando la verdura escurrida. Es importante no tirar este caldo de primeras, más que nada porque lo podemos necesitar después si la crema nos queda demasiado espesa.

Una vez lo tenemos escurrido, y dentro de la misma olla, con una batidora procedemos a triturar todo el contenido y rectificamos de caldo si vemos que la hemos dejado demasiado seca (no acostumbra a pasar). 

Añadimos el quesito para dar más consistencia de crema, y continuamos triturando hasta que quede homogéneo. Rectificamos de sal, emplatamos y utilizamos las pasas y piñones para decorar.

Os aseguro que os chupareis los dedos!

Crema de Calabacín con Zanahoria y Puerros

1 comentario:

Recetas de cocina casera dijo...

Tiene muy buena pinta, es una de las recetas que tengo en mente hacer cuando tenga un poco de tiempo, a ver cuándo me animo.