Publicidad

lunes, agosto 19, 2013

¡Vacaciones!






El próximo día 2 de septiembre volveremos con nuevos e interesantes artículos!
¡Hasta entonces, gracias por tu visita!

jueves, agosto 15, 2013

Un tigre, un toro y el infinito disparate humano

El toro Hurón y el tigre César
En los últimos años la fiesta de los toros ha devenido un espectáculo polémico. Por un lado, los detractores, que están convencidos de la barbaridad e inutilidad de un espectáculo sangriento y desfasado, y por otro, los defensores, los cuales se justifican en la belleza del toreo y la herencia milenaria de la misma para mantenerla en activo. Sea uno u otro, si algo no se puede negar es que el toreo es un (¿arte?) milenario, que tiene reminiscencias de las antiguas luchas de animales salvajes en los circos romanos... o si no, pregunten a los donostiarras por la que se armó, cuando en 1904 a algún iluminado se le ocurrió organizar una lucha entre un toro y un tigre de Bengala... y se escaparon.

Antigua Plaza de El Chofre
La tarde del domingo 24 de julio de 1904 se había organizado en San Sebastián, en la antigua plaza de toros de El Chofre, un programa doble consistente en una novillada seguida de una lucha entre un tigre de Bengala y un toro de lidia de las marismas del Guadalquivir. El inusitado cartel despertó una gran expectación en toda la población y, en especial, de la aburrida alta sociedad que veraneaba por aquellos entonces en la capital guipuzcoana, lo cual produjo que el coso estuviera hasta la bandera. Los reventas hicieron su agosto y todas las fuerzas vivas (entre ellos diputados, industriales, aristócratas...) ocuparon sus andanadas y palcos con una inusitada fruición; el espectáculo creo tal interés que más de 3.000 personas provenientes del País Vasco francés, y numerosa prensa internacional hicieron acto de presencia. El morbo se cortaba en aquel ambiente.

Espectadores en El Chofre
En el primer acto, la novillada, consistente en la lidia de 4 toros, fue de lo más deslucida y aburrida. Al instalarse una jaula de leones del circo que ocupaba casi la mitad del redondel, los toreros no pudieron torear a gusto ya que los toros se refugiaban cerca de los burladeros y no daban facilidades. Sea como sea, el público, sediento de sangre y de emociones fuertes como estaba, lo que quería en realidad era ver la insólita lucha entre fieras salvajes, con lo cual la novillada precedente más les molestaba que atraía. Y si querían emociones fuertes, a fe cierta que las encontraron.

En llegando a la hora de la lucha del tigre -bautizado como César- y el toro de 5 años llamado Hurón, el público de la plaza de El Chofre despertó y lo convirtió en un auténtico circo romano, donde las más bajas pasiones humanas se desataron y las apuestas corrían como la pólvora. Según parece, los franceses apostaban más por los tigres y los locales más por el toro. Hurón y César entraron al jaulón acompañados del griterío de los desatados espectadores.

Jaulón en el redondel
En el primer envite, el toro ya dejó a las claras quién tenia las de ganar, al herir al tigre. Éste, acobardado, se defendió como pudo y se hizo el muerto contra la verja. El público, ávido de sangre y muerte, empezó a demostrar su descontento agriamente, ya que del espectáculo prometido, no había habido nada de nada. El presidente de la plaza, en viendo que aquello no iba por buen camino, estuvo a punto de suspender la lucha, pero la presión de un público enfervorizado que quería más, hizo que los mozos azuzaran al tigre (se dice que le tiraron cohetes) para continuar el lamentable espectáculo.

El tigre se puso de nuevo en movimiento, y el toro se arrancó a por él, embistiéndolo contra la puerta, la cual cedió con la fuerza de los animales y permitiendo que salieran a la negra arena de El Chofre. El morboso griterío del público se trocó en una explosión de histeria colectiva, habida cuenta que si bien un burladero era suficiente defensa para con un toro, un par de metros de pared no eran nada para un tigre de Bengala asustado y corneado. El caos se hizo el dueño total del coso.

Hurón arremetiendo contra César
En medio del desbarajuste y del miedo generalizado, los migueletes (cuerpo armado de la Diputación Foral de Guipúzcoa, predecesor de la Ertzaintza) encargados de la seguridad del festejo abrieron fuego total contra el tigre y el toro, sin darse cuenta que el potente fuego de sus fusiles Mauser, al impactar oblicuamente, rebotaban en el suelo y tiroteaban a los espectadores del lado contrario. Sin embargo, la fiesta no había acabado, ya que, en viéndose tiroteados, algunos de los asistentes también sacaron sus pistolas personales y repelieron el ataque. Aquello parecía la guerra; gritos, correrías, disparos, gente agazapada... el acabose.

Cuando todo pasó, el toro y el tigre habían muerto, así como al menos una persona (alguna fuente cita dos) y más de 20 personas heridas de diversa consideración por herida de bala. La noticia dio la vuelta al mundo de mano de los reporteros extranjeros (ingleses, americanos y franceses) que dieron cobertura al evento y, como no podía ser de otra forma, hablando pestes de él. Los ingenieros encargados de la seguridad de la instalación determinaron que la jaula no tenía las condiciones óptimas para un disparate como el celebrado y ello llevó a la autoridad competente a prohibir ad aeternum las luchas entre fieras destinadas al solaz del morbo de la gente. 

Aquella fue la última vez que se celebró en España una salvajada semejante, la cual acabó, como era esperado, con un baño de sangre, pero con un espectáculo penoso y vergonzante que Dante difícilmente hubiera llegado jamás ni a imaginar.


Momento de la escapada de las pobres bestias

Webgrafía

miércoles, agosto 14, 2013

Rómulo Augústulo, el último emperador romano

Rómulo Augústulo
La frase "Caída del Imperio Romano" ha estado en boca de todo el mundo en un momento o en otro, y ha sido siempre el paradigma de hundimiento total de algo que había estado en lo más alto. Sin embargo, y a pesar de haber utilizado el término en más de una vez...¿conoce quién y cuándo fue el último emperador romano? Para su información, el último emperador romano se llamaba Rómulo Augústulo y lo fue hasta el año 476 d.C.

Flavio Rómulo Augusto, llamado despectivamente "Augústulo" por su corta edad al tomar el trono (aproximadamente 14 años) fue el último emperador del Imperio Romano de Occidente y reinó durante escasos 10 meses, entre finales del año 475 y septiembre del 476... y aún gracias, porque tal como estaba el "imperio" al menos éste no acabó muerto. Tan mal iban las cosas para el antaño todopoderoso Imperio Romano.

Moneda con la efigie de Augústulo
El imperio romano de la segunda mitad del siglo V era lo más parecido al castizo "coño de la Bernarda" que pudiéramos encontrar. La creciente presión de los pueblos bárbaros (ostrogodos, visigodos, hérulos, torcilingios, vándalos, alanos, etc.) por instalarse en los -a priori- seguros límites del Imperio Romano para huir del acoso de los hunos, la bestial presión fiscal y una iglesia cristiana recién reconocida que no hacía más que malmeter, minaron la otrora solidez social del imperio. Ello provocó que un emperador y una zapatilla tuvieran la misma autoridad y que las luchas por ostentar la corona fueran continuas. Solo así se entiende que en 20 años se sucedieran hasta 10 emperadores, los cuales duraban menos que un caramelo en la puerta de un colegio...y habitualmente asesinados por las facciones rivales, claro está.

En el año 475, Roma controlaba poco más que Italia, algo de Croacia y un poco del sur de Francia. Los bárbaros y los ricos terratenientes romanos, debido al descontrol de Roma y debido a que formaban el grueso del ejército los primeros y tenían sus propios ejércitos los segundos, iban todos ellos "a su rollo" y se independizaron en amplias zonas del Imperio de Occidente. Era la mejor forma de escabullirse de pagar impuestos y hay que reconocer que les funcionó la mar de bien.

En todo esto, los años pasaban a base de repartirse hostias los unos con los otros, cuando Orestes, general romano de la Panonia (actual Hungría-Austria) dio un golpe de estado y decidió poner a su hijo Rómulo Augústulo como emperador en vez de ponerse él mismo. Así de chulos eran los romanos de la época; si no me gusta el que está, me quito de encima el que hay ahora (Julio Nepote era el del momento), y pongo el mío. Y vive el cielo que lo hizo. Aunque claro... el que vino detrás, hizo lo mismo.

Odoacro, convenciendo a Augústulo
Odoacro, jefe de los Esciros, pidió a Augústulo (bueno, a Orestes) un tercio de Italia para que sus bárbaros se instalasen -los germanos siempre han sido muy grandes. Orestes le dijo que ni hablar del peluquín y como a Odoacro le molestó la respuesta, hizo lo que tocaba en estos casos: ejecutó a Orestes, hizo abdicar a Augústulo el 4 de septiembre del 476 (no quedaba muy cristiano cargarse un chaval que ni pinchaba ni cortaba), le pegó una patada en las posaderas, lo envió a la Campania, y se puso él. No obstante, Odoacro tuvo el sutil detalle de pedir al emperador del Imperio Romano de Oriente (para el caso, Zenón) ser coronado como Rex Italii (una suerte de virrey del imperio oriental), olvidándose del título de Imperator Populi Romani que tenia Rómulo Augústulo

Zenón aceptó, llegando con ello el fin del Imperio Romano de Occidente y el inicio oficial de la dura y oscura Edad Media.

 
Abdicación de Rómulo Augusto ante Odoacro

Webgrafía

martes, agosto 13, 2013

Petrov, el héroe que salvó el mundo

Stanislav Petrov
Tal vez el nombre de Stalisnav Petrov no le diga mucho, pero le puedo asegurar que todos los que estamos en estos momentos sobre la faz de la Tierra le debemos mucho más de lo que se pueda imaginar. Si aquel día 26 de septiembre de 1983, un ataque de cordura milagroso no hubiese invadido la mente de aquel militar soviético, posiblemente ni usted ni yo estaríamos aquí leyendo estas líneas. Esto, que le podría parecer una exageración, no lo es ya que estamos hablando del Incidente del Equinoccio de Otoño.

Ronald Reagan
1983. Las relaciones entre los EE.UU. y la URSS se deterioraban a la misma velocidad que se descomponía el gerontocrático sistema soviético. Ello provocaba continuos rifi-rafes entre Ronald Reagan (presidente de Estados Unidos) y Yuri Andropov (presidente de la Unión Soviética), que subieron la temperatura de confrontación entre los dos bloques. Sin embargo, la cosa pasó de castaño oscuro cuando el día 1 de septiembre la URSS derribó un avión de pasajeros sudcoreano que había invadido su espacio aéreo. Esta acción puso en pie de guerra a la OTAN y al Pacto de Varsovia hasta tal punto, que los rusos esperaban que en cualquier momento se produjera un ataque nuclear aliado.

Satélite ruso
Pasaban pocos minutos de la medianoche del día 26 (día 25 todavía para el bloque occidental), cuando desde el búnker de control de los satélites rusos -comandado por el Teniente Coronel Petrov- se recibió una señal de alarma de uno de los satélites que indicaba que un misil intercontinental iba en dirección a la Unión Soviética. Después de estudiar la situación, Petrov determinó que se trataba de una falsa alarma. Pero,contrariamente a lo que se podía esperar, poco después se detectó un segundo, un tercero, un cuarto y hasta un quinto misil. La cosa ahora sí que parecía que iba en serio y quedaron en estado de shock durante unos segundos.

Yuri Andropov
Petrov, que conocía que el sistema de satélites rusos era nuevo y tenía ciertas carencias tanto de rodaje como de funcionamiento, pidió confirmación a los radares que vigilaban el horizonte, los cuales ya debían verificar el paso de los misiles debido a su posición y trayectoria. Sin embargo, cuando los radares respondieron, dieron negativo. ¿Qué estaba pasando? Con dos teléfonos en las orejas, uno por donde iba recibiendo las alarmantes noticias de los satélites y por otro para dar la voz de alarma al Kremlin. Conociendo la paranoica fijación de Andropov por un ataque norteamericano... ¿daba o no daba la señal de alarma nuclear?

En un momento dado, reflexionó fríamente a pesar de tener toda la presión del mundo sobre sus espaldas y pensó que cinco misiles eran muy pocos misiles como para empezar una guerra nuclear, y que en caso de que así fuera, pocos daños iban a infligirles. Petrov razonó que en caso de que los yanquis se decidieran a atacarlos, lo harían masivamente habida cuenta sus miles de cabezas nucleares y no así, de manera tan precaria y absurda, por lo que no escaló el incidente y lo catalogó como de falsa alarma. Por suerte para el mundo entero, Petrov acertó.

Una extraña conjunción de factores astronómicos, totalmente inesperado para los ingenieros rusos, hizo que el brillo del Sol, el horizonte, el equinoccio y unas nubes altas, dieran una señal errónea a los satélites soviéticos, los cuales la computaron como misiles balísticos Minuteman en trayectoria hacia territorio de la URSS. Petrov fue primeramente felicitado, pero después de una investigación durísima y con la excusa de que no había escrito lo que había sucedido en el libro de control, fue retirado prematuramente y el asunto fue silenciado.

No fue hasta 1990, que con la caída del régimen soviético, se supo del incidente por uno de sus antiguos superiores. En el trasfondo de su destitución se encontraba el hecho de que había sido capaz de desobedecer la cadena de mando en caso de emergencia, y que había dejado en evidencia las deficiencias gravísimas de todo el sistema de defensa anti-misiles ruso.

Petrov recogiendo un premio
Petrov, que humildemente siempre ha declarado que él simplemente hizo lo que tenía que hacer, ha sido reconocido desde entonces por diversas organizaciones mundiales (Naciones Unidas entre ellas) como auténtico salvador del planeta. El 17 de febrero de este mismo año 2013, un Stanislav Petrov de 74 años fue recompensado en Alemania con el Premio Dresde de la Paz -dotado con 25.000 euros- por haber evitado una guerra nuclear. 

Aquella noche, tan solo la intuición de Petrov salvó el planeta de que un holocausto nuclear acabara con el planeta. Sin embargo, esta acción de cordura de una persona sola, nos ha dejado bien a las claras y para siempre que, si -como decía Einstein- Dios no juega a los dados, el hombre, por desgracia, es un auténtico ludópata con una racha demasiado larga.
 
Stanislav Petrov, un héroe que salvó el mundo
Webgrafía


lunes, agosto 12, 2013

Gulpiyuri, una playa con mar pero sin costa

La playa de Gulpiyuri
Uno de los sitios más curiosos en los que poderse dar un baño en la playa se encuentra en Asturias, entre Ribadesella y Llanes. La playa en cuestión no difiere mucho de cualquier otra, con su arena blanca y sus algas, pero si quiere acceder a ella, una embarcación no le servirá de nada ya que lo tendrá que hacer andando y a través de campos de cultivo hasta la misma orilla. Se trata de la única playa marina de interior que podemos encontrar en la península y se llama la playa de Gulpiyuri.

Una playa en medio de un prado
Ubicada en el concejo de Llanes, a un tiro de piedra de la aldea de Naves, podemos encontrar separada del mar por poco más de 100 metros, la playa interior de Gulpiyuri. Esta playa, catalogada como Monumento Natural del principado de Asturias en 2001, es una joya de la naturaleza, ya que es una auténtica playa marina como cualquier otra, pero sin los inconvenientes de tener oleaje -las aguas son tranquilas- y es de poca profundidad. Eso sí, muy grande no es; sus 40 metros de largo de orilla y 15 m de ancho de arena no dan para ubicar una masa de gente como la de Benidorm o Salou, pero aún así está bastante concurrida a pesar de su aislamiento.

Gulpiyuri y la costa
El origen de esta curiosidad geológica la tenemos que buscar justamente en la fuerza del mar Cantábrico al chocar contra los escarpes calcáreos que son característicos de esta parte de la costa asturiana. El mar, al impactar con fuerza sobre las calizas del Carbonífero superior (unos 315 millones de años), se introduce en las grietas que encuentra, disolviendo el material calcáreo y ensanchándolas cada vez más, generando grutas y cavidades en el interior de los acantilados.

Una playa sin vistas a la costa
En según qué situaciones y tras el paso de siglos de choques del mar contra sus paredes, las cuevas acaban por hundirse, formando agujeros en el terreno llamados dolinas. En el caso de Gulpiyuri -antigua palabra de origen astur que significa "círculo de agua"-, esta dolina ha mantenido abierto el contacto con el mar, por lo que ha formado la playa que podemos ver en la actualidad.

En bajamar, casi se seca
La playa de Gulpiyuri, al tener abierto un canal con el mar abierto -el cual entra a borbotones en momentos de galerna-, está influenciada por las mareas, la cual hace que en temporadas de máximas mareas altas, el mar inunde completamente la dolina y el agua llegue hasta prácticamente tocar los campos circundantes. Igualmente, cuando se combinan las mareas más bajas, Gulpiyuri puede llegar a quedar prácticamente seco, pudiéndose andar tranquilamente por su fondo.

La mala mar inyectando agua
Esta pequeña maravilla natural, incorporada a su vez en la Red de Espacios Naturales del Principado de Asturias, es visitable durante todo el año, siendo la mejor forma la de olvidarse del coche en Naves y acercarse andando el kilómetro escaso que la separa de la aldea. De esta forma se disfrutará del paseo y del paisaje de una tierra, la asturiana, mítica y entrañable como pocas.


Una paraíso marítimo en mitad del campo


Webgrafía

domingo, agosto 11, 2013

Ni respirar

Una detrás de otra... una detrás de otra... cualquier día de estos, en este (ponga aquí el adjetivo despectivo que mejor le parezca) país, nos ponen un impuesto por respirar. Y esto, que pudiera parecer una exageración, no lo es tanto si pensamos que, de momento, ya nos ha endiñado un impuesto por tomar la luz del sol para hacer electricidad. Ole tus huevos, capao!

Es de locos que, después de estar machacando hasta la nausea con la moderación de los consumos de electricidad y de energía en general, en vez de poner un puente de plata a todo aquel que pretende reducir su consumo aprovechando las energías renovables, se penalice justamente por hacer aquello que estamos recomendando. ¿Pero ésto qué es?

Visto lo visto no puedo, por menos, que pensar que el amiguismo y el afán recaudatorio para con las grandes empresas eléctricas por parte del gobierno del estado se encuentra tras esta medida a todas luces injusta y prevaricadora.

En vista de que, dados los precios de la energía eléctrica, mucha gente se está buscando la forma de ahorrar en su factura utilizando las energías renovables, estos lobbys que tanta influencia tienen en un gobierno títere y corrupto como el que está actualmente en el poder -recordar la cantidad de políticos de "alto standing" enchufados en las cúpulas de las eléctricas-, están presionando para que se corte como sea esta sangría creciente a sus pingües beneficios. Y, como no podía ser de otra forma, lo están consiguiendo.

Resulta absolutamente indignante que en un momento de crisis como el actual, las políticas que se aplican desde el gobierno central sean únicamente encaradas al beneficio de los grupos que menos están notando la crisis, en vez de desarrollar políticas que, de verdad, hagan posible una recuperación económica del conjunto de la sociedad. 

Aunque...¿qué más se puede decir si por un lado se pide contención del gasto de energía y por el otro se castiga el hecho de ahorrarla?...o se pide el uso de los transportes públicos y constantemente se encarece y reducen sus servicios,... o se pide que la gente no use el coche, pero si baja la producción de coches falta tiempo para subvencionarlos,... o se pide que haya más emprendedores, pero se les taladra a impuestos antes de que lleguen a producir la primera peseta de beneficio... o si...

De esta crisis solo se saldrá si ponemos las cosas fáciles al conjunto de la sociedad y se ayuda a que la gente genere beneficios para la comunidad. La sociedad no son los banqueros, o los grandes empresarios, o los caciques que están en el poder desde mediados del siglo XIX, ya que estos lo único que hacen es aprovecharse de la vitalidad de una sociedad y, por si solos, no tirarán para adelante ningún país si el conjunto de los ciudadanos no lo hace con ellos -como de hecho estamos desgraciadamente comprobando desde hace tiempo.

Y mientras que eso no sea política prioritaria, España no saldrá jamás de la crisis.

Jamás.
Así no se saldrá jamás de la crisis

sábado, agosto 10, 2013

La gran cortina de humo de Gibraltar

No se porqué, pero cada día que pasa, el conflicto con Gibraltar me recuerda cada vez más a la invasión de las Malvinas en el 82 por los argentinos. Aquella aventura insensata, fruto de un gobierno en decadencia, corrupto, con el país sumido en una crisis que no podían remontar fue, simplemente, una excusa para desviar la atención de los gravísimos problemas de todo tipo que tenía la Argentina en su momento, exactamente igual que lo que está pasando con Gibraltar en estos días. La historia siempre se repite, y los gobiernos incompetentes siempre echan mano de las mismas tapaderas.

El conflicto de Gibraltar es, guste o no, un conflicto artificial, recurso fácil para recurrir al sentimiento nacionalista español cuando hay cosas más importantes en las que pensar y por las que luchar. Ello es así, por el simple hecho de que Gibraltar es británica se ponga como se ponga el gobierno, la derecha más recalcitrante o el sursum corda y no cabe ninguna reclamación de soberanía que valga. Ninguna.

Cuando Felipe V firmó el Tratado de Utrecht, cedió -repito, cedió, puesto que fue la parte vencedora- la soberanía del Peñón y de Menorca a los británicos, por tanto dio por buena la ocupación previa hecha durante la Guerra de Sucesión. El egoísmo de ser confirmado como gobernante legítimo (aunque esto estuviera por ver) le hizo ver la pérdida de una mínima parte de sus inmensos reinos como una pecata minuta que pagar por tener el reconocimiento internacional de sentarse en su trono. Partiendo de esta base, cualquier reclamación posterior, simplemente no ha lugar. Fin de la cita, que diría Rajoy.

Para más inri, si aún así consideramos que es legítima la reclamación sobre Gibraltar, ello significará que estamos dando la razón a Marruecos sobre su reclamación sobre Ceuta, habida cuenta que el hecho de que sus habitantes hubiesen decidido pertenecer a la Corona de Castilla, no tendría el más mínimo valor ni moral, ni legal. Para unas cosas la parte ancha del embudo y para otras la estrecha, no es demasiado coherente... ni ético.

A parte queda que las sanciones que desde Madrid se van a inventar para aislar el peñón al mejor estilo franquista, a los que realmente va a perjudicar va a ser a la gente de La Línea que se desplaza cada día a trabajar a Gibraltar. Hacerle un bloqueo a los ingleses y que pierdan los tuyos, la verdad que no demuestra mucha inteligencia, pero como desde la capital del imperio (ejem) las cosas se ven diferente, pues ya está bien. Lo importante es lo importante, y las necesidades de la gente, en este país, son simplemente despreciables. España es así de chula.

En definitiva, que todo se reduce a ser una cortina de humo que oculta la existencia de una flota pesquera desproporcionada respecto sus caladeros (Andalucía, por si sola, ya tiene el 2% de la flota europea a pesar de tener sus caladeros agotados), los gravísimos casos de corrupción que ponen los pelos de punta a la opinión internacional y, sobretodo, la inutilidad supina del gobierno para sacar a España de una profundísima crisis estructural que afecta a todo el mundo menos a los de siempre.

Mejor que dejen de hacer el paripé, dejen a los ingleses hacer lo que quieran en su casa que para eso es suya y gasten su tiempo y nuestro dinero en ponerse las pilas para arreglar los problemas del país, que ya bastante tenemos encima.

Más de uno en el gobierno está deseandito de que empiece la liga de una vez. Seguro.

Lástima que este año no toquen mundiales... ¡nchts!

viernes, agosto 09, 2013

El cangrejo ladrón que se pirra por los cocos

Cangrejo de los Cocoteros
Cuando andamos por la orilla del mar, pocas cosas nos llamarán más la atención que ver un cangrejo paseándose por ella. De primeras por su curiosa constitución y de segundas, porque irá irremisiblemente al plato de arroz más cercano... si lo cazamos, claro. Las fuertes pinzas del cangrejo, ya sea de mar o de río, siempre tiran para atrás ya que te puedes llevar un doloroso pellizco. Y si esto es así para los pequeños cangrejos de nuestras latitudes... imagínese lo que puede pasar con un cangrejo de medio metro que es capaz de vivir exclusivamente de comer cocos. Aunque parezca mentira, este bicho existe, se llama Cangrejo de los Cocoteros, vive en las islas del Índico y del Pacífico... y yo, de usted, tendría cuidado de sus manos si me lo encontrase.

Él, a sus cocos
El Cangrejo de los Cocoteros (Birgus latro) es un animal, se mire como se mire, fuera de lo común. Este cangrejo que puede llegar a tener 17 kilos de peso, un cuerpo de unos 40 cm y una envergadura de patas de hasta un metro, es el mayor de los artrópodos que se encuentran en tierra, rozando el límite teórico del tamaño máximo que puede alcanzar un bicho sin esqueleto interno que viva fuera del agua. Y esta es otra de sus características principales, ya que lo grande de este cangrejo es que vive exclusivamente en tierra firme, y tan terrestre es que, como lo metamos en el agua, se ahoga.

Son hábiles trepadores
Este longevo animal -puede llegar hasta los 60 años-, aunque terrestre inicia su vida en el agua, donde las hembras depositan unos 100.000 huevos en la playa durante la marea alta. A partir de aquí, crecen y se comportan como cangrejos ermitaños (de los cuales son parientes cercanos) hasta la edad de tres años, momento en el cual salen del agua y ya no vuelven. Desde entonces viven en madrigueras donde cambian de caparazón una vez al año y a donde vuelven en los momentos de más calor, ya que son generalmente de hábitos nocturnos.

¡Mmm! ¡¡¡Comida!!!
En el momento de la comida, el "cangrejito" trepa por las palmeras y con sus increíblemente fuertes pinzas, pela el coco, lo abre como quien casca una nuez y se alimenta de la dulce pulpa del interior. Nada más sencillo para él, claro, capaz como es de arrastrar objetos de hasta 29 kilos como quien lleva un carrito de la compra. Y es que, no solamente se interesa por los cocos, sino que, como su vista es tan mala -se guía por las vibraciones como las serpientes-, todo lo que le parece que pueda tener comida es susceptible de ser "sustraído" por el inocente cangrejo. O si no, que se lo pregunten a los soldados norteamericanos apostados en Guadalcanal durante la Segunda Guerra Mundial, que tenían que tener cuidado con sus pertenencias, ya que por la noche, venían y se les llevaban las cosas pensando que contenían alimento. Artículos de cocina, machetes, cocinas de campaña  -del estilo camping gas- o incluso botellas de whisky (al cangrejo en cuestión le debía ir el "pitraque") dieron fama de ladrón a este animal. De ahí su nombre "latro", ladrón en latín.

Tienen hábitos nocturnos
En la actualidad, si bien no se conoce con exactitud el estado de conservación de la especie -la UICN lo tiene catalogado como "datos insuficientes"- se distribuye por buena parte del Índico y las islas del Pacífico, y aunque es cazado para comer y se considera afrodisíaco (siempre la imbecilidad humana mostrándose en todo su esplendor), puede llegar a ser tóxico según la dieta que lleve el cangrejo, por lo que, como si fueran los conocidos peces globo japoneses, mejor pensárselo dos veces antes de comerse uno de estos cangrejos.

En conclusión, el Cangrejo de los Cocoteros es un ejemplo vivo de adaptación perfecta a su medio, el cual, en razón de su extraordinaria existencia, deberíamos de respetar y admirar en proporción al tamaño que la naturaleza ha dado al mayor invertebrado existente sobre la Tierra.


La dura cáscara del coco no le es obstáculo


Webgrafía

jueves, agosto 08, 2013

El lago Hillier, donde todo se ve de color de rosa

Hillier Lake, el lago rosa
Si usted es de aquellos (o aquellas) que siempre es capaz de ver la parte buena de la vida, que por mal que vengan las cosas siempre ofrece su mejor sonrisa, que es capaz de ver los brotes verdes de nuestra economía y que es capaz de verlo todo de color de rosa a pesar de la que está cayendo... ¡Enhorabuena! ¡Tengo su sitio de veraneo perfecto! Se trata del Lago Hillier, en Australia. ¿Y cual es su característica destacable? Que sus aguas son de un espectacular color rosa chicle. ¿Le gustaría visitarlo?

Isla Middle
El lago Hillier se encuentra en la isla Middle, la mayor de las islas que conforman el archipiélago de La Recherche, un archipiélago de más de 100 islotes que se encuentra a tocar de la costa suroeste de Australia (tal como la miramos, abajo a la izquierda, vaya), descubierto por los franceses a finales del siglo XVIII. El nombre de Middle (medio) proviene de la traducción al inglés del nombre dado por los franceses "Île de Milieux", al encontrarse esta isla en medio del archipiélago recién descubierto.

El agua se parece a un batido de fresa
La isla, de forma irregular y con 10.8 km2 de superficie contiene entre sus bosques de eucaliptos y monte bajo, y a un paso del mar, el lago Hillier, lago de color rosa intenso, que fue descubierto por Matthew Flinders el 15 de febrero de 1802, cuando el navegante e hidrógrafo británico pasó un par de días en aquella isla. En aquella estancia, Flinders ascendió al promontorio granítico de mayor altura de la isla (185 m) y desde allí divisó, escondido entre la vegetación, el llamativo lago rosa.

¿Bacterias? No se sabe.
El lago (en realidad una laguna costera saturada de sal), que está separado de mar abierto por una estrecha línea de dunas, hace unos 700 m de largo por unos 400 de ancho y se trata de una rareza de la naturaleza, ya no tanto por el hecho de ser rojo o rosáceo -de hecho las salinas de Torrevieja (Alicante) ya adquieren una tonalidad rojiza- sino por el hecho de que se desconoce porqué es de este color rosa chicle. Los estudios que se han efectuado del agua dan que ni se trata de un juego de luces, ni de algas que las coloreen, ya que el agua se mantiene del mismo color ya cambie la temporada, varíe el nivel del lago o incluso si la ponemos en pequeños recipientes. Es por ello que se supone que puedan ser bacterias halófilas que vivan de la sal del lago, pero a estas alturas no hay ningún estudio concluyente.

Vista de satélite
Por suerte para él, el turismo no ha sido un serio problema para la subsistencia de esta maravilla natural gracias a formar parte del Parque Nacional Cape Arid, dentro de la Reserva Natural del Archipiélago de La Recherche, que incluye buena parte de este archipiélago. Ello, junto con su insularidad, ha permitido que el lago Hillier haya llegado hasta nuestros días asombrando a propios y extraños con su inconfundible, misterioso e inigualable color rosa.


Un lugar donde ver la vida de color de rosa



Webgrafía

miércoles, agosto 07, 2013

La impresionante ola de marea del río Qiantang

El macareo del Qiantang
Cuenta el dicho que la marea, en el Mont Saint Michel, sube a la velocidad de un caballo al galope, y doy fe que si no lo hace, poco le falta. El espectáculo de ver una ola de medio metro que avanza sobre la arena hasta dejar la conocida abadía bretona envuelta de agua es digno de ver, realmente, pero... ¿se imagina esa misma ola, pero de 9 metros? Sería terrible. Pues esas olas se dan en realidad y son todo un espectáculo que se puede ver en el río Qiantang, en el este de China.

Ocupa todo el ancho del estuario
La Luna, al ejercer su fuerza gravitacional sobre la Tierra, comba la superficie del océano acumulando más agua en la zona que se ve afectada por ella. Por lógica, si en una parte hay más agua, ello significa que hay otra que tiene menos, por lo que si tenemos en cuenta que la Luna gira sobre nosotros, así, sencillamente, podremos entender el mecanismo de funcionamiento de las mareas. Pues bien, cuando la topografía, la forma de la costa y del fondo marino se ponen de acuerdo con las mareas más potentes, lo que sería una pequeña ola de marea como la del Mont Saint Michel, se convierte en un verdadero monstruo destructivo. Unas veces las mareas generan turbulencias como las del Maëlstrom (ver Maelstrom, el torbellino del infierno), y otras generan olas tremebundas, que es lo que pasa en el río Qiantang. Por suerte para sus habitantes son predecibles y ya están preparados para estos auténticos tsunamis mareales.

Estuario del río Qiantang
En este río se juntan una serie de características que lo hacen especialmente proclive a que este fenómeno llamado macareo (o mascaret en catalán y francés) sean de proporciones gigantescas. Por un lado, en la zona se dan una de las mareas más altas del mundo, y por el otro la desembocadura del Qiantang, la cual se produce en un inmenso estuario con una forma de embudo muy marcado.

Surfista sobre el Dragón de Plata
En el momento de la pleamar (marea alta), la cantidad de agua que se acumula por efecto de la Luna, al acercarse a la costa, acaba por romper y crear una ola de poco más de un metro que viaja por encima del agua subyacente. Al llegar a la costa, la ola se encuentra con que la embocadura del estuario del Qiantang tiene unos 100 km de ancho, pero conforme avanza -a una velocidad de entre 20 y 30 km/h-, el estuario se va estrechando progresivamente, y tras 89 km avanzando, se encuentra con una anchura de 20 km. La energía que lleva la ola se ve entonces encorsetada por las paredes del valle, y dada la imposibilidad de expandirse hacia los lados, se ve obligada a tomar altura, llegando a los 9 metros antes mencionados.

Impactando contra la orilla
A partir de este punto, el estuario se estrecha aún más y se topa con un fondo arenoso procedente de la deposición de sedimentos del río, que provoca que la enorme ola rompa sobre sí misma y avance de forma estruendosa y caótica remontando el cauce del Qiantang e impactando violentamente contra las orillas. Este impacto genera grandes olas contra las escolleras y son un espectáculo que de septiembre a octubre se produce dos veces al día y acumula a miles de curiosos en las riberas para contemplarlo.
La energía que lleva es tremenda

Más allá del espectáculo visual -que los chinos llaman "Dragón de Plata", aunque el agua sea claramente terrosa- este macareo es una auténtica bendición para la fauna acuática de la zona, ya que infinidad de organismos que habitan esta zona a medio camino entre el río y el mar se benefician de la energía de esta oleada, al remover los sedimentos del fondo y liberar las partículas alimenticias que en él se encuentran. Ello hace de el "Dragón de Plata", uno de los principales agentes ecológicos del estuario del río Qiantang y uno de los mayores espectáculos que las mareas ofrecen a nuestros siempre curiosos ojos.

La curiosidad por este espectáculo puede ser peligrosa

Webgrafía

viernes, agosto 02, 2013

El arte de engañar con las apariencias: La Perspectiva Borromini

Si usted gusta del arte y está en Roma, seguro que se deleitará especialmente si visita la Galería Spada. Esta galería pictórica contiene un gran número de cuadros del siglo XVI y XVII de autores tales como Caravaggio, Rubens o Tiziano. Seguro que paseando entre tanta obra maestra, no le llamará la atención un largo pasillo cerrado al público con una estatua romana a tamaño natural al fondo. Craso error. El palacio Spada, si por algo es famoso es por este corredor; estamos hablando de la Perspectiva Borromini.

Vista desde un lateral
Este largo pasillo columnado con arcos y bóveda de cañón, que en principio no tiene nada de especial más que conducir a los pies de la susodicha estatua romana, a simple vista hará unos 35 metros de largo... y digo a simple vista porque en realidad tiene la longitud de... ¡8,82 metros! ¿Cómo puede ser que ese largo corredor no tenga en realidad más que una cuarta parte de la distancia que estamos viendo? Justamente es esta característica la ha hecho tan destacable. ¡Ah! y sepa que la estatua, no hace más de 60 cms de alto. ¿Sorprendido?

Construcción en planta
Este pasillo fue construido siguiendo los principios de la perspectiva cónica matemática por Francesco Borromini entre 1652 y el 1653 por encargo del Cardenal Bernardino Spada, gran mecenas de la época, el cual había comprado el palacio en el año 1632. El cardenal, gran amante del arte Barroco, tenia una cierta debilidad por los trampantojos (trampa-ante-ojo), técnica sobretodo pictórica en la cual se juega con la perspectiva y el hiperrealismo para engañar al observador con efectos y volúmenes que no existen en realidad. Según parece, con la utilización de este engaño a los sentidos de los observadores, Spada pretendía hacer reflexionar sobre la falsa ilusión que resulta de la grandeza terrena. Lo cual, todo sea dicho, no le impidió amasar una gran fortuna y hacerse con una de las mayores colecciones privadas de arte de Roma.

Cardenal Spada
En un primer momento, el Cardenal Spada decidió hacer el trampantojo sobre el muro del jardín secreto del palacio, por lo que en 1642 se lo encargó al pintor Giovanni Batista Magni, el cual así lo hizo. En 1652, el Cardenal tuvo la oportunidad de adquirir una estrecha finca adosada al muro de su jardín, por lo que vio que la oportunidad la pintaban calva para poder construir en vivo la perspectiva deseada. Fue entonces que hizo el encargo a Borromini, el cual, según parece, reprodujo al natural la pintura hecha por Magni 10 años atrás, habida cuenta los restos de pintura encontrados en restauraciones posteriores del muro, los cuales muestran columnas dóricas exactamente iguales a las utilizadas posteriormente por Borromini.

Un guía rompe la perspectiva
No obstante, el conjunto, en un primer momento, no contaba con ningún elemento al final del pasillo, ya que la atracción era precisamente el pasillo en sí mismo. No fue hasta dos siglos después, en 1861, que un descendiente de la familia Spada -el príncipe Clemente Spada- decidió instalar una estatuilla romana de un guerrero de 60 cms de alto en el fondo del corredor para reforzar la sensación de perspectiva. 

En la actualidad, el Palazzo Spada pertenece al estado italiano (desde el 1927), la estatua se ha sustituido por una copia y se han añadido unos setos a los lados -recortados a escala, obviamente-, aumentando, aún más si cabe, el juego de falsas perspectivas que Borromini creó en su obra.



El arte de engañar con las apariencias

Webgrafía