Publicidad

jueves, agosto 08, 2013

El lago Hillier, donde todo se ve de color de rosa

Hillier Lake, el lago rosa
Si usted es de aquellos (o aquellas) que siempre es capaz de ver la parte buena de la vida, que por mal que vengan las cosas siempre ofrece su mejor sonrisa, que es capaz de ver los brotes verdes de nuestra economía y que es capaz de verlo todo de color de rosa a pesar de la que está cayendo... ¡Enhorabuena! ¡Tengo su sitio de veraneo perfecto! Se trata del Lago Hillier, en Australia. ¿Y cual es su característica destacable? Que sus aguas son de un espectacular color rosa chicle. ¿Le gustaría visitarlo?

Isla Middle
El lago Hillier se encuentra en la isla Middle, la mayor de las islas que conforman el archipiélago de La Recherche, un archipiélago de más de 100 islotes que se encuentra a tocar de la costa suroeste de Australia (tal como la miramos, abajo a la izquierda, vaya), descubierto por los franceses a finales del siglo XVIII. El nombre de Middle (medio) proviene de la traducción al inglés del nombre dado por los franceses "Île de Milieux", al encontrarse esta isla en medio del archipiélago recién descubierto.

El agua se parece a un batido de fresa
La isla, de forma irregular y con 10.8 km2 de superficie contiene entre sus bosques de eucaliptos y monte bajo, y a un paso del mar, el lago Hillier, lago de color rosa intenso, que fue descubierto por Matthew Flinders el 15 de febrero de 1802, cuando el navegante e hidrógrafo británico pasó un par de días en aquella isla. En aquella estancia, Flinders ascendió al promontorio granítico de mayor altura de la isla (185 m) y desde allí divisó, escondido entre la vegetación, el llamativo lago rosa.

¿Bacterias? No se sabe.
El lago (en realidad una laguna costera saturada de sal), que está separado de mar abierto por una estrecha línea de dunas, hace unos 700 m de largo por unos 400 de ancho y se trata de una rareza de la naturaleza, ya no tanto por el hecho de ser rojo o rosáceo -de hecho las salinas de Torrevieja (Alicante) ya adquieren una tonalidad rojiza- sino por el hecho de que se desconoce porqué es de este color rosa chicle. Los estudios que se han efectuado del agua dan que ni se trata de un juego de luces, ni de algas que las coloreen, ya que el agua se mantiene del mismo color ya cambie la temporada, varíe el nivel del lago o incluso si la ponemos en pequeños recipientes. Es por ello que se supone que puedan ser bacterias halófilas que vivan de la sal del lago, pero a estas alturas no hay ningún estudio concluyente.

Vista de satélite
Por suerte para él, el turismo no ha sido un serio problema para la subsistencia de esta maravilla natural gracias a formar parte del Parque Nacional Cape Arid, dentro de la Reserva Natural del Archipiélago de La Recherche, que incluye buena parte de este archipiélago. Ello, junto con su insularidad, ha permitido que el lago Hillier haya llegado hasta nuestros días asombrando a propios y extraños con su inconfundible, misterioso e inigualable color rosa.


Un lugar donde ver la vida de color de rosa



Webgrafía