Publicidad

lunes, agosto 12, 2013

Gulpiyuri, una playa con mar pero sin costa

La playa de Gulpiyuri
Uno de los sitios más curiosos en los que poderse dar un baño en la playa se encuentra en Asturias, entre Ribadesella y Llanes. La playa en cuestión no difiere mucho de cualquier otra, con su arena blanca y sus algas, pero si quiere acceder a ella, una embarcación no le servirá de nada ya que lo tendrá que hacer andando y a través de campos de cultivo hasta la misma orilla. Se trata de la única playa marina de interior que podemos encontrar en la península y se llama la playa de Gulpiyuri.

Una playa en medio de un prado
Ubicada en el concejo de Llanes, a un tiro de piedra de la aldea de Naves, podemos encontrar separada del mar por poco más de 100 metros, la playa interior de Gulpiyuri. Esta playa, catalogada como Monumento Natural del principado de Asturias en 2001, es una joya de la naturaleza, ya que es una auténtica playa marina como cualquier otra, pero sin los inconvenientes de tener oleaje -las aguas son tranquilas- y es de poca profundidad. Eso sí, muy grande no es; sus 40 metros de largo de orilla y 15 m de ancho de arena no dan para ubicar una masa de gente como la de Benidorm o Salou, pero aún así está bastante concurrida a pesar de su aislamiento.

Gulpiyuri y la costa
El origen de esta curiosidad geológica la tenemos que buscar justamente en la fuerza del mar Cantábrico al chocar contra los escarpes calcáreos que son característicos de esta parte de la costa asturiana. El mar, al impactar con fuerza sobre las calizas del Carbonífero superior (unos 315 millones de años), se introduce en las grietas que encuentra, disolviendo el material calcáreo y ensanchándolas cada vez más, generando grutas y cavidades en el interior de los acantilados.

Una playa sin vistas a la costa
En según qué situaciones y tras el paso de siglos de choques del mar contra sus paredes, las cuevas acaban por hundirse, formando agujeros en el terreno llamados dolinas. En el caso de Gulpiyuri -antigua palabra de origen astur que significa "círculo de agua"-, esta dolina ha mantenido abierto el contacto con el mar, por lo que ha formado la playa que podemos ver en la actualidad.

En bajamar, casi se seca
La playa de Gulpiyuri, al tener abierto un canal con el mar abierto -el cual entra a borbotones en momentos de galerna-, está influenciada por las mareas, la cual hace que en temporadas de máximas mareas altas, el mar inunde completamente la dolina y el agua llegue hasta prácticamente tocar los campos circundantes. Igualmente, cuando se combinan las mareas más bajas, Gulpiyuri puede llegar a quedar prácticamente seco, pudiéndose andar tranquilamente por su fondo.

La mala mar inyectando agua
Esta pequeña maravilla natural, incorporada a su vez en la Red de Espacios Naturales del Principado de Asturias, es visitable durante todo el año, siendo la mejor forma la de olvidarse del coche en Naves y acercarse andando el kilómetro escaso que la separa de la aldea. De esta forma se disfrutará del paseo y del paisaje de una tierra, la asturiana, mítica y entrañable como pocas.


Una paraíso marítimo en mitad del campo


Webgrafía

1 comentario:

Estrellada dijo...

Sabía que tenía que leerlo, lo cierto es que explicas muy bien de Dónde procede semejante belleza y nos acercas a un lugar desconocido, al menos para mí..
Gracias por ello y comentarte que tienes un par de erratas (que yo vea):
- En el primer párrafo, frase: (en la playa se encuentra en Asturias), creo que te falta una coma entre "playa" y "se".
- En el cuarto párrafo, aunque no lo tengo muy claro, creo que se han perdido unas letras: (palabra de origen -astur- que significa "círculo de agua")