Publicidad

viernes, febrero 28, 2014

La desafiante Puerta del Cielo de China

La Puerta del Cielo
Año 263 después de Cristo. En el centro de la China, a 8 kilómetros de la población de Zhang Jia Jie, se encuentra la montaña de Songliang, una torre calcárea rodeada de altísimas paredes verticales de varios centenares de metros de alto que son recorridas por el gran río Yangtsé, uno de los más largos del mundo. De repente, en una de las partes más estrechas de este macizo tabular, uno de los flancos en medio de un estruendo pavoroso, se viene abajo. Un lateral de la montaña se ha hundido, pero no todo. Como por arte de magia, la parte superior se ha mantenido en su sitio, pero el resto de la montaña se ha derrumbado dejando un agujero de 130 metros de alto, 30 de ancho y 60 de profundidad que conecta una y otra parte del acantilado. Había nacido Tianmen Dong, la cueva de la Puerta del Cielo.

Desde el interior
Cuando las autoridades de la región fueron a observar la zona, descubrieron la gran abertura que se había producido en la montaña, por lo que avisaron al emperador. Éste lo interpretó como un buen augurio y decidió llamarla la cueva Tianmen (puerta celestial, en chino), convirtiéndose desde entonces en un centro de peregrinación budista, construyéndose un monasterio en la cumbre y facilitándose los accesos a esta magnífica obertura geológica.


Carretera con 99 curvas
Este inmenso boquete, cual puerta abierta en medio de la montaña, es una auténtica maravilla natural que es capaz de sorprender a propios y a extraños, destacándose como una de las atracciones turísticas más visitadas de la China. Ya no tan solo por su escalinata de 999 escalones que lleva hasta la base de la puerta, ni por la imposible carretera construida para acceder al monasterio (ríase usted de la de Sa Calobra, en Mallorca), ni tan solo por el sendero construido en la pared del acantilado, el cual, emulando el Caminito del Rey de Málaga, da toda la vuelta a la montaña colgado sobre la pared y con buena parte del recorrido sobre un vertiginoso pavimento de vidrio trasparente. No. No sólo por esto.

A punto de atravesar Tianmen
La Puerta del Cielo se ha convertido en una gran atracción por haber sido foco de atención de... paracaidistas y aviadores, los cuales han encontrado en esta cavidad un reto para pasar a través de ella, ya sea haciendo wingfly (trajes con alas) o, más difícil todavía, haciendo pasar aviones de exhibición. Hasta tal punto es el reto que en 1999 entró en el libro Guinnes de los Records por ser la primera cueva en ser atravesada por un avión y, en 2006, la escuadrilla Caballeros Rusos (Русские Витязи en ruso), formada por 5 cazas Su-27, consiguió atravesarla. Asimismo, no son pocos los paracaidistas que han intentado pasar tan famosa oquedad planeando con sus trajes, jugándose la vida por ello y dándose el caso de un fallecido cuando el paracaídas no se abrió. Inconvenientes de los deportes extremos, claro.

Teleférico más largo del mundo
Sin embargo, el hecho de que la montaña de Tianmen se encuentre a 1518 m. sobre el nivel del mar y elevada más de mil metros respecto la llanura circundante, ha dado pie a la construcción de una maravilla de la tecnología humana en forma de teleférico. Este teleférico compuesto por 98 cabinas para el transporte de los viajeros, con sus 7455 metros de recorrido que lo convierten en el teleférico más largo del mundo, supera el desnivel de 1279 metros que hay desde su inicio, cerca de Zhang Jia Jie, en el valle del Yangtsé, hasta la cumbre. Tan pronunciado desnivel hace que las cabinas tengan que transcurrir por sitios en que los cables están a 37º respecto la horizontal, dando una escalofriante sensación al viajero de caída libre.

Puerta del Cielo desde lejos
La magia de la Puerta del Cielo, por su magnitud y potencia que deja embelesado al espectador que tiene la suerte de poder acceder a ella, ha hecho de esta relativamente reciente maravilla de la naturaleza, uno de los puntos de mayor atracción turística de un país igualmente enorme y potente como es China. 





Sendero de vidrio no apto para gente con vértigo

Webgrafía


1 comentario:

vicenta acuñas guerrero dijo...

La puerta del cielo no se como será , pero este parage es de infarto , sobretodo si tienes vertigo , pero la verdad es que es muy bonito .