Publicidad

viernes, febrero 21, 2014

Nixon y la república india de la Isla de Alcatraz

Tipi en Alcatraz
La isla de Alcatraz, en Estados Unidos, acogió hasta principios de los 60 uno de los penales más famosos y seguros de todo el mundo. El hecho de estar cerca de la entrada de la bahía de San Francisco, hizo que la isla fuera, desde su descubrimiento por los españoles en el siglo XVIII, un punto estratégico para asegurar el control del acceso a San Francisco. Sin embargo, y como pasó con todo el continente americano, los europeos se adjudicaron la propiedad de todos los terrenos con total impunidad, a pesar de que había habido grupos de indígenas viviendo en ellos desde la más remota antigüedad. Una cosa similar pasó con la isla de Alcatraz, solo que en 1969, un grupo de nativos americanos la ocuparon y la reclamaron como propiedad exclusivamente india, poniendo en jaque a la administración del mismísimo presidente Nixon.

Alcatraz en 1895
Alcatraz es una pequeña y rocosa isla situada a poco más de dos kilómetros de la costa de San Francisco. Con 511 metros de largo, 180 de ancho y 41 en su punto más alto, las 9 hectáreas de esta isla formaban un promontorio que era utilizado por bandadas de pelícanos (antiguamente llamados alcatraces) para anidar y que fue por primera vez documentada en 1775 por el explorador español Juan Manuel de Ayala. Con la independencia de México, la pequeña isla de Alcatraz, pasó de uno a otro propietario hasta que en 1846, fue comprada por el gobierno de EE.UU. por 5000 dólares y tomó posesión de el islote.

San Francisco, al fondo
A partir de entonces, los conflictos con México por el control de California y la Guerra Civil, hicieron que la isla fuera un importante punto estratégico para el control dela zona, lo cual llevó al gobierno norteamericano a fortificarla y, más tarde, a partir de 1868 a construir en su interior una prisión estable. Con el tiempo, la situación aislada, el difícil acceso a la isla debido a las fuertes corrientes que la circundan y sus abruptas costas, hicieron de la Isla de Alcatraz uno de los penales más temidos y seguros de Estados Unidos... hasta 1963.

Alcatraz, llamada también La Roca
El grado de deterioro del cemento de las construcciones debido al corrosivo ambiente marino, junto a los altos costes de mantenimiento de las instalaciones, inclinaron al gobierno a decretar su cierre el 21 de marzo de 1963 y en 1964 a declararla como un excedente de propiedad federal, lo que significaba, a efectos prácticos, que el gobierno dejaba de considerarla de utilidad pública. Esta declaración, no tenía muchos efectos prácticos más allá de dejar de mantener unas instalaciones obsoletas, pero un grupo de indios nativos vieron el cielo abierto a reclamarla como parte de la nación india gracias a un tratado que había sido firmado con ellos en 1868, y según el cual todas las tierras administradas por el gobierno federal que fuesen abandonadas, retornarían a control de los indios. Evidentemente, los blancos no habían abandonado nada de lo que habían tomado y nadie se acordaba ni que existía esa clausula en este tratado. Los nativos, sí.

Ocupación de 1964
El 8 de marzo de 1964, una quincena de indios de diversas tribus que se habían organizado en forma de asociación, decidieron tomar pacíficamente la isla durante 4 horas. El asunto llamó la atención de los medios de comunicación sobre el problema indio, los cuales habían sido repetidamente denigrados, desplazados y reprimidos desde el siglo XIX, hasta casi la extinción de su cultura. Esta acción significó un cambio en el paradigma de las asociaciones nativas, las cuales, a partir de entonces, tomaron un gran peso específico. La ocupación no pasó de aquí y la cosa se calmó hasta 1969.

Activistas indios en la isla
El 20 de noviembre de 1969, un grupo de 79 indios, formado por adultos, ancianos y niños desembarcó en la isla, reclamando la posesión de la isla por derecho de descubrimiento. El gobierno de Nixon, ante tal "desfachatez" les dio 24 horas para abandonar la isla, cosa que el grupo no pretendía hacer. Al contrario, el líder de los nativos, Richard Oakes, transmitió a Washington su intención de mantenerse en sus posiciones pacíficamente, conforme que era tierra india, y que tan solo les quedaba la opción de dialogar o de usar la violencia para echarlos de sus propias tierras como tantas otras veces habían hecho anteriormente. El órdago estaba sobre la mesa.

Marlon Brando, activista indio
Los indios se organizaron al mejor estilo "okupa", eligiendo a sus representantes y tomando cada uno sus propias tareas. El asunto tomó una gran volada en los medios de comunicación llamando la atención de la sociedad civil, que mostró gran simpatía por el movimiento, hasta tal punto, que los actores Marlon Brando y Jane Fonda mostraron públicamente su apoyo a los ocupantes, disparando su popularidad hasta extremos insospechados. El gobierno, viendo la súbita popularidad de la acción se avino a parlamentar, pero las inamovibles posturas de unos y otros, hicieron que las negociaciones entraran en bucle, alargando el problema durante meses.

Richard Nixon
En viendo que la cosa se le escapaba de las manos, Nixon decretó el corte del suministro de electricidad, de agua y de teléfono de la isla, con la idea de que las condiciones se deterioraran tanto que la inhabitabilidad de la isla fuera tal que los ocupantes se marcharan por su propio pie. Sin embargo, los ocupantes no dieron su brazo a torcer radicalizando la protesta, en buena parte porque había habido problemas de liderazgo interno al abandonar la isla el líder natural del grupo, Richard Oakes, al matarse su hija por accidente al caer desde un muro, y porque los nuevos que habían llegado eran más radicales. La situación desembocó en un fuego que destruyó en junio de 1970 parte de las instalaciones siendo acusados los indios de haberlos causado, si bien los indios acusaron a su vez a un grupo de blancos de haber asaltado por la noche y haber provocado el incendio. La cosa se complicaba.

"Vd. está en tierra india"
El gabinete Nixon, viendo que el asunto había centrado la atención internacional sobre el problema indio decidió en julio de 1970 proclamar una política de autonomía de los grupos tribales indios, sin parangón hasta entonces, que significó una mejora substancial a las reclamaciones tradicionales de la comunidad nativa. No obstante, la radicalización de los ocupantes de Alcatraz fue incrementándose, bajando su apoyo por parte de la sociedad, ya que disponían de armas y empezaron a ser vistos como elementos violentos. 

Restos del edificio quemado
El hecho de que una flecha con punta de hierro cayera en medio de un barco turístico atestado de gente y que el corte de electricidad había apagado el faro que regulaba el tráfico marítimo -con el consiguiente riesgo para los barcos- hizo caer su popularidad en picado, provocando que muchos de los ocupantes abandonaran Alcatraz. Popularidad que se hundió del todo cuando se produjo en enero de 1971 una colisión de dos petroleros cerca de la isla creando una gran marea negra en la bahía. La culpa no fue atribuible a la protesta, pero la gente desde entonces giró la espalda a los pocos que aún quedaban en La Roca.

Grafittis en los muros de Alcatraz
El 11 de junio de 1971, los últimos 15 ocupantes (6 hombres, 4 mujeres y 5 niños) abandonaron pacíficamente su encierro después de un asalto de fuerzas policiales. Habían pasado 19 meses desde la ocupación de la Isla de Alcatraz, la cual, si bien no acabó como se pretendía, significó un cambio radical en el trato de la comunidad india por parte del gobierno federal estadounidense, impensables hasta el momento. 

Resulta imposible reparar el daño y el desprecio que se indujo a una cultura milenaria durante siglos simplemente por negarse a ser expoliados. Sin embargo, había acabado la época de los westerns en que los indios no dejaban de ser más que los salvajes a los que había que exterminar, y el bueno era tanto más bueno cuantos más nativos había matado.

El Séptimo de Caballería, gracias a la ocupación de Alcatraz, definitivamente, dejaban de ser los buenos.

La ocupación cambió el punto de vista del problema indio

Webgrafía

No hay comentarios: