Publicidad

domingo, febrero 17, 2008

Ablaciones.

Hoy sería muy fácil dedicar este espacio al tema de Kosovo, avispero religioso de fácil arreglo siempre que los unos y los otros dejasen a Dios en el container de las basuras más cercano, pero sin embargo, lo dedicaré a una noticia que ha pasado de refilón por los periódicos pero que creo que es humanamente más importante: una clínica de Barcelona se dedica a recomponer, gratuitamente, los clítoris de las mujeres que han sido víctimas de ablación. Nadie habla de ello, no se han abierto ningún telediario con la noticia, pero ahí está.

La clínica en cuestión es el Institut Universitari Dexeus, de Barcelona, y desde hace un tiempo está llevando con éxito la recomposición del clítoris de las mujeres que han padecido la salvajada analfabeta y retrógrada que es la ablación. Por lo visto es una operación sencilla - en menos de una hora está recompuesto- y que asegura en un 60% de los casos la recuperación de la sensibilidad del órgano, con unos resultados evidentes en cosa de dos meses. Las operaciones están subvencionadas por la Fundación Santiago Dexeus, gracias al acuerdo con diversos colectivos de inmigrantes, por lo que resulta gratuita a las pacientes que deseen llevar a cabo dicha intervención quirúrgica.

Personalmente creo que ésta noticia es de mucho más interés general que cualquier otra, por lo que tiene de hostia con la mano abierta a quien en su ignorancia, paleta y machista, prosigue con esa supuesta "tradición", "tradición" salvaje e indigna de la condición humana que si merece algo es el ser olvidada, denigrada, pateada y escupida.

La lucha contra la ablación, bien vale una portada. ¿Que el Dios de los popes serbios se ha quedado sin jardín? Que le compren un tiesto en el Carrefour y dejen ya de joder al personal.

A cada cosa, la importancia que le toca.

¿Que la Iglesia Ortodoxa grita la "ablación" de Kosovo?
Más gritaba ésta niña de 6 años...

3 comentarios:

Oceanida dijo...

Que post.

Siento rabia sabes? pero tambien esperanza.

Mi abrazo mas calido.

Meg dijo...

Llego aquí desde el blog de Mr. Celofán. No sabía nada de la noticia, es esperanzador, como dice Oceánida, que haya gente implicada en resolver un martirio así.

Gracias por acercarnos esta noticia.

cosmofonio dijo...

Tanto tiempo leyéndote (¿años?) y me alegra ver que sigues dando en el clavo post tras post.