Publicidad

lunes, julio 21, 2008

Infraestructuras denigrantes.

Me hacen mucha gracia las repetidas proclamas estatales de cara a que la gente haga uso del transporte público, no porque la encuentre mal, al contrario, sino porque las infraestructuras que lo permitirían sencillamente no están adecuadas para atender una demanda masiva de la población. Todos conoceréis ejemplos al respecto, pero aquí en Barcelona ya alcanza extremos bochornosos, por un lado, con el "bycing", que está muriendo de éxito justamente porque la gente lo está "usando en demasía", y por otro lado con el servicio de cercanías de RENFE, que más que transporte de viajeros parece de ganado, y demasiadas de las veces, porcino.

No, señores políticos, no. No digan que la gente use más los servicios públicos en vez del coche, porque en realidad la población está deseando dejar el coche en su casa. El problema estriba en que los servicios públicos, cuando los hay, no son de calidad, sino que son simplemente para cumplir el expediente.

Nada más hay que intentar coger un tren en domingo en dirección a las playas. Si quieres ir desde Barcelona a cualquiera de las playas o del Maresme o de la zona de Sitges-Tarragona, no hay nada más cómodo que coger el tren, que para en todas y cada una de las localidades costeras y tienes la playa a un paso. Pues bien...,¿alguien puede explicar porqué, sabiendo que en esta época de calor y bochorno asfixiante la gente vamos en tropel a la playa solo pasa un tren cada media hora? Aún dirán que no hay suficiente demanda.

Si tienes la suerte de coger el tren en origen -L'Hospitalet- , tienes el privilegio de poder sentarte, pero en cuanto llegas a Sants (2ª parada), la caza del asiento es una peligrosa competición, y llegando a Plaza Catalunya (3ª parada) la gente, directamente, ya ha de estar por los suelos para sentarse. Como al pobrecico pasajero le toque ir lejos, y no quiera estar por el suelo cual colilla, a partir de aquí va a emular a los estilitas o -en un ejemplo más cercano- a la cabra de los gitanos encima de la escalera. Indignante.

Pero, tranquilo, si problemas tenemos para ir, no menos va a tener para volver, ya que más o menos, todo el mundo vuelve en un lapso de 3 horas (de 6 a 9). ¿Usted cree que en previsión han aumentado la frecuencia de paso de trenes? Si, hombre, para trabajar más, no te giba... continúan en su frecuencia de 1 tren cada 30 minutos. O lo que es lo mismo, que en 3 horas, solo han pasado 6 trenes para atender a todas las miles de personas que se han desplazado a la costa norte barcelonesa. ¿Usted ha visto esos camiones que transportan ovejas?, pues la próxima vez, mire bien no sea que en realidad esté pasando cerca de la linea de la costa de Renfe y sea un tren procedente de las playas.

Este servicio es indignante, máxime cuando te están machacando con el uso del transporte público respecto del privado, pero lo único que te ofrecen a cambio es un servicio denigrante y tercermundista. ¿De qué sirve que tengas un tren de nueva generación, cuando le tienes que estar oliendo el sobaco al de al lado, simplemente porque los administradores no consideran oportuno aumentar la frecuencia de paso de los trenes? ¿Es mejor esta alternativa o la de chuparte dos horas para hacer 50 kms, pero sin tener que oler el aliento de ajo de tus compañeros de viaje? y como tengas que llevar cochecito del crío, o lo llevas atado al tope del tren o te quedas en la playa hasta el tren de las 11 de la noche -sin seguridad de que haya espacio para llevarlo. De la gente en silla de ruedas, mejor no hablar

Ahora con las Balanzas fiscales publicadas parece que en Barcelona nos quejemos por vicio porque el Gobierno no es tonto y las ha publicado cuando a él le ha interesado. ¿Porqué incluye en esas balanzas los gastos del estado en el AVE?, unos gastos que llegan 15 años tarde y que, como mucho, afectarán a 5 o 6 millones de viajes por año, cuando las Cercanías -en las que se han gastado menos que un calvo en peines- oscilan sobre los ¡50 millones de viajes! y fallan más que una escopeta de caña.

Como todo en esta sociedad, depende de los intereses poltroneros de unos y otros que tengamos buenos servicios y no tanto de las ganas de la gente, pero eso sí... si los políticos tuvieran que desplazarse en transporte público para ir a los sitios...¡qué poco saldrían de casa los tíos jodíos!


Nuevas unidades de Cercanías Renfe en Barcelona

No hay comentarios: