Publicidad

martes, septiembre 02, 2008

Una solución al mosquito tigre.

Estos días en que la gente parecemos dianas por tanta picada de mosquito (tigre o no), me viene a la memoria un pequeño animalejo que en mis años mozos conocí en el chalet que teníamos en la montaña cerca de Hostalric, y que era excepcional para mantener el control de los mosquitos que había en la balsa y en los bidones con agua que teníamos para regar el huerto. De hecho, primero lo conocí en una enciclopedia, y posteriormente en "persona". Su nombre, bastante curioso y simpático: Garapito (Notonecta spp.)

Este bichejo no hará más de 2 cms de largo, pero tiene la particularidad de que nada de espaldas gracias a su par de patas traseras que le hacen de remo y a que su caparazón tiene forma de casco de barca. A pesar de esto, vuela largos trayectos para ir de una charca a otra, y tiene un poderoso pico que utiliza para alimentarse de todo tipo de bichejos acuáticos. Es carnívoro, pero inofensivo al hombre, aunque mejor dejarlos en paz, porque aunque no hacen nada al tenerlos en la mano, cuando se cabrean, te arrean un picotazo que te acuerdas de su madre.

Siempre despertaron mi curiosidad, y no perdía la oportunidad de verlos en acción y podía pasar horas viéndolos cazar de forma tan curiosa en la balsa familiar. Se dice que se alimenta de renacuajos y otras larvas de cierta envergadura, pero por lo que yo pude vivir durante muchos años su auténtica pasión son las larvas de los mosquitos, a los cuales dan caza con las patas delanteras y chupan como si fueran un "flash" de a duro.

Una vez hice la prueba con un bidón de 100 litros de agua totalmente infestado de larvas de mosquitos. Cogí media docena de garapitos -no son difíciles de capturar- y los trasladé de la balsa al bidón. ¡En una semana acabaron con ellos! No quedó ni uno, pero eso sí, llamaba la atención el tamaño que habían alcanzado nuestros voraces amigos: ¡Se habían puesto como el quico! Simplemente, eran encantadores.

Nunca se habla demasiado de ellos -de hecho son totalmente desconocidos (incluso en la Wikipedia no hay un artículo suyo en castellano o catalán)-, y siempre me ha sorprendido que no se utilicen de forma habitual en el control de las plagas de mosquito, más ahora que con el mosquito tigre, la gente está más preocupada que nunca con el tema. Estos animales, las Notonectas o garapitos, si tienen larvas de mosquitos para ir tirando, no atacan a nada más, por lo que serían un perfecto controlador ecológico de esta plaga, con el añadido de que es una especie totalmente autóctona. Si encima, vienen mal dadas y hay sequía, salen del agua, se giran, abren su caparazón y salen como una bala volando a por otra charca, donde proseguir su vida.

Muchas veces intentamos matar moscas -mosquitos- a cañonazos, o a base de fumigaciones indiscriminadas y tóxicas que son del todo ineficaces, cuando a nuestro alrededor, simplemente con mirar y ver, podemos encontrar una solución muy válida a nuestros problemas.

A ver si alguien se hace eco de los pequeños garapitos y los pone a trabajar.

Muchísima gente lo agradeceríamos.

Un fenomenal aliado contra el mosquito tigre.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Así no hombre, así no, sabes perfectamente que en este país hay que buscarle el negocio a todo para que alguien se anime a hacer las cosas.
Te falta decir que una vez los garapitos estén cebaditos para el invierno, después de todo el verano dandoles pienso, se les pueden vender a los Birmanos y Tailandeses para su gastronomía autóctona.

Ireneu dijo...

Cierto es que los intereses creados de las industrias químicas tienen mucho a decir sobre el desarrollo de tácticas ecológicas contra la lucha de plagas, pero si no se hace un poco de publicidad de dichas opciones, la gente no podremos reclamarlas.

Es duro, pero es así.

Awixumayita dijo...

en la piscina de mi abuela, en invierno, siempre hay garapitos a tutiplén. De niña me gustaba cazarlos y tocarles las narices, pero con el paso del tiempo cada vez me fueron dando m´as asco. Eso sí, es un espectaculo increíble cuando, al llegar el verano y vacíar la piscina para limpiarla y volverla a llenar para nuestro uso y disfrute, los garapitos salen volando en bandada.

Anónimo dijo...

los mosquitos tigre crian en pequeños charquitos en objetos humanos no en balsas, lo siento.

Mercedes Led dijo...

Gracias Ireneu. Estoy algo alarmada por que estoy considerando comprar una casa cerca Bará y me acabo de enterar (a estas alturas) de la plaga.
Yo también veía estos insectos de pequeña, me gustaban, ero mi padre no me permitía molestarlos.
Te felicito por el blog que seguiré encantada!!!