Publicidad

martes, diciembre 02, 2008

Bandolerismo.

Por estas tierras, de verdad que nuestros políticos se piensan que somos tontos o que nos chupamos el dedo, o si no no se entiende. La última que han hecho es la previsión de aumento que para el año que viene se prepara para el transporte público en Barcelona. Mucho llenárseles la boca de promocionar el transporte público entre la población, y a las primeras de cambio, y en un contexto de grave crisis económica, te suben los títulos de transporte entre un 3 y un 7%. Es lo más parecido al bandolerismo de Sierra Morena que podemos encontrar.

800 personas se añaden a las listas del paro diariamente en Catalunya, buena parte de ellos en la zona metropolitana barcelonesa, y ¿cual es la medida más inmediata para arreglarlo? Subir 50 centimos la tarjeta de 10 viajes, que es la más utilizada. ¡Toma pack anticrisis!

Según TMB, lo hacen para promocionar los abonos de más valor, pero lo que no dicen es que a los únicos que benefician estos abonos es a ellos mismos. Un billete de 50/30 (50 viajes en 30 dias) te costará 31.50 (ahora es 29.80), pero lo que no te dicen es que como pase algo y solo hagas 40 viajes, ya te salen más caros que si vas pagando con tarjetas T-10 que no tienen caducidad inmediata. En la T-Mes (viajes ilimitados durante un mes), el engaño es todavía mayor, ya que si no haces un mínimo de 63 viajes en el mes, lo único que harás será el panoli integral. La banca siempre gana.

Época de vacas flacas y a estos listos no se les ocurre otra cosa, más que ordeñar un poco más a las vacas. No es de extrañar entonces que haya tanta gente -sobre todo inmigrantes y gente de bajo poder adquisitivo- que se cuele, ya que en estas situaciones, el colarse se convierte en un acto de rebeldía contra el poder establecido. Un poder que, lejos de facilitar las cosas a la población ante una situación que ha venido provocada justamente desde las altas esferas, se torna, como en época medieval, en el usurero del pueblo.

Yo, porque soy tonto y por vergüenza continuaré pagando, pero a partir de ahora veré al que se cuele no como un espabilado integral, sino como un semi-heroe. Total, con mi billete me estarán cobrando el de tres o cuatro más.

Ahora ya se quien es el verdadero bandolero.

El nuevo técnico de Transportes de Barcelona

3 comentarios:

cosmofonio dijo...

Cada día estoy más seguro de que a los políticos (de cualquier lado y de cualquier "color") les importa poco el transporte público. Porque la pasta está en el privado, mayormente.

Un saludo!

Oceanida dijo...

A la bicicleta!!!

Un beso.

Quiron dijo...

Vergonzoso. Lo malo es que los autobuses van llenos a rebosar. No van a perder clientes no. Saludos.