Publicidad

martes, enero 17, 2006

Aberraciones de oro.

¿Ustedes se imaginan cuantos “Marina D’or” se llegarían a construir en las costas de Valencia, Murcia y Almería si se llegase a construir el trasvase del Ebro hacia aquellas tierras? Pues solo tienen que ver que, sin disponer de agua dulce a mansalva, la impresionante animalada que pretenden construir en lo que se ha dado por llamar “Marina D’or Golf”, entre Oropesa y Cabanes.

Es de juzgado de guardia que en una zona -la levantina- en que el agua escasea la mayor parte del año, y que cuando llueve, lo hace con peligrosísimas riadas, se vaya a levantar un complejo hotelero de 6000 millones de euros (multipliquen, multipliquen…) en el que se jactan de que van a tener 3 campos de golf y un balneario de agua marina de 600 habitaciones por el que podrán pasar hasta 7000 personas al día. ¿De donde sacarán tanta agua? ¿Acaso la gente se va a tener que comprar sifones para quitarse el salitre? Indignante.

Las cifras que se manejan en Marina D’or Golf son de autentica aberración, y basta con ver la superficie: 19 millones de metros cuadrados -es decir, más grande que el término municipal de Valencia- más de 6000 puestos de trabajo fijos (ya serán algunos menos y estará por ver los sueldos), 3 campos de golf -con un consumo de agua cada uno equivalente a una ciudad de 100.000 habitantes-, pistas artificiales de esquí de 1 km de largo, un hotel que ocupa 13 campos de fútbol y con 2 kms de playa, 6 discotecas de más de 500 personas cada uno, una bolera de 24 pistas, pista de patinaje sobre hielo, un monorraíl que transporta a la gente a las playas (está a 3 kms en el interior), un aparcamiento de 12000 plazas, reproducciones de Paris, Londres, Moscú, Roma,… y todo esto en lo que es hoy un auténtico secarral. Para dejar de piedra a cualquiera ante tamaña barrabasada.

El dantesco espectáculo de cutrerío vestido de “buen gusto” que ofrece la promotora es digno de los peores planes urbanísticos del franquismo, y promete el mismo gran futuro que el gran bluff especulativo de “Terra Mítica”, actualmente en bancarrota. Por suerte, de momento, no hay financiación para semejante desvarío, ya que ningún banco puede -ni de momento quiere- financiar el billón (un millón de millones) de pesetas que costará levantarlo.

Negocio, negocio, negocio… siempre dinero para los bolsillos de quien ya los tiene llenos, tanto da destrozar lo que sea al precio que sea mientras se tenga más.

Por algo pretenderá construir ESO el gobierno valenciano.

Por altruismo, seguro que no.



Aquí, se cultivarán tochos.

6 comentarios:

Oceanida dijo...

se les ha ido la pinza, en que cabeza cabe...
Besos.

Santinobrain. dijo...

Y los agricultores siguen convencidos de que el agua del Ebro será para regar sus huertas...

Easy Ride dijo...

A mi me da pánico solo el pensar en lo que se va a convertir Marina D´Or si consiguen financiarlo... Mi pregunta es ¿porque no se les cae la cara de vergüenza a los politicos que defienden el trasvase? indignado me has, iri

montonec dijo...

a mi por decir algo así en una cena en Madrizzzzzzz hace dos años casi me linchan...

TST dijo...

Una burrada de gran calibre, en efecto.

El otro día leí que las comunidades del Levante están a la cabeza en la pérdida de agua en la distribución. La media nacional ya era escandalosa, un 10% creo, pero en esas zonas subía hasta casi el 30%. Una vergüenza para las empresas y para los gobiernos autonómicos.

odyseo dijo...

Pues quizás es que algunos de esos jerifaltes autonómicos de la cosa Valenciana ya han trincado la parte del león en el negocio que se avecina.