Publicidad

martes, junio 06, 2006

Quijotismos políticos.

Que lo que no puede ser, no puede ser, y además es imposible, como dijo el académico torero El Gallo. No puede ser que una oposición seria (supuestamente) de un país serio (supuestamente) en una sociedad avanzada (¡je!) haga el juego tan sucio que está haciendo el PP.

De acuerdo que haya intereses de partido en las decisiones de los grupos políticos, con el fin de beneficiarse electoralmente o de desgastar al equipo de gobierno, pero es que el gran pecado que está cometiendo la oposición es que con la excusa de defender la integridad de este país, se está olvidando absolutamente de él.

El PP, lejos de hacer una oposición para destacar los fallos -muchos- que está cometiendo el gobierno socialista y de esta forma ganar puntos mejorando el nivel de vida de la ciudadanía, se está dedicando a una simple caza a toda costa del actual ejecutivo.¿El fin? Conseguir la poltrona al precio que sea. Si eso es preocuparse por España, que venga Dios y lo vea.

Que Acebes diga que la política de Zapatero es la política de ETA y que Rajoy rompa oficialmente relaciones con el ejecutivo es, además de una barbaridad dentro de un estado de derecho, una auténtica falta de respeto para con los ciudadanos y, lo que es peor, con la democracia. Aunque está visto que la democracia y el beneficio del general de la población le importan más bien poco a los pupilos del tío del bigote.

¿Qué es lo que temen? ¿Que Zapatero consiga que ETA deje de matar y la tan ansiada paz en Euskadi y sea reelegido? ¿Tan faltos de argumentos, tan vacíos de motivos están en la oposición que su única baza en un parlamento es negarse a participar con el gobierno -legítimo y democrático- de cualquier tema, y especialmente en el asunto tan serio y tan trascendente del fin de la lucha armada? ¿Tanto ansían el poder que no dudan en utilizar las tácticas anti-sistema de cualquier partiducho minoritario? ¿Dónde han dejado la responsabilidad de ser el segundo partido del gobierno?

Visto está que este país, eso de la democracia no lo ha entendido, ni la entenderá jamás simplemente porque no tiene interés en hacerlo. Los quijotismos políticos marcarán su día a día, hasta que llegue su fin como estado o venga el golpista de turno a hacer lo que a él le salga de los huevos.

Sea lo que sea, nos lo tendremos merecido.

5 comentarios:

Sergio Fidalgo dijo...

El PP se está pasando un huevo, y el PSOE otro, porque la demagogía que están soltando unos y otros es para llorar. No dispares sólo contra un lado.

Ireneu dijo...

El gobierno, por ser gobierno, tiene la culpa de que llueva y de que no llueva, evidentemente y no lo niego, pero lo que no puede ser es que la oposición no haga su papel de oposición democrática y sí la de bombardeador de la administración. Está haciendo el mismo juego del cual acusa a Batasuna.

odyseo dijo...

Pero yo creo que hemos llegado a un punto en el cual sus propios planteamientos se han de volver en contra suya. Lo del PP es como escupir hacia arriba: no tienen argumentos, no se atienen a los hechos reales y probados, falsifican todo lo que dicen... ¿Objetivo? Recuperar lo que ellos consideran que les arrebataron. Una desgracia, en fin.

Mr.Celofan dijo...

El PP se lo está jugando todo a una carta, a ellos les iría de perlas que no se acabara con el terrorismo de ETA, ya que eso confirmaría sus teorías.

malaputa dijo...

Sólo hay que recordar el gesto de Aznar cuando le comunicaron el alto el fuego: se llevó las manos a la cabeza y pareció que se le venía el mundo encima. No sé, pero si tanto le importa España debería alegrarse, ¿no?.

Digo yo... Aunque claro, yo es que soy una ingenua...