Publicidad

miércoles, noviembre 13, 2013

Ulysses S. Grant, el presidente al que le cambiaron el nombre

Ulysses S. Grant
Las personas que tenemos nombres raros o poco habituales tal como el mío -Ireneu, en catalán o Ireneo, en castellano- estamos acostumbrados a que la gente se equivoque constantemente cuando nos llaman por nuestro nombre. En mi caso, aunque es sencillamente el masculino de Irene, he tenido -y tengo- que soportar ser llamado de miles de formas diferentes, a cual más surrealista, llegando al colmo de sorprenderte cuando se dirigen a ti de forma correcta. Normalmente no tiene más importancia que la molestia de tener que hacer rectificar constantemente a tu interlocutor, pero cuando se trata de papeleo oficial, un error en tu nombre puede darte más de un quebradero de cabeza, tal fue el caso de un conocido presidente de los Estados Unidos.

Casa donde nació Hyrum Ulysses
Uno de los presidentes más importantes que han tenido los Estados Unidos en su historia fue el General Ulysses S. Grant. Este presidente, es conocido por ser uno de los generales que durante la Guerra Civil Americana (1861-1865) comandaron las fuerzas de los Estados Federales contra los Estados Confederados, consiguiendo la rendición de las fuerzas sudistas y reuniendo otra vez los Estados Unidos bajo su mandato. Ahora, este general metido a Presidente de la nación en 1868, lo conocemos por Ulysses S. Grant, pero no era este su nombre de nacimiento el cual fue cambiado por un fallo garrafal de un tercero rebautizándolo para la posteridad.

El causante del estropicio
El General Grant se llamaba en sus inicios, Hyrum Ulysses Grant, y era el hijo mayor de Jesse Root Grant y Hannah Simpson, la cual había cambiado su apellido de soltera por el del marido, pasando a ser Hannah (Simpson) Grant. Para alguien que no esté habituado a los bailes de apellidos y nombres anglosajones -acostumbran a tener dos nombres (como José Luis) y el apellido del padre-, puede ser un poco lioso... y se conoce que para los mismos anglosajones, también.

En 1839, cuando Hyrum Ulysses tenía 17 años, su padre quiso apuntarlo a la escuela militar de West Point, y para ello, le pidió al congresista Thomas Lyon Hamer, que rellenara los formularios de cara a que su hijo ingresara en la afamada escuela militar. Hamer, no tuvo ningún inconveniente y rellenó todo el papeleo necesario para que así fuera, pero cuando el joven Hyrum se presentó en West Point, resultó que su nombre no era el que constaba en los papeles. 

Escuela Militar de West Point
Se conoce que el congresista Hamer se armó un lío entre el nombre, el segundo nombre y el apellido de los padres y el aspirante a cadete, confundiendo el apellido de soltera de la madre (Simpson) por el segundo nombre de pila del chaval y eliminando directamente el primero (Hyrum) convirtiendo el segundo en el primero. O lo que es lo mismo, que metió todo en una coctelera y acabó por rebautizarlo como Ulysses Simpson Grant y rellenando los formularios con ese nombre que se había inventado. El problema se lo encontró el jovenzuelo cuando fue a West Point

Al darse cuenta del error, Hyrum, como no podía ser de otra forma, reclamó. Pero el ejército americano tiene fama de que no rectifica sus errores por clamorosos que sean, ya que la burocracia interna lo hace prácticamente imposible, y en este caso siguió la tradición y le dijeron que o aceptaba el cambio de nombre o se tendría que dar de baja, volver a casa, rellenar un nuevo formulario y esperar al año siguiente a que lo aceptasen en la escuela militar. 

Ulysses Simpson Grant en la guerra
El pobre Hyrum se quedó de pasta de boniato, no tenía ganas de perder la plaza, ni tenía ganas de sentir la reprimenda que le caería por parte de su padre -al cual tampoco tenía en demasiada estima, todo sea el decirlo-, por lo que, con todo el dolor de su alma decidió dar por bueno el nombre erróneo y seguir adelante.

El antiguo Hyrum -ahora rebautizado a Ulysses- resignado por la situación adoptó totalmente su nueva denominación, siendo la que utilizó de ahí en adelante de forma oficial, siendo conocido por ella hasta nuestros días: Ulysses Simpson Grant. Sin embargo, no fue todo el cambio de denominación que sufrió, ya que este nombre tiene el acrónimo de "U.S.G." por lo que sus compañeros le llamaba Uncle Sam (Tío Sam), llamándolo simplemente "Sam" hasta que se licenció. 

Todo un épico récord en el desbarajuste de un nombre que ha quedado grabado para la Historia.


Era Hyrum Ulysses Grant, pero...¡a ver quien les lleva la contraria!


Webgrafía