Ir al contenido principal

Artículo destacado

Hoy, cuento: El autobús

Hoy, día 2 de abril del Año del Confinamiento de 2020, es el 215 aniversario del nacimiento de Hans Christian Andersen, el famoso escritor de cuentos infantiles danés, siendo por ello que hoy se ha declarado el Día Internacional del Libro Infantil. Sea como sea que, según los críticos, sus cuentos, de inocentes tenían poco, hoy le hago mi pequeño homenaje a tan ilustre colega de profesión publicando en Memento Mori! un cuento de los míos. Un cuento que, aún siendo para todos los públicos, seguro que os hará pensar con su moraleja, tal y como hacen los cuentos de Andersen. 
Espero que os guste.

Ya era tarde. Había acabado mi jornada laboral bastante más tarde de lo habitual y no estaba de muy buen humor. Una tarde demasiado densa y un dolor de cabeza intenso, no contribuían demasiado a poder extraer unas pocas sonrisas con las que adornar mi medio ambiente. Para postre, tenía que tomar el autobús que me retornara a casa, el cual daba una vuelta terriblemente larga para alcanzar mi tam…

El arte del Bonsai, un Arte viviente

Armonía viva
Es muy difícil que la vista no se sienta atraída por esos pequeños árboles llenos de flores de poco más de un palmo que algunas veces tenemos la ocasión de ver en exposiciones al aire libre. Estos arbolitos nos producen una mezcla de sensaciones, unas veces de admiración ante una obra de arte viviente y otras veces de respeto -por no decir miedo- ante la dificultad intrínseca que el gran público intuye tras un pequeño bonsái. En parte es cierto, pero como todo lo que se desconoce -y yo llevo desde los 14 años cultivándolos- le puedo asegurar que no es tan fiero el león como lo pintan.

Belleza, arte y filosofía -Acer buergerianum
Belleza, arte y filosofía
El bonsái, originario de China ya hace más de 2.000 años, posteriormente desarrollado por los japoneses durante nuestra Edad Media, y llegado a Europa a finales del siglo XIX es, simplemente, un árbol plantado en una maceta y cultivado de forma tal que el resultado nos evoque sentimientos como los que nos produciría un viejo pino en un acantilado o un majestuoso roble en medio del bosque. En el bonsái se entrelazan la biología, la agricultura, el arte y la filosofía para conseguir armonía viviente.

Los árboles utilizados en bonsái no son árboles preparados, ni modificados genéticamente, ni de razas artificiales. Son árboles y arbustos como los que puede encontrar en cualquier jardín o bosque, que necesitan luz, sol, agua y viento como cualquier otro. Eso sí, se acostumbra a utilizar especies que por sus características ofrezcan facilidades a la hora de miniaturizar hojas y ramas: los castaños o los nísperos no se utilizan dado que tienen hojas demasiado grandes, es preferible utilizar otras especies de hojas ya de por sí pequeñas, tal es el caso de los pinos (ver El pino de Yamaki, 400 años de bonsai antinuclear), los enebros o los olmos.

Cuidados periódicos -Trasplante
Cuidados periódicos
El proceso de miniaturización es el proceso más delicado de un bonsái, al cual se llega a través de podas repetidas tanto de las ramas como de las raíces. Hemos de tener en cuenta que un árbol en el campo utiliza un espacio ilimitado para desarrollarse (ver El árbol del Pastor: modestia por arriba, récord mundial por debajo), pero en el caso del bonsái, las raíces están confinadas en un espacio muy reducido. Es entonces que, si queremos que el árbol se desarrolle en un espacio tan reducido, hemos de cortarle el exceso de raíces generadas y proporcionarle cada cierto tiempo más espacio para poder desarrollar más raíces. De otra forma, moriría.

Tradición y respeto por los árboles -Pino Blanco Japonés
Tradición y respeto por los árboles
En las ramas el proceso es similar. Debido a las características fisiológicas de los árboles -más cercanas a las de un coral que a las de un perro-, los brotes más fuertes tienden a “chupar” la energía que absorben de las raíces, creciendo más que los brotes más débiles. Es el trabajo del bonsaista el que ha de equilibrar el vigor de las diferentes partes para que el árbol se desarrolle perfectamente y, a la vez, consiga la forma que él mismo ha diseñado.

Es con la poda, el pinzado de los brotes tiernos y por el alambrado de las ramas, que el árbol va tomando la forma deseada, sin descuidar en ningún momento su nutrición. Vale la pena remarcar que -al contrario de lo que mucha gente piensa- a estos árboles no se les mantiene pasando hambre, y ni mucho menos sed. Un buen árbol está siempre abonado y en perfecto estado de salud ya que un árbol débil no se puede trabajar, acabaría muerto en poco tiempo.

El bonsái es una bella afición que nos permite disfrutar en nuestro propio hogar de la armonía y equilibrio de un trocito de Naturaleza. Ahora que el hombre ha emprendido una insensata lucha a muerte contra la Madre Tierra (ver Réquiem por un mar: El pavoroso desastre ecológico del Mar de Aral), cultivar un árbol en casa tal vez sea lo mínimo que podamos hacer para intentar revertir la tendencia.

El amor del bonsaista el árbol lo devuelve en belleza -Azalea florida
El amor del bonsaista el árbol lo devuelve en belleza


Art. Rev. 22/01/08 0.39 61 v

Comentarios

Anónimo ha dicho que…
Pues el león me sigue pareciendo bastante fiero, pero me interesa bastante el tema. Gemma me ha dicho que tienes alguna otra página donde puedo conocer "los secretos de los Bonsais". Voy a ver si la encuentro.

PS. Soy José Manuel el novio-marido de Gemma.

Un saludo,
Anónimo ha dicho que…
Javier M.G.
ORIGINARIO DE TABASCO MEXICO, ME INTERESA MUCHO LO DE ESTE ARBOLITO:PODRIAS DESIRME SI SE PUEDE ASER CON UNO DE LIMON
Y COMO? mirinda_hola@msn.com
Ireneu Castillo ha dicho que…
Si, claro... se puede hacer con todo tipo de árboles (menos las palmeras), pero explicarlo detalladamente es muy farragoso.

Te recomiendo que pongas "cultivo bonsai" en google y te saldrán un montón de páginas web dedicadas a los detalles del cultivo del bonsai, que te será de más ayuda que lo que te pueda explicar yo aquí.

Bienvenido al mundo del arbolito en miniatura! ;-)
TDI ha dicho que…
Siempre que me interesaba por cómo hacían los bonsais, siempre leía sobre cortar las ramas, pero no las raíces. Ahora entiendo es que, básicamente, se limita la capacidad de crecimiento y de captación de nutrientes del árbol para que no tenga manera de crecer.

Por cierto, felicidades por el blog. Alegra ver que aún hay blogs activos más antiguos que el mío.
Ireneu Castillo ha dicho que…
TDI: No, al contrario. Es justamente para no limitar la capacidad de crecimiento ni de absorción de nutrientes. De hecho, un árbol, en la naturaleza, tiende a crecer indefinidamente aprovechando el espacio que tiene, pero cuando crece en un espacio reducido (un hueco entre rocas)el árbol acaba por morir en cuanto agota el espacio físico o los nutrientes de que dispone. En bonsai, justamente para permitir el crecimiento constante, se cortan las raíces periódicamente para que pueda seguir creciendo y seguir absorbiendo nutrientes. Un bonsai sin alimentar, se debilita y se muere y no se puede modelar. De otra forma no podría existir bonsais de 400 años como existen. Un saludo y me alegra que también hayas podido (y querido) mantener un blog activo durante tanto tiempo. Gracias por tu visita! :-)

Te recomiendo...