Ir al contenido principal

Última entrada publicada:

Jóvenes, feminismo o la dictadura de la testosterona

Escaneando iris como si no hubiera un mañana Entre la esperable victoria del PP en Galicia (la noticia es que no hay noticia, circulen), la venta de iris al por mayor con la constatación de que por cuatro chavos vendemos nuestra alma al diablo -de los etéreos valores de la privacidad , ya mejor ni hablamos- y el hecho de que las nuevas generaciones nos están saliendo más machirulas que los tradicionales carcamales de avanzada edad, la verdad es que por estos lares tenemos el gallinero bastante alborotado estos días. Tertulias, tabloides y foros varios van vomitando sus opiniones en un circunloquio vacío en que todo se centra en la culpabilidad y falta de valores de una parte de la sociedad: los jóvenes . No obstante, a parte del tradicional "caña al mono, que es un joven" que se repite con insistencia cansina en cada generación (nadie parece acordarse ahora de lo malos que eran los melenudos de los 60, ni los punks de los 80...), la gente no reparamos en el verdadero actor p

Publi-6

Remontando el vuelo.

Siempre es doloroso perder una persona conocida, pero si esta persona se convierte en el negro zaino más blanco de la historia y es capaz de llevar el caminar para atrás y el tocarse los huevos a la categoría de obra maestra, solo merece el calificativo de genio.

Sin embargo, esta muerte prematura en extrañas circunstancias casi es el mejor final que podía tener Michael Jackson. Su vida en los últimos años había iniciado un picado en barrena que estaba tapando, a base de escándalos, el arte de uno de los mejores bailarines y cantantes que ha podido conocerse.

Aparte quedan los duros días de una inexistente infancia, los escándalos mitad verdad, mitad expolio inmisericorde... todo ello ya no tiene importancia. Michael Jackson ha remontado el vuelo finalmente, y no con los 50 conciertos de su vuelta que ya estaban todos vendidos de antemano, sino por méritos propios -importante el decirlo- y directamente hacia el cielo de las estrellas.

Felicidades, Jacko, la vida eterna solo la merecen las leyendas.

Los mitos nunca mueren.

Comentarios

Archivo de Memento Mori

Mostrar más

Más en Memento Mori!

Te recomiendo...