Publicidad

viernes, diciembre 12, 2008

La cabra siempre tira al monte.

Lo que hablabamos el otro día... Fraga habla que la mejor forma de ponderar los nacionalismos es colgarlos de algún sitio, y sale Soraya Saenz de Santamaria y dice que como es mayor y viene de un entorno rural, a lo que se refería era que se tenían que pesar en una "romana"... hombre...¡ni que seamos gilipollas, coño!

Muchas veces dicen que los ancianos son como los niños, pero con más "puterío", y este es un caso claro: un ministro de franco, acostumbrado a hacer servir los métodos de represión informativos a toda castaña en su juventud...¿ustedes piensan que se iba a salir con metáforas rurales? No, oigan... el hombre dijo lo que realmente siente, sin tapujos ni reconcomes, es decir, que si pudiera los colgaba a todos del palo mayor por los pulgares por osar a poner en duda la unidad de la sacrosanta patria indisoluble que, para él, es España. Punto.

Las nuevas generaciones del PP, a las cuales el franquismo y la transición les queda más lejos que la China andando y que se han de mover en otros derroteros políticos, se encuentran con el culo al aire cada vez que Don Manuel destapa la verdadera esencia de la derecha tradicionalista española: España soy Yo. La faena es suya para, con buenas palabras, volver a tapar la cloaca que se ha abierto de sopetón y se inventan excusas a cual más peregrina.

Lo dicho... de aquellos fuegos, vienen estas cenizas... mal que a algunos les interese meter las cenizas debajo de la alfombra y negar que existieron los fuegos.

La cabra siempre tira al monte.

La cabra siempre tira al monte... siempre.

No hay comentarios: