Publicidad

viernes, agosto 15, 2014

El ancestral culto a la naturaleza del día de la Virgen de Agosto

Asunción de Nª Sra.
El día 15 de agosto, el popular día de la Virgen de Agosto, es un día festivo de la cristiandad en el que la Iglesia Católica celebra la Asunción de la Virgen María, una festividad un tanto rara por tanto que la Virgen María, en vez de morirse, cuando le llegó su día, fue subida al cielo en cuerpo y alma por los ángeles. Así, sin más. Sea como fuere, por estas fechas numerosos pueblos y ciudades se llenan de ferias y fiestas mayores pero... ¿sabe realmente lo que se celebra en este día? La completa desconexión con el mundo que nos rodea nos ha hecho perder la perspectiva de una celebración que se remonta incluso más allá de la época romana.

Siega en Egipto
Ahora, debido al pesado telón que en forma de televisión y cultura anglosajona tenemos ante los ojos, tal vez no nos demos cuenta, pero el particular clima del área mediterránea ha influenciado desde antiguo a todas las culturas que han vivido a sus orillas y, por extensión, a todas las culturas que derivan de aquellas primigenias. La cultura griega, la romana y el cristianismo, de hecho, no son más que resultado de la síntesis de todas estas culturas que fueron fuertemente influenciadas por el Mar Mediterráneo.

El verano es la estación más dura
En el clima mediterráneo la importancia de las diversas estaciones es sustancialmente diferente a la del clima centroeuropeo. Mientras que, en Centroeuropa, la estación más dura es el invierno, y todas las festividades más gordas se relacionan con él, en el área mediterránea, la estación más dura con diferencia para todos los seres vivos que aquí viven es el verano (ver ¿Porqué florecen los almendros tan temprano?). 

Esta diferencia climática, que en agosto marca un punto de inflexión que hace que incluso la vegetación autóctona tenga dos brotaciones anuales -una en primavera y otra en otoño- y que la mayoría no tengan necesidad de tirar sus hojas en invierno, ha marcado el ritmo agrícola de los pueblos que habitan el contorno del Mare Nostrum

Siega del trigo a la antigua
En esta situación, es sabido que, a partir de la segunda quincena de agosto, el clima comienza a complicarse. Los días estables, secos y calurosos por efecto de la mayor insolación solar dejan paso a días tormentosos que refrescan el ambiente. La durísima siega de los cereales, que se produce en julio (incluso el trigo adapta su ciclo vital al clima), ya ha acabado y, ante los días más calurosos del año, en los cuales es poco menos que imposible trabajar, se prodigan todo tipo de festividades celebrando la cosecha y el nuevo ciclo agrícola que comienza. Sin olvidar dar gracias a los dioses por la cosecha, evidentemente.

Fruto de estas tradiciones ancestrales, los antiguos romanos tenían dos fiestas a mediados de agosto que celebraban este fin de ciclo mediterráneo: las Vinalia (dedicadas a Júpiter y Venus, rogando por una buena vendimia) y las Consualia (dedicadas a Consus, dios protector de los graneros), las cuales se hacían el día 19 y 21 de agosto respectivamente. 

Emperador Augusto
El emperador Augusto, que tonto no era, viendo el gran apego popular a estas celebraciones y la potencialidad publicitaria de estos eventos, decidió en el año 8 a.C. instaurar el Día del Emperador (Feriae Augusti), el cual se celebraría el día 15 de agosto con gran pompa y boato. En estos días, que mezclaban las festividades por las cosechas con el culto al emperador, los caballos, los asnos y las mulas tenían fiesta y se les libraba de trabajar, si bien se organizaban carreras de carros y de caballos para público divertimento.

Con el advenimiento del cristianismo, y con la tendencia de los primeros cristianos a mimetizar sus propias celebraciones con las fiestas paganas que les rodeaban (ver La Natividad del Dios-Sol), la festividad cristiana en recuerdo de la Virgen María pasó a celebrarse a escondidas junto con las del emperador. Este evento en la clandestinidad pasó a ser oficializado como fiesta cristiana por el emperador bizantino Mauricio hacia el año 600 d.C., el cual estableció que se celebraría el día 15 de agosto, festividad y fecha que se conservan hasta la actualidad.

El Palio de Siena
Hoy en día, este vínculo con la naturaleza se ha perdido de la memoria consciente de la gente, pero aún así se mantienen festividades como las conocidas del Palio de la Asunción de Siena (Italia), las cuales reviven sin muchas deformaciones las celebraciones con caballos de las Consualia. Asimismo, también en Italia, al periodo vacacional alrededor del 15 de agosto, se le llama "Ferragosto", adaptación de las "Feriae Augusti" y que coinciden con la festividad de la Virgen de Agosto. Todo un mundo de antiguas tradiciones ocultas por el peso del manto del oportunismo político y religioso que, a pesar de todo, siguen vivas en nuestra cultura.




Fiestas de Gracia. Agosto es época de celebraciones en el Mediterráneo


Webgrafía

4 comentarios:

Rolando Vela dijo...

Hola Ireneu.

Aqui donde vivo en un canton de San Salvador en El Salvador, estamos en plna celebracion hasta el domingo.

El bondadoso invierno y la doble cosecha se celebraban desde mucho antes de Colon y la sincronicidad no tuvo problemas.

Buen post.

Hada Rac Mar dijo...

¡Interesante, Ireneu! Mi abuela canaria siempre me ha hablado de las famosas "cabañuelas" que empiezan el 15 de agosto. Los agrícolas miraban el tiempo que hacía a partir de la segunda quincena de agosto y así sabían el tiempo que haría en todo el año, por ejemplo, el 15 de agosto correspondería a enero, y así sucesivamente. ¡se las sabían todas nuestros antepasados! Un saludo.

Maríjose Luque Fernández dijo...

Interesante

Suni Mocholi dijo...

Descubriendo las fiestas cristianas..que al fin al cabo tiene su origen no cristiano..muy interesante y curioso