Publicidad

viernes, julio 31, 2015

El rancho más grande del mundo: Anna Creek Station

Anna Creek Station.
Cuando oímos hablar de latifundios y terratenientes, lo más normal es que, en España, venga a la memoria la imagen de la Duquesa de Alba. Sus impresionantes fincas y cortijos en Andalucía, Extremadura y Castilla, de hectáreas y hectáreas sin fin -hoy heredadas por su hijo Carlos- serían el arquetipo de lo que vendría a ser una "gran finca". Sin embargo, y a pesar de las 34.000 hectáreas que -según parece- posee la Casa de Alba, cualquiera de sus fincas se queda a la altura de cualquier piso "ideal parejas" cuando se compara con la finca de Anna Creek Station. Y es que este rancho es, nada más y nada menos, que la finca privada más grande del mundo. Si viaja a Australia, le invito a visitarla.

Territorio de Anna Creek Station
Anna Creek Station (Station es el equivalente australiano de "rancho") es simplemente inabarcable. Este pequeño terrenito, que deja en ridículo a cualquiera de los inmensos ranchos tejanos, tiene la friolera de 24.281 km2 (2.428.000 ha). Superficie que, si la traducimos a alguna medida más reconocible para nosotros, sería más grande que toda la Comunidad Valenciana y casi tan grande como Galicia entera. Ahí es nada.

Caballos para el ejército de la India
Este rancho, dedicado exclusivamente a la ganadería, se encuentra en el corazón de Australia, en el estado de South Australia (Australia del Sur) y desde 1934 pertenece enteramente a los descendientes de Sir Sidney Kidman, un comerciante australiano que, a finales del siglo XIX y partiendo de un jamelgo tuerto (no es coña), se hizo rico vendiendo vacas a su hermano, que tenía un matadero, y caballos al ejército hindú.

Sir Sidney Kidman
Este pariente lejano de Nicole Kidman, tenía un especial olfato para los negocios y aprovechó su profunda amistad con un aborigen -en un momento en que eran considerados peor que los perros- para adquirir toda una serie de terrenos que le podían ser interesantes para sus finanzas. Así, de esta manera, fue amasando una gran fortuna y acumulando ranchos inmensos -de los cuales, Anna Creek Station es el mayor-, hasta llegar a controlar una superficie total de más de 100.000 km2 (mayor que Portugal). Los duques de Alba, al lado de las tierras de la familia Kidman, tienen un huertecillo. Definitivamente.

Soledad y ganado
No obstante estas grandes posesiones, hemos de tener en cuenta que Australia es inmensa y que está prácticamente despoblada, por lo que Anna Creek Station, a pesar de tener una superficie como la de Israel y tener incluido en su territorio un pueblo entero -Coober Pedy- de 1.695 almas, simplemente está trabajado por 17 personas (la mitad aborígenes) y maneja unas 17.000 cabezas de ganado. Y es que la sequía, desde el 2001, está haciendo estragos.

La inmensidad hecha rancho
En términos geológicos, Anna Creek Station se encuentra en una de las zonas más áridas del continente-isla, ocupando en parte el fondo del lago Eyre, un lago endorreico de poca profundidad que se llena una vez cada 10 años cuando las lluvias son excepcionalmente abundantes. Lago que proporciona un auténtico espectáculo de vida cuando se llena y que sirve para tener una buena temporada ganadera en el rancho, el cual, en las temporadas malas como en 2008, puede llegar a tener tan solo 1.500 vacas. Detalle que puede hacer temblar cualquier economía por potente que sea.

Cría de vacas brahman
Anna Creek Station, a pesar de su inmensidad, en la actualidad no es un gran negocio. Los descendientes de Sir Sidney Kidman tienen el control desde que éste murió en 1935, pero los tiempos -y la climatología- han cambiado y se hace imperiosa una reorientación del negocio familiar. Tal vez por eso estén buscando comprador para este terreno que, tan bello como descomunal, es en sí mismo un país dentro de otro país.

El imperio Kidman está valorado en 175 millones de libras esterlinas... 

¿Se atreve a hacer una oferta?


Edificios de trabajo de Anna Creek Station

Webgrafía