Publicidad

miércoles, marzo 16, 2005

Tres por ciento... ¿Qué era eso?

Como ya dije hace unos dias, el soufflé se bajaría por si solo, y si no bajaba, lo harían bajar. Y lo han hecho bajar, claro.

Felip Puig (CiU) no contesta preguntas sobre el 3%; el PP , que quería un poco de publicidad con el asunto de la moción de censura, la retira en vistas que le iba a hacer mas mal que bien; Maragall, en su entrevista - no hay nada como que la tele sea tuya para salir en ella- dice que el 3% está cerrado; Artur Mas dice que no hay nada que haga peligrar el nuevo estatuto; ERC, enseña hasta los recibos de pago de una deuda con una entidad bancaria, e IC ni se menea. Total calma despues de la tormenta. Una tormenta que no interesaba a nadie y que, evidentemente, iba a despejarse mas pronto que tarde. Y voilá! Ya nadie se acuerda del asunto.

Los afectados del Carmel, estan siendo divididos estudiando sus casos particularmente, y callados a la fuerza de una orden judicial de desalojo. Es un mal que no interesa se airee tanto como estaba siéndolo. A los que ladraban, o bien se les ha dado un trozo de pan para que callen o bien les han dado un golpe en la cabeza, pero aquí no ha de hablar nadie y , a un ritmo vertiginoso, las noticias de ese 3% y del túnel del Carmel desaparecen de las páginas de los periódicos, hasta que desaparezcan del todo.

Y así es, y ha sido, la política... un juego de intereses personales vestidos de intereses generales que hacen que esta sociedad funcione algunas veces o malfuncione la mayoría de ellas.

O sinó...¿Porqué piensan que Fernando II (El Católico) obligó a que los representantes del Consell de Cent de Barcelona fueran escogidos por insaculación (complicada técnica que implicaba meter los nombres en un saco y cogerlos al azar)? ¡Porque se escogían ellos mismos!. Barcelona, que estaba en bancarrota por aquel entonces, empezó a mejorar ostensiblemente hasta que en pocos años empezó a dar beneficios económicos.

¿Legítimos representantes o sanguijuelas parásitas?

Este juicio de valor se lo dejo a su libre albedrío

Por cierto... ¿saben como se dice "libre albedrío" en catalán? Lliure albir.

Nunca a la cama te irás...