Publicidad

martes, abril 12, 2005

El negado derecho de un niño

Yo, si hay alguna cosa que no he comprendido nunca, ha sido la extrema hipocresía en que se mueve la derecha (de cualquier nacionalidad). Ellos promueven la "familia" como el marco base en que se ha de desarrollar la convivencia interpersonal, sin permitir que otros tipos de convivencia sean factibles. Las parejas de hecho, las parejas homosexuales o las familias monoparentales son para ellos una aberración tan grande como lo es un bebé "chernobiliano" de tres ojos y doce dedos. Para mas inri, ahora tildan el hecho de que las parejas homosexuales puedan adoptar crios como de " permiso para hacer experimentos". Yo, igual soy muy tonto, porque no lo entiendo.

No entiendo cómo se pueden preferir las formas al fondo. No entiendo cómo se prefiere formar ante todo una familia "tradicional" sin importar si sus componentes serán felices o no. No entiendo cómo se puede preferir un crio crezca infeliz a que crezca en una familia bien avenida. Me resulta inconcebible cómo puede ser que se tome por sistema una familia tradicional como "buena" y una familia heterodoxa como "mala". Aquí simplemente se puede ver la larga mano de la Iglesia (ver mi post "La Iglesia de los ricos; Dios, de los pobres") al cual le importa bien poco la felicidad de la gente y sí dorarle la píldora a los ricos.

Una familia "tradicional" puede ser buena como puede ser mala, igual que una "no normal". Pero el hecho de que se prefiera lo tradicional a toda costa, implica que se prefiere una família en que el padre alcohólico pegue a la madre y a los hijos, con lo que ello comporta tanto para la vida de los niños o de la pareja, a una pareja homosexual que se quiera y cuide perfectamente a sus hijos dentro de un marco de respeto y tolerancia. ¿En cual de las dos situaciones crecerán mejor los crios? ¿En una família en que haya violencia psiquica y física u otra estable? Para la derecha rancia y tradicionalista, la familia tradicional siempre será mejor. Le importa un huevo que un niño o niña crezca desestructurado, violento y psicópata o feliz. Las formas antes del fondo.

Me niego en redondo a dar crédito alguno a los postulados de esta gente tan hipócrita. Gente que predica una cosa y despues en su casa les falta tiempo para hacer todo lo contrario, pero para los que mantener una postura "respetable" ante todo es su modus vivendi: el pijerío llevado a la lógica mental. Me niego.

Una familia homosexual puede no funcionar como puede no funcionar una heterosexual, pero ambos tienen, en principio, el mismo derecho a intentar hacer feliz una criatura que se ha visto sin comerlo ni beberlo metido en un orfanato en condiciones pésimas para su crecimiento. Al fin y al cabo, tiene muuuuuuchas posibilidades de que ese niño provenga de alguna "família normal" que se ha desecho de él por presiones sociales o por algún honrado padre de família que no puso muchos reparos a lanzar canas al aire.

Aunque...¿qué pensar de una sociedad que permite que un cardenal encubridor de pederastas rece una misa en memoria de un Papa al cual se quiere hacer santo?. Ya está todo dicho.

¿Saben que les digo a toda esta gente carrinclona y reaccionaria? Que si tanto le gustan las formas, que se las metan hasta el fondo: Un mundo mejor pasa por un mundo feliz, no por un mundo de hipócritas.

4 comentarios:

odyseo dijo...

Me gusta tu estilo claro y directo, sin tapujos.

Ireneu dijo...

Gracias, Odyseo, pero para bien o para mal nunca he sabido expresarme de otra forma.

Un saludo y gracias por la visita.

laceci dijo...

Curioso...yo también soy genéticamente de izquierdas, pero ya paso de la política aunque no puedo evitar desbarrar en algun blog politiquero...
PS: Anda mira a ver si te curras un minibanner para tu blog y quito la chapuza que puse...

Ireneu dijo...

¿Chapuza? ¡Pues si está de coña! Si hay algo que me representa es eso: me encanta el minimalismo. La contundencia de la sencillez, que digo yo.