Publicidad

sábado, abril 16, 2005

El reality show de la violencia de genero.

En el programa "Préstame tu vida", que TVE emitió ayer dia 15 por la noche, una porno Star catalana -Susana Planés (Anastasia Mayo)- se cambiaba "la vida" con Mónica, una sencilla carnicera del pueblo toledano de La Puebla de Montalbán. Otras veces, este programa no tendría mas trascendencia que el ver un payo de ciudad en una vida de gitanos, o el de la maruja que se troca con una cabaretera. Pero esta vez ha sido diferente.

Durante el rodaje de este programa, la pueblerina tuvo que dejar la intercambiada convivencia debido a los desmesurados celos de su novio. Éste, con la excusa del "que dirán" y de que no tenia noticias de ella durante 12 horas, llegó a llamar a la Guardia Civil y denunciar que la habian raptado para poder saber de ella y forzar que su chica dejara el rodaje. El asunto puede parecer banal a ojos de cualquiera, pero no lo es cuando en el trasfondo se presenta el arquetipo más típico del maltratador conyugal, de la violencia de género.

El dicho novio de la chica (un tal Ito), celoso, violento, acomplejado, temía que la relación de su futura mujer con el mundo de su intercambio afectara a su futura vida de casado. No podia soportar no saber nada de su novia -cosa ya pactada antes de hacer el programa- ya que la "echaba en falta". Durante el trascurso del programa se pudo comprobar que el "amor" que tanto la profesaba era fruto del no poder CONTROLAR lo que hacía en todo momento su novia. Su mujer era SUYA y el que dirán los demás tenía mucha más importancia que su relación o si ella lo estaba pasando mal. Su opinión no pintaba nada, se debía a la obediencia del hombre. Hasta que consiguió romper el programa.

Patético. El típico macho ibérico acomplejado y sin caracter -carnicero para más Inri- que piensa que la mujer se ha de acoger única y exclusivamente a sus designios, y que es de SU propiedad. Por otro lado, la mujer, criada en un ambiente machista, acogotada, que va a pasar del poder del padre al poder del marido, y para la cual su vida acaba en la carnicería, en su casa y sus hijos. ¿Que pasará en esa futura familia el dia que tengan un mal momento? ¿discutirán como personas civilizadas? La mujer, si no achanta y cede a todo lo que el otro diga o haga, tiene un negro futuro. Ese hombre, si nota que su mujer no cede, no va a dudar en utilizar métodos violentos para seguir en su posición. La situación se presenta, al menos potencialmente, en una violencia de género, o lo que es lo mismo, son el claro ejemplo de lo que nadie debe seguir.

Posiblemente, la idea generalizada es que la pornostar sea la que viva una vida mas ruin, pero pienso que lo verdaderamente ruin es que tengas que vivir todo el resto de tu vida con un marido "normal" como el que le va a tocar a la pobre desgraciada de La Puebla de Montalbán. La pornostar es dueña de su-¿inmoral?- vida; la "normal", de su cobarde -pero carnicero-marido.

Algunas veces, los superfluos "reality" nos dan radiografias profundas de los problemas de base de la sociedad actual. Una sociedad de estructuras desfasadas que no sirven para atender las condiciones cambiantes de la sociedad actual, y que entra en conflicto de manera violenta cuando la realidad demuestra que lo preestablecido no funciona. Miles de victimas dan fe del encontronazo.

Solo me queda desearle toda la suerte del mundo a Mónica, la mujer ya propiedad de Ito. Le va a hacer falta.

8 comentarios:

laceci dijo...

(Reflexión post traumática: Veo que vemos las mismas morrallas en la TV)

La pornostar me resultó una tipa encantadora, pero claro, a los pobres pueblerinitos, les resultó demasiado pal body...

El problema estaba en qué estaría haciendo la carnicera en la vida de la pornostar, con eso era con lo que no pudieron los del pueblo...Y encima sabiendo que el otro maromo también era pornostar...Se deben pensar que se pegan el día follando o algo así...

En fin...no me sorprende..

odyseo dijo...

Más que suerte deberías desearle algo más de coraje e inteligencia para dejar a semejante especimen, que tarde o temprano le amargará la vida.

Ireneu dijo...

No, Odyseo, fuerza y coraje, no, suerte. Suerte para que no la apalice. Suerte para que un momento de arrebato no la mate. Suerte para que alguna vez tenga la cordura sufiente para ser persona, y no una posesa enfundada en su hábito de Sindrome de Estocolmo con su amo.

Ceci. No es que vea la misma morralla que tu... yo prefería ver Asterix y Obelix, pero tras un poco de negociación entre mi novia y yo, y viendo que la cosa prometía, me quedé a verlo. Y tienes razón, la Susana me cayó la mar de bien.

Anónimo dijo...

Me parece bien que haya gente que consienta que sus parejas se dediquen al porno y demás.

En mi caso, a mí no me gustaría que mi pareja o algún familiar se dedicara, porque son filmaciones muy machistas, donde la mujer es "la que recibe", como un trapo. A la gente que cree que el porno es un trabajo como otro cualquiera y que los que no admitiríamos que un familiar nuestro se dedicara a ello, les diría: vosotros sois los machistas.

Respeto todo; y como tengo derecho a elegir, yo elijo a una persona que no haga porno. Si alguien me llama machista, pues ya sabe: el machista eres tú.

Saludos.

Ireneu dijo...

Y si tu pareja actual te dice que quiere hacer Porno ¿tu lo admitirías? Y si tú quisieras hacer Porno, y ella no te dejara ¿qué harías?

Todo es cuestión de respetar la libertad personal de cada uno, ya que nadie es propiedad de nadie. El amor está por encima de ello.

Eso es lo que critico en el post.

Anónimo dijo...

No nos engañemos, a la mayoría de gente sí le importaría que sus parejas ******** con gente que no conocen delante de una cámara, por dinero. Incluso a la mayoría de los que dicen que "sí, sí, a mí me parecería bien que mi pareja / hija se dedicase a esto". Y lo digo en femenino porque en esas películas, la máxima degradación es recibida por el género femenino.

Si mi pareja quisiera hacer porno, como la mayoría de estas personas, no podría soportar verla con otros tipos que además, la tratan así. No porque sea posesivo ni machista (que manda narices que alguien que dice que los que no lo admitiríamos somos machistas, en favor del machismo en su máximo exponente), sino porque valoramos el sexo como algo que, lejos de se banal y sin importancia, es algo íntimo y una prueba de fidelidad. Es lo que tiene ser animales tan complejos. Los propios padres de Anastasia Mayo prefieren no ver sus películas. Y bueno, son sus padres... les toca aguantar y estar con su hija. Pero dada esta confesión, nos damos cuenta de que son como la inmensa mayoría de los seres humanos: les gusta que la gente que quieren sea tratada no como un objeto que se arrodilla ante el **** masculino, sino como algo respetado, sin ******* en la cara mientras son llamadas "guarras".
Porque la mayoría del porno es así. También preferirían verla trabajando en algo que requiriera algún talento, porque todos sabemos ******* así. A mí me encanata :-P. Y les gustaría que encontrara la felicidad en otra cosa en la que fuera valorada de verdad, encontrando la fidelidad de alguien que la apoyara en verdaderos retos: la ayudara a estudiar, a mejorar en la vida.

Si quisiera ser actriz porno, como soy libre para elegir, y estos juicios que hago son sólo mi opinión (cada cual que opine lo que quiera, por supuesto, yo sólo me limito a responer), elegiría que al no poder soportarlo, no podría seguir con esa relación.

Y para acabar, Ireneu, dos cosas te puedo asegurar: la única diferencia entre yo y la inmensa mayoría de seres humanos, es que yo lo digo sin complejos. No vayas a pensar que soy un facha ni nada de eso. Creo en todas las libertades. Si eres libre para ejercer porno, allá tú, no voy a juzgarte "explícitamente" (sólo tengo mi opinión); pero yo tengo el derecho a rechazar como pareja a esa persona porque tengo derecho a juzgar a las personas para mis adentros. Sí, sí, juzgar a las personas, es lo que hacemos siempre: unos diciendo que somos intolerantes, otros diciendo que no aceptaríamos esto. La cuestión es que yo lo guardo para mí y tomo mis decisiones sin meterme con nadie.

Y lo segundo y más importante: no vayas a pensar que mi opinión sea la de cuatro gatos. No, no... puedes estar seguro que incluso los de arriba, que se echan las manos al a cabeza por esta "intolerancia", no admitirían parejas pornoactrices (¿Y tú?). Si nos toca un hijo, entonces tendremos qeu aguantar; pero cuando podemos elegir, elegimos. Y somos animales a los que les gusta la monogamia.

Saludos.

Anónimo dijo...

(monogamia en el sentido de cuando tenemos pareja, ojo. Que a todos nos gusta mojar el churro en la intimidad cuando somos "libres" para hacerlo).

Una salutació i visca Catalunya. L'estiu vinent hi he d'anar.

Ireneu dijo...

Jajjajaja! Doncs per aquí t'esperem amb molt de gust!

I gràcies per visitar-me! ;-)