Publicidad

martes, abril 19, 2005

Obligación de dialogar.

Según parece, en el Pais Vasco, al final se van a ver obligados, quieran o no, a dialogar. Los resultados obtenidos por los diferentes grupos políticos presentados ponen bien de manifiesto que nadie tiene la verdad absoluta, pero que tampoco se puede olvidar a nadie. La derecha españolista ha bajado, pero sigue ahí. Los abertzales de izquierda han aprovechado cualquier resquicio para dar señales de vida. Los abertzales burgueses (alias PNV y EA) han bajado bastante, y los socialistas vascos han subido. El único que se ha quedado en su sitio ha sido Ezker Batua, para desgracia de sus dirigentes ya que ahora ni pinchan ni cortan. En fin, que todo se ha igualado.

La sociedad vasca ha llegado a tal punto de división desde todos los ámbitos que sólo si las diferentes partes dialogan podrán llegar a algo. Los diálogos de besugos que se repetian en cualquier debate político han llegado a su fin. Los orgullos tontos, tambien. Ha llegado la hora de verse las caras, aunque les pese a los políticos. Solo hablando se entiende la gente.

Los extremos se tocan, y la gente se ha tirado en masa hacía un equilibrio de las posiciones buscando una paz y una estabilidad que valga para todos, pero sus orgullosos representantes se han de mojar. Han de dialogar. El problema vasco sólo lo pueden arreglar los vascos, mal que les pese a los Acebes y Otegis de turno.

A ver si de una vez por todas pueden -podemos- alcanzar la tan ansiada paz.

2 comentarios:

malaputa dijo...

Muchísimas gracias por el link :D

Ireneu dijo...

De nada! :-)