Publicidad

jueves, abril 21, 2005

La loca lógica del consumidor.

Si hay algo que he podido constatar en los casi 13 años que llevo detrás de un mostrador, es que la gente no sabemos comprar. Cuando ves el acto de comprar desde un lado y otro, te sorprendes de que la mayoria de veces las actitudes a la hora de comprar lejos de favorecer al consumidor, lo perjudican. Pero lo mas deprimente es que el vendedor, cuando intenta favorecer a su clientela, se ve castigado por ella misma. El mundo al revés.

Por una parte, la déria por las marcas, las cuales son para muchas familias de bolsillo reducido una autentica lacra, ya que han de invertir en imagen lo que le serviría para llegar a fin de mes un poco mas holgado de lo que llegan. Ya no entro en la diferencia de calidad, que muchas veces no es tanta, sobre todo cuando conoces al fabricante -subcontratado por la marca- y sabes que lo único que diferencia su producto desconocido, de tirada limitada y precio misérrimo, es la etiqueta que le traen y que tiene que poner en sus productos, convirtiendose entonces por arte de birli-birloque en un producto estrella y de unos precios desorbitados. Intentados vender ambos, la gente nos tiramos por el de marca, encontrando diferencias donde no las hay, buscando simplemente la excusa para ponernos aquella marca de "prestigio". Tu ves esto y se te llevan los mengues, pero llegas a la conclusión de que si son tontos, que paguen por ello y paguen muchos centenares por ciento más por una pegatina o una etiqueta que a duras penas cuesta cinco céntimos.

Y esto, que pudiera parecer exagerado, no lo es, ya que me encuentro con productos -no de marca- que por cualquier cosa los puedo dar bien de precio, y no los puedo vender...¡por ser demasiado baratos!. Increible. La gente piensa que algo han de tener y , aunque no le encuentren ningún fallo -porque no los hay- desconfia y los descarta. ¿Solución? inflarles los precios. Una vez subidos los precios a puntos para mi inconcebibles, la gente se los lleva convencida de que se lleva una prenda de calidad contrastada...por el precio. De locos.

Y el colmo es que a esas prendas, cuando llega la época, le haces un descuento vistoso -sin pasarse, no vayamos a desprestigiar al producto- te los quitan de las manos. No es de extrañar que las grandes superficies hagan hasta el 50% de descuento durante las rebajas, lo han amortizado largamente y aún así ganan un margen más que bueno. Si lo pusiesen mas barato, no venderían ni la mitad y, encima, su imagen se vería afectada.

La lógica a la hora de comprar simplemente no existe. Es normal entonces comprender que la igualdad 675 ptas = 6'75 euros funcione a la perfección, acusándonos a los comerciantes de inflar los precios y sin tener en cuenta que la compra siempre es cosa de dos.

Definitivamente, no hay peor ciego que el que no quiere ver.

6 comentarios:

odyseo dijo...

En esto tienes razón: es de locos, pero es una locura colectiva en que nos hemos metido todos y todos somos responsables: medios de comunicación, publicistas, vendedores, consumidores, distribuidores.....

Ireneu dijo...

Si, pero es que aquí solo hay dos bandos: el que compra y los que venden. Los que vendemos dependemos absolutamente de el que compra, y si éste no compra, toda la cadena se va al garete y ya te puedes gastar lo que quieras en publicidad. Si la gente fuese más consciente de su fuerza, habría muchos menos abusos, pero mientras cada uno haga la guerra por su cuenta...

malaputa dijo...

Estoy de acuerdo contigo, en algunos sitios el cliente parece que tiene que ir pidiendo perdón por respirar. Compramos mal y no somos conscientes de nuestros derechos como consumidores.
En cuanto a lo de comprar cosas más caras por cuestiones de imagen es otra gran verdad.

Sergio Fidalgo dijo...

Pues recomiéndame prendas baratas y de puta madre de mi talla! Que te las consumiré...

Ireneu dijo...

Sergio, tu no. Que de pequeño te caiste en un container de camisetas y desde entonces ya tienes uniforme para siempre. ;-)

laceci dijo...

Al final todo es por culpa del marketing, yo misma presumo de no dejarme embaucar por la publicidad y las marcas, y solo tienes que hechar un vistazo a mi nevera para encontrar todos los productos publicitarios de la tele..
Respecto a la ropa /calzado, lo que me jode es no saber realmente lo que pago por la marca y lo que pago por la calidad...No me importa pagar un poquito más por la calidad, pero por la marca, me toca las narices...
Yo he estuve dos años tras el mostrador, pero de una tienda de informática y coincido en que la gente no sabe lo que compra, pero en ese caso con razón..