Publicidad

domingo, septiembre 22, 2013

Hoy, cuento: La zapatilla

Buff! Hoy he salido tardísimo del trabajo. Se me han acumulado un montón de tareas de última hora y he salido pasadas la una de la mañana. Si tenemos en cuenta que tendría que haber salido a las 9 de la noche, uno se puede hacer una idea de la magnitud de la tragedia en cuanto al desfase horario de salida. Un desfase horario que, encima, me van a pagar con un par de besitos, porque no voy a ver un duro por ellos... mira, uno se ve que tiene la cara de tonto. ¡Huy! ¡Y aún gracias! (...)