Publicidad

jueves, abril 17, 2014

¿Qué fue de Boabdil después de rendir Granada?

Rendición de Granada
Conocida de todos es la leyenda aquella de que, cuando Boabdil, abandonó Granada, su madre le dijo "llora como mujer lo que no supiste defender como hombre"... y se fue. Partiendo de la base de que es una mera leyenda inventada casi 40 años después, a parte de esta amarga despedida -inventada o no- la verdad es que el personaje, simplemente desaparece del imaginario popular y muy poca gente sabe qué fue lo que le pasó después al pobre Boabdil. Evidentemente, el hombre no se esfumó como una burbuja, sino que aún se estuvo un tiempo por su antiguo reino. Si tiene un poco de curiosidad "marujil", siga leyéndome, que sucintamente le explicaré su periplo.

Boabdil el Chico
Abû ʿAbd Al·lâh Mohammed ben Abî al-Hasan ʿAlî, Boabdil el Chico para los amigos castellanoparlantes, fue el último Emir (rey) de Granada. Después de haberse batido el cobre con los ejércitos de los Reyes Católicos y con el saco de gatos rabiosos que era su corte, al final, viendo que era imposible hacer frente a las huestes castellanas y a tanto traidor y corrupto "amigo" suyo, el día 2 de enero de 1492 decidió plegar velas y darle las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos... y que se apañaran ellos. La decisión, le dolió, pero como legalmente no era una conquista, sino que era una venta, los 30.000 castellanos de oro (unos 138 kilos de oro, vaya) que le dieron en compensación, sin duda ayudarían a pasar un poco la pena.

La Alhambra de Granada
Una vez entregadas las llaves, Boabdil, apodado "El Chico" no por el tamaño sino por su juventud, en vez de irse, se encerró en su alcázar y esperó a que las nuevas autoridades cristianas le dieran permiso para salir. El permiso le llegó a finales de febrero del 1492 y le dejaron llevarse lo que quisiera a su feudo de las Alpujarras, a la Alcazaba de Laujar (hoy, Laujar de Andarax, a unos 120 km de Granada), con la condición de que el séquito saliera de noche, para evitar tumultos. Boabdil así lo hizo y en llegando a un cerro -hoy día llamado poéticamente Cerro de las Lágrimas- se desvió del caminó y echó un último vistazo de su Gharnata (Granada) natal. Las crónicas no dicen nada del rapapolvo de su madre, hasta 1526 en que el Obispo de Guadix, le cuenta esta historia a Isabel de Portugal, que estaba de visita. Y es que siempre queda bien un poco de poesía para agradar a las visitas.

Laujar de Andarax (Almería)
Los Reyes Católicos le permitieron quedarse en sus posesiones de las Alpujarras todo el tiempo que quisiera, gracias al Papa Inocencio VIII, que les hizo asegurar que lo tratarían correctamente. El Papa conocía el sultán turco Bayaceto II y para seguir manteniendo las amistades -y lo que le pagaba por retener al "queridísimo" hermano del sultán- le hizo asegurar a Fernando el Católico este buen trato. Sin embargo, el hecho de mantener en su territorio al líder, por muy bien que se portara, era como dejar una cerilla encendida al lado del bidón de gasolina que podía significar una posible revuelta de los moriscos. Con buenas formas, pero chinchando lo que no estaba escrito y comprando bajo mano sus posesiones a su fiel (ejem) alcaide Aben Comixa -¿y alguien se extraña de lo de los ERE's de hoy día?-, los Reyes Católicos consiguen convencer a Boabdil de la necesidad de que parta para Berbería, es decir, Marruecos.

El puerto de Adra en 1911
En octubre de 1493, y tras la muerte de su mujer Moraima al haberse quedado sin buenos médicos -todos judíos- porque los Reyes Católicos habían expulsado a los judíos para ahorrarse devolverles los créditos (llámalos tontos), se encaminó hacia el puerto de Adra, a unos 40 km de Laujar. Una vez allí, una flota compuesta por tres barcos grandes (una nao, una carraca y una carabela) al mando de Íñigo de Arrieta , transportó un séquito de 1120 personas a la otra orilla del Mediterráneo. Otra leyenda cuenta que, una vez embarcado, Boabdil lanzó su espada al mar y prometió volverla a buscar algún día, cual promesa electoral imposible de cumplir.

El puerto cenagado de Cazaza
Todo el cargamento de gentes y cachivaches desembarcó en el puerto de Cazaza, población a poniente del cabo Tres Forcas, a unos 15 km de Melilla y a 165 kms de la costa andaluza, del cual poca cosa se encuentra hoy en día, ya que el pueblo fue destruido por los españoles en 1532 y el puerto fue cenagado por un río cercano. Desde aquí Boabdil se dirigió a Fez (330 km hacia el interior) y allí fijó su residencia, apartado de la vida política aunque haciendo de consejero del sultán de Fez, y muriendo a la edad de 70 años en 1533

Posible tumba de Boabdil
Se supone que Boabdil fue enterrado en una musalla (ermita, templete) que se encuentra a las afueras de Fez, pero aunque se sabe que hay dos cuerpos en ella, aún está por ver si las investigaciones dan su fruto. Aunque más que a la ciencia, según parece, la clave la tienen los burócratas marroquíes que nadie sabe quién tiene que dar los permisos para excavar.

Sea como sea, Muhammad XII de Granada (Boabdil el Chiquito), ha quedado inmortalizado para la posteridad como el último rey de Al-Andalus y el punto final a la Reconquista. Poco importa que fuera alto, rubio y ojos claros, que no hubiera sido vencido nunca, que no hubiese llorado al abandonar Granada, ni que su madre nunca lo reprimiera de la forma más poética posible. Eso es lo de menos. Lo realmente importante es que, posiblemente, nunca lleguemos a saber que lo que más le doliera seria que unos extranjeros cristianos le obligasen a tener que dejar su tierra, una tierra, la andaluza, en la que su gente vivía desde hacía más de 700 años.

Al fin y al cabo... ¿dónde vivía su familia allí por el año 1300?

Era rubio y de ojos claros, pero como era moro...

Webgrafía

17 comentarios:

Anónimo dijo...

Nunca me gustó el termino "Reconquista".. Siempre me sonó a manipulación Catolica y refleja la subjetividad y mojigatería de quienes escribieron la Historia. 700 años son muchos años para hablar de reconquistas... muchas generaciones, mucha cultura de mestizaje y un gran legado vital que afecto a la lengua a la tecnica agricola a las matematicas a la ciencia y ... mas de la mitad de España tiene nombres toponimos Arabes.Fue una invasion mas de las muchas que hubo en la peninsula.

jose manue dijo...

Bueno, es que los árabes NUNCA invadieron Europa y mucho menos esta peninsula. Eso forma parte de una leyenda montada a base de esto y aquello para contar algo. En cuanto a Boaddil, no es mi heroe favorito, y decir que le traicionaba, no, él era uno más traicionando. Boabdil no era trigo limpio, y el Fernando lo uso todo lo que pudo y más. Fue una pieza clave en el hundimiento, acoso y derribo del reino nazarí. Fue un elemento bastante nefasto. Casi merecería estar en el Parlamento actual de esta península. Inútil, corrupto, traicionero, bendido, vamos como uno de nuestros políticos. Todo un precursos.
Es más entretenido leer "El siglo XI en 1 persona".

Ireneu Castillo dijo...

Curiosa "reconquista" de 800 años cuya "conquista" tan solo tardó 10 años en hacerse. O no existió, o realmente se lo tomaron con muuuuucha tranquilidad.

Ramon dijo...

Imagino que entonces los romanos tampoco "conquistaron" nada, ya que tardaron más tiempo aun.... Es curiosa la manía por "desmitificar" todo lo que sea historia española mientras se ensalza y se deforma hasta límites inconcebibles la patochada del 1714....

Anónimo dijo...

Anónimo! Pues sigamos siendo árabes!

CAPS dijo...

Que tendra que ver aqui el 1714

Anónimo dijo...

como siempre algunos criticando todo lo habido y por haber menos lo que va con su cuerda. supongo que seran los que salen en las manifestaciones con una bandera republicana. bandera por cierto tan preconstitucional o mas que la franquista

Antonio Salinas dijo...

En el libro sobre El Gran Capitán de Domenech se dice que Gonzalo Fernández de Córdoba lo acompañó en su exilio y que mantuvieron una "amistad íntima". No recuerdo bien si insinúa que fueron amantes o lo llega a escribir claramente. Eso sí, pruebas no aporta ninguna.

Anónimo dijo...

¡Hola a todos!
Bueno pues, la verdad que es la primera vez que descubro este magnífico blog, y hay que decir que me cautivó nada más entrar en él.
En lo que toca al tema de hoy, pues tengo que decir que Buabdil es uno de mis personajes favoritos del período de la reconquista, o llamadlo como queráis.
Por otra parte, me gustaría agradecer al escritor de este artículo por todas las informaciones que nos facilitó en el mismo. Y dicho sea de paso, me encantaría que se pusiera en contacto con migo, porque creo que nos vamos a llevar muy bien, siendo yo un estudiante de historia.
Hala, hasta otro comentario.

Amín, de Argelia.

Galip Bey dijo...

Mucho cuidado con negar la ocupación musulmana de la península Ibérica. Ciertas teorías discurrieron durante el siglo XIX y XX que negaban lo innegable, pues son demasiadas las evidencias arqueológicas, documentales y toponímicas que demuestran la veracidad de la conquista musulmana.

Recomiendo leer un libro que fue publicado hace poquitos meses, del profesor Alejandro García Sanjuán y titulado "La conquista islámica de la península Ibérica y la tergiversación del pasado", editado por Marcial Pons.

tor1691 dijo...

oh, fue una venta, graciassss por avisar

Lourdes cookies dijo...

Hola, me ha parecido muy interesante, pero me sorprende mucho que no se haya nombrado el presidio, soy de la zona, y junto a Laujar hay un pueblo llamado Fuentevictoria (en los tiempos que narras se llamaba "El Presidio") donde siempre se ha dicho que estuvo Boabdil preso... quizás sean leyendas de la zona, pero se lo he escuchado nombrar a historiadores de por aquí.
Saludos y de todas formas gracias por compartir esta parte de la historia.

Ireneu Castillo dijo...

Lourdes, de hecho, Boabdil no estuvo oficialmente preso, por lo que no podía ser que estuviera encerrado en "El Presidio", más que nada, porque si tenia su alcazaba en Laujar, no tenia porqué irse al pueblo de al lado. Pero ya se sabe, que la leyenda de Boabdil sirve igual para un roto que para un descosido.

Amín (y por extensión a todos), si queréis poneros en contacto conmigo, en la sección "Contacto" (arriba del todo, debajo del título) podéis encontrar mis datos para contactar conmigo cuando lo creáis oportuno.

Un saludo, y gracias por vuestros comentarios. :-)

Antonio Fernández López dijo...

Creo que es importante el rigor histórico para hacer que los recuerdos sobre nuestro pasado sean limpios y lo más acordes posible con la realidad. Que la historia no terminen escribiéndola siempre los vencedores, que la cuentan a su medida y en su propio beneficio

Anónimo dijo...

que estupidez, una mujer marginandosea si misma. a mime dice eso, de no llores como mujer lo que no supiste defender como hombre, y por muy madre mia quesea, la corro a ostias , hasta gibraltar.

Anónimo dijo...

Todas las cosas "historicas" tienen una parte de leyenda y milagreo.
Por ejemplo: lo de que el Cid campeador ganón una batalla después de muerto, lo de la jura de Santa Gadea, etc. No hay constancia historica, todo es fabuleo popular. Incluso mucha gente desconoce que una de las hijas de el Cid se caso con Ramón Berenguer III, Conde Barcelona.
Por cierto, lo de que Boabdil era rubio y de ojos claros tampoco tiene confirmación clara.
Saludos.

Alberto Lietor Santos dijo...

Hola,

Se que esta entrada es antigua, pero he llegado hasta aqui desde la publicacion del Cid Campeador luchando con musulmanes.
He vivido en Granada casi toda mi vida y jamas he oido hablar de el cerro de las lagrimas y si del llamado Suspiro del Moro.
https://es.wikipedia.org/wiki/Puerto_del_Suspiro_del_Moro

Como digo, se que la entrada es altamente antigua, pero a veces se llega a ella! Me pregunto si es el mismo cerro y si lo es, recomiendo cambiar la referencia =D