Publicidad

jueves, septiembre 30, 2010

Análisis de una Huelga casi General.

Yo, aunque soy autónomo y considero que la huelga general ha sido organizada con poca gracia y a destiempo, he participado en ella cerrando mi comercio, a pesar del perjuicio económico que ello me ha conllevado y al hecho de que conmigo no iba demasiado el tema, al ir los autónomos siempre por libre. Sin embargo, y a pesar de ello, he preferido participar por una razón muy sencilla: si mis clientes no tienen dinero que gastar, difícilmente me lo van a hacer ganar a mi. Así de claro.

El hecho de que en esta sociedad estemos cada vez más divididos, inmersos en un "sálvese quien pueda" generalizado, a los únicos que benefician es a los que ganan el dinero a espuertas a través de explotar a los trabajadores. Es algo lógico y evidente, pero que no se porqué la gente se obstina en no querer ver. Aunque vistas las audiencias de los programas del hígado, el seguimiento de según qué personajes y las colas interminables para comprar el último iPhone, la verdad, no se de qué me extraño.

El día de huelga de ayer, aunque haya quien se ponga las manos en la cabeza ante los disturbios, en ningún caso era un día normal festivo como la mayoría de "curritos" parece que se había planteado. Posiblemente el hecho de haber banalizado hasta niveles extremos las herramientas democráticas de que disponemos tras inculcarnos a machamartillo un individualismo consumista y hedonista, y la falta de experiencia en la lucha social de buena parte de los jóvenes e inmigrantes, haya hecho que buena parte de la población se pensara que una huelga general -motivaciones a parte- era como un domingo cualquiera.

A quienes tenemos vívidas las imágenes de los policías persiguiendo a la gente por pedir libertad o simplemente por conseguir equipamientos que ahora son básicos, se nos llevan los mengues cuando ves a la mayoría de menores de 35 años apoltronados en sus cómodas vidas, incapaces de movilizarse lo más mínimo -a no ser que sea para celebrar una trascendental victoria de fútbol- ante la degradación continua de su entorno laboral y social. ¿Es posible que, en su egoísmo, piensen que a ellos jamás le afectará? ¿Porqué ese conformismo enfermizo?

La unión hace la fuerza, y tan solo así, con sentimiento de conjunto, se consiguen beneficios para todos. Podemos estar a favor o en contra de según qué tipo de acciones, pero cuando vemos a los trabajadores coreanos actuar como un auténtico ejército o envidiamos los salarios y las condiciones de trabajo de los franceses, hemos de pensar que nada es gratuito. Ellos se lo curran y se lo han currado durante muchos años, años en que, aquí, el grueso de la población ha callado como putas tragando y echando la culpa a los políticos de su desgracia sin límite, sin revolverse lo más mínimo. No vamos bien.

¿Qué más ha de pasar para que la gente salte como un resorte y diga un "¡ya está bien!" ? Les reducen las compensaciones de 40 a 20 días por año trabajado; les quieren aumentar la edad de jubilación hasta los 67 años mientras que en Francia les han subido a los 62 y casi queman el país; los bancos no dan un puñetero crédito, aumentan el IVA dos puntos, les van a dar a los empresarios más facilidades para despedir a la gente...¡Y no son capaces ni de secundar una mísera huelga general!¿Están muertos en vida o qué?¿En qué país vivimos?

No entiendo a esta sociedad, posiblemente sea porque yo soy raro, pero mucho me temo que nos estamos ganando a pulso lo que nos venga. Cuando la gente quiera reaccionar ya será tarde. 

Demasiado tarde.

Tranquilo, majete, en tu sillón.

3 comentarios:

malaputa dijo...

En un foro tuve esa discusión, uno decía que tenía que mirar por su futuro y que iría a trabajar. Cuando le respondí que yendo a trabajar era precisamente la peor manera de trabajarse el futuro se sintió profundamente ofendida.
Otro dijo que iba a trabajar porque los sindicatos eran unos vagos sinvergüenzas y que seguro que ya habían pactado con el gobierno.
Otro me llamó giliprogre, otro me puso un link de Intereconomía. Otro me dijo que en su empresa habían echado a 150 hacía año y medio y se ciscaba en los sindicatos (claro, fueron ellos quienes lo despidieron a él y a los otros 149...).
Ha sido una merienda de negros adorando al KuKluxKlan.
Ah, otro me decía que más adelante... ¿Cuándo?. Más adelante. Pero si la huelga es hoy. Sí, para esos vagos que os quedareis en casa tocándoos los cojones mientras yo sí trabajo...
O sea, cuando estén bañándose en el barro donde los va a dejar la patronal aullarán contra el gobierno por no haberlos salvado, no habrán sido responsables de nada y otro tendrá que venir a rescatarlos. Lo que no saben es que probablemente no los salve nadie.
Este mediodía he decidido irme de España. Si en los próximos meses veo la posibilidad, lo haré.
Aquí tiene que pasar algo muy muy gordo para que la gente abra los ojos y salga de esa burbuja de profunda estupidez.
Y cuando pase quiero tener un hogar lejos para recoger velas y tener a los míos a salvo.

dezaragoza dijo...

Este lo has bordado. Solo que incluso para esta huelga general el asunto era tarde.

Ireneu dijo...

-Malaputa: El ser humano es así de estúpido. Y aunque yo también me he planteado alguna vez poner el huevo en otra parte, soy tan testarudo e idealista que confío en que no esté todo perdido. Sería muy, pero que muy triste que así fuera.

-Dezaragoza: Pues no sabes lo que lamento no equivocarme en mi apreciación, de verdad.