Publicidad

domingo, septiembre 05, 2010

ETA, cuestión de tiempo.

He leído la declaración de ETA, y la verdad sea dicha, no se de donde se han sacado los periódicos que esta organización ha declarado un Alto el Fuego. Si lo leemos detenidamente, no deja de ser un mero panfleto etarra en el cual no se da más información referente al cese de actividades que en el siguiente párrafo:

"ETA hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas."

...y ya esta. Todo el resto del escrito no es más que publicidad de lo que ETA ha hecho hasta ahora y de lo que tendría que ser en el futuro la acción política de los partidos vascos de cara a la independencia. 

ETA, eso si, se ofrece al estado español para llegar a un acuerdo, pero ya no se alza como único adalid de la libertad vasca, como había hecho hasta ahora:

"ETA se reafirma en el compromiso con una solución democrática, en el compromiso con una solución democrática para que, a través del diálogo y la negociación, los ciudadanos vascos podamos decidir nuestro futuro de forma libre y democrática. Si el Gobierno de España tiene voluntad, ETA está dispuesta, hoy igual que ayer, para acordar los mínimos democráticos necesarios para emprender el proceso democrático."

No hay duda que la presión policial -descabezando continuamente la cúpula-, está dejando sin cerebros a la formación, poniéndolos cada día en una situación más difícil y delicada a la hora de cometer sus atentados, obligándolos a un alto el fuego forzoso. Alto el fuego que lo único que han hecho ha sido publicitarlo, ya que en ningún momento dicen que lo han declarado oficialmente ni que no puedan reemprender sus acciones en cualquier momento, aunque difícilmente podrán hacerlo ante la caída espeluznante del sentimiento independentista violento entre la población vasca, habida cuenta la imposibilidad de expresarla claramente en unas urnas.

Sin embargo, lo que posiblemente esté haciendo más daño a ETA, no es el cerco policial -en otras épocas lo ha habido peor y han seguido-, o la caída del número de bases, sino algo a lo cual nadie está dando mucha importancia pero que tiene un peso brutal: el auge independentista catalán.

El hecho que, de forma democrática, haya habido tal terremoto independentista en Catalunya a raíz del 10-J que ha hecho temblar los cimientos del mismo estado español, ha puesto en evidencia que tan sólo con la lucha democrática y pacífica se consiguen verdaderos avances. El independentismo vasco está a la baja y cada vez hay menos adeptos a su causa debido a la existencia de una lucha armada fuera de lugar; el independentismo catalán, gracias a su lucha democrática y social está al alza de forma notable, ganando la publicidad de las portadas que tanto ansía ETA con sus actuaciones. Las comparaciones son siempre odiosas, y ello le ha hecho perder apoyos a capazos a los anquilosados y carrinclones recursos de la banda terrorista.

La banda está muy tocada, y ello le impide hacerse un hueco entre la misma sociedad a la que dice defender. Su orgullo es muy fuerte, y los intereses económicos de las familias de los etarras encarcelados también, lo cual impide que dé un carpetazo de inmediato, pero el fin se acerca. 

Todo es cuestión de tiempo.

Cuestión de tiempo.

1 comentario:

dezaragoza dijo...

Pues estos llevan demasiado tiempo.