Publicidad

miércoles, septiembre 01, 2010

Retirada forzosa.

Ayer, después de siete años de invasión estadounidense de Irak, el presidente Obama ha traspasado el poder finalmente a los iraquíes y procederá a retirar sus tropas. Los objetivos ya se han cumplido y no hay razón para seguir en aquel país. Como decimos por aquí "Bon vent i barca nova" (Buen viento y barca nueva). La lástima es que la retirada es en realidad una "espantá" provocada en buena medida por la imposibilidad de hacer remontar la economía en los Estados Unidos. Los grandes imperios se han venido abajo históricamente por querer abarcar demasiado, y este es un claro ejemplo.

Las guerras -todas ellas- son una auténtica sangría para los países que las soportan, ya sea tanto económica como socialmente, y para los Estados Unidos la guerra de Irak y la de Afganistán le está suponiendo una auténtica vía de agua en toda la linea de flotación económica. El presupuesto que los EE.UU. se han gastado en la guerra es de más de 3 billones de dólares (si, si... 3 millones de millones de dólares) -aunque Obama sólo reconozca oficialmente 1 billón, que no es moco de pavo tampoco- y eso no hay economía por saneada que esté que lo pueda soportar indefinidamente. Ni mucho menos una economía en crisis como la norteamericana.

Ante tamaña barbaridad económica, sólo hay una salida posible: el chuparse el orgullo patrio y retirar las tropas para casa, ya que ese dinero lo necesitan en casa. El cómo se vista la situación ante la opinión pública yanqui es trabajo de los marketers políticos, que venderán a su "clientela" las bonanzas del trabajo bien hecho y de beneficencia llevado a cabo durante 7 años allá en las lejanas tierras mesopotámicas.

A un lado queda que sólo hayan hecho negocio los de siempre (oportunistas, amiguismos, chupópteros varios, corruptelas, etc...), llevando al país prácticamente a la ruina financiera; eso no interesa lo más mínimo. Tampoco interesa que Irak está infinitamente peor de como lo tenía el odiado Saddam, con una media -¡ahora!- de 250 muertes de civiles debidas al terrorismo al mes, ni que la tan cacareada democracia iraquí se traduce en la realidad en que 6 meses después de las elecciones, aún no se ha formado ningún gobierno mínimamente estable. No. Solamente interesa de que derrocó una dictadura, se colgó al tirano -no fuera caso que hablara más de la cuenta, claro- y ahora son libres... de morirse de un bombazo en cualquier esquina, es lo que no añaden.

En definitiva, que Obama, con un criterio meramente pragmático, electoralista y financiero ha decidido dar carpetazo a una invasión que jamás se tuvo que llevar a cabo, y que la cerrilidad supina de unos cuantos capitostes propiciaron.

La prosperidad solamente la da la paz, se mire como se mire.

Auténticos despojos humanos.

No hay comentarios: